FLECHA VALONA: EN BUSCA DE LA VICTORIA MÁS AGÓNICA DE LA TEMPORADA

AllomatchFoto: Allomatch

Y es así. Tener que retorcerse al máximo para conseguir uno de los triunfos más prestigiosos del año. Ganar en Huy supone pasar seguro a la historia, aunque no sea un “Monumento”. Justificas toda una temporada, aunque tengas que llevar al límite tu organismo en apenas un kilómetro de ascensión, con una pendiente imposible y tras haberte echado a las espaldas 200 kilómetros antes. Huy es el “Muro” por excelencia de las clásicas de primavera, salvando la comparación con el otro muro con más renombre del calendario ciclista, como es el (Muur o Kapelmuur) de Grammont, ascendido habitualmente en la Het Volk, otrora punto culminante y legendario en De Ronde.

Segunda cita del “Tríptico de las Árdenas” tras la recién fenecida Amstel Gold Race, con la Flecha regresamos a territorio belga, pero esta vez en la más agreste Valonia. A diferencia de las cotas flamencas, tanto en Flecha como en Lieja no vemos pendientes adoquinadas, pero sí ascensiones más largas, que exigen mayor resistencia y que son más aptas a escaladores puros y vueltómanos con olfato en estas lides. Los Boonen, Cancellara, Sagan y compañía abren paso a los Gilbert, Valverde, Kwaitkowski, Gerrans y demás galgos. Incluso veremos en acción (según lo tenía previsto) a un Nairo Quintana que tratará de familiarizarse (más que batirse) con este tipo de carreras que le pueden venir bien en el futuro.

CARTE

Todo para Huy. ¿Huy para todos?

Respecto al recorrido, me temo que salvo “machadas” tipo Astarloa, si los equipos interesados y más fuertes se empeñan, especialmente BMC, Movistar, Katusha y Etixx, todo acabará reducido a los 1,3 kms de longitud, con pendiente media del 9,6% que tiene esta subida universal. Los participantes deberán afrontar en poco más 200 kilómetros un total de 11 colinas, con tres pasos por el Muro y tantas ascensiones a las cotas de Bellaire, Bohissau y Ereffe. ¿La gran novedad? Que habrá una nueva colina situada a apenas cinco de meta, que endurecerá, aún más si cabe, el tránsito hasta las postrimetrías de Huy.

PROFIL

Hablamos de la cota de Cherave, de 1.300 metros de longitud y con una exigente pendiente media de 8,1%. En otras ocasiones, la penúltima ascensión se situaba alrededor de diez de meta, lo que echaba para atrás a los aventureros que buscaban sorprender a los grandes favoritos. Ahora, con Cherave antes de Huy es posible y probable que la carrera llegue más seleccionada a la temida subida final. Y atención que este mismo final se vivirá de buenas a primeras en el arranque del Tour de Francia en el próximo mes de julio. Echaremos de menos otras subidas que en años anteriores se consideraban casi obligatorias en la Flecha como es la cota de Ahin, más larga que las demás y con pendientes cercanas al 11% o el Muur de Hoei, de unos 1.300 metros, con una terrible media del 9,8% con máximas del 17%… vamos, Árdenas para dar y tomar.

Mur_de_Huy_Huy_2_profileFoto: Climbbybike

Nombres ilustres, Argentin mediante

La historia de la Flecha Valona está regada con los nombres de muchos de los mejores ciclistas de la historia. En su 79 ediciones no podían faltar los ilustres Fausto Coppi, Rick Van Steenbergen, Raymond Poulidor, Eddy Merckx o Bernard Hinault. Pero, curiosamente, nadie ha logrado aún sobrepasar la barrera de los 3 triunfos. La carrera ha sido conquistada en tres ocasiones por el mencionado Merckx, por otro belga, Marcel Kint (triunfador durante la Segunda Guerra Mundial) y por los italianos Moreno Argentin y Davide Rebellin, este último aún en activo.

Si me tengo que quedar con un nombre, elijo el de Moreno Argentin. Il Furbo, como le apodaban en el pelotón, fue uno de los más fieles a las pendientes selectivas del Muro de Huy. Tres victorias, como decía antes, jalonan su palmarés, logrando el doblete con la Lieja en 1991. El corredor de San Donà di Piave siempre fue un gran todoterreno, con un palmarés extenso de clásicas y de etapas en las grandes vueltas, amén de proclamarse campeón del mundo en 1986, en Colorado Springs (EEUU), tras batir a Mottet en una fuga escandalosa no controlada por el pelotón. Moreno logró sus tres triunfos a principios de los 90, unos años donde los transalpinos dominaron el palmarés de esta carrera valona, gracias también a ciclistas como Giorgio Furlan y Maurizio Fondriest.

Argentin Dorsal 51Moreno Argentin Foto: Dorsal 51

¿Ediciones para el recuerdo? Por ejemplo la de 2010. Cuando parecía que la victoria sería nuestra, con Purito Rodríguez, Igor Antón e incluso Alberto Contador metidos en el ajo, llegó el australiano Cadel Evans, regulando mejor que nadie y machacando nuestras ilusiones. ¿Otra? La Flecha de 2011. Con Philippe Gilbert obteniendo una fantástica victoria en el que fue “su año”. En apenas diez días, el de Verviers se adjudicaba Flecha Brabanzona, Amstel, Flecha y Lieja. Vamos, una salvajada. Tampoco olvidar la de 1995, con el francés Laurent Jalabert triunfando en Huy como un campeón, en un año donde el de Mazamet ganaría la Vuelta a España y demostraría al mundo que en el Tour también podía destacar, acabando cuarto y logrando una bella victoria de etapa en Mende.

RTVEPhillippe Gilbert, con Purito y Samu  Foto: RTVE

Dorsal 51Laurent Jalabert  Foto: Dorsal 51

Tampoco hay que olvidarse de las ediciones femeninas de la Flecha Valona. Carrera muy bien cuidada por los organizadores, la Flecha “pour femmes” cumplirá este miércoles dieciocho ediciones, con la gran Marianne Vos como reina del palmarés, ganadora hasta en cinco ocasiones. Yo me quedo con la que ganó en 2013, en un final de infarto, en el que batía a la italiana Elisa Longo Borghini y, tras cruzar la meta, casi se asfixiaba de agotamiento, sin respiración, pegada a una valla. Nombres como los de la escaladora italiana Fabiana Luperini, la todoterreno británica Nicole Cooke, o mi adorada Hanka Kupfernagel destacan en el cuadro de honor, siendo la última ganadora la emergente gala Pauline Ferrand-Prevot.

Mitch FriedmanNicole Cooke vence en Huy  Foto: Mitch Friedman

El Muro de los españoles

En los años 80 a la ascensión mítica de L´Alpe d´Huez la llamaban la “Montaña de los Holandeses”, porque cada vez que llegaba el Tour allí la victoria se la adjudicaba un ciclista de este país (véase Peter Winnen, Steven Rooks…). Luego, la llamaron “la de los italianos”, porque en los 90 el testigo de ganadores pasó a tener sabor transalpino (Bugno, Conti…) . Pues lo mismo podemos decir ahora de Huy. Al contrario que la Amstel, la Flecha ya no es maldita para nuestro ciclismo. Es más, en los últimos 15 años, los españoles han subido a lo más alto del podio en Huy hasta en cinco ocasiones, las tres últimas de forma consecutiva.

Hasta 2003 ni uno de los nuestros había logrado la victoria en esta carrera, pero es que ni siquiera nadie había subido al podio de la misma, y eso que el final es en subida y nuestro país de lo que siempre ha andado sobrada, es de escaladores (creo recordar que una temporada Pedro Delgado finalizó cuarto). Fue, ese año cuando los vascos Igor Astarloa y Unai Osa rompieron el maleficio, logrando un precioso e inolvidable doblete y encima tras larga y numerosa fuga. Tres años después Alejandro Valverde lograría una de las dos victorias que tiene en su haber en Huy, en otro doblete hispano, ya que batió a Samuel Sánchez en los metros finales. Añadir que el murciano ganaría cuatro días después en la Lieja-Bastogne-Lieja, logrando por primera vez en la historia este hito para nuestro ciclismo.

igor_murIgor Astarloa   Foto: Bob Kestrut

Al año siguiente Valverde se quedaría con la miel en los labios al finalizar segundo detrás de un Davide Rebellin que conseguía su segundo triunfo en el muro tras el de 2004. En 2010 y 2011, a pesar de quedarnos sin subir a lo más alto, los segundos puestos de Joaquim Rodríguez y los terceros de Alberto Contador y Samuel Sánchez respectivamente, demostraban que esta carrera ya no era algo imposible para nuestro ciclismo, es más, que se podía dominar en ella, con corredores de nuestras características, e incluso, marcar una era en la misma. Y así ha sido desde 2012 hasta hoy, con tres victorias consecutivas, a cada cual más apoteósica, con Joaquim Rodríguez, su adláter Dani Moreno y Alejandro Valverde, éste ya por segunda vez, como grandes protagonistas. Esperemos que el miércoles 22 de abril siga la racha.

MarcaPrimera victoria de Alejandro Valverde   Foto: Marca

Un nombre: Alejandro Valverde

Tras su segundo puesto en Amstel, el de Movistar buscará igualarse con tres victorias en la Flecha con los otros cuatro que mencionamos en anteriores líneas. Valverde parece llegar bien a las Árdenas y encima con la presencia de Quintana, que le podrá echar una mano en los kilómetros finales, algo que quizá le faltó el pasado domingo en la clásica de la cerveza. Frente al murciano encontraremos a muchos de los que corrieron en Holanda el pasado fin de semana, empezando por el ganador allí, el polaco Michal Kwiatkowski, el belga Phillippe Gilbert, el australiano Simon Gerrans y, esperemos, el catalán Joaquim Rodríguez.

Más nombres. El portugués Rui Costa llegará bien tras verle en la Amstel meterse en el embalaje final. El italiano Nibali, muy valiente camino de Valkenburg, estará más con el ojo puesto en la meta de Ans el domingo que en Huy. Lo Squalo tiene una deuda pendiente con la Lieja y posiblemente estará más motivado el próximo fin de semana. Habrá que tener en cuenta también al irlandés Daniel Martin (triunfador en Lieja en 2013) y al holandés Bauke Mollema entre los candidatos, lo mismo que al madrileño Daniel Moreno, vencedor en 2013. En un escalón más bajo pondría a los belgas del Lotto Soudal (Wellens, Gallopin, Vanendert), a los franceses Thibaut Pinot y Warren Barguil, al estonio Rein Taaramae, el colombiano Sergio Luis Henao, a los holandeses Wilco Kelderman y Tom-Jelte Slagter, al checo Roman Kreuziger y al polaco Rafal Majka.

933Moreno Waalse Pijl13 WielerflitsDani Moreno ganando en 2013  Foto: Wielerflits

Finalmente, la participación española será interesante, con el Movistar llevando una buena artillería. Valverde tendrá con él, aparte de Quintana, a Erviti, José Herrada, Gorka Izagirre y Rojas. Luis León Sánchez trabajará para Nibali en Astana, Maté partirá entre los primeros espadas en el Cofidis, Purito tendrá a Dani Moreno como segunda baza con Losada como escudero de ambos, y Samuel Sánchez y Rafael Valls lo lógico es que se sacrifiquen en favor de las opciones de Gilbert y Costa, respectivamente. Termino con Míkel Nieve, que hará el Giro de Italia a las órdenes de Porte, y que acudirá a la Flecha con un equipo de campanillas, encabezado por el reaparecido Chris Froome y secundado por Poels, Roche y Henao*.

*Algunos nombres aún no están confirmados.

Anuncios

Publicado el 20 abril, 2015 en ciclismo profesional, clásicas y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: