CLÁSICA DE SAN SEBASTIÁN-DONOSTIAKO KLASIKOA: CICLISMO DE ALTA ALCURNIA POR LA BELLA EASO

Cartel Oficial

Este sábado disfrutaremos una vez más de la carrera de un día más importante del calendario nacional: La Clásica de San Sebastián. Cumplirá su 35ª edición desde que allá por 1981 Marino Lejarreta inaugurara su palmarés y acabara siendo, hasta la actualidad el ciclista que más veces la ha ganado, con 3 entorchados a sus espaldas. La Klasika repetirá el mismo trazado que la temporada pasada, con la inclusión de la corta pero empinada ascensión al Monte Igueldo, tornando más selectivo su recorrido, con Alejandro Valverde como último vencedor en el Boulevard donostiarra. Serán 219 kilómetros, duros, con Jaizkíbel ejerciendo (por dos veces) de filtro previo a Arkale y a Bordako Tontorra y con la incertidumbre de ver si el ganador será alguien con las piernas recién machacadas en el Tour o bien gente que está en plena preparación de objetivos más tardíos como la Vuelta a España o el Mundial de Richmond. Lo que está claro que será la fiesta del ciclismo gipuzkoano y, por ende, del ciclismo vasco. Que la gente se volverá a agolpar en las cunetas y que el espectáculo del mejor ciclismo del planeta volverá a tener parada por aquellos lares. Podemos darnos con un canto en los dientes de que la “San Sebastián-San Sebastián” siga disputándose, porque no hace mucho estuvo a punto de formar parte del listado de ilustres carreras fenecidas por la interminable crisis económica y financiera.

Recorrido - copia

Recorrido selectivo e Igueldo ¿como juez de paz?

Otrora la prueba superaba los 230 kilómetros, pero al irse endureciendo su trazado con el paso de los años, la organización ha ido recortando algo el kilometraje, con buen criterio. Desde que los ciclistas tomen la salida frente a la sede del Diario Vasco y hasta que arriven a la meta sita en el Boulevard donostiarra, deberán hacer frente a seis puertos puntuables, tres catalogados de primera y los restantes, de segunda. Pero lo destacado es que hay multitud de ascensiones no puntuables a lo largo de todo el recorrido, que harán un daño terrible en las piernas de los corredores. Subidas como Meagas, Gaintxurizketa, Bidania o Zudugarai harán mella, con el alto de Iturburu calentando motores y las dos subidas al Monte Jaizkíbel para separar el grano de la paja. Finalmente, el segundo paso por Arkale y las paredes de Igueldo para acabar de determinar quien recibirá la anhelada txapela mediada la tarde en la Bella Easo.

recorrido-clasicass-2014 Diario VascoFuente: Diario Vasco

Puertos

El trazado de la Klasika ha “sufrido” durante todos estos años diversas variaciones hasta la aparición de Bordako Tontorra en 2014. Eso sí, siempre ha tenido muy presente la ascensión a Jaizkíbel como punto más álgido, que no decisivo, ya que ha ido perdiendo protagonismo con el paso de las ediciones, primero con el alejamiento paulatino de su cima de la meta y con la inclusión de cotas intermedias de menor dificultad, pero la suficiente para contentar tanto a escaladores como a llegadores. Ascensiones como Gaintxurizketa, Gurutze, Arkale o el breve repecho de Miracruz han ido proporcionando sal y pimienta a la clásica vasca por excelencia. En los últimos años se optó por duplicar la subida a Jaizkíbel, reduciendo las ascensiones que se realizaban previamente (Orio, Gárate, etc) y por añadir la subida a Arkale, lo suficientemente selectiva para conseguir romper la armonía del grupo numeroso reagrupado tras el descenso de Jaizkíbel. Por último, recordar que en la edición de 1997, semanas antes de la disputa de los Campeonatos del Mundo de ruta en la propia Donosti, el trazado de la Klásika incluyó en su recorrido el circuito mundialista, logrando la victoria Davide Rebellin, en una de las ediciones más insulsas de la historia, ya que el circuito apenas careció de dureza y varias decenas de corredores se presentaron con serias opciones de victoria aquel año siendo el transalpino el más fuerte.

Ediciones para el recuerdo

A pesar de que la primera edición, como decíamos al principio, se disputó en 1981, fue en 1989 cuando la UCI la incluyó dentro del calendario de las diez carreras más importantes: La Copa del Mundo. En aquella edición vivimos una edición aburrida, con el austriaco Gerhard Zadrobilek llevando a buen puerto una larga escapada y con todo un Francisco Antequera (el seleccionador nacional de carretera más laureado de la historia de nuestro ciclismo) logrando un histórico segundo puesto. Años antes, la gran estrella de la Clásica de San Sebastián era Marino Lejarreta, que lograba hasta en 3 ocasiones subir a los más alto del podio. El de Bérriz fue el mejor en 1981, 1982 y 1987, llegando a ser también segundo en 1986, sólo superado por el bizkaino Iñaki Gastón.

VavelMarino Lejarreta  Foto: Vavel

Si hay una edición histórica es la de 1990. En ella el mejor ciclista español de todos los tiempos, Miguel Induráin, lograba su única victoria de la Copa del Mundo existente en su palmarés. A partir de ese año se centraría (exitosamente por supuesto) en las grandes vueltas y sólo en Lieja-Bastoña-Lieja, Amstel Gold Race o en Campeonatos del Mundo volveríamos a verle brillar en las pruebas de un día (que sí, que no se me olvida el Campeonato de España de Ruta logrado por el de Villava en Oviedo, en 1992). Aquel año, el navarro venía de hacer un gran Tour de Francia, donde se había clasificado en 10ª posición y se había adjudicado la etapa que finalizaba en Luz Ardiden, por delante del que sería amarillo en París, Greg Lemond. La carrera se endureció en Jaizkíbel, quedando en su ascensión un mano a mano vibrante entre Marino Lejarreta y él, saliendo victorioso el mocetón navarrico, que se marcharía en solitario, descendiendo majestuoso Jaizkíbel y realizando una cabalgada espectacular hasta el Boulevard donostiarra, donde levantaría su brazo derecho en señal de victoria. Muy raro era ver a Miguel levantar los dos brazos cuando se adjudicaba una carrera o la general de una vuelta.

Indurain Diario VascoMiguel Indurain  Foto: Diario Vasco

Otra edición para el recuerdo fue la de Lance Armstrong en 1995. Aún sin el cáncer en su cuerpo y sin ser el que luego arrasaría en el Tour de Francia, el tejando logró una victoria espectacular, también en solitario, en una prueba que tenía entre ceja y ceja y que llegó a ser obsesiva para él. El año anterior, el francés Armand de las Cuevas le había arrebatado la gloria. Es más, el yankee se clasificó último en su primera participación; aquel día llegó tan indignado a meta que juró que volvería a San Sebastián las veces que hiciera falta para llevarla a su palmarés, como así fue en ese 1995.

Diario Vasco ArmstrongLance Armstrong  Foto: Diario Vasco

Hubo asimismo dos “bienios” históricos, con supremacía del italiano Francesco Casagrande y del galo Laurent Jalabert. El florentino se impuso por primera vez en 1998, batiendo al sprint a Axel Merckx, y al año siguiente volvería a vencer, esta vez, logrando llegar en solitario. Por su parte, el francés de Mazamet subió a lo más alto en 2001 y 2002, aprovechando su buena punta de velocidad, en la primera ante el mencionado Casagrande y en la segunda frente al vasco Igor Astarloa. Finalmente, mencionar a Philippe Gilbert, ganador en 2011, en el que fue su gran año, con victorias en Amstel, Lieja, Flechas Valona y Brabanzona, Montepaschi Eroica… Y no faltó San Sebastián en su palmarés, con Carlos Barredo y Greg Van Avermaet como ´mortales´ acompañándole en el podio de Donosti.

2001-san-sebastian-jalabert bikeraceLaurent Jalabert   Foto: Bikeraceinfo

Los españoles en San Sebastián 

Ya mencionados los tres triunfos de Lejarreta, hasta 1988 sólo hubo una victoria nacional, la conseguida por Iñaki Gastón en 1986, por delante de Marino y de Juan Fernández. Otros como Pedro Delgado, Fede Etxabe, Antonio Coll o Faustino Rupérez lograron auparse a puestos de honor aún cuando los extranjeros no participaban de forma masiva en la carrera. Con la introducción de la Klasika en la Copa del Mundo llegó una terrible sequía. Desde la victoria del pupilo de Echávarri y Unzué en 1990 hasta 2004 no hubo triunfos españoles en San Sebastián. Durante estos años solo los segundos puestos de Pedro Delgado en 1991 y de Igor Astarloa en 2002 fueron lo más destacable. Y eso que en 1998 hizo irrupción el mejor clasicómano de la historia de nuestro ciclismo: Óscar Freire. Pero el cántabro nunca subió al podio en esta prueba, demasiado tempranera para estar en forma, ya que su preparación siempre estuvo enfocada a los mundiales, con el pico de mejor estado de forma centrada en los meses de septiembre y octubre.

San-Sebastian 2008 BikeraceAlejandro Valverde (2008)  Foto: Bikeraceinfo

Fue el madrileño Miguel Ángel Martín Perdiguero el que acabó con la sequía estatal en 2004, subiendo a lo más alto tras mostrar una gran velocidad terminal en el Boulevard donostiarra ante nada menos que Paolo Bettini y Davide Rebellin. Un sprint histórico, donde “Perdi” arrancaba el primero en el embalaje final y sorprendía a los dos italianos, que carecían de fuerzas y de capacidad de reacción ante el madrileño. Fueron asimismo tres años de predominio nacional, ya que el cántabro Tino Zaballa vencía al año siguiente y el catalán Xavier Florencio proseguía la racha en 2006 en el que sería el triunfo más importante de su palmarés. Desde 2007 hasta la actualidad la presencia de ciclistas españoles victoriosos en la cita gipuzkoana ha sido frecuente, con Alejandro Valverde ganando en dos ocasiones, 2008 y el año pasado, a lo que hay que sumar un segundo y un tercer puesto. Asimismo otro murciano, Luis León Sánchez, también cuenta con un fantástico doblete no consecutivo, con su triunfos de 2010 y 2012. Ahora mismo tanto Valverde como Luisle son los únicos que pueden este sábado igualar la marca de tres triunfos que aún ostenta Marino Lejarreta. Por último, recordar que la edición de 2009 la ganó el asturiano Carlos Barredo, pero que le fue retirada por dopaje, pasando a incluirse en el palmarés del checo Roman Kreuziger.

san_sebastian_perdiguero_001RoadcyclingMiguel Ángel Martín Perdiguero  Foto: Roadcycling

Un favorito: Alejandro Valverde

La lista de participantes será de lujo, con muchos de los que tomaron parte en la Grande Boucle, a excepción del ganador, Chris Froome, Vincenzo Nibali o Alberto Contador (con fiebre persistente, en la que iba a ser su última carrera de la temporada) entre otros. Allí estará de regreso Philippe Gilbert, tras finiquitar los problemas físicos que le impidieron correr el Tour así como otros “hors catégorie” como Alejandro Valverde y Luis León Sánchez en busca del triplete. Purito Rodríguez y Dani Moreno liderarán a Katusha y Nicolas Roche hará lo propio con Sky. Stybar y la revelación Alaphillippe serán las bazas del Etixx-Quick Step mientras que Míkel Landa (Astana) tomará parte pensando en la Vuelta a España.

2011-finish BikeracePhilippe Gilbert  Foto: Bikeraceinfo

Samuel Sánchez acompañará a Gilbert en el BMC y los hermanos Yates serán la punta de lanza en los Orica del local Neil Stephens. Rui Costa (Lampre) tratará de resarcirse tras su mal Tour, acompañado del pujante Rubén Plaza, mientras que los franceses Romain Bardet y Thibaut Pinot liderarán a AG2R y Française de Jeux una vez más, respectivamente. Veremos si Mollema (Trek Factory) se emplea a fondo en la Klasika y si Warren Barguil (Giant Alpecin) hace lo mismo que su compatriotas franceses mencionados antes. Habrá que prestar atención al Cannondale Garmin, que exhibirá a toda su artillería, con el tridente Daniel MartinRyder Hesjedal-Andrew Talansky como avanzadilla. Por su parte, Kelderman liderará al Lotto-Jumbo, lo mismo que Sylvain Chavanel a IAM Cycling y Dani Navarro a Cofidis. Finalmente, Caja Rural, en calidad de equipo invitado, lucirá sus mejores galas en la Bella Easo, con Arroyo, Barbero, Txurruka y el ganador reciente en Ordizia, Ángel Madrazo, entre otros.

2012-finish LuisleLuis León Sánchez    Foto: Bikeraceinfo

Si hay que apostar por un nombre, ese es Alejandro Valverde. El de Movistar llegará con mucha moral tras el podio en el Tour y el aliciente de lograr su tercer entorchado en Donosti será suficiente motivación para ello. Sin embargo, será la rueda a vigilar por todos, por lo que varios terceros podrán sacar beneficio en río revuelto. Habrá expectación por ver las andanzas de Julian Alaphillippe, que ha demostrado un gran desparpajo en las clásicas de primavera, lo mismo que con Luis León Sánchez, reciente campeón de los Juegos Europeos de Bakú, y, por supuesto, Philippe Gilbert, si ya dispone del golpe de pedal necesario para meterse en la pelea. La subida a Igueldo puede venirle bien a Joaquim Rodríguez, aunque en los Alpes el catalán anduvo por debajo de lo esperado. Veremos si Rui Costa es capaz de meterse en la pelea ofreciendo su mejor versión y si Greg Van Avermaet aguanta Jaizkíbel y se mete en la pelea. Este sábado la resolución. Para no perdérsela.

final_podium_670 susanne GoetzePodio de 2014 con Valverde, Mollema y Purito  Foto: Susanne Goetze

 

Anuncios

Publicado el 31 julio, 2015 en ciclismo profesional, clásicas y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: