GIRO DE LOMBARDÍA-LA CLÁSICA DE LAS HOJAS MUERTAS Análisis previo – Por Iban Rodríguez

647722259-giro-di-lombardia-equipo-ciclista-gino-bartali-bergstrasse-strassenname

Lombardía bajará el telón al bloque importante de una temporada de carretera que ha sido vibrante y emocionante. No en vano, las tres grandes se decidieron en los últimos días, con movimientos de los aspirantes que recordaban aquel ciclismo añejo y con sabor a épica.  Bergamo dará la salida a la “Clásica de las Hojas Muertas” y concluirá en la ciudad de Como para un total de 245 duros kilómetros. Los primeros 50 serán un tobogán primero en ligera bajada y posterior subida hasta el momento de ascender y coronar el primero hito montañoso del día, el Colle Gallo. Casi 7 kilómetros y medio con un 2,3% de pendiente en el primer kilómetro y medio, para dar paso a un continuo 6,8% durante lo que resta de puerto, teniendo como parte más dura el último tramo antes de llegar al tercer kilómetro, con rampas del 10%. El Gallo no decidirá esta clásica pero sí hará mella en las piernas de muchos ya castigadas por esta larga campaña.

Lombardia_15_plan

Tras la bajada se sorteará una zona de casi 40 kilómetros en forma de dientes de sierra, la cual hará más daño antes de llegar a la parte más decisiva. Donde se dejara más unidades, evidentemente, será al paso de la segunda cima de esta clásica, el Colle Brianza (no puntuable). Serán 4 kilómetros de subida, muy parecidos al puerto anterior, ya sobrepasados los primeros 100 kilómetros de la carrera. Después de afrontar su bajada habrá un tramo ligero de llano, para afrontar el repecho que se corona en Valbrona. Pasado el avituallamiento, nueva bajada y pequeño tramo de llano hasta la siguiente cota, la legendaria Madonna del Ghisallo.

Lombardia_14_alt

En sus ocho kilómetros y medio se verá otra gran selección entre los posibles grupos que transiten. Se trata de un puerto con cuatro partes bien diferenciadas. La primera, después de tres kilómetros y medio posee una media del 9,2%, zona muy dura y constante, para pasar a un kilómetro más suave al 4,4%, que será el predecesor de un terreno en ligera bajada para terminar con dos kilómetros con un 9,5% y rampas del 12% a falta de mil metros de su coronación. En plena bajada y sin solución de continuidad, se verán sorprendidos, ya que toparon en pocos minutos con el siguiente puerto , la terrible Colma di Sormano. Serán algo más de dos kilómetros durísimos, donde habrá una selección casi definitiva, con una media del 15,8% y una espectacular zona donde se alcanza el 27%.

1

Tras alcanzar su cima, los ciclistas bajarán a toda velocidad, para llegar a Como por primera vez cuando falten poco más de 20 kilómetros para meta. Allí mismo comenzará la penúltima ascensión del día con el Civiglio. Sus algo más de 4.000 metros al 9,7% y una rampa del 14% dejará muy a las claras si llega alguna escapada, el grupo perseguidor les da alcance o por fin se lanzan ataques serios entre los ´gallos´. Una vez finalizada la bajada pasarán nuevamente por Como y afrontarán la subida final a San Fermo della Battaglia. Esta última subida tiene apenas 4,5 kilómetros de ascensión, con una pendiente uniforme del 7% y un tramo con máxima del 10% en la parte final. La gloria esperará al ganador tras 3 kilómetros de rápido descenso y dos de llano en la meta histórica de Como.

2

Dicha gloria comenzó a repartirse en su historia en el año 1905, cuando el italiano Giovanni Gervi se alzó con la primera edición. Desde entonces los italianos dominaron mucho tiempo hasta que el renombre de esta carrera llamó la atención de los ilustres. Así, en 1946 el genial Fausto Coppi logró su primera victoria. En 1966 el sensacional Felice Gimondi se impuso a uno de los más grandes de la historia, Eddy Merckx. El belga, en 1971 y 1972, se tomo la revancha, pero al año siguiente Felice Gimondi volvió a imponerse. Otro transalpino de enjundia que conquistó dos veces Lombardía fue Francesco Moser en1975 y 1978. Un ciclista francés, el inolvidable Bernard Hinault, logró también doblete en 1979 y 1984. Sin embargo a todos ellos les superó el irlandés Sean Kelly, que logro tres victorias en 1983, 1985 y 1991. Y eso que el suizo Tony Rominger trató de igualarlo pero se quedó en dos triunfos,1989 y 1992.

S05_Valcava_3D

Al igual que Michele Bartoli, en 2002 y 2003 o Paolo Bettini 2005 y 2006, para proseguir el dominio de los ciclistas de casa con Damiano Cunego, último ganador italiano, con su fantástico triple de 2004, 2007 y 2008. Y desde entonces los foráneos fueron los que alcanzaron la gloria, de hecho, quién rompió esa racha vino desde Bélgica. El valón Philippe Gilbert, al igual que otros legendarios corredores, consiguió esas dos victorias en 2009 y 2010. Y las victorias españolas, tardaron muchos años en llegar, pero las dos primeras de forma consecutiva,  gracias a Joaquim Rodríguez, en 2012 y 2013, éste último con doblete gracias al segundo puesto de Alejandro Valverde. El ultimo ganador fue el irlandés Daniel Martin, secundado por el propio Valverde y el luso Rui Costa. Fausto Coppi tiene el honor de ser el plusmarquista en Lombardía, con cinco victorias, cuatro de ellas consecutivas. Así que sólo nos cabe esperar espectáculo y ver sí sigue el dominio foráneo o Italia reclama el trono del último ´Monumento´del año.

Fotos e ilustraciones: La Gazzetta dello Sport y footage.framepool.com

Texto: Iban Rodríguez

Anuncios

Publicado el 3 octubre, 2015 en análisis recorridos, ciclismo profesional, clásicas y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: