SALCHI-UC COSLADA: AITOR RODRÍGUEZ, EL MEJOR DEL EQUIPO EN EL CIERRE DE UNA COPA DE ESPAÑA GAFADA PARA NOSOTROS

Las caídas, las averías y el viento condenaron las aspiraciones de nuestros chicos en Peñafiel, que pelearon una vez más al máximo

Finalizó ayer en la histórica localidad vallisoletana de Peñafiel una nueva Copa de España junior que, a decir verdad, nunca nos quiso abrazar. Terminó como no podía ser de otra manera en este ejercicio 2017: Caídas, averías, contratiempos y mala suerte, que no impidieron que nuestros corredores dieran el máximo mientras estuvieran encima de la bici. Ya en la parte final de la temporada, los ocho convocados por Jesús González y Nacho Vecino volvían a la competición tras un paréntesis de descanso desde la Vuelta a Valladolid.

Alineamos a Francisco Javier Agea, Alejandro Brendler, Mario Sampedro, Raúl Bustillo, Sergio Otero, Javier Fernández, Víctor Ramírez y Aitor Rodríguez, para afrontar una carrera de 123 kilómetros con los altos de montaña de Corredera del Palacio, Castrillo Tejeriego, La Yesera y Convento de Armedilla para poner sal y pimienta a una Copa de España esquiva para los cosladeños. Pero lo que no hicieron los puertos si lo provocaron el fuerte viento y las consabidas caídas. Y a nuestro equipo le volvió a tocar la “china” una vez más.

Ya en la neutralizada se iba al suelo Bustillo y se hacía daño en un mano, pero podía reemprender la marcha. Y en el kilómetro 6 primera montonera, con Mario Sampedro y Víctor Ramírez implicados. El “ruso” se golpeaba la clavícula y debía cambiar de bici, subiéndose a la de repuesto, mientras que el pradeño tenía que cambiar de rueda y se lesionaba en un tobillo. Pero es que, además, mientras se le regulaba a Víctor el sillín, ya que no estaba a la altura correpondiente, ¡sufría un pinchazo en esa bici de repuesto! Más infortunio, imposible.

Una vez que Mario se subió de nuevo a la bici, ya vio que no tenía buenas sensaciones y acabó en el coche del equipo. Por su parte, Víctor reanudó la marcha, logró pasar el primer puerto, pero acabó dejando la carrera hacia el kilómetro 43 con fuertes dolores en la clavícula. Encima, Busti bajaba al coche del médico, no le hacían ni caso y acudía a nuestro vehículo para que le atendieran nuestros directores. Pero no todo finalizó ahí. En un repecho posterior al paso por el primer alto puntuable un corredor tiró al suelo a Otero, provocándose un corte en el que se veían metidos los tocados Busti y Víctor. Tanto el de Majadahonda como el alcalaíno (con dolores en el pie derecho) no iban a poder acabar la carrera, viéndose fuera hacia el kilómetro 80.

Por delante circulaba una fuga formada por 9 corredores desde antes de la primera meta volante en Pesquera de Duero (km 47), con otro de 8 persiguiendo que acabarían cogiendo y de la que algunos llegarían a jugarse la victoria final en el Castillo de Peñafiel. El siguiente de los nuestros en ceder fue Javier Fernández, que se cortó con media docena de unidades antes de arribar al segundo puerto. En el pelotón tiraba a muerte la Fundación Víctor Sastre, que no había logrado meter delante a Adrián González. El viento y el ritmo rompieron el pelotón en mil pedazos, y en un momento en el que Fran bajaba a pedir agua al coche se produjo ese segundo corte de ocho mencionado antes que acabaría por unirse a los nueve de cabeza antes de afrontar los dos últimos altos de montaña.

Un Aitor Rodríguez en alza ya mira al Campeonato de Castilla-La Mancha

Tampoco Alejandro Brendler pudo evitar cortarse en los kilómetros siguientes por los abanicos y manteníamos ya sólo en el pelotón principal a Agea y a Aitor. Por la meta volante de Campaspero, a menos de 15 para el final el viento volvió a hacer de las suyas, con Fran agotado y cortado definitivamente del pelotón y sólo Aitor ya aguantando delante y demostrando que se encuentra en el mejor estado de forma de toda la temporada. En el duro kilómetro final del castillo veíamos ganar a Raúl Rota (Turismo Villanúa) y a Miquel López (Ginestar) proclamarse campeón de la Copa de España.

Aitor entraba en un excelente 19º lugar a 1:55 del vencedor, mientras que Fran Agea era 33º a 5:17. Buen trabajo de Alejandro Brendler, que conseguía finalizar el 53º, a 8:58, y Javier Fernández hacía lo propio, pero fuera de control. Por equipos se conseguía un meritorio 10º puesto, y más en una carrera donde hubo un centenar de abandonos y los chicos se espolearon a pesar de navegar siempre a contracorriente. Nada que objetar al gran esfuerzo realizado en la clausura de una Copa de España que nos dio siempre la espalda.

DECLARACIONES

Aitor Rodríguez: “Ha sido una carrera muy larga y peligrosa por el aire y los abanicos. He aguantado muy bien en todos los puertos y en los páramos, sufriendo mucho porque metían cuneta. Los últimos 25 kilómetros han sido durísimos porque pegaba el aire de costado y la Fundación Sastre ha querido romper el pequeño pelotón en el que iba. Me he aliado con ellos para guardar mientras pasaba en el relevo y no ir encunetado hasta llegar la castillo. Al final un 19º puesto que sabe muy bien y me da mucha confianza para afrontar este domingo el Campeonato de Castilla-La Mancha”.

Francisco Javier Agea: “Lo he pasado mal durante toda la carrera por no ir bien colocado en el pelotón. Hasta que a 15 kilómetros de meta la carrera ya iba muy rota y me encontraba muy cansado y sin fuerzas por el aire, quedándome cortado. Esto es algo que tengo que mejorar para próximas carreras”.

Jesús González (Director): “Tenemos la ´negra´ en Copa de España; sólo en el Trofeo Cabedo estuvimos con la suerte algo más de cara. Estoy contento con el trabajo de los chicos. Muy bien Aitor, que me sorprendió la carrera que hizo. A Fran le faltó fondo para poder llegar delante. Lógico al acudir a Portugal y apenas correr y luego entrenar con la mano aún renqueante tras la caída sufrida allí. Buen trabajo de Alex, ya que gracias a ello pudimos puntuar por equipos. Lo mismo que Javi Fernández, que a pesar de no ser clasificado por llegar fuera de control, peleó por acabar la carrera. Y al resto del equipo felicitarles también por su entrega cuando la suerte les ha dado la espalda en todo momento”.

Nacho Vecino (Director): “En general, el equipo no ha tenido nada de suerte en la Copa de España, ya que nos han afectado mucho las caídas. Hoy hemos luchado a tope, bien y nos ha faltado un poco de fortuna, ya que terminaron cuatro y pienso que tenemos nivel para que terminen todos. De todas formas, es una buena experiencia que los chicos corran estas carreras con ritmos muy altos y con aire. Así aprenden a moverse dentro del paquete de cara a futuras carreras”.

Fotos Luiz Brendler, Belén Esteban y Nacho Vecino

Anuncios

Publicado el 7 agosto, 2017 en ciclismo de Madrid, Copa de España, juniors, juniorsalchiteam, Salchi Bicicletas, UC Coslada y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: