Archivo de la categoría: Copa de España

SALCHI-UC COSLADA: AITOR RODRÍGUEZ, EL MEJOR DEL EQUIPO EN EL CIERRE DE UNA COPA DE ESPAÑA GAFADA PARA NOSOTROS

Las caídas, las averías y el viento condenaron las aspiraciones de nuestros chicos en Peñafiel, que pelearon una vez más al máximo

Finalizó ayer en la histórica localidad vallisoletana de Peñafiel una nueva Copa de España junior que, a decir verdad, nunca nos quiso abrazar. Terminó como no podía ser de otra manera en este ejercicio 2017: Caídas, averías, contratiempos y mala suerte, que no impidieron que nuestros corredores dieran el máximo mientras estuvieran encima de la bici. Ya en la parte final de la temporada, los ocho convocados por Jesús González y Nacho Vecino volvían a la competición tras un paréntesis de descanso desde la Vuelta a Valladolid.

Alineamos a Francisco Javier Agea, Alejandro Brendler, Mario Sampedro, Raúl Bustillo, Sergio Otero, Javier Fernández, Víctor Ramírez y Aitor Rodríguez, para afrontar una carrera de 123 kilómetros con los altos de montaña de Corredera del Palacio, Castrillo Tejeriego, La Yesera y Convento de Armedilla para poner sal y pimienta a una Copa de España esquiva para los cosladeños. Pero lo que no hicieron los puertos si lo provocaron el fuerte viento y las consabidas caídas. Y a nuestro equipo le volvió a tocar la “china” una vez más.

Ya en la neutralizada se iba al suelo Bustillo y se hacía daño en un mano, pero podía reemprender la marcha. Y en el kilómetro 6 primera montonera, con Mario Sampedro y Víctor Ramírez implicados. El “ruso” se golpeaba la clavícula y debía cambiar de bici, subiéndose a la de repuesto, mientras que el pradeño tenía que cambiar de rueda y se lesionaba en un tobillo. Pero es que, además, mientras se le regulaba a Víctor el sillín, ya que no estaba a la altura correpondiente, ¡sufría un pinchazo en esa bici de repuesto! Más infortunio, imposible.

Una vez que Mario se subió de nuevo a la bici, ya vio que no tenía buenas sensaciones y acabó en el coche del equipo. Por su parte, Víctor reanudó la marcha, logró pasar el primer puerto, pero acabó dejando la carrera hacia el kilómetro 43 con fuertes dolores en la clavícula. Encima, Busti bajaba al coche del médico, no le hacían ni caso y acudía a nuestro vehículo para que le atendieran nuestros directores. Pero no todo finalizó ahí. En un repecho posterior al paso por el primer alto puntuable un corredor tiró al suelo a Otero, provocándose un corte en el que se veían metidos los tocados Busti y Víctor. Tanto el de Majadahonda como el alcalaíno (con dolores en el pie derecho) no iban a poder acabar la carrera, viéndose fuera hacia el kilómetro 80.

Por delante circulaba una fuga formada por 9 corredores desde antes de la primera meta volante en Pesquera de Duero (km 47), con otro de 8 persiguiendo que acabarían cogiendo y de la que algunos llegarían a jugarse la victoria final en el Castillo de Peñafiel. El siguiente de los nuestros en ceder fue Javier Fernández, que se cortó con media docena de unidades antes de arribar al segundo puerto. En el pelotón tiraba a muerte la Fundación Víctor Sastre, que no había logrado meter delante a Adrián González. El viento y el ritmo rompieron el pelotón en mil pedazos, y en un momento en el que Fran bajaba a pedir agua al coche se produjo ese segundo corte de ocho mencionado antes que acabaría por unirse a los nueve de cabeza antes de afrontar los dos últimos altos de montaña.

Un Aitor Rodríguez en alza ya mira al Campeonato de Castilla-La Mancha

Tampoco Alejandro Brendler pudo evitar cortarse en los kilómetros siguientes por los abanicos y manteníamos ya sólo en el pelotón principal a Agea y a Aitor. Por la meta volante de Campaspero, a menos de 15 para el final el viento volvió a hacer de las suyas, con Fran agotado y cortado definitivamente del pelotón y sólo Aitor ya aguantando delante y demostrando que se encuentra en el mejor estado de forma de toda la temporada. En el duro kilómetro final del castillo veíamos ganar a Raúl Rota (Turismo Villanúa) y a Miquel López (Ginestar) proclamarse campeón de la Copa de España.

Aitor entraba en un excelente 19º lugar a 1:55 del vencedor, mientras que Fran Agea era 33º a 5:17. Buen trabajo de Alejandro Brendler, que conseguía finalizar el 53º, a 8:58, y Javier Fernández hacía lo propio, pero fuera de control. Por equipos se conseguía un meritorio 10º puesto, y más en una carrera donde hubo un centenar de abandonos y los chicos se espolearon a pesar de navegar siempre a contracorriente. Nada que objetar al gran esfuerzo realizado en la clausura de una Copa de España que nos dio siempre la espalda.

DECLARACIONES

Aitor Rodríguez: “Ha sido una carrera muy larga y peligrosa por el aire y los abanicos. He aguantado muy bien en todos los puertos y en los páramos, sufriendo mucho porque metían cuneta. Los últimos 25 kilómetros han sido durísimos porque pegaba el aire de costado y la Fundación Sastre ha querido romper el pequeño pelotón en el que iba. Me he aliado con ellos para guardar mientras pasaba en el relevo y no ir encunetado hasta llegar la castillo. Al final un 19º puesto que sabe muy bien y me da mucha confianza para afrontar este domingo el Campeonato de Castilla-La Mancha”.

Francisco Javier Agea: “Lo he pasado mal durante toda la carrera por no ir bien colocado en el pelotón. Hasta que a 15 kilómetros de meta la carrera ya iba muy rota y me encontraba muy cansado y sin fuerzas por el aire, quedándome cortado. Esto es algo que tengo que mejorar para próximas carreras”.

Jesús González (Director): “Tenemos la ´negra´ en Copa de España; sólo en el Trofeo Cabedo estuvimos con la suerte algo más de cara. Estoy contento con el trabajo de los chicos. Muy bien Aitor, que me sorprendió la carrera que hizo. A Fran le faltó fondo para poder llegar delante. Lógico al acudir a Portugal y apenas correr y luego entrenar con la mano aún renqueante tras la caída sufrida allí. Buen trabajo de Alex, ya que gracias a ello pudimos puntuar por equipos. Lo mismo que Javi Fernández, que a pesar de no ser clasificado por llegar fuera de control, peleó por acabar la carrera. Y al resto del equipo felicitarles también por su entrega cuando la suerte les ha dado la espalda en todo momento”.

Nacho Vecino (Director): “En general, el equipo no ha tenido nada de suerte en la Copa de España, ya que nos han afectado mucho las caídas. Hoy hemos luchado a tope, bien y nos ha faltado un poco de fortuna, ya que terminaron cuatro y pienso que tenemos nivel para que terminen todos. De todas formas, es una buena experiencia que los chicos corran estas carreras con ritmos muy altos y con aire. Así aprenden a moverse dentro del paquete de cara a futuras carreras”.

Fotos Luiz Brendler, Belén Esteban y Nacho Vecino

Anuncios

SALCHI-UC COSLADA: EL MAL FARIO DE LA COPA DE ESPAÑA CONDENÓ A FRAN AGEA DE NUEVO EN SANSE

El equipo se mostró versátil, con Sergio Gonzalez, Sergio Otero y Alejandro Brendler dejándose ver en un pelotón de muchos kilates

No podemos quejarnos de la actuación del Salchi-UC Coslada este pasado domingo en San Sebastián de los Reyes. La quinta cita de la Copa de España reunió una participación de lujo, con los mejores juveniles de España y con el calor sofocante amainando apenas un par de grados con respecto al día anterior en ese mismo escenario. Los ocho corredores elegidos por Jesús González y Nacho Vecino rindieron a buen nivel, y sólo el mal fario en forma de caídas, averías y ataques alérgicos impidieron unos mejores resultados.

Los casi 200 corredores que tomaron parte sobre el mismo recorrido que el del Campeonato de Madrid tuvieron un corte de cinta animado, con la iniciativa de Luis Pasamontes en la que todo el pelotón recitó a coro respeto mutuo en carretera. Y ahí estaba en primera línea Alejandro Brendler como nuestro vocalista más avezado. También veíamos incorporarse a la salida de forma urgente a Raúl Bustillo. Menuda odisea la que pasó el de Majadahonda. El día anterior tuvo que acabar la carrera con la bici de su compañero Sergio González y a primera hora de la mañana los de Decatlon eran incapaces de arreglarle el cable del cambio, teniendo que salir con la bici de su padre a ultimísima hora.

Una vez comenzada la carrera arrancó el ´baile´de ataques, con caída masiva incluida en el kilómetro 5 que, milagrosamente no afectó de forma grave a ninguno de los nuestros, aunque Aitor Rodríguez, Javier Fernández y Sergio González sí quedaron cortados. Calentón correspondiente e incorporación al paquete de los tres antes de llegar a pie del alto de Paracuellos. En plena ascensión Muñoz (Giménez Ganga) y Cantarero (Gsport) fueron neutralizados con Denis Vulcan (Cartagena Esetec) cruzando primero el premio de la montaña y situados delante Fran Agea y Sergio Otero.

En Paracuellos veíamos sufrir a Aitor y a Javi, que se unieron en su cima y circularon cortados toda la prueba, hasta que los árbitros los eliminaron de carrera cuando se acercaban a las estribaciones del puerto en su segundo tránsito. En la ascensión a Ajalvir perdíamos la baza de Mario Sampedro, al que unas picaduras de insecto en la frente y en un muslo generaron una reacción alérgica que le obligaron al abandono y posterior paso por el ambulancia para que le inyectaran el correspondiente Urbason.

Por delante circulaban Fran, Otero, Sergio, Alex y Busti en el grupo principal cuando iniciaban el segundo bucle de la carrera. Habíamos llegado al ecuador y teníamos a gente delante, todo lo contrario a lo que pasó en 2016. La segunda ascensión a Paracuellos rompió definitivamente la carrera, con un trío de corredores en fuga: Sánchez (Castillo de Onda), Navas (Sanse Rotor) y Cobo (Aseguras Indupyme). Por allí pasó en el grupo delantero Fran, algo más atrás Otero, Sergio y Busti, y cortado (no definitivamente) Alex.

El gafe de Fran, pero puntuando por equipos

La escabechina continuó en los repechos posteriores. Busti, con la espalda machacada por correr con una bicicleta que no estaba a su medida, dijo basta en Daganzo, mientras que camino de Cobeña los dos ´Sergios´ terminaban de ceder del grupo cabecero, quedando solo delante el escalador de Navaluenga. En la fuga del día Navas se iba al suelo, mientras que Sánchez y Cobo eran neutralizados en el último kilómetro. Unos últimos mil metros que sacaron a colación el gafe que está viviendo este año Fran en Copa de España. Chocó con un corredor del Castillo de Onda y se fue al suelo, perdiendo todas las opciones de lograr un buen puesto en Sanse.

Finalmente, triunfo al sprint de Jorge Gómez (Bathco), que batía en los últimos metros a Raúl Rota (Turismo Villanúa) y su coequipier Rafael Pineda (Bathco). Agea entraba como el mejor de los cosladeños en el puesto 59º, a 52″. En un segundo grupo a 4:02 finalizaban Sergio González (71º) y Sergio Otero (76º), mientras que Alejandro Brendler arribaba el 84º, a 8:08. Se habían mejorado por tanto las prestaciones con respecto a otras Copas de España, clasificando por equipos en el puesto 18º. La pena fue que Fran y Otero no pudieran disputar los puestos de honor dentro del grupo de los más fuertes.

DECLARACIONES

  • Francisco Javier Agea: “Me he encontrado bien, en las subidas a Paracuellos y en los repechos de Daganzo y Cobeña me he sentido a gusto subiendo. También rodando en el grupo muy bien, yendo delante y muy atento. Pero a un kilómetro de meta me he comido a un corredor del Castillo de Onda en una rotonda, me he caído y ahí quedó todo. Pero me he encontrado muy a gusto y con mucha motivación para Valladolid. Aún me quedan tres vueltas por hacer y espero que salgan bien”.

  • Alejandro Brendler: “Fue una carrera muy rápida y complicada, debido a las caídas y al fuerte ritmo que se impuso en los dos pasos por Paracuellos. En el segundo se estiró el pelotón y se cortó la carrera y luego, debido al viento, ya fue imposible volver a enlazar con el grupo de cabeza. A pesar de esto, todo el equipo hizo un gran trabajo, ya que el ritmo fue mucho más alto que el día anterior en el Campeonato de Madrid”.

  • Javier Fernández:La carrera se presentó un poco más dura todavía que el día anterior, debido al número de corredores y su mayor calidad. Se empezó a un ritmo muy fuerte y en los primeros kilómetros se produjo una caída masiva en la que me vi afectado junto con Aitor, pero sin daños para ambos. Nos tocó remar un par de kilómetros para coger al pelotón. Como era de esperar, en Paracuellos se rompió la carrera y yo aguanté en un segundo grupo en el que cada vez había menos efectivos. Aguanté en carrera hasta casi llegar al segundo paso por Paracuellos. En conclusión, fue un día muy duro en el que mis sensaciones no fueron del todo buenas”.

  • Jesús González (Director): “El balance es positivo, ya que seguimos sumando y aprendiendo. Las expectativas eran mayores que en 2016 y las cumplimos. De hecho, acabaron cuatro y clasificamos por equipos. La mala noticia fue que Fran Agea sigue gafado en Copa de España. Bien Otero y Sergio por llegar en el segundo grupo, lo mismo que Alejandro, que consiguió acabar una carrera muy dura. En general, estoy contento”.

  • Nacho Vecino (Director): “De salida se fue a un ritmo muy alto. La caída masiva no nos afectó y todos pasaron bien el primer tránsito por Paracuellos. Fue a partir del ecuador de la carrera cuando se hicieron los cortes por la velocidad y el calor. En el grupo de cabeza llegó Fran, que no pudo rematar tras caerse a poco de meta sin consecuencias graves. En el siguiente grupo llegaron Sergio y Otero, que realizaron una gran carrera. Alex entró a continuación en otro grupo, también con una buena actuación. Busti se retiró por tirones en la espalda al no llevar su bici. A Mario le atendieron en el ambulancia tras sufrir picaduras de avispa. Y Javi y Aitor quedaron cortados tras acusar el esfuerzo del día anterior y el calor. En general, me quedo con buen sabor de boca del equipo, pero faltó rematar”.

Fotos Germán Rodríguez

SALCHI-UC COSLADA: PRIMER PODIO DE LA TEMPORADA PARA MARIO SAMPEDRO EN ROZAS DE PUERTO REAL

Fran Agea no tuvo buenas piernas ni suerte en la Copa de España de Colombres

El Campeonato de Madrid de contrarreloj que tuvo lugar el sábado pasado en Rozas de Puerto Real trajo un nuevo podio para el Salchi-UC Coslada. Y lo consiguió gracias a uno de sus puntales como es Mario Sampedro. La disciplina contra el crono es uno de los mejores escenarios para él y supo ponerlo en práctica bajo un calor tórrido y sobre un recorrido rompepiernas y muy selectivo. Velodrómo aparte, es el primer puesto de honor que logra Mario en su primer año como juvenil y encara con más moral y ganas su participación este fin de semana en la Vuelta a Besaya.

El equipo se desdobló este fin de semana en dos, con Jesús González acudiendo a la cuarta puntuable de la Copa de España en Cantabria con Fran Agea, Víctor Ramírez, Raúl Bustillo y Javier Rodríguez, mientras que Nacho Vecino se quedaba con el resto de la plantilla para asaltar el autonómico contrarreloj. Lo que estaba claro que en ambos frentes se iba a pelear por el triunfo para dedicárselo a nuestro campeón Juanfran Fernández, convaleciente en el Hospital Niño Jesús por enfermedad grave de la que esperamos salga lo antes posible.

Esa victoria no llegó el sábado, pero sí se subió al cajón, como decíamos antes, gracias a ´maciste´ Mario Sampedro, que realizó una gran crono, finalizando en un brillante tercer puesto sólo superado por el colombiano Juan Fernando Calle (Plataforma Central Iberum) y el sansero Alejandro Martínez (Sanse Rotor), que le aventajaron en 59″ y 33″, respectivamente. Calle salió de los primeros, pero su tiempo fue casi inalcanzable y sólo Alex y Mario se quedaron por debajo del minuto.

Buena crono también de Sergio Otero, que terminó sexto a 2:06, y eso que tuvo que modificar la bici a última hora y no notó buenas sensaciones en ningún momento. Cerca del top ten se quedaron Aitor Rodríguez y Sergio González, 12º y 13º a poco más de cuatro minutos de Calle. Alejandro Brendler y Pablo Martínez cumplieron, estando cerca de sus dos compañeros antes mencionados, cediendo alrededor de los cinco minutos en meta (16º y 17º). Vigésimo a menos de seis del colombiano terminó Diego López, mientras que Mario Díaz fue 26º a 8:17. La clasificación condenó a Javi Fernández al 30º puesto, algo irreal, ya que para nada marcó el tiempo que aparece en la clasificación provisional, debiendo haber quedado mucho más adelante, a la espera de la publicación oficial definitiva de la misma.

La Copa de España sigue sin ser asaltada por los nuestros

Dado el gran estado de forma de Fran Agea, Jesús González decidió la semana pasada acudir a la cuarta prueba puntuable de la Copa de España en Unquera (Cantabria). Un recorrido ideal para el abulense, que con la moral alta quería medir sus fuerzas con lo mejor del pelotón junior nacional y pensando en “afilar el cuchillo” de cara a la Vuelta al Besaya donde irá a por todas. Allí acudieron Bustillo, el ´espartano´ Javi Rodríguez y el ´ruso´ Víctor Ramírez para echarle una mano en su intención de lucir en una Copa en la que aún no ha podido mostrar su mejor versión.

No fue posible, no sólo porque le faltó fuelle en la parte final, sino porque la fortuna no le acompañó al principio. Los 113 kilómetros de los que constó la prueba se desarrollaron sobre un circuito al que había que dar cinco vueltas con el paso por el alto de Colombres, en cuya cima estaba situada la meta. Y las cosas se pusieron feas cuando poco antes del inicio del primer paso por esta cima Agea pinchaba y debían quedarse a esperarle, escalonadamente, primero Raúl y luego Javi, permaneciendo Víctor en el paquete.

Costó muchísimo empalmar, cosa que lograron a pie de ascensión, acusando en sus rampas el esfuerzo y quedándose solo delante el de Navaluenga. Luego, los tres lograrían empalmar, pero el trabajo que hicieron en pos de su líder acabarían pagándolo más adelante. En el segundo paso por Colombres Javi y Raúl, desfondados, se descolgaban irremisiblemente, mientras que Víctor hacía lo propio en la tercera subida tras sufrir una salida de cadena. Pero, a pesar de los pesares, teníamos a Fran con los mejores y con las opciones intactas. Incluso reaccionó bien inicialmente cuando se formó la fuga de seis que acabaría llegando a meta. La vio, trató de llegar… pero no hubo fuerzas.

Incluso, terminó tan vacío que no aguantó en el pelotón principal, arribando a diez segundos del mismo totalmente desfondado tras haberlo dado todo. Puesto final 32º, a 2:06 de Sergio Ginés (Castillo de Onda-Zafiro), que el más fuerte de la fuga que se jugó la victoria. Quizá la humedad y el excesivo calor pasó factura a nuestro líder. Lo que está claro que muchos de los que ocupaban puestos delanteros en la Copa de España no tuvieron su día en Colombres, en una jornada atípica de la zona con un bochorno insoportable que endureció aún más si cabe una carrera ya de por sí muy selectiva y del rango de una Copa de España. Tampoco lograron finalizar Raúl, Javi y Víctor, que dieron el máximo por su líder en vísperas de la Vuelta al Besaya, principal reto de la temporada para los cosladeños.

Album de fotos completo aquí

DECLARACIONES

  • Mario Sampedro: Ver vídeo abajo

  • Sergio Otero: Ver vídeo abajo

  • Nacho Vecino (Director): “El campeonato de crono era duro, con contínuos subidas y pocas bajadas. El calor ha hecho mella en muchos corredores, pero los chicos han estado muy bien, clasificándose casi todos entre los quince primeros. Quiero destacar especialmente la crono de Otero, que ha sido sexto, y el meritorio tercer puesto de Mario. Felicitar a todos los chicos por el trabajo y el sufrimiento que han pasado en una tarde tan calurosa como tuvimos”.

  • Víctor Ramírez: “Fue una carrera muy dura, sin un metro llano. No logramos un buen resultado, ya que Fran pinchó antes del puerto, pero gracias a Javi y a Busti logró entrar. Pero luego a los tres les pasó factura. Luego estaba yo que tuve unas sensaciones malísimas, y lo único que pude hacer fue subirle agua a Fran. De todas maneras, el equipo trabajó muy bien y lo dimos todo”.

  • Jesús González (Director): “A Unquera acudimos, lo digo claro, con la intención de ganar, pero no fue posible. No sé si es la humedad o el calor, pero Fran no tuvo piernas. Le dije que había que darlo todo por dedicarle la victoria a Juanito, y que no se podía quedar por un despite, que debía estar con los mejores. Quedó reventado tras dar el 110% y eso es de agradecer. Lo que tengo claro es que los chicos lo dieron todo, trabajaron al máximo y acabaron vacíos, y por eso les felicito. Pero también tengo que decir que no estoy satisfecho con el resultado obtenido. Fran no pudo finalizar entre los mejores y sus tres compañeros no terminaron la carrera. Y eso debemos evitarlo en Besaya, donde la exigencia será igual o mayor que aquí. Esto nos viene bien para valorar en su justa medida lo que hemos logrado hasta ahora. Es muy díficil ganar y que también se falla y se pierde en muchas ocasiones. Pienso que este resultado es incluso beneficioso para preparar el Besaya”.

Fotos: Germán Rodríguez, Sergio Otero y Luis Díaz (Tito)

Vídeos: Germán Rodríguez


SALCHI BICICLETAS-UC COSLADA: DÉCIMO PUESTO FINAL PARA LORRIAUX EN LA COPA DE ESPAÑA, CON UN BUEN PAPEL DE NUEVO DEL EQUIPO

Objetivo cumplido y final con buen sabor de boca. Acabó en Moral de Calatrava (Ciudad Real) la Copa de España para el equipo Salchi Bicicletas-UC Coslada, y lo hizo con el propósito de que su jefe de filas Víctor Lorriaux entrara entre los diez primeros de la general. Y se consiguió el objetivo, acompañado de un buen trabajo del conjunto, que corroboró un salto de calidad ya observado en la penúltima puntuable disputada apenas hace una semana en Peñafiel (Valladolid).

Ayer, el CC Moraleño preparó para la clausura de la Copa un recorrido complicado de 94 kilómetros, con hasta cuatro puertos de montaña y la meta situada en la cima del Alto de la Garganta. Para afrontarlo, el director Jesús González arropó al de Seseña con Víctor Cano, José Javier Sánchez, Mario López, Carlos Vargas, Arturo Hernangómez, Javier Rodríguez y Héctor Urbano, estos dos últimos volviendo a una convocatoria para este torneo.

Tras la salida neutralizada, en donde se incluía el paso por el propio alto de la Garganta, arrancó una carrera a todo trapo con los chicos del RH Polartec-Fundación Contador buscando batalla y tratando de desbancar a Pol Hernández (Bicis Esteve) que les había arrebatado el liderato en Peñafiel. Poco antes de llegar al alto de Siles se veía que Héctor acusaba la falta de competición y se quedaba. Sufría también Mario, tanto en la ascensión a Siles como a la del Chozo, pero lograba empalmar con el paquete. Y eso que al inicio de la prueba buscó la fuga. Sin embargo, ya en el primer paso por meta (km 45) cedía definitivamente.

En esa ascensión a la Garganta por segunda vez, era Javi Rodríguez el que cedía, aunque gracias a la asistencia del coche de equipo lograba enlazar en la bajada con un grupo de seis. Al mismo tiempo, sufría una salida de cadena que le obligaba a otro sobreesfuerzo, con la mala suerte de verse afectado por un parón brusco en la fila de coches de carrera, golpeándose con uno de ellos mientras peleaba por coger delante. ¿Consecuencias? Corte profundo en el brazo derecho que precisó de puntos de sutura, rotura del cuadro de la bici y fractura de una falange de un dedo, que ha necesitado de escayola y férula. Asi que se acabó una temporada que está siendo aciaga para el “Espartano”. No ha podido demostrar aún el mucho ciclismo que tiene en sus piernas, pero tiene aún mucho recorrido.

Trabajando a tope para las opciones de su jefe

Retomando lo que fue el desarrollo de la carrera, a 25 de meta se producía una fuga de diez corredores que acabaría siendo importante para la resolución. En ella no entró ninguno de los nuestros, y ese pudo ser uno de los “debes” de los chicos, ya que aún teníamos a cinco unidades en el grupo principal y hubiera sido importante colarse en ella, al no haber ningún nombre importante de los que peleaban por la general de la Copa. Por esa misma razón, Lorri, que contraatacó un par de veces sin éxito, pidió a Víctor Cano que trabajara en cabeza del grupo, y así reducir la diferencia de los fugados. De los diez escapados, sólo Eugenio Sánchez (Castillo de Onda) lograba salvar la persecución del paquete, entrando vencedor en la cima de La Garganta, con apenas tres segundos sobre Pol Hernández y Mario Carrasco (Valverde Team).

Lorriaux arrancó esta vez un poco más pronto, ya que no estaba seguro de si iba a dar tiempo a pelear por la victoria, y acusó el desgaste de kilómetros atrás, entrando 19º a 45 segundos del vencedor. Con su segundo puesto Pol Hernández refrendaba su victoria final en la Copa de España, mientras que el de Seseña lograba el objetivo (aún pendiente de confirmación oficial) de entrar entre los diez primeros de la general. El resto del equipo, a excepción de Javi, Mario y Héctor, finalizaba así: 48º Víctor Cano, a 1:19; 63º Arturo Hernangómez, a 1:19; 70º José Javier Sánchez, a 2:20; y 106º Carlos Vargas, a 8:21. Por equipos, los rojinegros también puntuaban para entrar en la clasificación correspondiente.

Así pues, un balance más que satisfactorio, ya que antes de iniciar la temporada nadie imaginaba que Víctor Lorriaux acabaría peleando por la Copa de España. Tras magníficas actuaciones en Villarreal y en La Canonja, el pequeño ´Diablo Francés´ se situaba segundo en la general, inoculando una ilusión extra a un equipo de nueva creación como el de Coslada. Las cita de Sant Boi le bajó de la nube por problemas físicos y en San Sebastián de los Reyes acusó el haber gastado balas el día anterior en una cita tan capital como fue el Campeonato de Madrid, que precisamente ganó.

Las dos últimas puntuables, en Peñafiel y Moral de Calatrava confirmaron su top ten en el torneo y el salto de calidad dado por sus compañeros, que evolucionaron ´in crescendo´ durante estos meses, para bien de un director que ha tenido paciencia y mano izquierda a la hora de ayudar a los chicos.

DECLARACIONES

Víctor Lorriaux: “Ha sido una carrera con continuos ataques y yo de salida sabía que tenía que coger puntos para auparme al top ten de la Copa, así que había que controlar mucho la prueba. Hasta la segunda vuelta no se ha hecho ninguna escapada, pero ha sido a partir de ahí cuando se han producido varios cortes y en uno de ellos no me he conseguido meter. Si me quedaba en el pelotón iba a ser casi imposible coger muchos puntos en la llegada, así que opté por atacar. Pero, tras varios intentos no fue posible, y delante aguantó una escapada que fue reduciéndose a siete para la subida final. Al final 19º y creo que dentro de los diez primeros de la Copa a falta de confirmación. Ha sido un buen balance después de no lograr puntuar en Sant Boi por sufrir una gastroenteritis. Creo que estoy siendo muy regular durante toda la temporada y vamos a tratar de terminar el año de la mejor forma posible”.

Víctor Cano: “La carrera fue rápida. Hemos volado en la primera vuelta y en la primera subida he tenido buenas sensaciones, yendo entre los primeros e incluso bajando también delante. En el segundo giro se ha producido una fuga de unos veinte corredores de los que uno ha logrado llegar a meta. Por eso yo he tirado a tope de Lorri para buscar que llegara lo mejor colocado a mitad de puerto y así él rematara la faena. Últimamente me encuentro con piernas y veremos a ver qué tal voy en la Vuelta a La Ribera”.

Héctor Urbano: “La prueba ha sido muy dura, ya que estaba en juego la Copa de España. No he podido acabarla porque me faltaba ritmo de competición después del parón de las vacaciones. Eso sí, el equipo ha hecho un gran trabajo, en especial Lorri, consiguiendo ese top ten en la general. Ahora, poco a poco a seguir mejorando”.

Jesús González (Director): “El equipo ha estado mejor que otras veces, similar a como compitió en Peñafiel, aunque con la diferencia de que Lorri remató al final estando más atrás. Pero estoy satisfecho con él por su puesto entre los diez primeros de la Copa de España y con el papel del equipo hoy. Javi no iba tan mal hasta que pasó lo que pasó y hemos llegado a la parte decisiva de la carrera con cinco efectivos y puntuando en la general por equipos. Una pena que Lorri no pudiera entrar en la fuga definitiva, pero no se le puede pedir más”.

Las clasificaciones de la carrera, aquí

Fotos: Javier López, Asunción Arenas, Philippe Lorriaux y David Hernangómez

Vídeo: Javier López

SALCHI BICICLETAS-UC COSLADA: VÍCTOR LORRIAUX Y EL EQUIPO SALVARON LOS MUEBLES CON DIGNIDAD EN LA COPA DE ESPAÑA DE SANSE

No se les podía exigir más. La cuarta cita de la Copa de España celebrada apenas con catorce horas de descanso con respecto al final del Campeonato de Madrid se iba a hacer cuesta arriba para las huestes de Jesús González, como así fue. Sanse acogió con el mismo recorrido del día anterior, esto es, doble paso por Paracuellos y Daganzo, a lo mejorcito del pelotón junior nacional y con el catalán Marc Brustenga (Fundación Contador) ostentando el amarillo del líder del torneo. Tras la decepción de Sant Boi, Víctor Lorriaux buscaba mejorar el sexto puesto en la general con la motivación del título autonómico bajo el brazo.

El director del Salchi Bicicletas-UC Coslada alineaba junto con el “Diablo Francés” a José Javier Sánchez, Javier Rodríguez, Víctor Cano, Mario López, Arturo Hernangómez, Carlos Vargas e Iñaki Gómez. Y el balance fue muy similar a lo acontecido el día anterior durante los 80 kilómetros de la prueba sansera. Al final, Lorri iba a tener que lidiar en solitario ante los capos de la carrera y confiar en la suerte, su instinto y su arma letal en forma de punta de velocidad.

El guión de la cuarta puntuable de la Copa de España siguió similares parámetros a lo acaecido el día anterior, con los muchachos de RH+ Polartec-Fundación Contador controlando los vaivenes del pelotón desde el pistoletazo de salida. De salida, se produjo ya la escapada tempranera de Alejandro Martínez (Sanse-La Grupetta) acompañado de nuestro Iñaki Gómez, que buscaba por todos los medios de pasar Paracuellos sin verse cortado. La máxima iba a ser de 15 segundos, con Iñaki cediendo por el calor poco antes de llegar a pie del alto de Paracuellos.

Mientras Jesús le gritaba desde el coche a José Javier Sánchez que no se quedara en la parte trasera del pelotón, el grupo afrontaba a tren el ascenso a Paracuellos del Jarama, con Alejandro Martínez ya neutralizado y sin ataques hasta la mitad del mismo. Tomeu Gelabert (Fundación Contador) coronaba primero de una avanzadilla de diez unidades entre las que viajaba cómodamente el líder Brustenga. Iñaki Gómez sufría en las rampas del puerto, lo mismo que Víctor Cano y Javier Rodríguez.

Misma pelicula, mismos protagonistas

En el falso llano camino de Ajalvir el coche del equipo cosladeño hacía barrida para adelante, tras ver que Iñaki empalmaba con el grupo de Javi y Víctor. Y los augurios se volvían a cumplir antes de iniciarse la subida de Daganzo hacia Cobeña. En un grupo descolgado circulaban Carlos Vargas, Arturo Hernangómez, Mario López y José Javier Sánchez. Una vez más, Lorri tendría que hacer de “Freire” y sobrevivir entre una marea de tiburones. Por delante, una vez transitado por Cobeña, los Contador controlaban sin problemas un grupo numeroso de cuarenta unidades donde nuestro jefe de filas se mantenía sin aparente dificultad.

En el inicio de la segunda vuelta veíamos la escapada de Pere Tarazona (Giménez Ganga), que llegaría a tener 18″ (kilómetro 40), hasta ser neutralizado en un nuevo paso por Paracuellos donde el venezolano Franklin Chacón (OID) sería el primero en coronar y con Lorri manteniéndose con los mejores una vez más. Una fuga de cinco, entre los que se colaba Tomeu Gelabert, lo intentaba yendo hacia Daganzo, para morir en Cobeña cuando apenas quedaban poco más de diez kilómetros para el final. Jesús lograba darle agua a nuestro líder poco antes de que se cerrara el avituallamiento líquido, buscando la opción del sprint tras ver que el grupo principal volvía a estar compacto.

Sin embargo, los ataques no cesaron, formándose un corte de apenas una docena de unidades que sería definitivo. A él se iban a incorporar algunos corredores más, pero sin el de Seseña metido en el ajo, acusando el esfuerzo del día anterior. Finalmente, Mario Carrasco (Valverde Team) volvía a sorprender a los favoritos, reeditando el triunfo logrado el día anterior, para mayor alegría de la escuadra telefónica. Le acompañaban en el cajón los mencionados Chacón (OID) y Tarazona (Giménez Ganga). A pesar de verse superados, los Contador lograban retener el liderato de Brustenga, que arribaba a la meta de San Sebastián de los Reyes en el mismo grupo de Víctor Lorriaux, clasificándose éste 24º.

En la general de la Copa Lorri pasa del 6º al 10º puesto, colocándose a 40 puntos del catalán. Ganar el torneo se antoja empresa muy complicada, pero aún quedan dos carreras, Peñafiel y Moral de Calatrava, y esperemos verle de nuevo peleando con los mejores y que el equipo de el salto de calidad que se hace necesario ya a estas alturas de temporada.

Clasificaciones completas aquí

DECLARACIONES

Jesús González (Director): “Espléndida actuación este fin de semana de nuestro jefe de filas Víctor Lorriaux. Como de costumbre y cuanto más solo se encuentra Lorri, sin la ayuda de ningún compañero, saca su raza y se desenvuelve de maravilla en el grueso del pelotón. Ya lo ha logrado en varias ocasiones en Copa de España y repetido estos días. Cuando depende sólo de él, está muy atento y suele lograr sus mejores resultados. El conseguir el Campeonato de Madrid es una gran satisfacción para él y para el equipo. Con ello logramos una merecida victoria, que nos lleva a seguir luchando lo que queda de temporada.

La carrera que ha realizado hoy en Sanse, demostrando que vuelve a estar con los mejores, ha sido una lástima por la escapada de 20 unidades que se ha producido cerca de meta, y que le ha privado de luchar en el sprint por más puntos en la general. Pero le pasó factura el trabajo realizado ayer en el autonómico y no pudo entrar en ese corte. El equipo no estuvo a la altura y aunque lucharon los primeros tramos de carrera, no consiguieron acompañar a Lorri en ninguno de los dos días. Debemos darnos cuenta, en conjunto, que hay que trabajar para poder acompañar a Lorri e intentar lograr más triunfos”.

Víctor Lorriaux: “Acusé el esfuerzo del sábado, pero sin presión ya que el objetivo del Campeonato de Madrid estaba hecho. Lo importante era terminar entre los primeros de la Copa y así fue. Toda la carrera estuve en cabeza, controlando a los principales rivales. La verdad es que las sensaciones no eran muy buenas tras lo del día anterior que fue muy duro y caluroso. Al final, un grupo de veinte corredores se marchó por delante y el puesto 24 sabe bien, ya que pelear un Campeonato de Madrid y una Copa de España el mismo fin de semana es muy difícil lograr rendir al máximo en las dos. Así pues, satisfecho y a por las próximas Copas de España”.

Iñaki Gómez: “Hoy tenía previsto atacar de salida porque sabía que Paracuellos iba a ser más duro que otras veces y tenía intención de coger una ventaja para llegar delante en el puerto. Como no salió bien me recuperé tras Paracuellos, me junté con Javi y Víctor y tiramos fuerte llegando a tener a la vista al grupo en el que iba Joseja, pero a pesar de luchar ha sido imposible y nos han sacado fuera de carrera pronto. Por otra parte, tras correr Besaya yo no he hecho un descanso activo, y por eso quizá que haya notado estos días algo de cansancio, pero tengo el ritmo de carrera y seguiremos dándolo todo en las siguientes carreras”.

José Javier Sánchez: “Estuve un poquito mejor que ayer, pero ya se va adentrando la temporada, se van acumulando las carreras en las piernas y pienso que es el momento de descansar un poco. No es que me esté autodescartando para Valladolid pero sí que creo que los entrenamientos deben ser más suaves. Dentro de mi nivel creo que estoy cumpliendo, pero me falta algo para coger el punto y poder acabar más adelante. Creo que antes de septiembre lo puedo conseguir”.

Fotos: Alicia San Juan, Asunción Arenas y Germán Rodríguez

SALCHI BICICLETAS: VÍCTOR LORRIAUX NO TUVO SU DÍA EN LA COPA DE ESPAÑA DE SANT BOI

La enfermedad que sufrió durante los días previos mermó al de Seseña, que no pudo hacer frente al RH Polartec, con Clavijo ganando la prueba

Descenso del alto de Ullastrell. En el asiento del copiloto del equipo Salchi Bicicletas el responsable de prensa de los cosladeños recibe de golpe unas gafas y un bidón. Lanzados sin mediar palabra por Víctor Lorriaux. Mirada perdida y pensativa, al hispano-francés le pesa todo. No ha tenido piernas ni fuerzas para aguantar el acelerón decisivo que han impuesto los chicos del RH Polartec-Fundación Contador en el último alto puntuable de la tercera prueba de la Copa de España con final en Sant-Boi (Barcelona). Ni siquiera las palabras de su director ni los allez allez de su padre cambian ni un ápice su rostro.

Había confianza en el equipo de que en Barcelona podía ya no sólo mantener el segundo puesto en general de la Copa, sino soñar con asaltar el liderato de Alejandro Ropero (RH Polartec). La duda estaba en el físico, ya que días antes sufría problemas estomacales que le impedían entrenar con normalidad, pero el pequeño diablo francés confiaba en sus fuerzas y en la diosa fortuna que, hasta ahora, le han acompañado en las dos anteriores citas del torneo. Junto a él acudían para respaldarle Carlos Vargas (su sombra), José Javier Sánchez, Iñaki Gómez y Víctor Cano. También había dudas en el rendimiento de sus compañeros. Las fechas en las que se disputa la carrera son de exámenes para todos, y el viaje, aparte de largo, suponía todo ello un gran esfuerzo, pero la moral por ayudar a su jefe de filas podía suplir estos inconvenientes.

Los 114 kilómetros que separaban Navás, al pie de los Pirineos, y Sant Boi, conformaban una XXXV Cursa Ciclista del Llobregat, perfectos para una carrera de gran enjundia. El buen tiempo y el aire acompañarían a los más de un centenar de inscritos en este tercer asalto de la Copa de España. La salida, con tramo de descenso inicial no planteó dificultades para los madrileños, que se mantenían en el paquete sin problema, a pesar de los típicos intentos de escapada aislados y sofocados por la Fundación Contador, que controlaba con mano de hierro la cabeza del pelotón.

El director Jesús González sólo tuvo que dar un toque a José Javier, Iñaki y Víctor para que no rodaran tan atrás en el paquete y había cierta calma, ya que sin los rusos del Lokosphinx la carrera no era un caos desde el pistoletazo de salida. Sin embargo, en el kilómetro 52, cuando arrancaba la primera ascensión puntuable, Vacarisses, comenzaron los problemas. A pesar de que los del RH Polartec no habían variado su guión, los nuestros empezaron a sufrir en las rampas.

José Javier Sánchez se descolgaba, haciéndolo a continuación Carlos Vargas e Iñaki Gómez. Además, a poco de coronarse el puerto cedía Víctor Cano, quedando sólo ya en el grupo principal Lorri. El descenso del madrileño de Aluche para tratar de empalmar con el grupo cabecero fue escalofriante. Llegó a estar a menos de cien metros de empalmar, casi metido entre los coches. Pero el inicio del puerto del Ullastrell impidió que Víctor lograra su objetivo.

Ya en las rampas desiguales de esta tradicional ascensión de la orografía barcelonesa sucedió lo que no queríamos. Los chicos del RH Polartec apretaban el acelerador, se formaba un grupo de una veintena con los más fuertes y Lorriaux se descolgaba sin remisión. Vacío, sufría en las rampas más complicadas y no lograba coger una grupeta que iba inmediatamente después del pelotón de los elegidos. En el descenso lo daba todo pero era imposible ya. Como los grandes campeones, que los son en las victorias y en las derrotas, “Lorri” acababa la carrera con dignidad, 76º a 9:48 de un Claudio Clavijo (RH Polartec) que se imponía en la meta de Sant Boi tras atacar en los últimos kilómetros y resistir la persecución del pelotón.

Ahora es Marc Brustenga (PH Polartec) quien se hace con el liderato, con Clavijo segundo y Ropero, tercero, completando el festival de los azules. Víctor Lorriaux se sitúa en la general provisional sexto, pero aún quedan tres puntuables y las opciones del jefe de filas de Salchi Bicicletas todavía siguen intactas. El próximo 17 de julio en San Sebastián de los Reyes (Madrid) tendrá la primera oportunidad para desquitarse.

DECLARACIONES

Jesús González (Director): “Después del gran esfuerzo realizado por los chicos, en plena época de exámenes para poder disputar la tercera puntuable de la Copa de España, nos volvemos con mal sabor de boca por no haber podido defender el segundo puesto de Lorri, que además ha estado tocado los días previos por una gastroenteritis. Ya en el primer puerto, en cuanto se tensó la cuerda, quedó Víctor sin ningún escolta que le pudiese acompañar. Aún sabiendo defenderse bien en solitario, en las primera estribaciones del segundo puerto, perdió contacto con el grupo de cabeza y enseguida nos dimos cuenta de que seguía tocado”.

Sólo me cabe felicitar a todos los chicos por el tremendo esfuerzo realizado y en especial a nuestro jefe de filas por terminar la carrera en las condiciones en las que se encontraba, con el pundonor que sólo tienen los grandes campeones. Seguiremos luchando por posicionar a Lorri lo más adelante posible en la general de la Copa de España”.

Víctor Lorriaux: “Sabía que iba a ser un día duro ya que llevaba toda la semana con gastroenteritis. He luchado todo lo posible, logrando pasar el primer puerto, pero en el segundo, en las primeras rampas, he cedido unos metros y ya me ha sido imposible. Allí el ritmo de carrera ha sido muy rápido y ya no me quedaba más remedio que darlo todo para llegar a meta. Tenía dudas para Sant Boi. Me he encontrado bajo de forma cuando estos días salí con la bici, no tenía fuerzas y el cuerpo ha respondido mejor incluso de lo que esperaba. Todavía no está todo perdido, quedan tres pruebas y vamos a luchar hasta el final por la Copa”.

Víctor Cano: “Al principio se iba muy bien en el pelotón a pesar de que se han producido demasiadas caídas. El ritmo se ha ralentizado, ya que hoy no han venido los rusos y todo lo han controlado los de la Fundación Contador. En el primer puerto sólo yo he logrado aguantar inicialmente con Lorri, pero he acabado cediendo. En la bajada me he tirado a tope para tratar de ayudarle pero no he podido empalmar al final. En el puerto me he encontrado bien, pero me he venido abajo cuando he perdido contacto y tras ver que a pesar de jugármela en el descenso no he logrado ayudar a Lorri. Al menos me he encontrado físicamente mejor que en las anteriores carreras”.

SALCHI BICICLETAS: EL EQUIPO JUVENIL ENTRENÓ EN FUENLABRADA PARA PREPARAR LA COPA DE ESPAÑA DE SANT BOI

Fechas de exámenes y de alta actividad escolar no han impedido que los chicos del equipo junior hayan podido realizar hayan un nuevo entrenamiento oficial de cara a la tercera prueba de la Copa de España que tendrá lugar este domingo en Barcelona. A la cita convocada por Jesús González acudieron diez de los doce componentes, ausentándose por diversos motivos Raúl Bustillo y Arturo Hernangómez.

El lugar de inicio y llegada elegido fue Fuenlabrada, donde optaron por realizar el recorrido tradicional de la carrera organizada por la Peña Ciclista Monje. Fueron 100 kilómetros, transitando por Pinto, San Martín de la Vega, ascensión a La Nueva, ascensión a Los Molinos, Chinchón, Titulcia, subida a Frascuelo, La Nueva, San Martín de la Vega, Pinto y llegada a Fuenlabrada.

A pesar del fresco mañanero, el sol acompañó a los cosladeños, con un fuerte viento que no impidió que en las subidas se liaran la manta a la cabeza y se lanzaran ataques. En el regreso trabajaron a relevos de forma coordinada para futuras cronos por escuadras.

Durante esta semana el director Jesús González anunciará los convocados para la XXXV Cursa Ciclista del Llobregat “Navas Sant- Boi” (Copa de España) del domingo 29 de mayo y los que tomen parte ese mismo día en el Gran Premio de Alcobendas.

Fotos: Philippe Lorriaux y Asunción Arenas

COPA DE ESPAÑA DE FÉMINAS EN FONTIVEROS: CON EL MICRO Y DESDE LA BARRERA

Fotos: Rueda Lenticular y MotoBike Miguel

0

No. No voy a hacer una crónica de lo que pasó en la segunda cita de la Copa de España este sábado por tierras abulenses. Ya hay overbooking del asunto por la red así que, lo siento. Siempre apetece acudir a alguna de estas carreras con las chicas como las únicas protagonistas. Es como un fin de semana en la playa, en viaje relámpago o a la ´casa del pueblo´ para desconectar de la urbe y esquivar el estrés durante unas horas. Harto de tanta parafernalia de los pro y del postureo máster, viene bien, desde luego.

Jonatan López Perrino, alma máter de este tinglado, quiso contar conmigo por segunda vez para esta cita, así que no iba yo a ser descortés con este señor, que tiene un gran corazón y una cabezonería que le ha llevado (y le llevará) a sacar adelante cualquier cosa que se proponga. El Jony y su familia acogieron a un servidor y a otro zumbado de esto (sí, Alfonso Blanco, el mismo) y nos brindó su hospitalidad para hacernos una vigilia más placentera, como así fue.

1

Me pasa como toda prueba de carretera que me “toca” narrar y contar. Mucho tiempo sin ver nada y más pendiente de las redes sociales (invento enorme en estas circunstancias) para buscar y contar lo que está sucediendo en carrera a los lugareños y familiares de las corredoras, y no morirnos de aburrimiento los de la megafonía, los de las banderas rojas que controlan el tráfico y los miembros de la organización que tratan de ajustar el presupuesto de la carrera con la venta de papeletas para un sorteo de material ciclista, incluida la consabida bici de BTT como producto estrella. ¡Qué tiempos aquellos en los que los patrocinadores se peleaban por entrar en tu cartel!

Lo que más me estresa es la presentación de equipos y ceremonias de podium. ¡Las odio! Con Jonatan atacado, noticias de problemas de los dorsales y las cadetillas dando vueltas, pasando ellas un frío de mil demonios, y preguntándome si suben a firmar o no; ya no sabes que contar. Son cerca de las 9 de la mañana y ninguno de los árbitros aparece por allí, así que les digo a las chicas que suban y que firmen de una p… vez. Que esto no es el Tour de Francia. Una de ellas (ya no me acuerdo del equipo) me pregunta que no viene en la hoja de firmas los números de dorsal. Contestación: “A mi como si firmas 40 veces”. Risas y que pase la siguiente.

2

Como me tocaba hablar, narrar y cantar también tuve tiempo para observar. Veías la cara de Gabriela Ortiz sonriente, con la satisfacción de haber salvado a tiempo un equipo con un patrocinador (E. Leclercq) y que supo contagiarla a sus chicas en la carrera, especialmente a las cadetes y juniors. La propia Rosalía Ortiz (“La Roca”) se acercaba, me daba dos besos y detallaba cómo se ha podido sacar adelante el equipo en tiempo récord.

Otra madrileña, Carolina Esteban, contenta tras haberse estrenado hace unos días en el BTT de Ciempozuelos, ahí estaba con sus padres, y con ganas de medirse con las mejores routiers de su categoría. Habrá que buscarle un apodo (encargo de su padre, sí o sí) a la chica. Ya a punto de darse la salida aparecía Sofía Barriguete, que llegaba algo tarde y despistada, acompañada de sus padres, y a la que tuve que apremiar para pasar lo antes posible el control de desarrollos (plato grande, piñón pequeño, lo de siempre). Pero llegó a tiempo, que para eso es pistard y se maneja bien en las pruebas de velocidad.

¿La carrera? Pues lo que pude ver y lo que nos llegaba vía Radio Vuelta. El primer giro de relativo sesteo, para luego liarse la ´manta a la cabeza´ la catalana Mireia Trías (Catema), que trató de aprovechar sus habilidades de fondista para burlar la disciplina del paquete. Pero no fue ella sino Saioa Gil (Bioracer Elkar Kirolak) la que en un bonito contraataque sería la que lograría llevarse el triunfo en Fontiveros. Con una máxima renta de medio minuto supo aguantar las embestidas del pelotón para presentarse en las calles del pueblo y estrenar su palmarés 2016 en carretera en una cita de este calibre.

3

“Todavía no me lo creo”, me comentaba en directo por el micro la bizkaina. Y menos mal que me atendió, tarde como siempre, pero lo hizo. Y no todos pueden decir lo mismo. Hay que ´picar piedra´ para lograr entrevistarla. El ´Volcán de Karrantza´ detesta hablar en directo. El liderato de la Copa lo mantenía la alicantina Melisa Gómiz, que encabezaba el sprint del pelotón, logrando un brillante segundo puesto tras batir a Paula Soler y a Ariadna Nevado. Tuvo que venir Paula a decirme, de forma educada que ella, y no Ana Isabel López, era la que había acabado tercera. Y es que se habían intercambiado los dorsales. Y yo que con el tema de las caras soy un desastre…

Por otra parte, impresiona la planta de Melisa Gómiz. No podemos dejar que chicas como ésta se centren en la pista solamente. Alguien con ese potencial pide a gritos que se la encauce hacia carreras de un día y clásicas, y así poder encontrar algo que siempre ha escaseado por la naturaleza propia del ciclismo ibérico, la de portentos que no cumplan con el paradigma del pequeño escalador o velocista diminuto que se cuela entre los galgos del norte.

4. Moto Bike Miguel

Y desde mi puesto seguía hablando con gente que llevas tiempo sin ver, incluso un año. Allí se acercaba Isabel Martín “Miss Pucela” con su madre, Montaña, para saludarme y para confirmarme la campeona vallisoletana que la clavícula ya va mejor y que puede subirse a la bici. La pistard catalana Alba Díez no dudó en hacer lo propio, como una de las puntas de lanza de una selección autonómica ahora dirigida por Marta Vilajosana, a la que no reconocí por sus gafas de sol y con la que aproveché para charlar y hacerme una foto con ella. Para un servidor, una de las mejores ciclistas del pelotón femenino español en los últimos años.

7

El ciclocross, siempre presente

Más y más saludos y conversaciones precipitadas (Dori Ruano, Ivanna Villarroel, Alba Fernández Rozas, Nekane Gómez y su madre Loles, etc) cuando las juniors ya estaban en plena faena, en una carrera donde “las mías”, las del CX, mostraban actitud atacante y valiente (Rosalía Ortiz, Sofía Rodríguez, Irene Trabazo), pero insuficiente para evitar un sprint numeroso donde la levantina Isabel Ferreres se presentaba como la más rápida, superando a Sandra Alonso, y corroborando su gran estado de forma tras brillar con luz propia en Copa de España y Campeonatos de España de pista.

5

Siguiendo con el barro, era inevitable la conversación con la gran Irene Trabazo, una enferma como yo del ciclocross, a la que felicitaba por usar en las redes sociales de forma acertada una hashtag tan breve pero tan bonito como #cxalgoquedebiadurartodoelaño. Una charla que si no es porque le tocaba correr, se hubiera prolongado bastante tiempo, sobre todo por los desprecios que dirigimos de forma común a las equipaciones de los equipos ProTour de carretera y lo bonitas que son las de los Sunweb, Crelan, Fidea y compañia…

“¡Bro! ¿Cómo no me dijiste que ibas a venir? Tengo algo para ti, luego te lo traigo!” Como no podía ser de otra manera, era la voz de Rocío García, flamante pro con Lointek y a la que no veía desde hace meses. Apenas pudimos hablar (algo más con sus padres), ya que uno andaba en ese momento con la presentación de equipos de las juveniles. Pero la ´Peke´ SIEMPRE me trae algo, siempre atenta, no sé como se las arregla, pero hasta en los detalles es la mejor la de Villa del Prado. Y más cuando los detalles se los ha traído la tía desde el corazón de Flandes.

Para cuando las elites y sub 23 entran en liza la asistencia de público crecía de forma proporcional al viento, anunciando una carrera movidita e incluso accidentada, como fue así. Los abanicos y las caídas marcaron un desarrollo que acabó inclinándose en favor de las muchachas de Lointek, que salían rabiosas tras una prueba anterior en Noja que se tradujo en un resultado relativamente discreto, y donde Frigorificos Costa-Brava y Bizkaia Durango se habían salido con la suya.

6

Antes de la salida me cruzaba en un pis pas con la simpática Ainhoa Candil (“¡¡luego te veo!!”), que esta vez mostraba un rostro serio, sabedora de que el título regional estaba en juego y que había que liderar a una formación como es Bioracer Elkar-Kirolak donde ella, quiera o no, es una de las voces a tener en cuenta. Por otra parte, teníamos una entrevista con la responsable de la Comisión de Féminas de la RFEC, Cristina San Emeterio, en la que la cántabra ayudaba con sus declaraciones a retomar el sentido común y cortar, de forma educada y elegante, el malestar creado por el aplazamiento a última hora de la tercera carrera de la Copa que debía disputarse en Zamora al día siguiente.

En plena carrera elite muchas juveniles pendientes de la clasificación, que aún no se había publicado una hora después. Iurani Blanco preocupada se acercaba a megafonía, lo mismo que Mireia Muñoz. Antes lo habían hecho María Mangas (charla incluida con Juan Pablo, al que llevaba tiempo sin ver), Laura Tenorio o la directora de las portuguesas. Todas, claro está, con la misma respuesta por parte mía: Negativo.

8

Eran más de las 3 de la tarde y ahí llegaba Aurora Verhoeven (Lointek) para imponerse al sprint por segundo año consecutivo, con lo que se ganaba ya muchas papeletas para que Fontiveros la nombre hija predilecta del municipio. Pero mayor satisfacción me daba ver que segunda y mejor sub 23 terminaba Alba Teruel, otra de las debilidades de quien escribe. No cruzamos más que un saludo, pero la de Beniganim es de las que prefiere hablar más en la carretera que por su boquita. Y lo demuestra en cada carrera que se marca.

Antes de la ceremonia llegó una conversación que tenía ganas de mantenerla. Había que darle un toque de atención a Roberto Coca, Presidente de la Federación de Ciclismo de Castilla y León, y con el que siempre me ha unido una gran amistad. Mi malestar era claro: ¿Temporada 2015-2016 sin Campeonato de Castilla y León? Esto no puede volver a pasar. ¿Resultado de la conversación?: Coca dixit: “Germán. ¿Estás dispuesto a ayudarme para sacar un calendario o una Copa de CX en Castilla-León?”. POR SUPUESTO.

9

Como os decía antes, no me gustan los protocolos de podium. Todo iba bien hasta que me salté el maillot de Ana Usabiaga. El más importante, el de nueva líder de la Copa de España elite (ni con más de doce años de micro se alcanza la perfección en esto de ser voceras). Ella, en vez de mirarme con cara de pocos amigos, se lo tomó con una sonrisa mediana, aceptando (creo yo) de buena manera mis disculpas. Esa misma tímida sonrisa que me dirigió (y que ella no se acordará) en 2005, cuando era cadete y yo la entrevistaba en la meta de Busturia, minutos después de proclamarse campeona de España de CX. Y hoy día es una de las velocistas más cotizadas de nuestro pelotón. Qué cosas.

10

Y Coral Casado, uno de los bellezones del pelotón patrio, que me saludaba, a su estilo, con clase, de forma fugaz. Y el “no saludo” y “sí mirada de circunstancias” de Lidia Barba. Ya nos conocemos años ha. Traducción: “No me hables. Una puta mierda mi carrera”. Y ya en el coche con Míster Rueda Lenticular al volante, preparados para volver a los madriles y mientras esperábamos al ´manager´ Marcos Marín, ver a Empar Félix Tur, madre y hija y soltar por la ventanilla: “¿Qué ha pasado Emparita, por Dios?” Y ambas acercarse hacia nosotros para comunicarnos el parte de daños pertinente. Un encanto la vallera, a la que jamás he visto una mala cara. Una crack la tía, y tenía la ´pata´ izquierda jodida.

Los mismo que sus padres, que son buena gente. Que los padres de Rocío García (a Paco le debo un bocata). Que los padres de Carolina Esteban (a su padre le debe un apodo). Que los padres de Ainhoa Candil o de Rosalía Ortiz. Que los padres de Nekane Gómez o de Lidia Barba (la paciencia de Félix y de Lilian es infinita). Que muchos padres que se gastan los dineros y se dejan el alma en un deporte, el ciclismo, y encima el femenino, en el que el profesionalismo es una utopía por estos lares. Pero en Fontiveros disfruté esta pasado sábado de mi ración de ciclismo femenino correspondiente del año. Con mucho gusto.