Archivo del sitio

SALCHI-UC COSLADA: AITOR RODRÍGUEZ, EL MEJOR DEL EQUIPO EN EL CIERRE DE UNA COPA DE ESPAÑA GAFADA PARA NOSOTROS

Las caídas, las averías y el viento condenaron las aspiraciones de nuestros chicos en Peñafiel, que pelearon una vez más al máximo

Finalizó ayer en la histórica localidad vallisoletana de Peñafiel una nueva Copa de España junior que, a decir verdad, nunca nos quiso abrazar. Terminó como no podía ser de otra manera en este ejercicio 2017: Caídas, averías, contratiempos y mala suerte, que no impidieron que nuestros corredores dieran el máximo mientras estuvieran encima de la bici. Ya en la parte final de la temporada, los ocho convocados por Jesús González y Nacho Vecino volvían a la competición tras un paréntesis de descanso desde la Vuelta a Valladolid.

Alineamos a Francisco Javier Agea, Alejandro Brendler, Mario Sampedro, Raúl Bustillo, Sergio Otero, Javier Fernández, Víctor Ramírez y Aitor Rodríguez, para afrontar una carrera de 123 kilómetros con los altos de montaña de Corredera del Palacio, Castrillo Tejeriego, La Yesera y Convento de Armedilla para poner sal y pimienta a una Copa de España esquiva para los cosladeños. Pero lo que no hicieron los puertos si lo provocaron el fuerte viento y las consabidas caídas. Y a nuestro equipo le volvió a tocar la “china” una vez más.

Ya en la neutralizada se iba al suelo Bustillo y se hacía daño en un mano, pero podía reemprender la marcha. Y en el kilómetro 6 primera montonera, con Mario Sampedro y Víctor Ramírez implicados. El “ruso” se golpeaba la clavícula y debía cambiar de bici, subiéndose a la de repuesto, mientras que el pradeño tenía que cambiar de rueda y se lesionaba en un tobillo. Pero es que, además, mientras se le regulaba a Víctor el sillín, ya que no estaba a la altura correpondiente, ¡sufría un pinchazo en esa bici de repuesto! Más infortunio, imposible.

Una vez que Mario se subió de nuevo a la bici, ya vio que no tenía buenas sensaciones y acabó en el coche del equipo. Por su parte, Víctor reanudó la marcha, logró pasar el primer puerto, pero acabó dejando la carrera hacia el kilómetro 43 con fuertes dolores en la clavícula. Encima, Busti bajaba al coche del médico, no le hacían ni caso y acudía a nuestro vehículo para que le atendieran nuestros directores. Pero no todo finalizó ahí. En un repecho posterior al paso por el primer alto puntuable un corredor tiró al suelo a Otero, provocándose un corte en el que se veían metidos los tocados Busti y Víctor. Tanto el de Majadahonda como el alcalaíno (con dolores en el pie derecho) no iban a poder acabar la carrera, viéndose fuera hacia el kilómetro 80.

Por delante circulaba una fuga formada por 9 corredores desde antes de la primera meta volante en Pesquera de Duero (km 47), con otro de 8 persiguiendo que acabarían cogiendo y de la que algunos llegarían a jugarse la victoria final en el Castillo de Peñafiel. El siguiente de los nuestros en ceder fue Javier Fernández, que se cortó con media docena de unidades antes de arribar al segundo puerto. En el pelotón tiraba a muerte la Fundación Víctor Sastre, que no había logrado meter delante a Adrián González. El viento y el ritmo rompieron el pelotón en mil pedazos, y en un momento en el que Fran bajaba a pedir agua al coche se produjo ese segundo corte de ocho mencionado antes que acabaría por unirse a los nueve de cabeza antes de afrontar los dos últimos altos de montaña.

Un Aitor Rodríguez en alza ya mira al Campeonato de Castilla-La Mancha

Tampoco Alejandro Brendler pudo evitar cortarse en los kilómetros siguientes por los abanicos y manteníamos ya sólo en el pelotón principal a Agea y a Aitor. Por la meta volante de Campaspero, a menos de 15 para el final el viento volvió a hacer de las suyas, con Fran agotado y cortado definitivamente del pelotón y sólo Aitor ya aguantando delante y demostrando que se encuentra en el mejor estado de forma de toda la temporada. En el duro kilómetro final del castillo veíamos ganar a Raúl Rota (Turismo Villanúa) y a Miquel López (Ginestar) proclamarse campeón de la Copa de España.

Aitor entraba en un excelente 19º lugar a 1:55 del vencedor, mientras que Fran Agea era 33º a 5:17. Buen trabajo de Alejandro Brendler, que conseguía finalizar el 53º, a 8:58, y Javier Fernández hacía lo propio, pero fuera de control. Por equipos se conseguía un meritorio 10º puesto, y más en una carrera donde hubo un centenar de abandonos y los chicos se espolearon a pesar de navegar siempre a contracorriente. Nada que objetar al gran esfuerzo realizado en la clausura de una Copa de España que nos dio siempre la espalda.

DECLARACIONES

Aitor Rodríguez: “Ha sido una carrera muy larga y peligrosa por el aire y los abanicos. He aguantado muy bien en todos los puertos y en los páramos, sufriendo mucho porque metían cuneta. Los últimos 25 kilómetros han sido durísimos porque pegaba el aire de costado y la Fundación Sastre ha querido romper el pequeño pelotón en el que iba. Me he aliado con ellos para guardar mientras pasaba en el relevo y no ir encunetado hasta llegar la castillo. Al final un 19º puesto que sabe muy bien y me da mucha confianza para afrontar este domingo el Campeonato de Castilla-La Mancha”.

Francisco Javier Agea: “Lo he pasado mal durante toda la carrera por no ir bien colocado en el pelotón. Hasta que a 15 kilómetros de meta la carrera ya iba muy rota y me encontraba muy cansado y sin fuerzas por el aire, quedándome cortado. Esto es algo que tengo que mejorar para próximas carreras”.

Jesús González (Director): “Tenemos la ´negra´ en Copa de España; sólo en el Trofeo Cabedo estuvimos con la suerte algo más de cara. Estoy contento con el trabajo de los chicos. Muy bien Aitor, que me sorprendió la carrera que hizo. A Fran le faltó fondo para poder llegar delante. Lógico al acudir a Portugal y apenas correr y luego entrenar con la mano aún renqueante tras la caída sufrida allí. Buen trabajo de Alex, ya que gracias a ello pudimos puntuar por equipos. Lo mismo que Javi Fernández, que a pesar de no ser clasificado por llegar fuera de control, peleó por acabar la carrera. Y al resto del equipo felicitarles también por su entrega cuando la suerte les ha dado la espalda en todo momento”.

Nacho Vecino (Director): “En general, el equipo no ha tenido nada de suerte en la Copa de España, ya que nos han afectado mucho las caídas. Hoy hemos luchado a tope, bien y nos ha faltado un poco de fortuna, ya que terminaron cuatro y pienso que tenemos nivel para que terminen todos. De todas formas, es una buena experiencia que los chicos corran estas carreras con ritmos muy altos y con aire. Así aprenden a moverse dentro del paquete de cara a futuras carreras”.

Fotos Luiz Brendler, Belén Esteban y Nacho Vecino

SALCHI BICICLETAS-UC COSLADA: SE PELEÓ HASTA EL LÍMITE EN ALMAZÁN, PERO FALTÓ REMATAR

Está siendo uno de los ´males´ del equipo cosladeño durante su primera temporada en el pelotón nacional junior. Es díficil subir al cajón, y más ganar, pero ayer en tierras sorianas, sin el jefe Víctor Lorriaux en liza, se perdió una nueva oportunidad para que nuestros chicos remataran el trabajo realizado. No dejaba de ser una ´circuitada´(con todos los respetos) y la participación tampoco fue muy numerosa, pero hubo opciones hasta el final.

Con Lorri ausente por su convocatoria para los nacionales de Reinosa este fin de semana, Jesús González alineó en Almazán al septeto compuesto por Mario López, Víctor Cano, Raúl Bustillo, Héctor Urbano, José Javier Sánchez, Carlos Vargas e Iñaki Gómez. Y las instrucciones repetidas hasta la saciedad por el director eran las de estar atentos a los cortes y estar rodando siempre en los puestos de cabeza para evitar caídas y sorpresas.

Fueron 35 vueltas (menudo mareo) las que debieron dar los 33 inscritos a un circuito de 1.200 metros mayormente llano, hasta completar los 42 kilómetros preceptivos bajo el calor vespertino y con buena presencia de ciclistas procedentes de Madrid. Mario López no varió su guión que le ha caracterizado esta temporada. Atacar de inicio, ser un avispón pesado e incordioso y dejarse ver. Se marchó con uno de los chicos del Artepref y estuvieron fugados durante dos vueltas, para luego ser neutralizados.

Una vez más se fue el caballo

Pero, ocurrió lo que otra veces ha pasado. Se escapó la fuga buena acaecida y cristalizada entre las vueltas 10 y 12. Óscar Bazán (Ecotisa Goerna) y Jorge J. Gómez (Artepref Arandino) lograron marcharse y mantener su ventaja vuelta a vuelta, para acabar jugándose el triunfo en la Gran Vía de Almazán, a la que llegaron con apenas un puñado de segundos y con el argentino Bazán llevándose el gato al agua. Completaba el podio Rodrigo Álvarez (Artepref Arandino), que era el más rápido del grupo principal.

Vueltas antes, nuestra baza más combativa y quien mejor leyó la carrera de los nuestros, Mario López, se veía obligado al abandono tras irse al suelo,empujado por otro corredor, en una de las curvas de 180 grados del circuito. Por su parte Iñaki Gómez también fue otro de los más activos, buscando filtrarse en las escapadas y atacando cada vez que veía la ocasión, aunque sin fortuna. Lo mismo se puede decir de José Javier Sánchez, que acabó siendo el mejor de los rojinegros en meta, décimo a 12 segundos tras meterse en el sprint.

Quien retornaba a la competición era Raúl Bustillo, que acusaba la inactividad y en varios momentos de la prueba parecía que acababa descolgándose. Pero el de Majadahonda supo sufrir y tuvo arrestos para meterse en el sprint, acabando 13º y siendo el segundo mejor del equipo en meta. Carlos Vargas empezó bien, aunque acabó algo justo, al menos con gasolina suficiente para llegar en el paquete.

Finalmente, Héctor Urbano aguantó en el grupo hasta la vuelta 25 aproximadamente para acabar cediendo unos segundos, aún manteniendo el tipo y no dejándose llevar. Mientras que Víctor Cano, en un terreno que no era para nada el suyo, se defendió en su línea. Esta no era su guerra y trabajó pensando en próximos objetivos más acordes a su planta de escalador. En la clasificación por escuadras, el triunfo correspondió a los burgaleses del Artepref Arandino mientras que Salchi-Bicicletas-UC Coslada finalizaba en cuarto lugar.

DECLARACIONES

José Javier Sánchez: “El pelotón era reducido y la carrera ha sido muy rápida. Una pena que no hayamos rematado, pero hemos estado en todo y lo hemos tenido bastante controlado. Por lo que respecta a mi, he tenido sensaciones bastante buenas para las fechas en las que estamos y espero terminar la temporada en esta misma dinámica”.

Raúl Bustillo: “Después de estar las dos primeras semanas de agosto descansando para que no se me haga muy larga la temporada de ciclocross, la verdad es que hoy (por ayer) he ido bien. La prueba ha sido corta, muy rápida, con curvas veloces, en la que he sufrido muchísimo, tratando de aguantar al grupo y comiéndome los látigos porque iba atrás. En la última vuelta he peleado por coger la tercera posición y me he colocado bien para el sprint, pero la recta de meta se me ha hecho muy larga. Una pena no haberme metido entre los primeros, pero sólo estoy cogiendo la forma para estos últimos apretones de la temporada”.

Jesús González (Director): “Almazán era una buena oportunidad para haber demostrado cosas, pero es que los otros que corren no son cojos. Es difícil ganar en cualquier caso. Me hubiese gustado que los chicos hubieran estado más activos en alguna escapada más. Mario López ha sido el que más ha destacado hoy y el que mejor ha sabido leer la carrera. Los demás han estado bien, pero insisto en que deben ponerse las pilas. Al menos la mayoría entró en el pelotón”.

Fotos: Javier López y Jesús González

Vídeo: Javier López

SALCHI BICICLETAS-UC COSLADA: ARTURO HERNANGÓMEZ Y EL EQUIPO SE REPUSIERON A LA CAÍDA DE LORRIAUX EN ARANDA

El segoviano tomó el relevo de su jefe de filas y los chicos demostraron su definitiva madurez en una complicada Vuelta a la Ribera del Duero

Fueron tres días y cuatro etapas muy movidas las que vivieron los cosladeños en su debut en esta ronda burgalesa. El equipo dirigido por Jesús González acudía a la Vuelta a La Ribera con todo el arsenal en plena forma y ya bastante capeado en lo que se refiere a vueltas por etapas. Y bien que lo demostraron. Tanto con Lorri en liza como sin él, los chicos mostraron desparpajo, saber hacer y coherencia física y mental en su trabajo. No se lograron victorias (muy caras estaban), pero se dio el do de pecho, se luchó en conjunto y Arturo Hernangómez demostró su salto de calidad siendo el mejor del equipo y tomando la reponsabilidad cuando su jefe de filas quedó fuera de combate.

La carrera arrancó con una etapa con salida y llegada en Aranda de Duero. Fueron 94 kilómetros con dos altos de montaña pero con el fuerte viento como un hándicap más para los más de 120 inscritos en esta ronda de nuevo cuño. Estaba claro que no iba a ser fácil, y aparte del mentado viento, las caídas iban a jugar también un papel preponderante. Carlos Vargas y José Javier Sánchez estuvieron inmersos en las primeras, siendo el más afectado el aragonés, que se reintegraba al paquete con dolores en la espalda, en una rodilla y en una mano.

En el primer puerto veíamos a José Javier acusar la caída, cediendo con él también Iñaki Gómez. En el segundo hito montañoso a once kilómetros de meta, Víctor Cano era el siguiente en quedarse, pero delante conseguían llegar Víctor Lorriaux, Carlos Vargas y Arturo Hernangómez, en un sprint numeroso donde Pablo Velázquez (Fundación Víctor Sastre) levantaba los brazos y se convertía en el primer líder. En el tiempo del ganador llegaban Lorri (31º), Carlos Vargas (49º) y Arturo (59º). Víctor Cano (71º) cedía 1:10; Iñaki (98º) 6:06; y José Javier (111º), 6:08. Por equipos Salchi-UC Coslada se clasificaba 14º.

Caída terrible y salvados los muebles

El sábado se celebraron dos etapas, aumentando de por sí la exigencia para los chicos tras una accidentada primera etapa. Y no varió el panorama. Al revés, hubo muchas más consecuencias negativas pero sabiendo navegar contra viento y marea. La mañana del sábado se reservó para una segunda etapa de 70 kilómetros entre Aranda y La Horra, con sólo un alto puntuable de tercera situado en los primeros compases. Mucho movimiento y cansancio acumulado por una noche movida en forma de incómodas camas y abrasados por los mosquitos.

A pesar de ello, el equipo mostró solidez, con sólo el pinchazo de Víctor Cano en la rueda trasera y José Javier y Carlos cediendo del pelotón a apenas 3 kilómetros de meta. Sin embargo, la mala noticia iba a llegar en forma de motonera masiva en el sprint, en el que se vieron implicados no menos de una veintena de ciclistas, entre ellos Iñaki y Lorri. El primero sin consecuencias, pero el jefe de filas del equipo se veía fuera de combate. A pesar de la situación tan alarmante, el parte de daños del de Seseña se reducía, tras las placas pertinentes, a los golpes sin fractura y a unos puntos de sutura en un brazo consecuencia de clavarse un plato.

La etapa se resolvió de forma favorable para Mario Carrasco (Valverde Team), Velázquez mantenía el maillot de líder y Arturo (49º) pasaba a ser el mejor de los rojinegros en la clasificación general.

La crono por equipos vespertina con salida y llegada en Aranda había que salvarla lo mejor posible. A pesar de estar algo desmotivados tras la baja de Lorri, el equipo dio la talla, logrando un aceptable 18º puesto y corriendo sólo con cinco componentes. El aire volvió a azotar de lo lindo y se empezó muy compacto en los primeros metros. En la subida del recorrido Iñaki perdía contacto con sus compañeros, con Cano, Vargas y Arturo apretando de lo lindo, mientras que José Javier empezaba a sufrir el ritmo alto de crucero. Si esto no era suficiente, un accidente entre la Guardia Civil que abría paso al equipo y una furgoneta que invadía el recorrido, provocó un frenazo y el desvío de la trazada marcada por los conos, para luego sufrir un nuevo estorbo con otro vehículo en la calzada al no llevar ya polícía delante para abrir paso…

Huesca La Magia se imponía en la etapa por tres segundos sobre la Fundación Víctor Sastre, sin embargo, Velázquez lograba mantener el liderato a falta de una etapa para acabar la ronda burgalesa.

Arturo confirma su gran estado de forma

A la última etapa se llegaba con las espadas en todo lo alto, siendo la reina con salida y llegada en la ciudad arandina. 107 kilómetros con tres altos de montaña, el último, de segunda, con la cima a 22 de meta, iban a servir para ver el papel de los chicos ahora sin Lorri en liza. El ritmo fue infernal desde los primeros compases, con muchos intentos de escapada pero con los nuestros salvando sin problemas el primer hito puntuable. Fue en el segundo donde Iñaki se veía cortado por momentos, logrando finalmente enlazar poco después.

Sin embargo, fue el alto de segunda el que fraccionó el pelotón de forma sumaria. Carlos Vargas se veía afectado por problemas mecánicos y acaba cortándose al igual que José Javier. Iñaki ya había cedido antes y Cano era el penúltimo en verse distanciado. Arturo por su parte mostraba un gran golpe de pedal, entrando en uno de los grupos cabeceros y acabando la ronda arandina como el mejor del equipo, logrando avanzar diez puestos en la general.

La etapa se la adjudicaba Ibon Ruiz (Selección Alavesa) y la general Adrián González (Fundación Víctor Sastre), consiguiendo que el maillot no saliera de las huestes del equipo abulense. Arturo acababa 33º a 3:27 del ganador; Víctor Cano 56º, a 6:19; Carlos Vargas 71º, a 9:08; José Javier Sánchez 87º a 15:17; e Iñaki Gómez 100º a 18:50. Así pues, un balance moderadamente positivo y a pensar en las siguientes citas del calendario en las que esperamos que entren en escena otros componentes del equipo.

DECLARACIONES

Carlos Vargas: “En esta vuelta me he encontrado bien, manteniéndome delante en cada una de las etapas. En la primera etapa aguanté en el paquete, en la segunda me corté a tres de meta, en la crono por equipos me noté bastante fuerte y en la última tuve la mala suerte de tener que cambiar de bici arriba del puerto, cosa que me fastidió muchísimo. Ahí perdí mucho tiempo esperando al coche cuando ya quedaban pocos kilómetros para llegar a meta. Tanto a nivel personal como en conjunto hemos progresado. Ahora toca echar el resto en las pocas carreras que quedan”.

Arturo Hernangómez: “Esta vuelta ha sido una de mis mejores carreras en lo que llevamos de temporada. A pesar del abandono de Víctor el segundo día y la pérdida de tiempo en la crono por equipos, tanto el primero como el tercer día me encontré con muy buenas piernas y subiendo pude aguantar con los mejores. Estoy bastante satisfecho con lo conseguido en la Vuelta a la Ribera”.

Jesús González (Director): Ha sido una vuelta muy movida, con numerosas caídas, pinchazos, averías, cambios de bici, etc. Pero hemos visto una gran actuación de Arturo, que está yendo de menos a más, y al que ha perjudicado claramente la crono por equipos, retrasándole irremisiblemente en la clasificación general. De todas maneras, gran vuelta de todos los chicos, que han sabido recuperarse con solvencia de todas las adversidades sufridas”.







Fotos: Asunción Arenas, Javier Cano, Philippe Lorriaux, Jesús Barado y Jesús González

Vídeos: David Hernangómez, Jesús González y Philippe Lorriaux