Archivo del sitio

SALCHI MÁSTER: ÁLVARO TUTOR APROVECHA SU PUNTA DE VELOCIDAD PARA SUBIR AL CAJÓN EN MONZÓN

La temporada de carretera llega a su recta final, pero el equipo máster de Salchi sigue en estado dulce y un nuevo fin de semana en el que no se han bajado del cajón. No se acudió como equipo a ninguna carrera, pero algunos de ellos lo hicieron a título individual. Un ejemplo fue Álvaro Tutor, que tomó parte ayer en el XLVII Trofeo San Mateo en Monzón (Huesca). La carrera se desarrolló en un circuito urbano de 1,6 kilómetros al que debían dar 30 vueltas.

La punta de velocidad fue su mejor arma. Sabedor de que había primas por lograr ser primero en dos sprints intermedios, cambiaron su objetivo de pelear por la victoria final y hacerlo por dichas primas. Salieron casi cien corredores, y desde los primeros instantes no tuvo buenas sensaciones nuestro corredor: “Salí bien pero noté que no me subía el pulso, así que opté por quedarme en el grupo”.

Lo curioso es que ya metido en carrera se enteró que daban primas de forma aleatoria en determinadas vueltas, y que avisaban en la anterior de la misma al grupo: “En la vuelta quince -explica Tutor- me llevé la primera en un sprint en el que jugué con el rebufo del que iba primero tras soltar a los otros cinco en la última curva, y pasándole en los últimos metros”. La segunda prima se la ´cantaron´ en la vuelta 25: “Me ví supermotivado por haber ganado la otra, así que esta vez opté por arrancar desde más lejos. Fui guardando hasta la última curva, para apretar de salida a 300 metros de meta y llegar con veinte metros de ventaja sobre el resto”.

Una vez ganadas ambas primas y tras el desgaste protagonizado, Álvaro optó por acabar la carrera con tranquilidad, sabedor de que iba a subir al podio y, lo más importante, hacerse con dos buenas primas que siempre vienen bien para su economía. “Al principio se fue fortísimo y me costó seguir el ritmo de carrera. Pero de la mitad en adelante, con los dos premios en el bolsillo, todo fue mucho mejor”, resume socarronamente. El puesto final, 60º (18º elite) fue lo de menos. Este fin de semana de paréntesis sirvió para ver que el Salchi máster sigue al pie del cañón hasta en los días en los que el conjunto madrileño no acude como equipo o lo hacen de forma individual. El broche de oro deberán ponerlo este próximo domingo en Boadilla del Monte.

Foto cedidas por Álvaro Tutor

Anuncios

SALCHI MÁSTER: SE CUMPLIERON LOS OBJETIVOS EN FUENLABRADA TRAS UN TRABAJO IMPECABLE EN EQUIPO

Miguel Ángel Fernández, máximo responsable de la parcela máster en el equipo Salchi Bicicletas no suele lanzar nunca las campanas al vuelo. Prudente, deportivamente hablando, y exigente como nadie, siempre deja claro a sus corredores lo que tienen que hacer y lo que se ha hecho mal. Y tras la carrera de Fuenlabrada, no muy dado a felicitaciones ni a palmaditas en la espalda, debió acabar muy contento, aunque por su carácter no lo exteriorizara. El conjunto cosladeño había cumplido al pie de la letra con la ´Miguelina´ y se habían consolidado ambos maillots de líderes del Trofeo FMC.

Pero lo que más orgulloso le dejó fue que no se logró por actuaciones individuales ni por derroches de clase aislados, sino porque el Salchi trabajó como un verdadero equipo, arropando a sus líderes y tomando en cada momento la decisión acertada. La tarde del sábado pasado se presentó con viento y, al ser un circuito relativamente llano, se preveían grandes velocidades desde el inicio, como así fue. Muy pronto se formó un corte de una veintena de unidades donde no se había metido ninguno de los chicos. Dio igual, había que proteger las opciones de Alberto Zamorano a toda costa.

Y más cuando su rival Fernando García-Abad (Ciclos Corredor), su máximo rival, se iba al suelo y todo su equipo el bloque le esperó para reintegrarle al paquete. Ahí fue cuando los cosladeños tomaron el mando delante y trabajaron a muerte para que Fernando no contactara. El trabajo de David ´Vallecano´ y Javier López fue excepcional, tirando del carro a muerte y manteniendo las diferencias. Incluso, Iván Martínez, cuando vio que los de delante estaban a tiro de piedra se puso al límite para cazar, sacrificando sus opciones individuales en favor del bloque.

Asimismo, la inteligencia de Alberto Zamorano salió a relucir cuando vio que ya el equipo se había fundido por él. Decidió a dos giros del final arrancar, empalmando con algunos del grupo de la fuga inicial ya disgregado, y arrastrando a varios corredores a su rueda, entre ellos un siempre atento Carlos Cubillo. Daba igual que el ´Velilla´ ganara la carrera. Y que Zamorano y Cubillo acabaran quintos en su categoría, asegurándose el podio. Lo importante y quasi decisivo era que se habían apuntalado los lideratos. El broche lo puso Julito Martínez, que tras ser confundido por los árbitros, consiguió acabar segundo y meter más diferencia de puntos a su rival directo, Carlos Blázquez (CC Raví).

Todo el equipo había dado una lección de pundonor, compromiso y saber estar. Como bloque, se puede decir que esta carrera de Fuenlabrada pudo ser la mejor de toda la temporada, y eso sin lograr la victoria en ninguna de las categorías. Ciempozuelos y Boadilla del Monte aparecen en el horizonte, pero ya se miran de otra manera, con el objetivo cada vez más cerca de cumplirse y con la satisfacción de un trabajo realizado de forma impecable.

Sin suerte en Tarancón

Al día siguiente varios corredores del equipo tomaron parte en la II Tarancón Challenge by Incarlopsa. Afrontaron 84 kilómetros en un complicado circuito donde el punto álgido fue la repetida ascensión a La Bolita, que acabó por hacer la esperada selección. Victoria para ´el Puma´ Juan Carlos Fernández (Orquín) que corría en casa, y los nuestros no consiguieron acceder a puestos de honor. En máster 30 Víctor Benito finalizaba 17º, un puesto más atrás Alfredo Poveda, mientras Alberto Zamorano se retiraba tra acusar el palizón del día anterior. Asimismo Álvaro Tutor era 20º en elites y Emilio J. Castillo 14º en máster 40.

DECLARACIONES

  • Carlos Cubillo: “Circuito duro, al que el aire duplicó su dureza. Yo personalmente libré la caída justo cuando estaba cerca de coger al grupo de escapados en la vuelta 3. A partir de ahí exhibición de Javier López y David ´Vallecano´ tirando del grupo perseguidor y consiguiendo mantener la fugaa siempre a menos de medio minuto. Gracias a ellos Zamorano y yo logramos enlazar a falta de una vuelta y conseguir dos quintos puestos, cada uno en su categoría. Lo dicho, gracias a Javier y a David”.

  • Alberto Zamorano: “En Fuenlabrada seguimos la tónica de las últimas carreras, pegándonos a la rueda de Fernando García, mi rival en el Tº FMC. Cuando se hizo un corte delante él no se coló y yo no hice tampoco por salir. Pero tuvo la mala suerte de sufrir una caída y sus compañeros tuvieron que remar mucho para arrimarle otra vez al grupo. Quiero destacar a a Javi, David ´Vallecano´ y a Salchi que tiraron del ´carro´ para que no cazaran por detrás. Pero al ir quedándonos sin gente decidió a dos vueltas del final ponerme a tirar porque nos estaban recortando y por suerte salió bien. Me arrimé al grupo delantero, llevándome a mi rueda a otros cuatro corredores, entre ellos a mi compañero Cubillo, que al final se marcó un buen sprint del grupo. Objetivo cumplido, salvando la carrera a base de apretar y sacando unos buenos puntos a Fernando, que me hace estar en una posición ´cómoda´ para la general de la Copa. Pero hasta que las matemáticas no digan lo contrario o no se cruce la útima línea de meta no podemos echar las campanas al vuelo”.

  • Julio Martínez Lorente: “Los árbitros hicieron una chapuza desde el principio. Salimos los cuatro máster 60 para dar ocho vueltas y lo hicimos una vez que el pelotón pasó por la meta volante. Los primeros en quedarse de los cuatro fueron Blázquez y el Evaristo. Yo cedí a falta de cuatro, quedando por delante Bergareche que ganó al final. Yo acusé el cansancio de haber trabajado esa noche, pero trabajé con uno del Jiltres para que me cogiera el Blázquez. Lo peor fue que cuando tenía que haber finalizado los árbitros me dijeron que no, que debía seguir, por lo que la ventaja que había sacado a los otros dos se redujo. Aún así di otra vuelta más y terminé segundo. Aunque en la clasificación aparezca tercero”.

  • Miguel A. Fernández (Director): “Cuando me reuní con los corredores les dije que por contrameta se iba a bajar a mil por hora, ya que el aire iba a pegar de culo. Llegamos a alcanzar 80-85 kms/h de velocidad, y en la subida al repecho de la M50 iba a darnos de costado muerte. Pero lo duro iba a ser de cara a meta una vez se girara tras acabar dicho repecho, y así fue. En cada vuelta caían diez-doce corredores. Para mí ha sido la carrera que más larga que se me ha hecho en los 84 kilómetros que duró. El equipo estuvo bien, teníamos un objetivo y lo cumplimos al pie de la letra”.

    La clara idea era no perder el liderato de Zamorano sino afianzarlo más de cara a Ciempozuelos y Boadilla. Para mí el liderato en máster 30, como cualquier otro líder es muy importante, al igual que el de la clasificación por equipos, porque el mantenerlo tanto días, primero con Iván y luego con Alberto refleja que tenemos un equipo no siempre ganador, pero sí muy luchador y constante. Nuestro objetivo era alejar lo más posible a Fernando y ahí entramos primero con dos titanes, Vallecano, que no paró de tirar para el equipo y que se desfondó a falta de dos vueltas, luchando siempre en la subida con el aire en contra y pesando sólo 60 kilos y lo dio todo. Y Javi López se dejó el alma, tiró a muerte para intentar afianzar la ventaja sobre todo el equipo Ciclos Corredor que tiraba por detrás. Nos felicitó mucha gente por el trabajo que hicimos, un espectáculo. Para mi fue muy importante ver como los cinco que nos quedaron delante: Cubillo, Zamorano, Vallecano, Iván y Javi lucharon a muerte para que no entraran, y se consiguió.

    Un grande como Iván Martínez se dejó la piel por Zamorano, tirando una vuelta a muerte cuando tuvimos más cerca que nunca al grupo de fugados de delante, y sin preocuparse de perderle como una de nuestras bazas para el sprint, ya que supeditó sus intereses a los del equipo. Y Zamorano fue muy inteligente, no se puso nervioso y rodando siempre entre la 3ª y la 4ª posición. Hasta que a falta de dos vueltas vio su momento arrancó, enlazó con el grupo de delante del que se habían marchado dos y otros 5 haciendo de puente. Él y Cubillo lograron empalmar con los diversos grupos en los que se rompió y entraron al sprint. Para mí esto es un equipo. Cuando trabaja unido, cuando se deja el alma por su líder y ve recompensa de que lo mantenemos, de que todo ha salido perfecto. Quiero volver a hacer hincapié en el trabajo de Javi López, un tío superhumilde, que nunca exige nada pero siempre está ahí. Y ayer, sin que nadie le dijera nada, tiró a muerte, sabiendo cual es su rol. Y Vallecano, un tío de equipo, que da el alma por él, que siempre está ayudando a los compañeros, pero en momentos como el de ayer, aún más. Estoy superorgulloso de ver estos días de ciclismo, que tenía la boca seca, que cuando llegué a meta quería darle un abrazo a cada uno, pero no va conmigo. Prefiero hacerlo aquí públicamente, darle las gracias porque con este poquito, ya casi hayamos ganado el liderato con Zamorano, y a Cubillo, por ir con él y luego esprintar para a ver si podíamos mantener el liderato por equipos y por ese final de temporada que está teniendo, un titán con una chispa increíble, y gracias a Julito por mantener el maillot en máster 60. Y a todos los demás por su trabajo. Esa es la esencia de Bicicletas Salchi”.

    “Cuando el equipo trabaja unido es cuando realmente salen las cosas. Y como decía Javi López cuando acabó la carrera: Me encanta trabajar, desfondarme y llegar vacío porque sé que lo que hemos hecho ha valido para algo. Pues claro que sí. Para que no teniendo los mejores corredores (para muchos, para mí considero que tengo un gran equipo este año) hemos demostrado que tenemos un saber estar en carrera que muy pocos lo tienen”.

Fotos Miguel A. Fernández, Carlos Cubillo, Víctor Benito, Marco Antonio Álvarez y Julio Martínez

SALCHI MÁSTER: EL EQUIPO REFUERZA SUS LIDERATOS EN EL TROFEO FEDERACIÓN TRAS RENDIR A BUEN NIVEL EN ALCORCÓN

El regreso vacacional sentó muy bien a los cosladeños, que iniciaron la “cuesta de Septiembre” con buen pie. Alcorcón acogió el IV Critérium de Ciclismo para masters y cadetes y el conjunto dirigido por Miguel Ángel Fernández rindió a gran altura, logrando una victoria, un podio y reteniendo el liderato del Trofeo Federación en máster 30 con Alberto Zamorano y en 60 con Julio Martínez Lorente.

Para esta prueba el técnico de Salchi contó con diez corredores, los dos mencionados más Iván Martínez, Rubén Roldán, David Martínez, Nacho Pascual, Javier López, Carlos Cubillo, Álvaro Tutor y David García ´Vallecano´. Tuvieron que lidiar con el ya tradicional circuito de 4,5 kilómetros con salida y llegada en la Avenida Primero de Mayo, hasta completar los 63 kilómetros previstos.

Fue una carrera, como no podía ser de otra manera, disputada a gran velocidad, con la correspondiente peligrosidad que conllevaba tener nada menos que a 130 participantes, ya que todas las categorías máster y elite-sub 23 corrieron juntas. Las instrucciones de Miguel Ángel Fernández eran claras: Defender los lideratos y buscar la suerte de la victoria con los más rápidos del equipo. Zamorano se pegó a la rueda de su máximo rival, Fernando García-Abad (Ciclos Corredor) y salió airoso del envite, acabando sexto en su categoría de máster 30 y reforzando su condición de líder.

Por su parte, Iván Martínez salió bien colocado para el sprint pero en el último momento optó por no jugarse el pellejo ante la magnitud del peligro que se podía respirar en esos últimos metros, siendo duodécimo. En esta categoría Rubén Roldán acabó 28º, mientras que en elites Álvaro Tutor se clasificaba 12º.

Carlos Cubillo y Julio Martínez en el podium

Las mayores alegrías llegaron en máster 40 y 60. Carlos Cubillo regresó al cajón en el primer caso, tras realizar una carrera inteligente y meterse en el sprint del pelotón para acabar 13º y segundo máster 40, tras el omnipresente Antonio Martín ´Pispajo´ (Orquín). En esta categoría finalizaron también Javier López en 9º lugar y David ´Vallecano´ en 17º. No lo pudieron hacer ni el ´Bielas´ ni el máster 50 Nacho Pascual, este último perjudicado por no competir con su máquina.

Por su parte, Julio Martínez lidió su enésimo duelo con Antonio Blázquez (CC Raví), saliendo una vez más airoso tras superarle claramente en el sprint. Con este triunfo el de San Martín de la Vega consolidaba aún más un liderato que ostenta ya desde principios de año. Destacar, por último, que tras esta puntuable de Alcorcón, el Salchi Bicicletas encabeza la general por equipos del Trofeo Federación por delante del Bobruc Oil. Próxima parada, este sábado por la tarde en Fuenlabrada. Que siga la racha.

DECLARACIONES

  • Carlos Cubillo: “Estoy muy contento por este segundo puesto. Fue una carrera rápida, divertida y en un circuito sin peligro. Aún siendo bastante llano tenía una larga recta con el repecho al inicio de la misma y algo de aire que hizo más daño de lo previsto”.

  • Alberto Zamorano: “Hubo que cambiar la forma de correr un poco por el tema de portar el jersey de líder de la general. Fue cuestión de pegarse a rueda del segundo, Fernando García de Ciclos Corredor, así que a donde iba él ahí iba yo. Nuestro director me dijo me olvidara de pelear en cabeza y buscar escapadas, que ya el objetivo era otro. Y así fue, a una vuelta para el final intentó escaparse Fernando, pero también saltó tras él José María Madrid. Yo me puse a su rueda y me llevó hasta él. Ya en el sprint él optó por no meterse en la llegada y yo metí delante, logrando arañar unos puntillos más en la general. Una carrera menos y un poco más de ventaja más. En general, bien”.

  • Julio Martínez Lorente: “Salimos los tres máster 60 juntos, antes de que el resto de categorías completaran las tres primeras vueltas. Cuando los de cabeza nos cogieron traté de aguantar el ritmo, logrando que primero el manchego y luego Blázquez se quedaran, sobre todo en el repecho, donde ya no pude seguir ese ritmo. Sin embargo, Rubén del CC Getafe, que es máster 40 me alcanzó llevando a Blázquez a rueda. Así que los tres fuimos juntos el resto de la carrera. A falta de una vuelta Blázquez intentó soltarme en la subida, pero no pudo y en el sprint gané con claridad, sacándole unos 15 metros”.

  • Miguel Ángel Fernández (Director): “La idea era en Alcorcón no perder los maillots de líder y mantenernos en cabeza en la general por equipos. Ambas cosas era muy importante mantenerlas, pensando en la cita más importante que tendremos dentro de unos días en Ciempozuelos. Fuimos con diez corredores y sabíamos que muchos de ellos no iban a estar en un estado de forma óptimo. Sin embargo, Cubillo hizo segundo, y todos los corredores del equipo estuvieron superatentos. Pagó un poco el esfuerzo Nacho Pascual, pero es un luchador, siguió ahí hasta que ya no pudo aguantar más. Más que nada fue porque iba sin su bici, sino con una que le habían prestado, que llevaba un 50, de esas de plato, y se le hacía un poco duro seguir el ritmo.

    Durante la carrera se fue a mil por hora, por muchos momentos fue peligrosa, y Zamorano sólo tenía una misión, que era vigilar a Fernando de Ciclos Corredor, que va segundo en el Trofeo FMC. No había que darle ni un respiro, vigilarle constantemente y eso fue lo que hicimos. De cara la sprint Iván Martínez salió bien colocado, en torno al décimo puesto, pero se empezaron a dar bandazos delante y dijo que no quería correr peligro, lo cual entiendo perfectamente. Esperando ya a Fuenlabrada, otro día más y deseando que acabe el Trofeo siendo líderes”.

Fotos Julio Martínez, Miguel Ángel Fernández, Carlos Cubillo y Alberto Zamorano

SALCHI MÁSTER: PODIOS DE GONZALO ZAMBRANO Y JULIO MARTÍNEZ EN EL TROFEO VIRGEN DEL CARMEN DE VALLECAS

Carrerón de Zambrano, que protegió con éxito el liderato de Zamorano y fue capaz de acabar 2º en su categoría de máster 30

El retorno al calendario doméstico por parte de los máster de Salchi fue satisfactorio. Las fechas vacacionales mermaron la presencia en número, pero la imagen y los resultados para nada, con un balance que se resume en una victoria, un podio y el mantenimiento del liderato del Trofeo FMC en el haber de Alberto Zamorano y de Julio Martínez. Si hay un nombre propio que sale una vez más reforzado de Vallecas es Gonzalo Zambrano. El del barrio de Hortaleza, ex-pro, volvió a darnos una lección de saber estar, trabajo en equipo y fiabilidad.

El objetivo era que Alberto Zamorano mantuviera una carrera más on el maillot Sural de líder, y Zambrano estuvo ahí, junto con sus compañeros, logrando que el de Aranjuez tuviera los menos sobresaltos posibles. A eso de las 11 de la mañana se celebró la segunda manga del Trofeo Virgen del Carmen en el barrio madrileño de Vallecas. Doce vueltas al circuito debían completar los participantes para acabar cubriendo 38 kilómetros, para nada planos, con el repecho tradicional de un trazado renovado pero harto conocido por todos.

Muchos ataques, pero con los nuestros siempre atentos. Diego ´Gallu´, Poveda, Tutor y Forníes buscaban colarse en los cortes, e incluso uno importante producido a mitad de carrera y que pudo haber prosperado si hay colaboración, tuvo en su seno a nuestros dos ´miuras´ Zamorano y Zambrano. Pero, lo que son las cosas, el corte definitivo a dos giros para el final pilló a todos ´en bragas´, con Javier Gutiérrez (Esteve) y Joaquín Calderón (ULB Sport Fluiters-PC Paloma) yéndose por delante y jugándose un triunfo que sonrió al primero.

Poco antes de sonar la campana de última vuelta Álvaro Tutor se fue al suelo (afortunadamente sin consecuencias) y Zambrano, que iba con él, logró esquivarlo, pero obligado a darse un calentón para volver a la cabeza del pelotón y disputar el sprint. En él Zamorano salió mal colocado de la última curva, perdiendo unos metros con respecto a su máximo rival en la lucha por el liderato, Fernando García-Abad (Ciclos Corredor). Sin embargo, Gonzalo logró superarle y quitarle unos puntos importantes para que nuestro corredor siguiera liderando la general.

Finalmente, Zambrano terminaba cuarto global y segundo máster 30 y Zamorano octavo y cuarto máster 30. Alfredo Poveda fue 39º (19º máster 30); Diego Sánchez 40º (9º sub 23) y Javier Forníes 44º (21º máster 30).

Julio Martínez Lorente, más líder en 60

En la primera manga, disputada sobre 10 vueltas para las categorías máster 40, 50 y 60, nuestros chicos estuvieron a la altura. La pena fue no pillar el corte tempranero que acabó decidiendo la carrera. Se marcharon por delante Javier García (Bobruc Oil) y Francisco Blázquez (CC Getafe) a las primeras de cambio y se jugaron la carrera (venció Javier) tras lograr rentas que llegaron a acercarse al minuto. A David ´El Vallecano´ le pilló justo en el momento en el que era neutralizado de un anterior ataque y no fue posible ya entrar. Javi López también lo intentó en los primeros compases, pero sin fortuna.

En el grupo principal que arribó a meta a 41″ de los fugados entraron Carlos Cubillo 13º (10º máster 40) y David García 19º (13º máster 40). Un poquito cortado en entró José D. Moreno, 27º (20º máster 40) a 1:05. En lo que se refiere a máster 50 la victoria estuvo una vez muy cara, con Jorge Casillas (Esteve) llevándose el ´gato al agua´. Un peleón Ignacio Pascual finalizó en un buen 7º puesto. Finalmente la mayor alegría la trajo Julio Martínez Lorente, que logró la victoria en su categoría de máster 60, batiendo al sprint a su máximo rival, Carlos Blázquez (CC Raví) y eso que llegó éste último a descolgarse, pero empalmó y no se lo puso fácil al de San Martín de la Vega.

DECLARACIONES

  • Gonzalo Zambrano: “Pudimos haber ganado, ya que Zamorano y yo íbamos muy bien, pero es difícil controlar una carrera como esta. Los dos estuvimos siempre atentos a los cortes e incluso nos metimos en uno a mitad de carrera que finalmente no cuajó. La clave fue cuando a dos vueltas arrancaron Gutiérrez y Calderón y nadie colaboró para anularles. Álvaro Tutor se fue al suelo a poco de entrar en la última vuelta. Menos mal que no fue grave. Logré esquivarlo y tuve que remontar posiciones desde mitad de paquete más o menos. Al final me faltó poco para ganar el sprint del paquete. Todo salió bien porque Zamo logró mantener el liderato”.

  • Julio Martínez Lorente: “Sigo de líder tras esta victoria. De salida se salió a fuego. Las dos primeras vueltas fueron terribles. Una caída en la segunda me afectó y, a pesar de volver a contactar con el grupo en la parte más dura, acabé por descolgarme. Estuve pendiente de mi rival, Carlos Blázquez. Lo que me llamó la atención es que se quedó antes que yo pero me alcanzó apenas en media vuelta y en muy poco tiempo. Ya en el sprint sabía que era más rápido que él y así fue. Respecto al nuevo circuito de Vallecas, tengo que decir que es más duro ahora que el anterior”.

  • Alberto Zamorano: “Fue una carrera en la que presumíamos que los elites iban a romper la armonía arrancando en el repecho y así fue. Hubo cuatro vueltas en las que trataron de provocar el corte ahí y yo me metí en ellos, pero luego no había colaboración. Yo estuve siguiendo la estela de Fernando, el de Ciclos Corredor que es el que más cerca tenía en la general de Madrid y chapeau para Zambrano, que estuvo a mi lado toda la carrera, preocupándose de mí y saliendo a los cortes que pudieran ser importantes. Al final se fueron los dos que llegaron a vuelta y media del final. En el sprint del grupo, como era una llegada un poco peligrosa, me puse en un sitio que no debí haberme colocado y entré en la curva primero, pero trazándola fatal. Salí algo clavado y me pasaron dos o tres. La suerte que Zambrano hizo segundo en máster 30 y le quitó puntos a Fernando que le hubieran servido para acercarse más a mí. Al final, pues cuarto”.

  • Miguel Ángel Fernández (Director): “En la primera manga, sobre los 40 decir que Javi López y David García estuvieron atentos a los ataques. El vallecano dio la casualidad de que cuando se hizo la fuga buena él salía de la anterior y no pudo cogerla y eso que tenía mucho gas. Javi lo intentó de salida y Cubillo estuvo muy bien, al igual que los demás. Respecto a los 50 Ignacio Pascual estuvo siempre luchador e hizo un carrerón. Y en los 60 Julito exhibiendo como siempre una visión de carrera como nadie, esperó al sprint para hacerse con el triunfo”.

    “Respecto a la carrera de los 30, Zambrano es un crack, un profesional como nadie, se deja la vida cuando le dices que hay que echar una mano. Es humilde y es un corredor de equipo. En la carrera estuvo pendiente siempre de Zamorano y en ningún momento dudó en decir que venía a ayudarle y a que su compañero saliera líder de esta carrera sí o sí, haciendo incluso al final segundo. Respecto a los demás, Zamorano hizo un carrerón, aunque de cara a meta yo hubiera actuado de otra manera. Pero no es fácil decidir ahora o nunca y le faltó algo de chispa en los últimos metros de cara al sprint. De todas maneras afianza el liderato y demuestra una vez más que tiene mucho gas. Alfredo Poveda estuvo muy luchador, Diego Sánchez también, estando delante metido en una fuga, y Álvaro Tutor en la última vuelta se fue al suelo. Una pena porque tenía mucho gas y podía haber lanzado de maravilla a Zamorano”.

Fotos Miguel A. Fernández y Carlos Cubillo

SALCHI MÁSTER: ÁLVARO TUTOR CONSIGUE EL PRIMER TRIUNFO ABSOLUTO EN EL MEMORIAL JUAN CARLOS VICARIO

El día anterior en Colmenar del Arroyo los cosladeños ya habían avisado con cinco puestos de honor en máster 30, 40 y 60

… Y llegó la primera victoria para el equipo máster de Salchi Bicicletas. Este aún reciente fin de semana fue de lo más prolífico para los cosladeños, con puestos de honor en el arranque del calendario máster en la Comunidad de Madrid y en el siempre motivador Memorial Juan Carlos Vicario en tierras toledanas. Un paso más para los grandes objetivos de la Vuelta a Cuenca y el Gran Premio Salchi en las próximas semanas. Pero empezamos esta vez por el final, que fue cuando acaeció lo mejor en Las Ventas de San Julián (Toledo), la mañana de ayer.

El II Memorial Juan Carlos Vicario se celebró sobre 107 kilómetros, con los altos puntuables de Oropesa y Torrico por el camino y varios sprints especiales para animar una prueba que acabó siendo perfecta para los ´espartanos´ que acudieron ayer allí. De salida se produjeron muchos intentos y el Esteve tratando, de manera desorganizada, mantener controlada la carrera. Sin embargo, fue uno de nueve unidades el que acabó cuajando cuando aún quedaban unos 70 para meta. Allí se metió Álvaro Tutor, junto con dos Esteve (Sergio Muñoz y Aitor Fernández), dos Cartucho (Carlos Molina y Francisco Casaus), un Ciclos Corredor (Fernando Gª Abad), un Ciclos Ébora (Julián Duque), un Forociclista (Julián Pedrero) y un CC Getafe (Mario Monreal).

Cuando se dieron cuenta ya habían abierto hueco. Curioso que se formó instantes después de una caída que le pilló a Alvaro justo delante, pero que no impidió que pudiera meterse, y viéndose favorecidos incluso los nueve, ya que ese parón permitió que se generara el corte definitivo… Como narra Alvaro “pasamos todos al relevo, aunque con un poco de descontrol en las subidas, ya que en ellas los Cartucho se desmadraban y les tuvimos que dar un par de toques, avisándoles de que si seguían así no íbamos a pasar la relevo”. Las diferencias no eran tranquilizadoras porque apenas superaban el minuto y los Esteve atrás no cejaban en su empeño.

En una rotonda, a siete de meta, Tutor ya veía que había posibilidades de ganar: “Los siete últimos kilómietros eran llanos, como a mí me gusta y me ví crecidísimo. Lo digo porque cuando salí de esa rotonda iba primero y notaba que nadie me seguía, optando por caer de nuevo con ellos por si pegaba el viento y acababa arrepintiéndome de no haber guardado”. Ya en el último kilómetro Álvaro observó que algunos iban muy justos, siendo uno de los Esteve el que probaba fortuna con Duque (Ciclos Ébora) saltando a su rueda. Ahí fue le momento en el que salió nuestro campeón, notando buenas piernas, poniéndose incluso delante de ellos y viendo, en décimas de segundo, que se miraban entre ellos. Esto motivó una nueva arrancada de Álvaro a falta de 300 metros sin dudar, para acabar entrando con un bici de ventaja sobre Carlos Molina (Cartucho), segundo, y Mario Monreal (CC Getafe), tercero.

El pelotón arribaba a 58″, en el que Carlos Cubillo demostraba también una mejoría en su rendimiento, terminando cuarto en su categoría, donde vencía el mencionado Julián Pedrero. Fernando Migallón finalizaba duodécimo en máster 30 y Eduardo Perea 21º en esta misma categoría. Por escuadras el Salchi Bicicletas se clasificaba quinto, siendo lo único malo de la jornada la caída de Javier López, que no tuvo consencuencias y no pasó de chapa y pintura. Lo importante es que se había logrado el primer triunfo absoluto de la temporada, que debe servir de acicate para que lleguen más en las próximas carreras.

Cinco podios en Colmenar del Arroyo

El día antes, hasta 16 corredores de Salchi Bicicletas tomaron parte en la prueba que inauguraba el calendario madrileño, el II GP Colmenar del Arroyo-Challenge FMC. Circuito duro de 34,5 kilómetros al que todos, excepto los máster 60, debían dar dos vueltas, con los altos de El Mojón y Almenara como filtros que debían servir para seleccionar la carrera. A diferencia de los juniors, los más de 160 inscritos en categoría máster y elites-sub 23 salieron muy fuertes. Tras un intento de un Esteve y un Cartucho se produjo el corte definitivo en plena ascensión al alto de El Mojón, cuando se marcharon Daniel Torres (Esteve) y Javier García (Bobruc Oil).

A partir de ahí aumentaron poco a poco su renta sin que por detrás hubiera realmente intención de neutralizarles. Los nuestros no tomaron el mando de las operaciones tampoco, así que al final la casa quedó sin barrer. En la segunda vuelta, poco antes de llegar a Fresnedilla Miguel López ´Tarzán´ se iba al suelo aunque pudiendo continuar sin consecuencias graves. En el segundo paso por El Mojón Torres soltaba a García y se encaminaba a la meta, donde le daría al Esteve un triunfo tan merecido como inesperado. En el sprint del grupo los nuestros anduvieron listos, pero no lo suficiente para entrar en el cajón global, donde Jonathan Villavicencio (Esteve) certificaba el doblete de los de Manuel Ruiz y Ángel Sánchez, terminando tercero Leángel R. Linarez (Cartucho-Magro). Indicar que en los últimos kilómetros, ya en la entrada del pueblo, se produjo una terrible caída en la parte delantera del grupo, con varios afectados de forma preocupante y apartosa, siendo el único de los nuestros inmerso Diego Sánchez, que tuvo que ser atendido por los servicios médicos, aunque sin revestir gravedad.

De todas maneras, se pescaba en río revuelto, con Iván Martínez y Alberto Zamorano subiendo al podium como quinto y cuarto en máster 30; David Alonso y David García ´Vallecano´ tercero y cuarto en máster 40; y Julio Martínez Lorente como primero en máster 60. El palentino David Alonso nos decía que “el fuerte viento ha impedido que se hicieran muchas escapadas, subiéndose a ritmo bastante flojo los puertos. Es que se veía venir que se acabaría llegando al sprint. Para éste ya ví en la primera vuelta que el descenso de la Almenara era peligroso y bacheado si tratabas de coger las primeras posiciones. Llegué a alcanzar en algún tramo los 60-70 kms/h, todo un peligro -prosigue. A falta de un kilómetro salté del pelotón para reducir ese riesgo en el sprint y llegar lo más adelante posible. Pude esquivar la caída, que se produjo justo delante mía, y entrar finalmente entre los diez primeros”, termina. Asimismo, en la clasificación por equipos los pupilos de Miguel Ángel Fernández se hacían con un gran tercer puesto.

DECLARACIONES

Miguel Ángel Fernández (Director): “Quiero destacar el buen trabajo realizado en Colmenar del Arroyo, a Gonzalo Zambrano, a Alberto Zamorano que se va acercando al podium, y a David ´El Fonta´. El equipo estuvo bien en una carrera dura y con un aire mortal, yéndose a mil por hora. Cuando se fugaron el Bobruc y el Esteve no fuimos capaces de reducir la ventaja. Y luego el sprint fue un desastre, donde quizá lo mismo hubiéramos ganado por equipos, ya que tenemos gente capacitada para ello en las llegadas masivas. Y del Vicario mencionar a Cubillo, que ya se va acercando al cajón. Ya van saliendo las cosas. Los espartanos que fueron allí se merecieron ganar”.

Fotos Germán Rodríguez, Gonzalo Zambrano, Javier Ros, Javier López y Fernando Migallón