Archivo del sitio

SALCHI-UC COSLADA: DIGNO PUNTO Y FINAL A LA TEMPORADA EN LA VUELTA A LA RIOJA

Todos los chicos acabaron la ronda riojana y confirmaron el salto de calidad de los cosladeños en su segunda temporada

Se acabó. Finalizó la Vuelta a La Rioja junior y el Salchi-UC Coslada cerró la temporada 2017 de carretera de una forma digna y notable. Un año que debía ser el de la confirmación de un proyecto que nacía con ilusión a finales de 2015 y que ahora, casi dos años después, está consolidado gracias al trabajo realizado por los técnicos Jesús González y Nacho Vecino, con la ayuda del patrocinio principal aportado por Iván Martínez.

Un temporada que se puede considerar satisfactoria, con tres triunfos parciales, media docena de podios y otras tantas victorias por equipos. Faltó brillar en la Copa de España y en algunas de la rondas por etapas como la propia Vuelta a La Rioja, que se saldó sin sobresaltos. Una última jornada de 99,5 kilómetros con dos puertos de tercera al principio y con todo por decidir en la mayoría de las clasificaciones en juego.

Sin embargo, tras quedarnos sin opciones en el alto de La Rasa el día anterior, los cosladeños partieron en Arrubal con instrucciones claras: Tratar de acabar de la forma más digna posible buscando que los seis clasificaran, renunciando a las clasificaciones secundarias, pero buscando fugas y, en su caso, que Otero se metiera en el sprint y que Aitor y Jorge buscaran mejorar en la general.

Los ataques iniciales se sucedieron, siendo el de Alday (Lancar) y Pereira (Banco Santander) el primero a reseñar, ya que consiguieron coronar el primer puerto. Una caída grave tras pasar el alto de Arrodeo obligó a neutralizar la carrera durante unos minutos hasta que se reincorporara el ambulancia. Nuestros chicos aprovecharon para coger agua y barritas y recibir las instrucciones de nuestros directores.

Antes del segundo paso de montaña se fugaron seis corredores de enjundia, entre ellos Fernando Navas (Sanse Rotor), Pau Miquel (Turismo Villanúa) y Eugenio Sánchez (Castillo de Onda), que tampoco prosperó, aunque le valió a Navas para coronar en cabeza el alto de Sorzano. Las siguientes dos metas volantes también vivieron el paso en cabeza de corredores escapados, con los mencionados Pereiro y Navas siendo los primeros en franquearlas.

El aire, que pegó durante varios tramos del recorrido, encunetó por momentos al paquete, pero nuestros chicos siempre estuvieron atentos y no se quedaron cortados, ayudándose unos a otros y rodando lo más delante posible. La escapada que se puede considerar ´del día´ se formó a 30 kilómetros de meta, con ocho corredores, entre ellos Cobo (Indupyme), Decraene (Polartec), Sánchez (Castillo de Onda) y Ruiz (Lintxu). Llegaron a disfrutar de una máxima de 40”, pero atrás el trabajo del Bathco y Turismo Villanúa, los primeros defendiendo el liderato, y los segundos las opciones de su velocista Raúl Rota, acabaron por sofocarla.

Sprint cantado y final sin sobresaltos para nuestros corredores

Siguieron a 20 de meta los ataques, en los que trataron de meterse sin fortuna Otero, Bustillo o Galindo, entre los nuestros. Todo terminó abocado a un sprint masivo, con Rota cumpliendo los pronósticos por delante de Iván Cobo (Aseguras Indupyme) y de Pau Miquel (Turismo Villanúa). Sergio Otero era el mejor de los nuestros (13º), con Fran Agea (16º), Aitor Rodríguez (41º), Jorge Galindo (50º), Raúl Bustillo (52º) y Javier Fernández (60º), todos con el mismo tiempo del ganador y siendo quintos por equipos, que no está nada mal.

En la general final de la Vuelta a La Rioja, en lo más alto nos encontramos a Santiago Martínez (Bathco), con Jorge 27º a 2:51; Aitor 31º, a 2:58; Javi 56º, a 9:23; Sergio 61º, a 10:11; Raúl 62º, también a 10:11; y Fran 68º, a 10:53. Por escuadras, un buen séptimo puesto final para los cosladeños. Desenlace digno para una campaña 2017 que hubiéramos firmado con los ojos cerrados allá por el mes de Enero en tierras segovianas.

Álbum de fotos completo aquí

DECLARACIONES

  • Francisco Javier Agea: “En general, la Vuelta ha salido bien, aunque ayer lo pasé muy mal. Hoy he intentado meterme al sprint, pero había muchas curvas al final y no pudo ser. Pero estoy contento, sobre todo por el año que he hecho. Al principio no me lo creía, que ganara en la segunda carrera del año, cuando hasta ese momento no había conseguido ningún puesto importante, así que contento”.

 

  • Aitor Rodríguez: “La vuelta ha sido dura por la etapa de ayer y esta última ha sido muy rápida, ya que había muchos corredores a apenas diez segundos del líder. En el sprint también ha sido complicado porque han ido muy muy rápido. En la forma que estoy me hubiera gustado que la temporada durara más. He ido de menos a más. Empecé el año muy mal, y he acabado pues regular, no muy bien, pero entrando siempre en el pelotón con los mejores y disfrutando”.

 

  • Jesús González y Nacho Vecino: Ver vídeo aquí.
Anuncios

SALCHI BICICLETAS-UC COSLADA: VÍCTOR LORRIAUX FUE DE MENOS A MÁS EN UNA DURÍSIMA VOLTA A PORTUGAL JUVENIL

La semana pasada el jefe de filas del equipo cosladeño tuvo el privilegio de correr la XI edición de la Volta a Portugal Junior entre el 28 y el 30 de julio. Y lo hizo cedido con el equipo cántabro Bathco tras el acuerdo rubricado por ambos conjuntos días antes. Oportunidad de oro para el de Seseña de competir en una ronda por etapas con nivel muy alto, ya que no sólo acogió a los mejores conjuntos de Portugal, sino también españoles de enjundia y el Codelse hispanoamericano.

Lorriaux fue de menos a más, aunque el primer día hipotecó sus opciones por un pinchazo, para luego resarcirse en las dos siguientes etapas. Definió su participación por tierras lusas afirmando que “no he visto una vuelta más rápida y más dura en mi vida. Son los días que más he andado en toda la temporada”.

Pinchazo y confusión

La primera etapa no vaticinaba lo que nos cuenta Lorri en las anteriores líneas. De Santa María da Feira hasta Braga tenían los corredores que afrontar 108,6 kilómetros con dos metas volantes y sólo un alto puntuable (Jovim) de 3ª categoría, pero muy lejos de meta. Y pasó que se fue a mil desde el inicio y que el recorrido de llano nada, un continuo sube y baja matador bajo temperaturas abrasadoras. Pasó el puerto con el grupo de cabeza y después intentó la fuga para buscar enlazar con los escapados que iban por delante.

No logró el objetivo siendo neutralizado, para luego sufrir un maldito pinchazo. Otra vez tocaba palizón y, a pesar de enlazar, cuando se movió la lucha por la etapa, se vio distanciado y reventado tras semejante esfuerzo: “Con el tráfico abierto pensaba que estaría fuera de carrera, pero lo sorprendente fue que al llegar a meta todavía no habían cerrado el control. Así que tocó poner la mente en blanco y empezar de cero al día siguiente, ya que las sensaciones hasta el pinchazo fueron buenas”. La etapa se la adjudicaba el local Joao Almeida (Bairrada) mientras que Lorri se clasificaba en el puesto 92º a 18:41 del ganador.

El segundo acto de la Volta a Portugal planteó un recorrido más selectivo, pero más corto, entre Vila Verde y Fafe, de 88 kilómetros, con tres altos puntuables (Covide, 3ª, Caniçada, 2ª y Golaes, 4ª), el último a apenas 3 de meta. En ella Víctor tuvo buenas piernas, sobre todo al inicio. Pasó con los mejores el primer alto, sufriendo en el segundo a poco más de un kilómetro para la cima, pero logrando empalmar al coronar, contándonos con ilusión que “veía que las sensaciones era buenas y quería estasr en cabeza siempre”.

Sin embargo, cedió en el último puerto de cuarta, pero con las fuerzas suficientes para acabar el 25º, a 1:14 de Joao Almeida, que volvía a levantar los brazos en Fafe y reforzaba su liderato en la ronda lusa. En la general, Lorri se situaba el 76º, a 19:55 del liderato, mejorando algo su clasificación individual y siendo el tercero del equipo del Besaya.

A muerte de camino a Macedo de Cavaleiros

La última etapa seguiría parámetros similares a la del día anterior. Fueron 110,3 kilómetros con salida en Boticas y llegada a Macedo de Cavaleiros, con dos duros altos de 2ª categoría (Mosteiró de Cima y Serra de Bornes), que endurecerían el desenlace de la ronda lusa. De salida se afrontó un alto no puntuable de 3 kilómetros donde nuestro protagonista estuvo atento en cabeza, para luego intentar meterse en alguna fuga, pero de forma infructuosa. Los dos puertos puntuables tenían diez kilómetros de subida. En el primero ya vio que no tendría buenas sensaciones, cediendo unos metros, aunque logrando empalmar en el descenso.

El ritmo hasta el segundo alto fue infernal, rompiéndose la carrera en mil pedazos en una dura ascensión y con el de Seseña arribando a meta el 33º, a 1:57 de un Joao Almeida que se mostró durante los tres días intratable. En la general, el de Bairrada se imponía con claridad, con 45″ sobre Alejandro Ropero (RH+ Polartec) y 1:26 sobre Pedro Lopes (Crédito Agrícola-CC Alcobaça). Lorri finalizaba el 50º a 21:52, siendo además el segundo mejor del equipo.

El balance de “Le Petit Diable francés” es “positivo. Creo que si no hubiera tenido avería el primer día podría haber hecho un buen resultado en la general, pero la suerte últimamente no está de mi lado, ya que llevo varias carreras con averías. Creo que he cogido un ritmo muy bueno para los últimos objetivos que quedan de la temporada, ya que el que hemos llevado en Portugal ha sido de los más altos de toda la campaña, sobre todo con lo bastante exigente que ha sido el terreno durante los tres días de competición”.

Veremos si la suerte está de su lado este domingo, cuando regrese a la Copa de España de Peñafiel (Valladolid) y vistiendo los colores del Salchi Bicicletas-UC Coslada.

Fotos: Federación Portuguesa de Ciclismo y Eduardo Campos