Archivo del sitio

SALCHI-UC COSLADA: RETORNO A LA COMPETICIÓN CON FRAN AGEA GANANDO LA MONTAÑA EN BURGOS

Aceptable actuación del equipo que ya mira hacia uno de los objetivos clave de la temporada: El Campeonato de Madrid de San Sebastián de los Reyes

Tras casi dos semanas de parón los cosladeños regresaron a la competición este domingo en Burgos. El paso por la Vuelta a Besaya ya dio señales de la necesidad de parar y tomar aire y en el XXXVII Trofeo Junior Ibercaja volvieron con ganas y, afortunadamente, pisando podio gracias a su jefe de filas Francisco Javier Agea. En la prueba burgalesa Jesús González y Nacho Vecino contaron con nueve corredores, tras la baja a última hora por motivos familiares de Diego López.

Por el camino esperaban 96,2 kilómetros con buena climatología y algo de viento, y las subidas puntuables de Iglesias y La Herradura bajo la buena organización del CDC Burgalés. A pesar de coincidir la disputa de esta carrera con la prestigiosa Vuelta a Vizcaya (Bizkaiko Itzulia), la participación fue buena y de calidad, y el recorrido perfecto para la batalla. La salida real incluso se dio en un tramo que picaba para arriba.

El equipo estuvo atento a los movimientos, a pesar de que en el kilómetro 15 ya se empezaba a quedar gente detrás, entre ellos nuestro Mario Díaz. Se formó en estos primeros compases una fuga de cinco unidades entre los que se metió un atento Raúl Bustillo. Lo curioso fue que el de Majadahonda se quedó cortado justo cuando se puso a comer. Le entró aire y se le fue la estela de los compañeros de la escapada. Al percatarse de ello Jesús mandó atacar por detrás (muy activo Aitor Rodríguez) y acabaron neutralizando a pie del primer puerto a todos.

Mientras Pablo Martínez cedía, en la cima del alto de Iglesias, subida bastante tendida, Fran Agea pasaba primero y nos daba la primera alegría del día. Tras el correspondiente descenso proliferaron los intentos de fuga, cristalizando una de diez corredores entre los que se metió Sergio Otero. Nuestros chicos permanecían atentos y la cosa iba bien hasta ese momento. Sin embargo, en el pelotón no se andaron con contemplaciones y tiraron para echarla abajo. Durante la ascensión al alto de La Herradura, Otero cedió, pero alguno de la fuga logró aún pasar primero por su cima, caso de Jorge Galindo (Fundación V. Sastre).

Y ahí vino el desajuste de los nuestros. Diez corredores se fueron por delante, Fran atrás con otro corredor hacía de puente, y luego más pelotones que se fueron reagrupando en el descenso. Cinco unidades cogieron a Fran y acabaron llegando al grupo de cabeza. Pero sólo uno de los nuestros delante y el resto de equipos importantes con dos y hasta cuatro representantes. Además, el de Navaluenga llegó muy justo de fuerzas al embalaje final tras haber trabajado en la caza desde muchos kilómetros antes. Igor Molina (Arte en Tránsfer) se imponía en la meta de Burgos y Agea terminaba octavo, asegurándose el triunfo en la general de la montaña por el puestómetro.

Por detrás, Sergio González saltaba del pelotón buscando una buena clasificación a 8 kilómetros de meta, secundado por su compañero Mario Sampedro y Alberto Pérez (Plataforma Central Iberum), pero fueron cazados a apenas 200 metros de meta. En el grupo principal, que arribaba a 47″, entraban Raúl Bustillo (17º), Aitor Rodríguez (20º), Mario Sampedro (27º) y Sergio Otero (33º). Algo cortado, a 56″ entraba Sergio González, mientras que Víctor Ramírez (64º) y Pablo Martínez (66º) lo hacían fuera de control, el primero con problemas estomacales hasta el detalle de vomitar sobre la bicicleta. Por escuadras el Salchi-UC Coslada finalizaba en un discreto cuarto puesto.

DECLARACIONES

  • Francisco Javier Agea: “Estoy contento con la carrera, ya que venía de dos semanas de descanso y simplemente quería probarme de cara a las próximas pruebas. En general, estoy satisfecho por las sensaciones que noté en Burgos”.

  • Aitor Rodríguez: “Ha sido una carrera muy rápida, en la que ha costado mucho que se hiciese la fuga. A falta de 20 kilómetros se fueron 17 por delante y ahí consiguió meterse Fran. Por mi parte me encontré genial, atacando en el primer puerto y pasando entre los diez primeros”.

  • Jesús González (director): “En principio estoy contento con el trabajo del equipo. Vi muy bien a Aitor, que atacó en el primer puerto, lo mismo que a Sergio González, que estuvo muy activo en la parte final. Fran, como siempre, el único en meterse en el corte bueno. Pero estoy un poco decepcionado porque al final se nos escapó la fuga buena y no metimos a nadie inicialmente. Sólo Fran pudo entrar luego y el esfuerzo lo pagó en el sprint. Yo esperaba que en ese grupo hubiera al menos dos de los nuestros. En resumen, contento con el trabajo, pero faltó rematar”.

  • Nacho Vecino (director): “Sobre el papel éramos el equipo más fuerte de la carrera. La controlamos metiendo a los chicos en todos los cortes y con Bustillo escapado bastantes kilómetros. El fallo vino cuando a 10 kilómetros de meta se produjo un corte bajando de unos diez corredores y no metimos a nadie. Por detrás se dio cuenta Fran y en otro corte de cinco logró empalmar delante. En el sprint final él ya estaba cansado y sólo pudo ser octavo, aunque ganó la montaña, que era uno de sus objetivos. La actitud del equipo me gustó mucho, especialmente de Aitor, Sergio, Otero, Bustillo y Sampedro, entrando en todos los cortes. Pero les ha faltado meterse en el último. Espero que de esta experiencia aprendan y en futuras carreras estén más atentos para poder rematar bien”.

Fotos Brenda Rodríguez, Nacho Vecino y Luis Diaz

Vídeos: Luis Díaz



SALCHI BICICLETAS-UC COSLADA: EL EQUIPO NO SUPO CULMINAR EN BURGOS EL GRAN TRABAJO REALIZADO DURANTE TODO EL DÍA

Así fue. Se acabó tirando por la borda una de las actuaciones más completas que ha realizado el Salchi Bicicletas-UC Coslada durante este año del debut. Apenas unos 60 corredores partieron en Burgos la mañana del domingo para disputar el XXXVI Trofeo Ibercaja sobre 96 kilómetros, organizado por el CC Burgalés y los altos de La Herradura e Iglesias como filtros montañosos en un recorrido rompepiernas.

Tras una semana de descanso activo y dejada atrás la Vuelta al Besaya, los cosladeños retomaron la competición, pensando en coger el punto de forma para los Campeonatos de Madrid y una nueva cita de la Copa de España que tendremos este próximo fin de semana en San Sebastián de los Reyes. Jesús González tuvo a todo el equipo disponible para la carrera burgalesa, a excepción de Sergio González, con problemas físicos, y Héctor Urbano.

El director insistió en la reunión previa (una vez más) que había que estar siempre delante y atentos a los cortes. Y lo cumplieron a rajatabla. Todos ellos se metieron en las escapadas, provocaron cortes y estuvieron muy activos. En uno de estos cortes, antes de llegar la primer puerto de Iglesias, se metió José Javier Sánchez, sin embargo, en una de las rotondas al llegar a Santa María del Campo, las motos que abrían carrera se confundieron en la ruta, por lo que la carrera tuvo que detenerse y neutralizarse durante cinco minutos.

Una vez reanudada la competición se volvieron a producir ataques con los nuestros atentos, como fue el caso de Raúl Bustillo, que se incrustaba en una de las ofensivas del Artepref-CC Arandino. Una vez cazado ese intento se originó el corte que más perduraría durante toda la prueba. Un corte de unas ocho unidades se marchaba por delante y metido en ella el líder del equipo, Víctor Lorriaux. En la subida a Iglesias el de Seseña coronaba en primer lugar junto con otros cuatro que lograban aguantar su rueda.

Sin embargo, ahí empezó a torcerse el asunto para los madrileños. El grupo de cinco se partía, quedando el galo con los tres de atrás (entre ellos Cristian González del OID) y por delante los dos restantes, el mejicano César Robles (Codelse) y el colombiano Julián Vargas (Codelse). Atrás se producía un nuevo contraataque con los OID como protagonistas, entre ellos Leandro Galaviz que acabaría ganando la montaña. En ese segundo puerto del día, La Herradura, Bustillo se veía cortado por indisposición alimentaria, sufriendo vómitos que le dejaban KO. En ese alto tenían también problemas Jaime de la Fuente, Iñaki Gómez y Mario López, aunque luego lograrían empalmar.

“Se nos ha ido el caballo”

Todo el trabajo realizado durante la carrera se venía abajo a poco más de doce de meta. Gente de los escapados, más algunos que contraatacaban en el segundo hito montañoso conformaban una fuga de diez unidades que llegaría a las calles de Burgos para jugarse el triunfo… sin ningún Salchi-UC Coslada metido en ella. Rentas de 10-15″ con el equipo tirando atrás, entre ellos Javier Rodríguez, para neutralizar la fuga en vano. Incluso Lorri y Arturo Hernangómez trataban de saltar en solitario para enlazar delante, pero ya era imposible.

En meta, el mejicano Emiliano Mirafuentes culminaba el gran trabajo de su equipo y se imponía a Daniel Rodríguez (Fundación Víctor Sastre) y a Raúl Ibáñez (Artepref-CC Arandino). Lorriaux volvía a ser el mejor de los nuestros, 12º, a 26″, entrando en ese primer grupo principal también Javier Rodríguez (27º), Arturo Hernangómez (31º), José Javier Sánchez (32º) y, algo descolgado, a 46″, Mario López (37º).

En un segundo grupo arribaban, a 3:34 Carlos Vargas (46º), Víctor Cano (47º) e Iñaki Gómez (50º). Finalmente, Jaime de la Fuente (56º) cedía en meta 5:42 mientras que Raúl Bustillo (61º), enfermo, llegaba fuera de control a 12:08. Por equipos, el Salchi-UC Coslada terminaba 4º a 1:14 de los ganadores, el OID Cycling Team.

Clasificaciones completas aquí

DECLARACIONES

Jesús González (Director): “Desde el principio el equipo ha estado espléndido. Todos. Siempre delante, atentos a los cortes y metiéndose en las escapadas. Han sido los mejores momentos de la temporada. Pero hemos tirado por la borda todo el trabajo a falta de poco más de doce kilómetros cuando no hemos metido a nadie en el corte final de diez. Lorri estuvo fugado y coronó con sus compañeros de escapada en primer lugar el alto de Iglesias. Pero luego no insistió en el corte cuando se marcharon por delante los dos de Codelse. Y luego, en el segundo alto, ya no tenía gasolina para enlazar con el grupo y eso que lo intentó en solitario. En fin, se nos fue el caballo y en estas carreras, donde la participación no es top (muchos juveniles estuvieron corriendo la Bizkaiko Itzulia) es un error grave. A ver si podemos resarcirnos este finde en Sanse”.

Víctor Lorriaux: “En el kilómetro 42 me escapé con varios del Codelse, Artepref y OID, llegando a coronar en cabeza el primer alto puntuable. Pero, luego se escaparon dos de ellos y me dejé cazar por el grupo ya que me estaban haciendo la jugada uno del Codelse y otro del OID y yo iba solo. A 5 kilómetros de meta, por un gran despiste mío, se me fue una escapada de diez corredores en la que fue imposible meterme. Finalmente, llegué 12º en meta. De todas formas, buenas sensaciones y cogiendo ritmo apra este fin de semana”.

Javier Rodríguez: “Teníamos las instrucciones de Jesús de salir atentos, ya que con el recorrido rompepiernas previsto, era lógico que se produjeran múltiples ataques. Se salió a mil por hora, y todo el equipo estuvo metido en todas todas las refriegas. Luego, la carrera se paró cuando Joseja iba fugado por delante por un error de la policía al señalizar la ruta. Tras la neutralización reanudamos la carrera, se produjeron ataques en el primer puerto, con Busti y Lorri, que no cogieron una escapada de dos que fue la que hizo camino. Atrás, para cogerla nos pusimos a tirar Mario, Jaime y yo, pero ya íbamos justos y dimos el relevo a Víctor, Iñaki y Arturo. En el segundo puerto nos quedamos algunos Salchis, pero logramos enlazar en el descenso. Yo trabajé a tope para neutralizar la fuga, pero cuando se produjo el corte de diez en una subida no puntuable, a poco más de diez a meta ya no teníamos fuerzas para volver a anularla. Aún tuve fuerzas para lanzarme al sprint a rueda de Lorri, pero me pasaron por encima. En general, buenas sensaciones y orgulloso del equipo, porque lo dimos todo. Nos faltó un poco de concentración en algunos momentos clave, pero trabajamos todos como nunca”.

Arturo Hernangómez: “La carrera empezó con muchos ataques de varios equipos. Con la llegada de los puertos me encontré bien y en los dos premios de montaña intenté sorprender al pelotón, pero no llegué a ninguna parte. Una pena que se nos marchara la escapada buena, pero ya estamos pensando en las dos carreras de sanse de este fin de semana”.

Fotos: Alicia San Juan y José Miguel Arauzo

VUELTA A ESPAÑA: ANÁLISIS DEL RECORRIDO (Etapas 18ª, 19ª, 20ª y 21ª) Por Iban Rodríguez

18ª etapa – Roa – Riaza, 204 kms

Perfil 18

Y llegó el día de la decimoctava etapa de la Vuelta que marchará entre la burgalesa localidad de Roa y la segoviana Riaza, para un total de 204 kilómetros. Los primeros 75 kilómetros serán un falso llano que picará ligeramente hacia arriba, hasta llegar a la primera cota puntuable del día, de tercera categoría, Alto de Santibañez de Ayllón. Subida de casi 8 kilómetros, de poca pendiente y con un descanso largo a mitad de puerto. Tras un breve y cómodo descenso afrontaremos la próxima subida de la jornada por tierras castellanas, Alto del Campanario. Casi 7 kilómetros de puerto, con un descanso a mitad de ascensión, destacando el paso del kilómetro 3 al 4 con un desnivel de casi el 7%.

Alto del Campanario

Los próximos 80 kilómetros serán un continuo sube y baja, durísimos y que seguramente harán mucho daño. A partir del kilómetro 181 la dureza se incrementará con la ascensión al Puerto de la Quesera. Serán un total de 10 kilómetros de subida, pero ya antes de empezar la ascensión propiamente dicha, una vez pasado Majaelrayo, habrá una zona rompepiernas con repechos que alcanzan pendientes exigentes del 15% y del 16%. Es una aproximación trampa. Ya en la Quesera, los tres primeros kilómetros gozan de pendientes inferiores al 2%,  ylos dos siguientes rondarán en torno al 5,5%. El quinto será el más duro ,al 6,5% y los 5 últimos kilómetros estarán entre el 5,6% y 5%. Al coronar serán 13 kilómetros de descenso hasta meta, una de las últimas oportunidades para los escaladores en su lucha por la victoria en la Vuelta.

Alto de La Quesera

19ª etapa – Medina del Campo – Ávila, 185,8 kms

Perfil 19

La decimonovena etapa de esta vibrante Vuelta a España transcurrirá entre Medina del Campo y Ávila, con un kilometraje total de 185,8 km. Los primeros 91 kilómetros serán prácticamente llanos, salpicados por algunos repechos incluido el primer paso por la capital abulense. Una vez allí tomarán dirección al Alto de Valdelavia, primer puerto puntuable del día, de tercera categoría e iniciándose su ascensión en el kilómetro 91. Serán 14 kilómetros en total, a un desnivel medio de casi 3%. Se coronará en el kilómetro 105 y el descenso acabará tras 32 kilómetros, justo al llegar a la localidad de El Tiemblo.

Puerto de Valdelavia

En este enclave la carretera les llevará camino del siguiente puerto del día , pero antes la carretera picará poco a poco hacia arriba, hasta llegar a la ciclista localidad de El Barraco, siempre con el recuerdo del Chaba Jiménez y aquel fenomenal Tour de Carlos Sastre, justo donde comenzará el Alto de la Paramera, segunda y última ascensión del día. Puerto de segunda categoría, con 8 kilómetros de ascensión. Los dos primeros kilómetros tienen un desnivel medio 4,4%, al final del siguiente encontramos un descanso para un desnivel medio del kilómetro del 3,6%. Los tres próximos kilómetros tienen un desnivel medio de 5,5%, pero con rampas de hasta el 9%. Y Los últimos 2000 metros nos muestran un desnivel del 4% coronado el puerto en el kilómetro 166,7. Descenso técnico con repechos duros que nos llevará a la histórica subida de la muralla de Ávila, con algo menos de 2 kilómetros de subida y con adoquines. Espectacular final donde continuará la guerra entre escaladores y Dumoulin.

 

Alto de La Paramera

20ª etapa – San Lorenzo de El Escorial – Cercedilla, 175,8 kms

Perfil 20

Vigésimo capítulo de está emocionante Vuelta a España, donde el líder, Tom Dumoulin, defenderá la renta de 6 segundos sobre Fabio Aru. La ronda ibérica está en juego, incluso con una bonificación del italiano en meta siendo primero podría llegar a ser suficiente para ganarla. La etapa será la clásica del penúltimo día, en el escenario de la sierra de Madrid. Partiremos de San Lorenzo del Escorial para, después de cuatro puertos de primera categoría y mucha emoción, llegar a Cercedilla tras un total de 175,8 kilómetros. La salida ya empezará ya picando para arriba, con el primer paso por Cercedilla y desde allí la carretera se desvía hasta la ascensión del puerto de Navacerrada. Subida tradicional de la Vuelta, de casi 10 kilómetros considerada de primera categoría.

Puerto de Navacerrada

Los dos primeros kilómetros  rondan en el 5,8% para pasar en el tercer por la localidad de Navacerrada, donde el desnivel relaja hasta un poco más del 3%. A la salida del pueblo la carretera volverá a endurecerse, con un cuarto kilómetro al 6,6% y un quinto más duro al 7,6%. El sexto tendrá una dureza similar al 7,7%, teniendo un final de kilómetro al 10%. El séptimo continuará aumentando la dureza para llegar al 9% de desnivel y el siguiente kilómetro será al 8,1%, para acabar los últimos 2 con una rampa del constante 7%.

Coronada Navacerrada en el kilómetro 30 de etapa, antes del descenso habrá un falso llano de 10 kilómetros (Cotos), para comenzar inmediatamente un descenso rápido y técnico de algo más de 11 kilómetros, tras el cual alcanzaremos la localidad de Rascafria, que nos conducirá al primer paso por el Puerto de la Morcuera, subida por esta vertiente de más de 11 kilómetros. Comenzamos con un primer kilómetro al 6%, para subir en el segundo al 7,3%. Los dos siguientes rebajan el desnivel a 6,5% y 5,3% respectivamente. El siguiente kilómetro al 6,5% y los dos posteriores serán a un constante 5,3%, para afrontar a continuación la zona más dura del puerto, con una pendiente media del 7,4% y con rampas que llegan al 9%. Los siguientes 3 kilómetros y medio rebajan, por contra, mucho el desnivel, hasta un 3,4%.

Puerto de La Morcuera (primer paso)

Tras coronarse este primer paso por Morcuera en el kilómetro 67,5 empezaremos un descenso de casi 20 kilómetros y los ciclista acometerán una subida no puntuable, el Cerro San Pedro, tras cuyo descenso llegaremos a Guadalix de la Sierra. Tras unos pocos kilómetros de falso llano, se abordará la otra vertiente del Puerto de la Morcuera. En este caso serán algo más de 11 kilómetros de ascensión, calificada de primera categoría.

Puerto de La Morcuera 2

Sus primeros 3 kilómetros tienen un desnivel medio de 4,6%, para entrar en una zona más dura que durante los tres siguientes tendrán un 6,6%. Al paso del siguiente kilómetro será un 7%, para ir preparando los 1.000 metros más duros de la ascensión, con un 9%, que llega a tener rampas del 11%. El siguiente kilómetro baja a un 6,1%, debido a un descanso que tiene y sus últimos dos  alcanzan una media del 8,3%, con rampas antes de coronar al 11%.

Nuevo descenso hasta volver a pasar por Rascafría, para desviarnos hasta el siguiente y último puerto de está edición, el de Cotos, calificado también de primera categoría. La longitud del último hito montañoso de la Vuelta es de 11 kilómetros, con los primeros 5 kilómetros con una pendiente del 4% y los cinco siguientes rondando una media del 6,5%, con los últimos metros mostrando rampas del 9%. Finalmente, habrá unos 8 kilómetros llanos con un repecho final (puerto de Navacerrada), para iniciar el descenso hasta Cercedilla, donde estará la meta en un duro repecho situado en esta localidad serrana.

Puertos de Cotos

21ª etapa – Alcalá de Henares – Madrid, 97,8 kms

Perfil 21

Fin de fiesta tras una etapa espectacular vivida el día antes por la sierra de Madrid. Tras acabar la temporada pasada en tierras gallegas, la Vuelta regresa a la capital con un recorrido tradicional, corto y con previsible sprint. El circuito de la Castellana no presentará dificultades y sólo el tramo de subida desde Plaza de España hasta Alcalá por Gran Vía será lo más “difícil”. Aún estará en juego una clasificación secundaria como la de la regularidad entre Purito Rodríguez y Alejandro Valverde, con sólo dos puntos de separación entre ellos. Por lo demás, Fabio Aru se coronará como ganador de la Vuelta, sucediendo a Vincenzo Nibali como último italiano en ganar la ronda española.

Ilustraciones: www.lavuelta.com, www.cyclingcols.com  y Puertos en Bici

Fuente de texto: Iban Rodríguez

 

 

 

 

VUELTA A ESPAÑA: ANÁLISIS DEL RECORRIDO (Etapas 14ª, 15ª,16ª y 17ª) Por Iban Rodríguez

Perfil 14

Alcanzamos la decimocuarta etapa de esta edición de la Vuelta Ciclista a España, que unirá la capital alavesa de Vitoria con el puerto cántabro de Fuente del Chivo, siendo ésta la primera llegada en alto en un puerto calificado por la organización como fuera de categoría. Esta larga etapa de 215 kilómetros tendrá un perfil escarpado, que durante los primeros 66 kilómetros tendrá tres repechos de entidad, pero no puntuables. Una vez superados afrontarán un cómodo terreno hasta el paso por la localidad burgalesa de Medina de Pomar, donde habrá un falso llano durante 27 kilómetros, hasta comenzar el puerto de Estacas de Trueba, de 11 kilómetros de ascensión y considerado de tercera categoría. El puerto se sube por la vertiente castellana y se desciende por la cántabra, cuya vertiente es más larga y dura.

Alto de Estacas de Trueba

Se trata de una subida muy tendida, donde la mayor dificultad sera el décimo kilómetro con un desnivel de 4,8%. El desnivel medio del puerto será de 2,8%, es decir, bastante cómoda y de plato grande. El descenso será, como indicábamos antes, de 29 kilómetros y empalmará con la siguiente “cota” puntuable del día, Puerto del Escudo, de primera categoría. Ascensión histórica dentro de la Vuelta y considerado durante muchos años, una de las ascensiones más duras dentro de la península (llegó a ser final de etapa en alguna edición) Los primeros 5 kilómetros son de falso llano pero, a partir de aquí es terrorífico, a falta de algo mas de 6 kilómetros para coronarlo. Empieza con pendiente media de 8,9% con rampas máximas de un 15% para en el siguiente kilómetro mantenerse al 10,4% con rampas del 12%. Para continuar afrontarán rampas del 13% con un desnivel medio del 7%, encima el siguiente kilómetro será mas duro con una pendiente del 10,3%. Los siguientes 1.000 metros empezarán con un terreno llano, pero pronto volverán las rampas entre el 13% y el 15%. El siguiente kilometro las rampas bailarán entre el 11% y el 15%, suavizando los últimos metros hasta algo más del 4%.

Puerto del Escudo

El descenso será muy breve, casi inexistente, para afrontar algo más de 37 kilómetros llanos antes de afrontar el segundo puerto fuera de categoría de la Vuelta, Fuente del Chivo. Serán 21 kilómetros de ascensión en los cuales podrá pasar de todo. Los cuatro primeros kilómetros tendrán un porcentaje de 1,5%, pero cabe destacar que en el quinto kilometro subirá al 5,9% para volver a bajar mucho el desnivel al 2,8%. Los siguientes seis kilómetros prácticamente  no bajarán del 6% para volver a subir al 6,8% y con los posteriores dos kilómetros bajando su desnivel hasta el 2,1%. Una vez alcanzada Brañavieja, los últimos cinco kilómetros serán desde el 6% hasta el 9,1%, destacando los últimos mil metros donde habrá tramos del 16%. Un puerto de una gran longitud y con un final terrible digno del enclave cántabro-astur. Esta Vuelta tendrá un ritmo trepidante durante estas tres fechas.

Fuente del Chivo

15ª etapa – Comillas – Sotres (Cabrales), 175,8 kms

PROFIL (1)

Segundo acto de este tríptico montañoso por la cordillera cantábrica. Ya avistando territorio asturiano, la etapa partirá de Comillas, yendo paralela a la costa y entrando en localidades con pedigrí turístico como San Vicente de la Barquera o Llanes. Una vez alcanzada Ribadesella, el pelotón verá su ruta adentrándose en la parte continental del Principado y encontrándose un terreno más abrupto y dentellado. Con el control de avituallamiento cerca de Cangas de Onís la ruta eludirá el inicio de los míticos Lagos para desviarse en dirección al primer puerto del día, el Alto de Torno, catalogado como de segunda categoría.

perfil

Se trata de una ascensión dividida en tres tramos, con dos descansillos a lo largo de sus 14 kilómetros de subida. Los primeros cinco apenas alcanzarán el 6% aunque poco metros antes de coronar afrontarán los corredores una dura rampa del 10%. La segunda parte de El Torno será más dura, con cuatro kilómetros y medio, encontrando su parte más dura al paso por Igena, donde la pendiente subirá hasta el 7,5%. Finalmente y tras el segundo descansillo, habrá 2 kilómetros más con pendientes finales alrededor del 7% de inclinación.

Tras un descenso de unos diez kilómetros, llegaremos al sprint especial  de Posada, para dar paso a la ascensión no puntuable (incomprensible) del alto de Ortiguero. Serán casi 10 kilómetros con pendiente media del 4,35%, siendo los centrales (del 4 al 7) los más duro, con pendientes por encima del 6%. Descenso rápido y enfilándose el pelotón camino de Pancebos, donde comenzarán los 13 kilómetros finales de subida a un puerto inédito en la historia de la Vuelta como es Sotres.

PROFILCOLSCOTES_1

Sus cuatro primeros kilómetros son muy duros, con una pendiente media que oscila entre el 8,5% y el 10%. Ideal para buscar un órdago a grande en la lucha por la general de la Vuelta. Los dos siguientes hasta Tielves suavizan algo su pendiente (6%) hasta llegar a la zona de descanso, un falso llano con fuente. A partir del séptimo kilómetro la carretera vuelve a empinarse, con un aumento de la dureza hasta alcanzar Sotres, tras un duro kilómetro completo al 10%. El festín final del puerto serán  dos kilómetros temibles con medias entre el 9% y el 11% y con tramos que llegan al 17% e incluso al 23%… Lo lógico y normal es que se deje una escapada por delante y que los favoritos no se muevan hasta el puerto final, pensando en el infierno que les esperará al día siguiente camino de la Ermita del Alba.

16ª etapa – Luarca – Ermita del Alba (Quirós), 185 kms

Perfil 16

Bienvenidos a una nueva etapa de alta montaña de la vuelta a España 2015. La etapa reina, con más metros de desnivel que la celebrada en Andorra. Saldrá de la localidad de Luarca y llegará a la Ermita de Alba, para un total de 185 km. La etapa comenzará ascendiendo ya de salida la primera cota puntuable del día, el alto del Aristébano, de tercera categoría. El puerto tiene 15 km de ascensión dividida en dos partes. La primera consta de algo más de 3 km, con un porcentaje superior al 6% y con un tramo final al 9%. El resto no supera el 4% como pendiente máxima durante los postreros 12 km.

Alto de Aristébano

Tras un corto descenso se afrontarán dos repechos cortos pero duros, que nos dejarán al pie del Alto de Piedratecha, de segunda categoría, con algo más de 9 km. Los tres primeros tiene una pendiente de 5,3%, llegando el siguiente a ser el de mayor desnivel medio con 7,3%. El resto del puerto tiene un porcentaje medio del 5% y cabe destacar que los últimos metros antes de coronar nos encontramos con rampas al 10%.

Alto de Piedratecha

Un nuevo y corto descenso conducirán a los ciclistas a circular unos 15 kilómetros con varios toboganes, dando paso luego a un largo descenso de 17 kilómetros, dirección al Alto de Cabruñana, subida de algo más de 5 kilómetros, con porcentajes que oscilan entre el 7,3% y el 6,6%. Este puerto se corona en el kilometro 85 de carrera y tras un vertiginoso descenso se adentrarán en un falso llano salpicado por algunas cuestas con desnivel camino de un nuevo hito montañoso, el alto del Tenebredo, de segunda categoría.

Alto de La Cabruñana

Son casi 4 kilómetros de durísima ascensión, con un primer kilómetro al 11,6%, contrastando con el siguiente, que será de “descanso”, con bajadas incluidas y un desnivel medio del 3,5%. El kilómetro tres tendrá un desnivel brutal del 12,4%, incluso llegando a tener rampas del 20% y los metros finales superarán otra vez el 9%. Todos estos descensos son muy pronunciados y técnicos.

Alto de El Cordal

Tras algo más de 10 kilómetros de llano empezaran a subir el siguiente puerto, el Alto del Cordal, de segunda categoría. Con una longitud de 8 kilómetros, intercala tramos entre el 7,1% y el 5,8%. A falta de 2000 metros suaviza hasta poco más de un 3%, para acabar el último kilómetro a un 6,7%. Bajada y sin solución de continuidad, llega el primer plato fuerte con el Alto de la Cobertoria. Es un puerto duro de primera categoría, que comienza con un 5,2% para pasar en el siguiente kilómetro al 9,4% y siendo más duro el tercero, con media del 10,7% y con tramos del 13%, al igual que los próximos cuatro kilómetros que no bajará del 10%. Para acabar con la ración de durez, los dos últimos serán al 7,1% y 3,2% respectivamente.

Alto de La Cobertoria

La dificilisima bajada nos conducirá al gran puerto de esta edición, la sorpresa de la Ermita del Alba. Puerto de categoría especial y de dureza extrema y sin contemplaciones. Algo más de 6 kilómetros eternos, que arrancan con un 9,4%,  pasando el siguiente kilometro al 10,6% de media y con un tramo del 15%. El tercero se mantiene al 10,3%, para seguir endureciendo el próximo kilómetro al 12%, con rampas del 17% . Proseguirá la extrema dureza  al 11,4%, para mantenerla en el siguiente con el 10,8% y afrontar el siguiente los 1.000 metros más duros de la Vuelta con una media al 15,5% y con las impresionantes rampas del 30% a pocos metros de meta. Una salvajada de final y clave en la resolución de la ronda ibérica.

Ermita del Alba

17ª etapa – Burgos – Burgos, 38,7 kms (CRI)

Perfil 17

En está edición la ciudad elegida para la contrareloj decisiva de la Vuelta es la histórica y, a la par, bella Burgos. Contrareloj de 38,7 kilómetros, que tendrá mucho que decir. Sin lugar a dudas una etapa diseñada para los especialistas que tanto han sufrido con el reto de perder el menor tiempo por la escarpada geografía ibérica. Al ser de configuración teóricamente llana esta crono favorecerá sin duda a Tom Dumoulin, aunque cabe destacar que el cansancio acumulado puede restar algo de diferencia, más bien poca, para qué nos vamos a engañar. Las opciones de Fabio Aru o Joaquim Rodríguez van a quedar sensiblemente mermadas, ya que, lo que resta de Vuelta no es tan duro como lo vivido. Pero esto es ciclismo apreciado lector, y la única realidad es que hasta que no se cruza la meta en Madrid, nunca se puede dar por ganador a nadie. Y menos con la sierra madrileña de por medio…

 

Ilustraciones: www.lavuelta.com  y Puertos en Bici

Fuente de texto: Iban Rodríguez

VUELTA A BURGOS-ANÁLISIS DEL RECORRIDO Por Iban Rodríguez

aNdw1S14

1ª ETAPA – SANTO DOMINGO DE SILOS – CIUDAD ROMANA DE CLUNIA, 149 KMS (4 de Agosto)

1 etapa

Bienvenidos a nueva edición de la Vuelta Ciclista a Burgos.  El primer día de competición unirá las localidades de Santo Domingo de Silos y un bonito y cultural final en la ciudad romana de Clunia. Etapa de 149 kilómetros, con un terreno rompepiernas, ya que no en vano se suben hasta cuatro puertos de tercera categoría. El primero, el Alto de San Cuerno,  será justo al iniciarse esta ronda por etapas. Es un puerto de algo más de 3 kilómetros, que tienen un desnivel medio 3,8%, siendo la llegada a cima y sus últimos metros la mayor dificultad con rampas del 6,5%. Tras un breve descenso nos guiaremos dirección a la bella localidad de Huerta del Rey, la cual a su despedida nos encaminará al segundo puerto del día, el Alto del Cerro. Una subida un poco más larga que la anterior, de unos cuatro kilómetros y pendiente media más tendida de un 3%, con un descenso considerablemente mayor que nos llevará hasta la población de Salas de los Infantes. En esta localidad cabe destacar un museo paleontológico con una gran variedad de fósiles de dinosaurios. Tras una zona de toboganes ligeros pasaremos por Covarrubias, a la vera del río Arlanza y nos encaminaremos al tercer paso de montaña, el Alto del Majadal, subida de unos cuatro kilómetros, donde se puede destacar una rampa de 800 metros al 8%. Un nuevo descenso nos llevará de forma directa nuevamente a escalar el primer puerto del día, el Alto de San Cuerno, y comenzar una bajada realmente larga y con poca pendiente, que nos acerque poco a poco a la ruinas romanas de Clunia, que tendrán los últimos cuatro kilómetros en subida suave.

2ª ETAPA – BURGOS – BURGOS ,13,4 KMS (CRONO POR EQUIPOS) (5 de Agosto)

2 etapa

La segunda etapa de esta prestigiosa ronda castellana nos traerá la lucha contra el crono por equipos, dentro de la capital burgalesa, con una distancia de 13 kilómetros y pasando por lugares emblemáticos de la ciudad castellana, como la archifamosa catedral de Burgos, subiendo el Alto del Castillo, transitando por la Plaza del Mío Cid y el Monasterio de las Huelgas, para llegar al Parque del Parral y finalizar en la Plaza de Santa María. A pesar de ser crono por escuadras, dará mucha ventaja a equipos con especialistas, porque en 13 kilómetros se pueden hacer algunas diferencias ya interesantes.

3ª ETAPA – CASTROJÉRIZ – VILLADIEGO (CUATRO VILLAS), 165 KMS (6 de Agosto)

3 etapa

La tercera etapa de la Vuelta a Burgos nos llevará desde Castrojeriz hasta Villadiego, con un total de 165 kilómetros y una única cota montañosa de tercera categoría situada en el kilómetro 50 de etapa. Se trata de un puerto de tercera categoría, el alto de la Coculina, qué no revestirá gran problema para el pelotón. Lo que sí puede ser destacable es la aparición del viento en esta zona, con la posibilidad de algún abanico, aunque lo normal sería decir que habrá una llegada masiva y nerviosa.

4ªETAPA – BELORADO – PINEDA DE LA SIERRA (VALLE DEL SOL), 161 KMS (7 de Agosto)

4 etapa

La cuarta etapa unirá las localidades de Belorado y Pineda de la Sierra con un kilometraje total de 161 kilómetros. En el kilómetro 55, tras pasar por Poza de la Sal, nos encontraremos la primera cota del día, Altatero, que es una subida de 5 kilómetros aproximadamente, con una rampa media del 7%, que vendrá bien para ir abriendo boca. Posteriormente, a través de una zona de toboganes, nos encaminaremos a la subida final de etapa. Es una ascensión larga a la estación de esquí situada en dicha localidad, pero sin mucha pendiente. El falso llano comienza a 30 kilómetros de meta, pero no será hasta los últimos 11 donde realmente veamos rampas propias de un puerto. Día propicio para escapadas de buscaetapas y probablemente habrá movimiento por la clasificación general, pero tampoco en exces,o ya que el último día es la etapa reina.

5ª ETAPA – COMARCA PINARES (COMUNERO DE REVENGA) – LAGUNAS DE NEILA, 170 KMS (8 de Agosto)

5 etapa

La quinta etapa, como se puede apreciar en el perfil de la misma, es la etapa reina y tradicional de la Vuelta a Burgos que, como en muchas ediciones, tendrá su final en las Lagunas de Neila. La etapa saldrá de la Comarca de Pinares y ya en el kilómetro 37 nos encontraremos la primera cota puntuable del día, el Alto del Cargadero, un puerto de segunda categoría. Posee 10,2 kilómetros de ascensión que se inician con una subida suave al 2,3% el primer kilómetro, pero al inicio del segundo kilómetro tiene un pequeño tramo del 9%. A continuación se inicia un descenso hasta el tercer kilómetro, en el cual volverá a recuperar la suave subida al 3% que poco a poco irá aumentando de exigencia hasta tener un 4,7% en el cuarto kilómetro. En el quinto la pendiente baja el nivel hasta un 2,8%, para afrontar el siguiente kilómetro que, aunque tiene algunos descansos, es ciertamente duro, ya que tiene tres tramos cortos al 9%, 10% y 11% respectivamente. Tanto el séptimo como el octavo kilómetro son de bajada antes de afrontar la llegada a la cima, quedando el noveno kilómetro con una pendiente media del 6,3%, con una rampa del 9% y compartiendo con el principio del décimo kilómetro una rampa del 10% metros antes de coronar. El descenso cómodo y camino del siguiente puerto del día, previo paso por la meta volante de Vilviestre del Pinar.

El_Cargadero_Navaleno_profile

El siguiente puerto se encuentra en el kilómetro 75 su cima. Es el Collado de Vilviestre, una cota de tercera categoría con una subida total de 5,4 kilómetros, donde los primeros cuatro kilómetros de ascensión son casi un falso llano con un desnivel medio del 3%. El resto del puerto,1,4 kilómetros, tiene una pendiente media del 5% y una pequeña zona destacable del 8%. Es un puerto con buena carretera, así que no habrá complicación en el descenso. Una vez finalizado éste la ruta nos volverá a llevar a subir otra vez el Alto del Cargadero, explicado ya antes.
Vilviestre
Después de coronar por segunda vez en el kilometro 115 de etapa el Alto del Cargadero, se afronta el descenso para subir inmediatamente otro puerto de segunda categoría, ya en el tramo más determinante, el Alto del Collado. Es una ascensión de 3,9 kilómetros con una pendiente media del 6%, donde el primer kilómetro comienza con un  desnivel medio del 4,3% y se irá endureciendo, para llegar a una pendiente media del 5,1%. En los siguientes mil metros la carretera sigue picando hacia arriba, aumentando la exigencia hasta el siguiente kilometro al 6,4%, para acabar en los últimos 900 metros al 8,4%. Como vemos la parte final es la más de este puerto, corto pero sin descanso continuo y de exigencia en el tramo final.
Collado
Su descenso será también breve, porque en mitad del mismo la carretera toma un desvío para encaminarse al penúltimo puerto de la jornada, Pasil de Rozavientos, puerto de primera categoría, tras cuya bajada se afrontará nuevamente el alto del Collado descrito antes y acto seguido iniciar la ascensión final a las Lagunas de Neila.  Se subirá este año por la cara que tiene una longitud de 14,8 kilómetros, con un desnivel medio de 5,2%. El puerto comienza con un falso llano en el primer kilómetro al 3,7% que nos llevará a un segundo kilómetro en descenso. Los posteriores seis kilómetros no representan gran dureza, dejando la pendiente media de éstos en un 2,7%. En este punto la carretera comienza a coger pendiente, presentando el octavo y noveno kilómetro más dificultad con un 5,8% y 6,1% respectivamente. Justo aquí comienza la parte excepcionalmente dura de este puerto de categoría especial. El décimo kilómetro arranca con rampas del 15% en dos tramos, acumulando una pendiente media del 11,3%, para continuar el siguiente con una rampa máxima del 16% y con una pendiente media del 11,6%. Es, como vemos en el gráfico, una zona realmente exigente y dura. Aunque el siguiente kilómetro baje la media hasta el 8,8%, cuidado porque continúa habiendo una rampa del 16% al principio del mismo volviendo a aumentar la dureza camino de la cima, con una media del siguiente kilómetro del 11,9% con rampas del 13%, para acabar los últimos 800 metros al 4%. Un puerto histórico de la Vuelta a Burgos y que en alguna ocasión se subió en la Vuelta a España. Lo que está claro es que un año más decidirá quien es su campeón.
LagunaNegraDeNeilaN
Fuente de texto: Iban Rodríguez