Archivo del sitio

SÁLCHI MÁSTER: DOS PODIOS DE SALCHI Y DEL ´PAJARO´ RECUPERAN LA MEJOR VERSIÓN DEL EQUIPO EN PEPINO

La charla ´miguelina´, que no se redujo solamente a la previa inmediata a la carrera, surtió efecto en la segunda cita para los máster del calendario castellano-manchego. Sin el Piélago como filtro exigente en la tradicional carrera toledana de Pepino, los 89 kilómetros previstos en el LIX Memorial J. Polo organizado por CC Talavera J. Polo abrió aún más su abanico de aspirantes, con más opciones de llegar al sprint a pesar de encontrarse en el camino los obstáculos de Castillo de Bayuela (3ª) y de Navamorcuende (2ª).

Más de 200 inscritos en la cita talaverana, con el director Miguel Ángel Fernández teniendo a su disposición a 16 ´Salchis´ para conseguir un lavado de cara con respecto a la decepción en el Gúmer. Y se consiguió con todas de la ley. La ´miguelina´ surtió efecto, pero también el orgullo de todos y cada uno de los chicos que salieron a morder en Pepino. Carrera a toda velocidad, anduvieron los cosladeños atentos a los movimientos, metiéndose en los cortes y cuando no se pudo entrar en ellos se trabajó atrás para neutralizarlos. De hecho, no se dudó ni un instante en trabajar con los Esteve para poner fin a la fuga del día que llegó a tener una renta superior al minuto.

Y para colofón, se llegó con gas a la parte final, con un sprint muy numeroso y los podios meritorios de Iván Martínez en máster 30 y de Diego Díaz en máster 40. El ´Salchi hacía 3º en meta y 2º en su categoría, mientras que ´El Pájaro´ hacía lo propio con un tercero en la suya. Además, Alberto Zamorano finalizaba 9º y a un paso del podio en máster 30. Dentro del grupo principal de unas 70 unidades que arribaba el primero a Pepino se colaron también Gonzalo Zambrano (19º), David García Fernández (40º), Eduardo Perea (65º) y David García Vos (70º). El resto (Ros, Tutor, Migallón, González Fuerte, Poveda, Moreno, Cubillo, Bielas y Pascual) llegó con demora, pero acabaron todos y quedan muchas carreras donde podrán resarcirse y mostrar su mejor versión.

La próxima cita para los máster de Salchi será de nuevo en tierras toledanas, con la prueba de Bargas, el XXXVIII Trofeo Santísimo Cristo de la Sala, a disputarse el próximo 26 de marzo.

DECLARACIONES

Iván Martínez: “Ha sido una carrera muy rápida de salida. La primera parte dio aire de culo, produciéndose un corte. Estuvimos atentos a todos los cortes y en el primer puerto se fue por delante un grupo de unos 6-7 unidades que llegaron a tener un minuto. Pero a 40 kilómetros de meta se ha puesto todo el equipo Esteve a tirar a bloque, entrando nosotros con ellos a ayudarles a 20 para acabar. A diez de meta les hemos cogido. Nos hemos presentado al sprint final unos 70 corredores y a uno de meta ha arrancado Cidoncha al que yo he intentado coger rueda. Pero me ha cogido cinco metros y ya no le he podido remontar, y después me ha pasado un Esteve. Pero me ha ido bien y estoy contento con las sensaciones”.

Diego Díaz ´Pájaro´: “Fue una carrera muy rápida, con malas carreteras, pero el equipo Salchi ha trabajado muy bien. Estoy muy contento con mi podium en máster 40 y espero mejorar en las siguientes carreras”.

Miguel Ángel Fernández (Director): “Ha habido un cambio de chip en el equipo en esta carrera de Pepino. Después de la charla con todos he visto que cada uno de ellos asumió su rol y hemos exhibido nuestra esencia, que es la de equipo batallador, que juega sus bazas y lo demuestra. Hoy estoy satisfecho de ellos y les hemos demostrado a los demás que cuidado, que estamos aquí para dar guerra. Hago mención especial a Diego ´El Pájaro´ y a Salchi por sus respectivos podios y a Zamorano por su cuarto puesto. Felicitación que hago extensible a todos y cada uno de los miembros del equipo”.

Fotos Salchi Bicicletas

Anuncios

MÁSTERS Y ELITES-SUB 23: JUAN CARLOS FERNÁNDEZ SE RESARCE EN CORPA DEL REVÉS DE LOS NACIONALES DE REINOSA

Hernández (elites-sub 23), Iturbe (máster 50) y Sáez (máster 60) refuerzan su liderato en la Copa de Madrid. Aparicio (máster 30) y Caravias (máster 40) acceden al mismo

“He sufrido mucho. A poco de coronar Los Cochinos, a cincuenta metros había un grupo delante mío y esprinté a tope para cogerlo y lo conseguí en la cima. Iba mareado”. Así explicaba Carlos Hernández (Cross Chicken) a un servidor sus sensaciones instantes después de cruzar la meta en el mismo corazón de la plaza de la Constitución en Corpa. Cara con síntomas de agotamiento y de haber ido al límite. Y así fue para gran parte de los 135 inscritos que tomaron parte ayer en la I Carrera Ciclista Villa de Corpa para másters y elites-sub 23.

Un total de 96,2 kilómetros salpicados de los altos puntuables de Corpalet y Los Cochinos, más otras ascensiones que no lo eran (Nuevo Baztán, Valverde, Villalbilla y Corpa), acabaron siendo muy selectivos (se llegaba a los 1.800 metros de desnivel) como se pudo ver en el elenco de ganadores, todos ellos de enjundia para una carrera de apenas dos años de vida. Además, el tiempo, sin ser excesivamente caluroso, sí que el sol acabaría apretando a primera hora de la tarde, sobre todo por la ausencia de viento en todo el trayecto.

Los muchachos del GD Orquín, que el año anterior lograban un fantástico doblete en este mismo escenario con Crespo y Moreno, partían con muchas ganas en Corpa, sobre todo tras la decepción de no lograr ni una medalla en los Campeonatos de España disputados apenas siete días antes en Reinosa (Cantabria). Y no tardaron mucho los de Villanueva de la Cañada en inclinar la balanza a su favor, sobre todo con un trazado que les venía como anillo al dedo.

A pesar de una caída numerosa sin consecuencias en los primeros compases más una cabalgada fugaz de Abraham del Caño (Monton Triporter), en el kilómetro quince se iniciaba la escapada principal del día, en la que se metían el elite Pablo Martín (Monton Triporter) y el vigente campeón de la prueba, el máster 30 Daniel Crespo (Orquín). Pronto abrían hueco, cruzando en cabeza la meta volante de Pezuela (km 19,8) con medio minuto sobre un dúo perseguidor compuesto por Javier García (Bobruc Oil) y Raúl Tortonda (Jiltres Desguaces) y 59 segundos sobre el paquete.

Un puma, a degüello en Los Cochinos

El primer paso por Corpa, coincidiendo con la primera cota puntuable de montaña, consolidaba la fuga, con Civantos y Pispajo haciendo de avanzadilla de un pelotón que engullía sin remisión al dúo que iba haciendo de puente. Al mismo tiempo, en ese kilómetro 42 tomaban la salida los másters 50 y 60, para liar aún más la madeja de una prueba que minaría las fuerzas de todos a pasos agigantados. Y llegaron los temidos Cochinos. La dura subida iba a separar grano y paja y decidir quiénes se iban a jugar el triunfo en el ratonero último kilómetro ya en las calles de Corpa.

En ella Juan Carlos Fernández partía como un rayo, marchando en solitario y cogiendo al dúo cabecero, que circulaba sólo con 30 segundos de renta. Además, al llegar a Nuevo Baztán, aumentaban la diferencia a 40 segundos ya con los dos mejores máster 50 acompañándoles en la fuga, esto es, Ricardo Iturbe (Esteve) y Enrique González (Eastern Watts). Por detrás, a pesar del esperado reagrupamiento, no había fuerzas para cerrar el hueco, quedando todo por jugarse delante. En la ascensión a Valverde era Pablo Martín el que cedía mientras que entre Villalbilla y El Robledal Iturbe lograba que González cediera en la lucha en su categoría.

Ya en las inclinadas calles de Corpa el ´Puma´ remachaba un ataque de Iturbe para imponerse en línea de meta en solitario y proseguir el reinado de Orquín en esta prueba un ejercicio más. Iturbe entraba segundo y afianzaba su liderato en máster 50, mientras que Crespo finalizaba tercero tras haber sido el animador de la carrera desde casi el inicio. Por su parte, Enrique González acababa cuarto y segundo máster 50, mientras que Jesús Martín (CC Getafe-Energy Bikes) encabezaba uno de los primeros grupetos perseguidores que llegaban a cuenta gotas a la plaza del Ayuntamiento, siendo el tercero en máster 30. Juan Carlos reconocía que “en Reinosa no fueron las cosas bien, pero hay que felicitar a los que salieron campeones” y que hoy (por ayer) “Dani Crespo ha hecho una gran carrera, realizando la selección y facilitando las cosas” a él y al equipo.

En esta misma categoría, asistíamos al relevo en el liderato de la Copa, tras arribar José Manuel Aparicio (CC Getafe-Energy Bikes) octavo, arrebatando el maillot de Sural a Javier Miguélez (AC Hoteles). Por otra parte, Antonio Civantos (Desam) se imponía en los últimos metros a Carlos Caravias (Bobruc Oil) en máster 40, pero con la alegría para el segundo de hacerse con el liderato en la Copa. En elites el triunfo correspondió a Javier Hernández (Golpe de Pedal), aunque Carlos Hernández (Cross Chicken) retenía el liderato del torneo tras finalizar tercero. Por último, Borja Bergareche (Bobruc Oil) rememoraba el triunfo de 2015 aquí en máster 60 (sigue líder Jesús Sáez) y Víctor Hernández (Monton Triporter) era el mejor sub 23 tras superar a la dupla del Cartucho-Magro compuesta por Gonzalo Herranz y Jorge Camacho.

La carrera, que estuvo organizada de forma eficiente por Mfactory Eventos Deportivos, tuvo un gran apoyo de la corporación municipal, con el Alcalde de Corpa Santiago Serrano, el Teniente Alcalde Enrique García y el Concejal de Deportes Pedro Barco, realizando al entrega de premios.

Fotos: Lara y Salchi Team

SALCHI BICICLETAS: EL MAL DÍA DE LORRIAUX NO OCULTÓ EL GRAN PAPEL DE UN EQUIPO QUE ALCANZA SU MADUREZ ANTE LOS MEJORES

Reinosa demostró que Salchi está a la altura de lo que exige un carrera dura y selectiva como es la Vuelta al Besaya

Sí. Es cierto que se acabaron las opciones de Víctor Lorriaux de entrar entre los quince mejores de la Vuelta a Besaya. El alto de Montes Claros, situado a mitad de una etapa de 102 kilómetros acabó por eliminar sus aspiraciones. Sin embargo, su equipo, hecho para partirse el alma por él, no sólo no falló a su líder, sino que estuvo a la altura de lo que una cita tan prestigiosa exige. Sus cinco compañeros rindieron a gran altura, trabajaron cuando Lorri lo pidió, cedieron cuando no les queda ni un gramo de fuerza y se rehicieron al infortunio que siempre supone verse involucrado en las caídas.

El día iba a ser duro. La lluvia anunciada desde días antes hizo acto de presencia en Reinosa ya en plena tarde de viernes. Lorri no las tenía todas consigo, pero partía con la ilusión de remontar posiciones en la general y jugarse el todo por el todo al día siguiente camino de Los Corrales de Buelna. Tras salir la etapa con quince minutos más tarde (para evitar coincidir con el paso a nivel del descenso de Montes Claros) comenzaba una etapa complicada, con unas carreteras muy estrechas en los inicios que iban a traer a escena las temidas caídas.

Antes de llegar al kilómetro 10 se producían dos montoneras que partían el pelotón en dos e implicando a dos corredores del conjunto cosladeño, Iñaki Gómez y Carlos Vargas. El vasco-madrileño se veía con la rodilla izquierda afectada y con heridas, mientras que el de Valdemoro, más perjudicado, sufría también una herida en la parte posterior de la pierna y se las veía y deseaba para reincorporarse a la parte trasera del segundo paquete. Tras una persecución de casi 20 kilómetros, Charly empalmaba junto con otros corredores hacia el kilómetro 40, ya con el pelotón de nuevo compacto pero con cuatro escapados en vanguardia, que iban a iniciar la escalada del día con una renta de poco más de un minuto.

Explosión de Lorriaux en Montes Claros

Iñaki Alberich (Trek Pramac), Cristian González (OID Ebora), Raúl Granados (Esetec) y Carlos de la Fuente (Criado y López) comenzaban bajo la niebla la subida a Montes Claros, siendo Cristian y Carlos los que iban a acabar marchándose por delante. Y sucedió que en el pelotón aceleraron y que Lorriaux acabó explotando contra todo pronóstico. Mario López y Arturo Hernangómez habían cedido en plena ascensión mientras que Iñaki y Carlos se defendían como gatos panza arriba mermados por las caídas, rodando en el tercer pelotón.

En el segundo se situaba un Lorriaux tocado y un gran Víctor Cano que se ponía al servicio de su líder para tratar de forzar en el descenso y así buscar el regreso al grupo principal donde apenas se juntaban 50 unidades. Poco después, el de Seseña veía la llegada por detrás del grupo de Iñaki y Carlos, recibiendo de inmediato la orden para organizarse y tirar en busca de reducir esa diferencia que se cifraba en un minuto a unos 30 de meta. A pesar de la colaboración de corredores del Esteve y del Tartiere Auto fue imposible reducir una diferencia que acabó siendo en meta superior a los cuatro minutos.

El triunfo de etapa se lo adjudicaba Franklin Chacón (OID Ciclos Ébora), que se adelantaba al pelotón por apenas un puñado de segundos, y eso que había sufrido al principio de etapa una avería en la rueda delantera que le había exigido un calentón de padre y muy señor mío para no perder todas sus opciones. Por su parte, el portugués Daniel Viegas ((Bairrada) mantenía el amarillo de líder y el grupo de los Salchi arribaba a la meta de Reinosa a 4:46 del ganador. Allí estaban Lorri, Iñaki, Víctor Cano y Carlos, mientras que Arturo y Mario entraban dentro del control, a 8:31.

Mañana, última etapa de la Vuelta al Besaya, la reina, con salida en Santander y final en Los Corrales de Buelna. Por el camino, los puertos de Hijas, Brenes y Collado de Cieza, que deberán endurecer un recorrido que será, probablemente, más selectivo con la presencia de una lluvia que hoy ya hizo mella en los sufridos ciclistas.

DECLARACIONES

Jesús González (Director): “Esta segunda etapa la hemos terminado en tiempo para poder disputar la última y dura etapa final. Ha sido una carrera muy movida por la aparición de la lluvia y las dos montoneras ocurridas en el inicio de la etapa, cuando se transcurría por carreteras muy estrechas, afectando a Iñaki, con un fuerte golpe en la rodilla, y a Carlos con una quemadura en la parte trasera de la pierna. Al equipo le ha tocado trabajar para intentar llevar a Lorri hasta el pelotón, ya  que se quedó cortado en el ascenso a Montes Claros, rondando en un segundo grupo. Pero, a pesar de ser muy numeroso, no se pudo cazar por la poca colaboración de otros equipos. Sólo cabe felicitar a todos los chicos y seguir aprendiendo de esta magnífica experiencia de correr en esta gran vuelta”.

Víctor Cano: “Recuperé bien de ayer y hoy he podido ayudar a Lorri a estar lo más adelante posible. En la subida he llegado a su grupo y me ha pedido que tirara a muerte, como así he hecho. Después nos hemos juntado unos cincuenta corredores a meta, donde he sprintado. Iba cansado, pero he podido acabar bien. Me hubiera gustado estar más adelante pero mañana será otro día. Eso sí, será un día donde se va a romper mucho la carrera pero creo que podría llegar en el grupo cabecero, al menos al último puerto. Lo voy a intentar”.

Iñaki Gómez: “Estoy notando la progresión en mi forma estos dos días y mañana a ver si podemos rematar y hacerlo mejor. Creo que sí puedo pasar el alto de Brenes mañana en el primer o en el segundo pelotón. Si he aguantado bien estos días, aunque mañana sea un día más duro, lo vamos a tratar de hacer al menos igual. Estos días me hubiera gustado tener un poquito más de fuerza, pero dentro de mis expectativas creo que estoy cumpliendo bien con lo que tenía pensado”.

MÁSTERS Y ELITES-SUB 23: EL ORQUÍN ARRASÓ A SUS RIVALES EN SU PASO POR LA CHALLENGE DEL CORREDOR DE HENARES

Juan Carlos Fernández, Antonio Martín, Ricardo Iturbe, Jesús Sáez, Víctor Hernández y Luis Alberto Cabezuela, ganadores finales

Nuevo formato para esta Challenge, que en su tercera edición apostó por juntar las pruebas en un mismo fin de semana, a imagen y semejanza de rondas como la Vuelta a Murcia o la Vuelta a Alicante, en las que los resultados han sido, hasta ahora, satisfactorios. Para la ocasión, el Club Ciclista Torrejón, organizador de la prueba en colaboración con los Ayuntamientos de Ajalvir y Loeches, diseñó dos etapas o ´sectores´ en los que el terreno iba a ser de todo menos fácil. El primera día triple ascensión al Alto de Paracuellos; para el segundo, la siempre selectiva subida a Los Cochinos y el postre de Nuevo Baztán para dejar tocadas aún más las piernas.

Y así fue, sobre todo tras saberse que iba a ser de la partida el Grupo Deportivo Orquín y que acudiría con toda su artillería (menos Crespo) a la Challenge. Los de Mariano Egea tomaron el mando de las operaciones ya con el inicio de la primera etapa en Ajalvir, que se desarrolló sobre un circuito de 29 kilómetros al que había que dar tres giros, para completar los 88 preceptivos. A pesar de que la lluvia hizo acto de presencia de forma torrencial durante los minutos previos al inicio de la Challenge, para cuando la tarde avanzaba el cielo dio una tregua y los más de 130 inscritos pudieron competir sin el temido líquido elemento en el camino.

Los Orquín no dieron tregua y decidieron, de buen grado, romper la armonía del grupo ya en la primera ascensión a Paracuellos. El terreno, ondulado por el paso por Daganzo y Cobeña, acabó por hacer mella, pero más cuando Juan Carlos Fernández ´Puma´, José Manuel Moreno e Inocencio Serra se iban en solitario y abrían rápidamente un hueco superior al medio minuto. Paracuellos acabó por disgregar aún más el paquete, quedando un grupo perseguidor de unas 16 unidades que coronaba el hito montañoso a 48 segundos. Entre ellos rodaban más orquines (Pispajo, Manzano, Muñoz, etc) junto con otros rivales de enjundia como Alberto Oter, José Manuel Aparicio, Daniel Torres o Alberto Zamorano, entre otros.

No hubo más. Los tres de cabeza rodaban como misiles y aumentaban la diferencia de forma escandalosa, que acabaría por cifrarse en más de seis minutos sobre el primer grupo perseguidor… Ganaba y estrenaba palmarés en 2016 Inocencio Serra, que entraba en la meta de Ajalvir de la mano del Puma y de Moreno ante la satisfacción de su cuerpo técnico. Por detrás, atacaba Antonio Martín ´Pispajo´, para darle al Orquín también el primer puesto en máster 40, mientras que Luis Alberto Cabezuela (Monton-Triporter) se llevaba el triunfo al sprint en elites, tras batir al roceño Carlos Hernández (Cross Chicken) y a José Vicente Gisbert (Ágora Bikes). Por su parte, Víctor Hernández (Monton Triporter) era el mejor en sub 23 mientras que en máster 50 y 60, que habían salido en el kilómetro 29 para completar 58 en total, tenían como laureados a Ricardo Iturbe (Esteve) y a Jesús Sáez (STM Sport), respectivamente.

Película calcada en Loeches

¿Abrirían la mano los de Villanueva de la Cañada al día siguiente en el segundo acto de Loeches? Pues no. La subida a Los Cochinos sirvió para dar continuidad al ataque tempranero perpetrado por Pablo Muñoz y Jesús Manzano (Orquín), cuando el pelotón disfrutaba al menos del astro rey en el cielo, ideal para una bonita mañana de ciclismo. Era el kilómetro 20 de los 70 que debían cubrir en esta segunda etapa y allí que ambos rompieron la prueba en mil pedazos tras pasar por Corpa y girar dirección a Pezuela, con sólo Ricardo Iturbe (Esteve) y Saúl Díaz (UC Coslada) como los más osados en aguantar el chaparrón.

Los Cochinos, en Olmeda de las Fuentes, acabó por romper aún más la armonía en el grupo principal, que circulaba a poco más de minuto y medio del cuarteto fugado. Tomaron el mando de las operaciones Juan Carlos Fernández y José Manuel Moreno, logrando marcharse en solitario y alcanzar a la escapada en un abrir y cerrar de ojos. Ya en Nuevo Baztán, otra vuelta más de tuerca de los muchachos de Isidro Orquín les dejaba en vanguardia solos, con sus dos jefes de fila y un Pablo Muñoz que acabaría por ganar la etapa. La renta de 40 segundos no cambiaría hasta el final, entrando en meta los tres juntos, Muñoz estrenando su casillero de victorias y con el Puma cruzando segundo y ganando la general absoluta de la Challenge.

El primer grupo perseguidor arribaba a la meta de Loeches a 44 segundos, con un renacido José Manuel Jiménez ´Gonji´ (AC Hoteles) imponiéndose al sprint a Antonio Martín (Orquín), que aún así corroboraba su triunfo en la general de máster 40. Víctor Hernández (Monton Triporter) repetía su éxito del día anterior, lo mismo que Ricardo Iturbe (Esteve) en máster 50, con la consiguiente victoria en la general de la Challenge de ambos. En elites Jesús Merino se llevaba el parcial, pero Luis Alberto Cabezuela (Monton Triporter) mantenía el maillot azul de líder en esta categoría, mientras que Domingo Ybarra (Ciclos Corredor) se adjudicaba etapa y general entre los máster 60. Las clasificaciones finales de la montaña y equipos se las llevaban José Manuel Moreno y Orquín, respectivamente.

Asimismo, se enfundaban el maillot Sural de líderes de la Copa Comunidad Autónoma de Madrid de carretera José Vicente Gisbert (Ágora Bikes) en elites-sub 23; José Manuel Aparicio (CC Getafe-Energy Bikes) en máster 30; Carlos Caravias (Bobruc Oil) en máster 40; Ricardo Iturbe (Bicis Esteve) en máster 50; y Jesús Sáez (STM Sport-PC Paloma) en máster 60.

Respecto al protocolo de podio, el sábado en Ajalvir entregaron los premios la Teniente de Alcalde del municipio, Marta Lara, y el Concejal de Seguridad, Francisco Andreo, mientras que el domingo le correspondió hacerlo al Alcalde de Loeches, Antonio Notario, secundado por los técnicos de la organización, Nacho Vecino y David Soler.

Fotos: Rocío Núñez Noriega y GD Orquín