Archivo del sitio

BOBRUC OIL: BORJA BERGARECHE, SUBCAMPEÓN DE EUROPA CON UN EQUIPO QUE DIO LA TALLA EN MALLORCA

Intensa semana la vivida por el Bobruc Oil en su paso por el archipiélago balear, en concreto en la disputa de la prestigiosa Semana Internacional de Ciclismo Máster de Mallorca. El conjunto amarillo salió a ganar tanto la XXIV Copa de Europa Máster del 30 de Septiembre como en la XXI Challenge Vuelta a Mallorca celebrada del 1 al 4 de Octubre. A los habituales Borja Bergareche, Raúl Madrigal, Carlos Segovia y Stéphane Mateos se unieron al plantel Miguel Ángel González ´Tattoo´, Juan Lanzuela, Álvaro Bou, Jesús López Doriga y José Córdoba.

La cosa comenzó de maravilla con la Copa de Europa disputada en un circuito de 2,2 kilómetros en la playa de Palma al que los participantes dieron entre 7 y 10 vueltas en función de su categoría. La manga de los 50 y 60 trajo la alegría del 2º puesto de Borja Bergareche en máster 65, que sólo cedió en el sprint ante el exprofesional británico Phillip Axe, cerrando el cajón Stanislav Tytarenko. El bilbaino comentaba que “me encontré muy bien y con buenas sensaciones. Sabía que podía ganar y que la rueda a vigilar era la del ex-pro inglés Phil Axe. A un kilómetro de meta hubo un enganchón que me hizo casi poner pie a tierra y perder unos 50 metros con los de cabeza – continúa-. Me tuve que dar un buen calentón, entrando mal colocado en la última curva cuando llevaba el 52×14 con el correspondiente frenazo y casi arrancando de cero. Me faltaron diez metros para ganar, una pena porque era mío el título, pero contento ya que un subcampeonato europeo está al alcance de muy pocos”.

El equipo, además, tuvo buenos resultados en este Europeo. En la misma manga de Borja compitieron tambíen José Córdoba, que fue 5º y Raúl Madrigal 16º en máster 50; mientras que Álvaro Bou, Jesús López Doriga y Juan Lanzuela terminaron 14º, 23º y 26º respectivamente en máster 55. En la prueba de los 30 y 40 Stéphane Mateos se metió en el top ten de los máster 40 (10º) y Miguel Ángel González lo rozó (11º). Por su parte Carlos Segovia estuvo entre los ocho mejores (8º) en máster 45.

Con moral los chicos afrontaron la Challenge Vuelta a Mallorca en 4 etapas, una llana, otra contra las manecillas del reloj y dos donde la montaña iba a jugar un papel decisivo, como a la postre así fue. La primera etapa en Llucmajor con dos altos puntuables, el último de 2ª (Gràcia) a menos de 10 kilómetros para el final, tuvo sabor agridulce para el Bobruc Oil. En la manga de los 30 y 40 Mateos fue 14º, Segovia 15º y González 21º, mientras que en la de 50 y 60 señalar que sólo Bergareche (9º) y Bou (10º) lograron entrar entre los 10 mejores. “Fui muy bien, pero en la montaña que es donde se cortaba todo el bacalao, no estuve todo lo bien que se exige en una vuelta internacional como es Mallorca. Y aunque hice unos últimos 19 kilómetros espectaculares, donde me divertí mucho dando alcance y pasando a muchos ´gallos´, no fue suficiente y perdí 2:15 con el primero de la general”, resume Borja.

Por su parte Madrigal era 22º, Córdoba 23º, Lanzuela 35º y López Doriga 55º. Por equipos se obtenía en la manga de 50-60 el tercer puesto.

Golpe de mano de Borja Bergareche en la crono

La segunda jornada en Lloseta trajo a escena un recorrido más benigno que los nuestros supieron aprovechar. Gran top ten de Carlos Segovia (10º) en la primera manga, con el debe de ver a Stéphane yéndose al suelo y quedando ya sin opciones para la general. El abulense era 37º y ´Tattooo´ 34º en meta. La mayoría alegría la obtenía Borja con su victoria de etapa en máster 60 y siendo el 6º en la clasificación absoluta. El bilbaíno se aupaba al tercero puesto en la general y a menos de un minuto del líder.

“Sabía que tenía que atacar e intentarlo si quería acceder al podio de la ronda mallorquina. Aunque esté mal que lo diga yo, creo que he hecho todo un carrerón estando delante en todo momento, atento y listo también –aduce-. Además, las sensaciones siempre muy buenas, estando al final casi cerca de ganar el parcial en nuestra manga, ya que me adelantaron cinco corredores a 20 metros de meta, y siendo 1º en máster 60. Me sitúo así ya 2º en la general a sólo 7″ del líder. En la crono lo daré todo e intentaré ponerme de líder. Para la última etapa del jueves espero dar el ´callo´ con la ayuda de mis compañeros y poder conseguir un sueño como es ganar esta gran vuelta”.

Por su parte, Córdoba era 11º, Bou 25º, Lanzuela 29º, Madrigal (que regresaría a Madrid tras esta etapa) 31º y López Doriga 62º, con el 5º puesto por escuadras en el parcial de la etapa.

Bergareche asaltó el liderato en la crono de 7,7 kilómetros de Port de Pollença, llevándose la victoria con 13″ sobre el británico Axe y 27″ sobre el holandés Paffen. En la general provisional el bilbaíno se aupaba al primer puesto con 4″ sobre el danés Hoffman y 38″ sobre Antonio Terrones. Sus compañeros salvaron el día de forma notable, con Segovia siendo 13º, ´Tattoo´ 27º, Lanzuela 22º, Bou 16º, López Doriga 32º y Córdoba 28º en sus respectivas categorías. Stéphane pudo tomar finalmente la salida aún dolorido y la terminó de forma digna: “Ha sido una crono plana como en 2017, a diferencia de que el año pasado nos llovíó y hoy era el viento el que la hizo más dura. Yo intenté ir al máximo y probarme de cara a la etapa reina para ayudar a Carlos Segovia. Espero acabarla ya que perdí toda opción de cara a la general tras la caída de ayer”.

Todo quedó visto para sentencia con la última etapa de Port de Pollença y el coll de Sa Batalla como juez de paz. Bergareche, que partía con el liderato en 60 ya vio desde los primeros compases de la carrera que las piernas no le iban. El equipo lo dio todo por él, esperándole en la parte ya más complicada del puerto, y el descenso fue suicida, con los últimos kilómetros realizando una tremenda persecución con mención especial a Lanzuela. Pero no pudo ser, ya que Borja (9º en meta) se vio despojado del liderato y cedió un puesto en el cajón por apenas 15″.

“Desde la salida noté que no tenía piernas -reconocía ya en el hotel-. Incluso en la aproximación a los puertos, terreno rompepiernas que a mí me va, tampoco me noté bien, así que opté por ir agazapado lo máximo posible en el paquete. Magnífico el equipo, que se ha quedado conmigo y me ha ayudado al máximo. Tras el descenso me esperaba Lanzuela para ir a tope y reducir la diferencia. Al final se me escapó hasta el podio, pero así es el ciclismo. No estoy enfadado, porque gané dos etapas y la crono me salió mucho mejor de lo que pensaba y vi que he tenido piernas para ganar la Vuelta. Por eso me queda un sabor agridulce”.

Resaltar el buen 8º puesto de Segovia en la etapa, que le acabó aupando al top ten de la general final (10º). Mateos era 20º y ´Tattoo 27º en la manga 30-40. En la de 50-60 Bou era 17º, Lanzuela 43º, Córdoba 45º y López Doriga 47º tras haber hecho un trabajo espectacular en favor de Bergareche. En la general el bilbaíno era 4º, Mateos 24º, ´Tattoo´ 26º, Bou 12º, Córdoba 30º, Lanzuela 31º y López Doriga 42º. Además, el equipo no faltó al cajón a pesar de todo, ya que se aupó al primer lugar de la clasificación por equipos españoles que no son de licencia balear.

Álbum de fotos aquí

Fotos María Eugenia-Bobruc Oil y VueltaMallorca.com

Anuncios