Archivo del sitio

SALCHI-UC COSLADA: VISITA SORPRESA DEL CICLISTA GUSTAVO CÉSAR VELOSO A JUANFRAN FERNÁNDEZ

Nuestro corredor juvenil Juan Francisco Fernández, que sigue convaleciente de su enfermedad en el Hospital Niño Jesús de Madrid, recibió ayer una agradable sorpresa con la visita del ciclista profesional Gustavo César Veloso.

El corredor gallego, que milita actualmente en el W52-FC Porto, le une una gran amistad con Nacho Vecino, uno de los directores deportivos del Salchi-UC Coslada, y desde que conoció la noticia se interesó por la salud del fuenlabreño. De hecho hace apenas un par de semanas, el pontevedrés coincidía y entrenaba con algunos de los miembros de la plantilla en su lugar de concentración en Navacerrada.

Ayer Juanfran se llevó una sorpresa de campeonato y agradeció enormemente la visita y el interés mostrado por todo un doble ganador de la Volta a Portugal y vencedor de etapa en la Vuelta a España. Esto no hace más que confirmar que la familia ciclista está con él y que saldrá de este mal trago muy pronto.

¡Mucho ánimo CAMPEÓN!

SALCHI-UC COSLADA: SIN PODIOS EN ASTURIAS PERO CON LA MENTE PUESTA YA EN LA VUELTA AL BESAYA

Fran Agea volvió a ser el mejor del equipo en dos carreras donde la humedad condicionó el rendimiento de los cosladeños

No se puede ganar siempre. Hacerlo es muy difícil y cuando llegan las ´vacas flacas´ es cuando valoramos lo conseguido. El periplo del Salchi-UC Coslada por tierras del Principado no fue para tirar cohetes, pero tampoco para llevarse las manos a la cabeza. El objetivo era lograr subir al podio con Fran Agea, y no se consiguió, pero estuvo siempre en la pelea. Sus otros seis compañeros tuvieron también presencia, especialmente Sergio Otero y Raúl Bustillo, pero no es fácil entrar en el corte bueno y en Candás y Gijón no hubo esa suerte.

El calor y la humedad se demostró que no fueron del todo buenos para nuestros chicos. A algunos les costaba respirar, y es que este fin de semana el calor ha sido espantoso, y no es lo mejor para los organismos cuando se compite a alto nivel. El sábado, en el Campeonato de Asturias celebrado en Candás sobre 75 kilómetros simplemente pasó que no se cogió el corte que llegó a meta. Juan Francisco Fernández se quedó en la primera vuelta, mientras delante se produjo una fuga de cinco en la que entraron dos MMR (Yerai Martínez y Mario Aparicio), un Isidoro San Justo (Alvaro García), un Cidade de Lugo (Jacob Kelly) y un Plataforma Central (Alberto Pérez).

La clave es que Fran Agea debía vigilar las ruedas del colombiano Calle, de Iván Cobo y de Jacob Kelly, pero cuando éste último se marchó para adelante, el de Navaluenga no lo vio y ahí se nos fueron las opciones. Nadie es perfecto. Asimismo, en el último paso por el alto de Albandi, habían cedido Sergio González, Javier Fernández y Javier Rodríguez, mientras que Raúl Bustillo atacaba en ese pelotón principal a pie del Mirador final, para luego verse superado. La victoria en la fuga se la adjudicaba Álvaro García, y Fran Agea terminaba 7º y segundo del pelotón tras Juan Fernando Calle (Plataforma Central).

Otero se clasificaba 37º a 2:24; Bustillo 44º, a 2:39; Sergio González 54º, a 2:55; Javi Fernández 57º, a 3:00; y Javier Rodríguez 63º, a 3:25. Por equipos puesto para el Salchi-UC Coslada, noveno.

Mejores sensaciones y resultados en Gijón

Tras descansar en la playa por la tarde, los chicos se levantaron más animados al día siguiente para competir en el XVI GP Ciclista de La Calzada, en Gijón, sobre 75 kilómetros. Tres vueltas debían dar a un circuito con un puerto de montaña en cada una de ellas, con el aliciente de la meta en alto, en el Mirador de la Formiga. Estuvieron los muchachos de Jesús González más activos, con Fran, Otero y Bustillo metiéndose en los cortes, pero sin fortuna. Juanfran Fernández, víctima de calambres, se retiraba en la primera vuelta, mientras que Sergio González, se descolgaba en la segunda debido a un golpe en la rueda trasera.

Debía ser atendido por Jesús pero, a pesar del tras coche correspondiente, fue imposible ya entrar en el paquete. Por delante Sergio Otero se había metido en un corte con otros 4-5 corredores. Sin embargo, la fuga acabaría por ser neutralizada en la última vuelta. Encima, el alcalaíno tenía el agravante de quedarse sin batería en el electrónico… Al final de la segunda vuelta cedían Javi Rodríguez y Javi Fernández, mientras Raúl Bustillo y Fran Agea llegaban con opciones a pie de la subida al Mirador.

Fue en ese momento cuando arrancó Mario Aparicio (MMR) y el resto de favoritos no reaccionó. El no conocer el puerto fue vital, ya que tanto Fran como Calle y los demás se vieron con la meta en las narices en una subida que no era para tanto y no tan larga como se presumía. Fueron 16″ los que logró sacar Aparicio sobre un grupo de unas cuarenta unidades. El lío arbitral a la hora de tomar tiempos hizo que se hiciera una clasificación poniendo como ex-aequo en séptimo y 23º lugar a todo ese pelotón. Fran finalizaba quinto y Busti, a pesar de aparecer 23º, Jesús asegura que entró dentro del top 15. Lo mismo pasó con Otero. En la tabla aparece 53º a 9:41, pero desde el equipo dejan claro que como mucho se dejó un minuto en meta.

Terminaban también la prueba Javi Rodriguez en el puesto 59º; Javi Fernández en el 60º; y Sergio González en el 67º. Por escuadras se acabó décimos, aunque con el lío arbitral no es una clasificación que haya que tener mucho en consideración.

DECLARACIONES

  • Javier Fernández: “Las carreras fueron muy rápidas, sobre todo en las últimas vuelta a los circuitos, donde los más fuertes marcaban las diferencias, ambos con final en alto. He tenido buenas sensaciones en general y estoy preparando próximos objetivos. Veo al equipo muy motivado y unido, con ganas de hacer un buen papel en próximos eventos”.

  • Sergio González: “El primer día me metí en la primera escapada de la carrera, pero no duró más de tres kilómetros. Al menos se intentó. Después saltamos a algunas más con Bustillo y otros compañeros para evitar tener que trabajar atrás. El primer puerto lo pasé bien, y el segundo se me hizo algo más duro. En la segunda vuelta fue más de lo mismo, pero entre un poco más atrás y me costó remontar. Ya en la última no logramos meter a ningún Salchi y no pudimos hacer nada ya que era difícil de recortar. Me corté unos metros en el último puerto y llegué a ver la cola del pelotón a pie de la subida final, donde lo di todo”.

    “El segundo día tocó una carrera con mucha humedad y carreteras muy estrechas y bacheadas. Era también un circuito con tres vueltas. En la primera cedí un poco en el puerto ya que iba mal colocado, pero logré enlazar bajando. En la segunda pasó igual, pero cuando bajaba junto con mi compañero Javi Fernández tuve un problema mecánico en la rueda trasera. Me obligó a parar y volver a centrarla, con lo que ya fue imposible coger al pelotón, y eso que me tiré 15 kilómetros entre la fila de coches, pero acabé llegando a meta descolgado”.

  • Jesús González (Director): “La valoración que tengo que hacer es buena. No se puede ganar siempre. No es fácil. Estoy contento porque seguimos sumando de cara a las rondas por etapas. Fran se metió entre los diez primeros los dos días y el resto trabajó buscando entrar en los cortes, pero sin suerte. Claro que veníamos con Fran a ganar. El primer día se le escapó Kelly y el segundo se acusó no conocer el terreno. Había 17 equipos y es muy difícil coger la escapada buena. Y el nivel de los equipos de Asturias y de Cantabria es también muy alto”.

Fotos: Chus Escribano

Vídeo: Carlos Fernández

SALCHI-UC COSLADA: EL GRAN PREMIO PC MONJE DE FUENLABRADA CORONÓ A UN INTRATABLE FRAN AGEA

El abulense logró en esta renombrada carrera su mejor triunfo hasta ahora, secundado por un equipo que demostró una mayor madurez

La una menos cuarto de la mañana del pasado domingo. Sol por todo lo alto y la meta del tradicional ´Monje´ en la plaza de la Aldehuela. Jesús González ha salido de su coche corriendo al encuentro de Fran. Nacho Vecino aparece también. Sonrisas de alegría y la familia de Fran arropando a su campeón. Pocas veces se ve a Jesús con ese rictus en su rostro y no es para menos. Es consciente de la victoria de su jefe de filas y de la trascendencia. No tiene parangón con la de Buitrago del Lozoya o la de Torre del Bierzo.

Fran Agea acababa de ganar una de las carreras con más pedigrí, ya no sólo del calendario madrileño, sino a nivel nacional. Además, los equipos más importantes de la Comunidad de Madrid acudieron con sus mejores galas y a todos ellos los superó nuestro líder en una carrera inolvidable. En ciclismo no siempre gana el más fuerte, pero en esta ocasión sí fue así. Ganó por fuerza, por leer correctamente la carrera y a lo campeón. Y es muy difícil vencer de esa manera, sea donde sea. Él lo logró y es ahora mismo uno de los corredores de moda del pelotón junior nacional. Muchos están preguntando por él…

Pero hasta llegar a la mejor victoria del Salchi Bicicletas-UC Coslada hasta el momento ocurrieron muchas cosas. El día anterior el Sanse-Rotor se había salido con la suya en nuestra carrera, con un valiente Fernando Navas derrotando a Agea y a Bustillo en la Avenida del Esparragal y dejando a lo nuestros con la miel en los labios. Se había trabajado bien, se propició un corte perfecto para nuestros intereses, pero el extremeño nos dejó sin la matrícula de honor en nuestra casa. Pero para Fuenlabrada no había ánimo de revancha, sino ganas de ver lo que era capaz de hacer un equipo como el nuestro, ya más maduro, ante un elenco de rivales de mucho nivel.

Ahí estaba el Polartec-Fundación Contador con Carlos García, Hugo Sampedro, Marc Brustenga, Joan M. Bennassar y Rodrigo Cascajo. El Sanse Rotor con todo el equipo de gala encabezado por Alejandro Martínez, y seguido por Fernando Navas, Gabriel Ochando y Antonio Pereñíguez. O el Plataforma Central Iberum de Domingo Bañeros con el colombiano Juan Fernando Calle recién llegado de su país. Otros nombres como el de Javier Cerezo (Fenavin) o Ramón Díaz (Fundación Víctor Sastre) como reprensentantes foráneos adornaban un escaparate ideal para lucir palmito y medir el filo de las espadas. Y espectáculo fue lo que vivimos.

El equipo bordó el trabajo a lo largo de toda la jornada. Se pudo haber hecho mejor, pero llegó a donde debía llegar, justo con su líder Fran peleando por la victoria. Con la ausencia de Diego López por motivos familiares, los chicos de salida se empezaron a meter en todos los cortes, con el Sergio Otero más activo de la temporada, metiéndose en el primer corte serio y haciendo segundo en la meta volante del kilómetro 26 tras Brustenga. En plena subida al alto de Cuesta Nueva se produjo una caída que afectó sin consecuencias a tres de los nuestros, Mario Díaz, Juan Francisco Fernández y Aitor Rodríguez. Éste último de los nervios tras repetirse una escena similar a la de la Vuelta a Álava, pero sin daños físicos. A pesar de los esfuerzos, los tres no podrían acabar la carrera dentro del control.

En Cuesta Nueva Navas superaba a Agea y a Calle, ejemplo de que la carrera iba a ser terrible con todos los ´gallos´ no dejando ni las migajas. Sin solución de continuidad se subía Chinchón, con Domingo Fernández (Fundación Sastre) fugado por delante y coronando primero, seguido de Agea y Calle, mientras que por detrás Pablo Martínez y Aitor Rodríguez se cortaban en la subida. Llegados a Chinchón asístíamos a una fuga de cuatro en la que se metían Alejandro Brendler y Javier Rodríguez, obligando a los Contador a echarla abajo poco después. Los nuestros lo estaban bordando, e iban a pelear en la segunda meta volante con Otero a ver si podía pelear por el triunfo en esta clasificación secundaria.

Gran papel del equipo e imperial Agea en la resolución

No pudo ser pero no se bajó la guardia. Un nuevo paso por el alto de Cuesta Nueva iba a seleccionar la carrera aún más. Cerezo se iba por delante, pero en las primeras estribaciones Calle lo remachaba y se iba en solitario. Fue el momento en que Fran reaccionó a tiempo. Saltó como un rayo, alcanzó al colombiano, cruzando por su cima en ese orden, con la general de la montaña virtualmente en ´la saca´del de Navaluenga. Atras Alejandro Martínez, Gaby Ochando (Sanse Rotor) y Ramón Díaz (Fundación Sastre) cedían unos metros pero sin arrojar la toalla.

Acercándonos a San Martín de la Vega veíamos que los nuestros iban muy justos, sobre todo porque lo que quedaba de pelotón se había fraccionado en dos y la mayoría de los nuestros iban en el segundo: Víctor Ramírez, Sergio Otero, Javier Rodríguez, Javier Fernández, Mario Sampedro, Sergio González y Alejandro Brendler. A pesar de organizarse, ya no había fuerzas para más y Jesús les ordenó tirar para ayudar a Otero a llegar y así asegurar el cajón de las metas volantes. Delante circulábamos con Fran y con Raúl Bustillo, en un grupo selecto de 19 unidades donde no había acuerdo.

En una de las escaramuzas veíamos a los Sastres muy activos, buscando irse en solitario hasta que uno de ellos fructificó, con Ramón Díaz y Arturo Cantera, a los que se unía el Contador Joan M. Bennassar. Faltaban menos de diez kilómetros para meta y en una de los últimos repechos Fran no se lo pensó dos veces. Arrancó en solitario y cogió a ambos, iniciando una contrarreloj en la que los de atrás tiraban pero ya sin fe. Cuando a cuatro de meta les cantaban que la ventaja era de medio minuto ya sabíamos que iban a llegar. El miedo que teníamos era que Bennassar, consumado especialista en los velódromos, no iba a dejar escapar semejante caramelo.

Pero este año Fran parece tocado por la varita de los dioses. No esperó a la recta final, arrancó ya dentro del último kilómetro en un tramo en subida y cogió unos metros suficientes para imponerse en meta, con un grito que oyó el numeroso público asistente en la Plaza fuenlabreña de Aldehuela. El mismo que soltamos en el coche de equipo cuando por radio vuelta se confirmaba que el dorsal 441 era el ganador. A partir de ahí fue júbilo. Fueron llegando los nuestros y felicitando a su jefe de filas.

Bustillo, que había hecho un carrerón ejerciendo de secante de Fran llegaba 15º a 29″ dentro del primer grupo. A 4:06 lo hacían los lugartenientes Javier Rodríguez (22º) y Javier Fernández (23º); a 5:08 un emergente Sergio González (24º); y a 5:20 un peleón Alex Brendler (27º), un gran Sergio Otero (31º) y un valiente Víctor Ramírez (34º). Una pena que el resto no pudiera clasificar, porque lo lucharon, sobre todo Mario Sampedro, machacado por los calambres tras el último puerto. Además, se ganaba la montaña y se subía al cajón de las metas volantes, finalizando quintos por equipos en un domingo 4 de Junio para el recuerdo.

DECLARACIONES

  • Francisco Javier Agea: Ver vídeo.

  • Pablo Martínez: Ver Vídeo

  • Jesús González (Director): “La victoria se nos escapó el día anterior en la carrera de casa. Para el Monje íbamos a luchar por la montaña con Fran y por una buena clasificación por equipos. Sabíamos que los puertos quedaban lejos para que el jefe de filas lo intentara en las subidas. Pero lo que no se consiguió el sábado se logró el domingo, con un Fran ganando a rivales de mucho nivel y la general de la montaña. No era una carrera apropiada para él, pero está demostrando ser uno de los juveniles más fuertes del pelotón nacional. Además, Otero se hizo con un meritorio tercer puesto en las metas volantes y Bustillo estuvo fantástico con dos actuaciones muy completas en el fin de semana. Un único pero: Cedimos hasta siete corredores del grupo principal en el último puerto. Pero, de todas maneras, un finde inolvidable, demostrando que el equipo va a más y obteniendo unos resultados impensables al inicio de la temporada.

  • Nacho Vecino (Director): “Planteamos la carrera de forma diferente por el alto nivel de los equipos presentes en Fuenlabrada. Hasta más de la mitad de carrera el equipo estuvo fenomenal, trabajando y entrando en todos los cortes al menos con un corredor. Encima puntuamos con Otero en las metas volantes y con Fran en la montaña. Tras el último puerto logramos meter en el grupo de los buenos a Fran y a Busti. Así que muy contento con el trabajo de todos ellos, ya que ganamos la carrera y la montaña con Fran. Encima, del puesto 15 al 35 metimos a seis corredores, lo que demuestra el aumento del nivel del equipo y como alguno de los corredores va entonándose. Felicitar a todos por la labor realizada en carrera. Me siento muy contento y orgulloso.

Fotos Yolanda Rodríguez, Brenda Rodríguez, Luis Díaz (Tito) y Germán Rodríguez

Vídeos Germán Rodríguez y Víctor Sampedro



SALCHI-UC COSLADA: SOBRESALIENTES EN LA CARRERA DE CASA, PERO SIN LA GUINDA DE LA VICTORIA

Faltó precisamente eso, el colofón a una gran actuación del Salchi-UC Coslada en la prueba que organizaba uno de los clubes que sirven de sostén a este proyecto: El CEC Coslada. El IV Gran Premio Salchi se resistió por segundo año consecutivo a los locales, que acudieron a la Avenida del Esparragal de Coslada con toda la artillería, los catorce corredores y con dos premisas claras: Ganar en casa o subir como mínimo al cajón, y perseguir con ahínco la general por equipos. Ambas cosas se lograron, pero con el sabor agridulce de no hollar la parte más alta del podio.

Iba a ser una carrera rápida y corta. Doce vueltas a un circuito de 4 kilómetros para completar 48 sin el calor abrasador de años anteriores, ya que la salida se daba a las 9:30 horas y la lluvia caída en la madrugada había suavizado la temperatura. Ausentes la Fundación Contador que corría en Bembibre, fueron 40 los corredores en parrilla, con mayoría de los locales, junto con Sanse-Rotor y Plataforma Central Iberum para dirigir la carrera hacia sus propios intereses. Completaban la nómina los chicos del Bolsamanía, así como foráneos sueltos, algunos a vigilar como Javier Cerezo (Fenavin).

Conociéndose el recorrido, estaba claro que lo de llegar al sprint podía antojarse harto difícil, como así ocurrió finalmente. Se salió a toda velocidad, con Alberto Pérez (Plataforma Central Iberum) siendo el primero en romper las hostilidades. Los nuestros actuaban concentrados y atentos a los primeros puestos, sobre todo Fran Agea, Javi Rodriguez, Raúl Bustillo y Mario Sampedro. En la vuelta tercera precisamente Bustillo y Miguel Moya (Plataforma Central) cogían unos metros, en una acción que parecía inofensiva pero que, a la postre, resultó decisiva.

Fernando Navas (Sanse-Rotor), que iba con ganas, no se aguantaba más y saltaba en solitario, recibiendo poco después la compañía de un Fran Agea que no dudó en entrar al envite del extremeño. Un giro después los cuatro mencionados se veían en cabeza con 25″ de renta y por detrás, el colombiano Juan Fernando Calle (Plataforma Central) tiraba con fuerza, pero sin encontrar la colaboración para reaccionar ante un tren que se le había escapado…

A partir de ahí fue un querer y no poder desde atrás. En ese corte estaban todos los equipos importantes representados y sólo un Alberto Pérez inquieto saltaba del paquete haciendo de puente hasta el final de la prueba. La renta subía al minuto a cinco vueltas del final, mientras que el pelotón se desgajaba por detrás en un goteo que no pararía hasta meta. De los nuestros cedían Mario Díaz y Juanfran Fernández, que unían fuerzas para tratar de evitar que les echaran de carrera, circunstancia que no pudieron evitar. Diego López tambíén se veía cortado, pero lograba aguantar en vueltas posteriores y terminar.

No se hizo valer la superioridad numérica

La carrera estaba encarrilada. Había un 50% de opciones de ser profetas en la tierra y atrás un Mario Sampedro imperial salía a las ruedas de los ´gallos´ más fuertes como secante, con todo el equipo secundándole en ese menester. Sólo faltaba la guinda arriba. De los cuatro de delante eran Navas y Agea los que llevaban, lógicamente, el peso de una fuga que con tres minutos iba a llegar sí o sí. Y ocurrió lo que no queríamos. Se dejó la resolución para el final, un sprint en el que Fernando Navas supo ser el más listo al salir primero de la última curva y sorprendió a los nuestros, especialmente a un Fran que perdió unos metros que fueron imposibles de remontar.

Pero hay que mirar lo positivo. Fran Agea era segundo y Bustillo tercero, en su primer podio en la categoría. El sprint del paquete lo ganaba Calle, con Mario Sampedro noveno, Sergio Otero décimo, Aitor Rodríguez decimocuarto, Javi Rodríguez y Javi Fernández, 16º y 17º, Víctor Ramírez 18º y Segio González 20º, todos ellos a 2:21 entrando en el grupo principal. También terminaban Pablo Martínez, 22º a 2:54, Alejandro Brendler 24º a 4:08 tras verse obligado a cambiar una rueda por un pinchazo cuando iba en el grupo principal, y Diego López 26º a 5:23. El otro objetivo, la general por equipos, se conseguía con solvencia, obteniendo la segunda victoria de la temporada por delante del Plataforma Central Iberum y el Sanse Rotor.

DECLARACIONES

  • Francisco Javier Agea: Ver vídeo

  • Raúl Bustillo: Ver vídeo

  • Jesús González (Director): “Hemos realizado en conjunto una gran carrera. Lástima que no hemos podido rematar la victoria, pero estoy muy contento con el trabajo en equipo que se ha realizado. Felicitar a Busti por la gran carrera que se ha marcado y a todos los demás chicos por el control que han realizado en el pelotón. Fran nos sigue malacostumbrando en subir al podium, pero seguimos aprendiendo de los errores. Gran actuación del equipo Salchi en nuestra carrera”.

  • Nacho Vecino (Director): “Era la carrera del patrón y había que darlo todo. Los chicos han trabajado muy bien desde el inicio y consiguiendo el objetivo de la clasificación por equipos. No se ha podido ganar la carrera, pero hemos demostrado ser un equipo muy sólido en la carrera desde el principio hasta el final. El segundo puesto de Fran y el tercero de Busti han sido el colofón a esto. Como director estoy muy contento y orgulloso de todos y ya veo que empiezan a funcionar otros componentes del equipo que se están metiendo en cortes y estar junto al líder. Felicitar a todos en su conjunto”.

Fotos: Chus Escribano, Carlos Feito, Jesús González, Yolanda Rodríguez, Luis Díaz, Antonio Fernández y Germán Rodríguez

Vídeos: Carlos Fernández, Víctor Sampedro y Germán Rodríguez

SALCHI-UC COSLADA: UN FRAN AGEA IMPERIAL RECURRE A LA ÉPICA Y GANA A LO GRANDE EN TORRE DEL BIERZO

El abulense atacó en el último puerto, yéndose en solitario y logrando para el equipo cosladeño su mejor victoria de siempre

Este chico nos está malacostumbrando. Si ya la victoria en Buitrago del Lozoya fue poner fin a muchos fantasmas, lo del sábado en Torre del Bierzo es la confirmación de que Fran Agea es ahora mismo uno de los mejores juveniles del panorama nacional. Ya no sólo por lo metódico que es en su preparación, sino por tener la cabeza bien amueblada y no subírsele a la cabeza ese primer triunfo en la Copa de Madrid. En Torre del Bierzo puso fin a una serie de infortunios que le han impedido estar delante en la Copa de España y le permite afrontar la llegada de las rondas por etapas con moral y confianza.

La lluvia y el frío parece que le van bien al de Navaluenga, que ha logrado sus dos triunfos de forma épica y con el líquido elemento en el escenario de la batalla. Apenas una hora antes los diez jinetes de Jesús González se cubrían con chubasqueros ante el diluvio que caía en esta localidad berciana. Acudieron todos a tierras leonesas a excepción de Mario Díaz, Diego López (ambos recuperándose de sus golpes en La Castellana madrileña), Mario Sampedro y Pablo Martínez. Las consignas del director en la salida eran claras: Nada de arriesgar salvo que nos estemos jugando la carrera o estuviéramos metidos en la fuga.

Las cosas, como casi siempre, no empezaron bien. Bajo la lluvia Juanfran Fernández rompió el cable del cambio, viéndose obligado a subirse a una de las bicis de repuesto. Las medidas no le venían bien y a pesar de que Jesús trató de llevarle hacia adelante fue imposible, viéndose obligado a la retirada durante la primera vuelta al circuito inicial. También Sergio González se las veía para aguantar delante, quedándose cortado en el kilómetro 12, reintegrándose en el 18 y cediendo definitivamente en el 23. Y es que delante estaba Fran Agea con muchas ganas de guerra y en la subida del circuito tensaba y ponía al pelotón con un punto más de sufrimiento.

Un par de corredores se iban por delante en la segunda vuelta, mientras que Alejandro Brendler era el siguiente de los nuestros en ceder. Dado lo que estaba cayendo, nuestro director mandó a Juanfran a que se bajara al final de la primera vuelta y a Alex y Sergio al final de la segunda. En el tercer giro, ante los comentados acelerones de Fran era Aitor Rodríguez quien sufría detrás. Una vez finalizada las tres vueltas al circuito se iniciaba la parte final, con otros 40 kilómetros con lo mejor del día. Nada más comenzarse esa parte los corredores se encontraron con un repecho muy duro que acabó por descolgar a Aitor. A partir de ahí las comunicaciones de radio-vuelta empezaron a ser casi inexistentes, con la carrera rompiéndose cada vez más.

En la parte final de esa subida Javi Rodríguez se cortaba, pero “El Espartano” no arrojaba la toalla y se lanzaba en la bajada como un poseso, alcanzando a un grupo en el que iban sus compañeros Raúl Bustillo y Sergio Otero junto con otros corredores de enjundia como Rodrigo Cascajo. No contento con ello, acabó por soltarlos y tirarse hacia adelante llegando a la altura de Víctor Ramírez que también iba cortado en el inicio del puerto decisivo. Al mismo tiempo, Jesús se vio imposibilitado de ayudar a Otero y a Bustillo por advertencias de los jueces, y debía tirar hacia adelante.

Fran Agea volando hacia la gloria

Lo que no sabía el técnico madrileño es que su jefe de filas estaba destrozando la carrera en la parte más dura de la ascensión, un camino de cabras con pendientes muy duras que el abulense ya conocía de años atrás. Agea se iba en solitario y gente como Carlos García (Polartec) no podía seguir su estela. Mientras, Javi Rodriguez culminaba su remontada alcanzando a un segundo grupo numeroso en el que circulaba Javier Fernández. Agea se tiraba en el descenso y varios corredores que trataron de alcanzarlo, entre ellos Endika Lázaro (Artepref), se iban al suelo y allanaban la victoria para nuestro jefe de filas.

Con casi un minuto de ventaja se presentaba Fran en la meta de Torre del Bierzo, demostrando su casi inmunidad hacia el mal tiempo y confirmándose como uno de los corredores de moda del pelotón junior español. Tras él llegaban Rodrigo Álvarez y Adrián Fernández, ambos del Artepref, completando un podio que estuvo muy caro. Javier Rodríguez (25º) y Javier Fernández (26º) terminaban a 2:38; Raúl Bustillo (31º) y Sergio Otero (32º) a 3:08; y Víctor Ramírez (35º) a 4:21. Por equipos, el Salchi-UC Coslada finalizaba quinto. Además, la general de la montaña se la embolsaba un Agea que tuvo en Torre del Bierzo un nuevo día de gloria. Esperemos que el segundo de muchos…

Clasificaciones completas aquí

DECLARACIONES

Francisco Javier Agea: “¡Estoy muy contento con la victoria! A pesar del frío y la lluvia, me he encontrado muy bien y en el puerto he lanzado un ataque. Me he ido solo y en la bajada sabía que tenía que tener cuidado. En los últimos kilómetros llanos vi que podía ganar al verme solo. Y además, me llevé la montaña. La semana que viene empieza comienza la Vuelta a Álava, donde intentaré hacerlo lo mejor posible”.

Sergio González: “Ha sido una carrera muy rápida, con mucha lluvia y frío. Con ataques desde el kilómetro 2. Después de pasar la primera subida, la carretera estaba encharcada y había alguna curva peligrosa en el pueblo. En los túneles casi no se veía nada. El director nos dijo que no arriesgáramos, que no nos jugábamos nada a no ser que fuéramos escapados o a disputar la carrera. Con el paso de las vueltas el pelotón se fue destrozando con la lluvia y el frío, hasta que terminó de romperse del todo en el último puerto. Dar al enhorabuena a Fran por el carrerón y a todos mis compañeros que llegaron sanos y salvos a meta por el esfuerzo realizado”.

Jesús González (Director): “Ha sido una carrera dura por la lluvia, pero sobre todo por el último puerto, que fue una auténtica emboscada. Hay que dar gracias a que fuimos a inspeccionar el terreno antes y ese puerto en particular. La táctica que adoptamos fue la acertada y Fran cumplió a lo grande. Me hubiera gustado haber metido a alguien en alguna fuga antes del puerto para que pudiera haber hecho una mano a Fran, pero al final no fue así. Estoy muy contento con la victoria, y por Fran, porque las cosas no le estaban saliendo bien últimamente, sobre todo en la Copa de España. Ahora lleva dos victorias y a estas alturas haber ganado dos veces es harto complicado. Felicitar a todo los chicos porque lo han dado todo en unas condiciones muy duras y épicas”.

Fotos: Chus Escribano y Brenda Rodríguez

Vídeos: Brenda Rodríguez y Sergio González


SALCHI-UC COSLADA: LAS CAÍDAS Y LOS ERRORES TÁCTICOS CONDENARON AL EQUIPO EN LA CASTELLANA

Fran Agea volvió a ser el mejor de los nuestros en una jornada donde no salió nada de lo previsto

Se perdió una oportunidad de oro en un escenario tan atractivo como es el del paseo de La Castellana de Madrid para nuestros chicos. En el marco de la Vuelta a Madrid de profesionales y ante los ojos de los técnicos de equipos españoles y extranjeros, no acompañó la suerte para nada y no se consiguió la repercusión deseada. Pero esto no condena el esfuerzo hecho por toda nuestra plantilla, que lo dio todo, trabajó al 110% y se repuso con valor y coraje a una caída masiva a las primeras de cambio.

Con una climatología ideal para la práctica del ciclismo y con toda la plantilla convocada para semejante empresa, se salió a por todas en un circuito que, como se pudo confirmar a posteriori, era engañoso y se iba a hacer duro en cada una de las doce vueltas que debían darse, hasta completar los 63 kilómetros preceptivos. Había muchas esperanzas en ver a Fran Agea repetir la victoria de Buitrago o soñar con un Mario Sampedro rindiendo al mismo nivel que en los pasados Nacionales de pista. O un embalaje final en un lugar como La Castellana en el que viéramos levantar los brazos a Sergio Otero. Pero todo salió al revés de lo esperado.

El Sanse-Rotor tenía claro que había que mover la carrera y se puso manos a la obra. Los cosladeños salieron atentos en esos primeros compases y todo iba bien hasta que rebasada la última curva antes de pasar por meta para completar la segunda vuelta se produjo una caída masiva. Con la mala suerte de ver a la mitad de nuestro equipo tirado por los suelos o cortado en un pelotón ya muy estirado. La Fundación Víctor Sastre aprovechó el incidente para mandar a dos de sus chicos por delante y seleccionar aún más la carrera.

El parte de guerra en un primer chequeo era demoledor. Mario Díaz se veía obligado a la retirada, encaminándose directamente al ambulancia; Diego López se hacía una herida aparatosa en una mano; Mario Sampedro, que venía con problemas en la bici y pensando en cambiarla, la acababa de romper en la caída; y Sergio Otero también se veía retrasado por el incidente. Alejandro Brendler y Raúl Bustillo no se habían caído, pero circulaban cortados, lo mismo que Sergio González. Pablo Martínez se había quedado ya antes de la montonera, pero ahora rodaba junto a Diego López.

Arriba, en un grupo de apenas 30 unidades íbamos con Fran Agea, Juan Francisco Fernández, Javier Rodríguez, Javier Fernández, Víctor Ramírez y Aitor Rodriguez. Al menos teníamos arropado al de Navaluenga. Minutos después veíamos a Alejandro Martínez y a Gabriel Ochando (Sanse Rotor) reintegrarse al pelotón, no así Otero, que tardó en ser atendido por el coche neutro y recibió la ayuda de Sergio González, y posteriormente la de Raúl y Alex. Acabó metiéndose en un segundo grupo ya toda la carrera, y quizá el haber agrupado a sus tres compañeros en la persecución hubiera resultado ser más fructífero para él.

Si a Otero tardaron en asistirle, lo de Sampedro fue peor. Pablo Martínez y Diego López recibieron la orden de nuestros técnicos de parar a esperarle, pero tardó tanto en llegar el pradeño que al final los árbitros los eliminaron a los tres de carrera. Posteriormente, cuando Bustillo, Sergio y Alex reventaron tras trabajar para Otero, también fueron excluidos de la misma.

Un error táctico decisivo

Si atrás la cosa no salió, delante fue más de lo mismo. A pesar de llevar seis unidades y responder con inteligencia a los ataques, como el que sofocó Javi Rodríguez cuando Fernando Navas intentó marcharse, cuando se produjo el corte decisivo no se estuvo. A cuatro vueltas para el final se formaba un grupo selecto con Alejandro Martínez y Fernando Navas (UC SS Reyes), Hugo Sampedro (Polartec-F. Contador) y Ramón Díaz (Fundación Víctor Sastre). Los nuestros empezaron a tirar atrás, pero exprimiéndose mucho en el tramo de bajada y acabando fundidos en el de subida. Así que Agea se veía obligado a tomar él mismo las riendas tirando del paquete, y sin llegar a un acuerdo con Fenavin que no había metido tampoco a nadie en la fuga.

Se había escapado el caballo. Así que Jesús González arrojó la toalla a falta de dos giros para el final, ordenando a Fran que dejara de tirar, mientras que Javier Cerezo (Fenavin) saltaba del grupo y buscaba enlazar con los de delante. Y no hubo más. La escapada llegó a buen puerto con Díaz batiendo a Navas y a Sampedro, con Alejandro Martínez reforzando su liderato en el Trofeo Federación, y con Agea volviendo a ser el mejor de los nuestros finalizando sexto a 1:10. Javi Rodríguez se clasificaba 15º y Javier Fernández 19º, ambos a 1:11; Juanfran Fernández 24º a 2:19; Víctor Ramírez 26º a 5:31; Aitor Rodríguez 28º a 5:38; y Sergio Otero 30º a 8:05. Por escuadras vencía Sanse Rotor con el Salchi-UC Coslada en cuarto lugar.

Sólo queda curarse las heridas y aprender de los errores cometidos. El equipo debe mirar hacia delante, porque quedan muchas carreras y ya han demostrado que pueden hacerlo infinitamente mejor. Este sábado próxima parada en Torre del Bierzo (León).

DECLARACIONES

  • Pablo Martínez: “Una vez empezada la carrera hemos provocado un corte atrás, pero con la caída se ha hecho más grande. Cuando íbamos a unos 15″ del pelotón me han dicho que Mario Sampedro se había caídoy que tenía que parar a esperarle. En el rato que he esperado hemos tenido Diego y yo unos problemas con un juez por estar parados. Cuando por fin ha llegado Mario ya había pasado mucho tiempo, por lo que al pasar por meta nos han eliminado”.

  • Juan Francisco Fernández: “Ha sido una carrera muy pesada, porque era todo igual y aguanté ahí como un toro. Creo que he estado bien y que me encontré bien durante toda la prueba. Si te digo la verdad sí esperaba rendir hoy más o menos así. Esta semana he preparado bien y sabía que el recorrido me iba a ir bien”.

  • Jesús González (Director): “En la caída el conjunto que salió más perjudicado fue el nuestro. Me quedé sin medio a las primeras de cambio y con dos bazas tan importantes como Mario Sampedro y Sergio Otero fuera de juego. El Sanse trabajó bien y atacó cuando tenía que hacerlo. Debemos aprender a estar más atentos. No pudimos cumplir con todo lo planeado y el mayor error en este caso fue no haber cogido la escapada buena. Los chicos trabajaron y lo dieron todo, y por eso les felicito. Pero cuando no se coge el corte bueno estamos obligados a trabajar”.

  • Nacho Vecino (Director): “La carrera de La Castellana era muy importante para nosotros, ya que no todos lo días se corre aquí en la Vuelta a Madrid. La verdad es que no salió nada de lo que habíamos planeado. En la primera vuelta hubo una caída masiva que afectó a la mitad de nuestro equipo. Mario Díaz se tuvo que retirar, siendo inmediatamente atendido en el ambulancia, lo mismo que Diego López y Mario Sampedro. Encima se nos quedó cortado Sergio Otero, que era uno de los más fuertes para nosotros en el posible sprint. Después de todo me quedo con el sexto puesto de Frna Agea, conseguido por su pundonor y con el trabajo de otros de sus compañeros. Además, espero una pronta recuperación de nuestros corredores accidentados”.

Fotos: Brenda Rodríguez, Germán Rodríguez y Luis Díaz

Vídeo: Carlos Fernández Sánchez

SALCHI-UC COSLADA: JAVI FERNÁNDEZ Y TODO EL EQUIPO, AL PODIO EN PARACUELLOS DE JARAMA

La estrategia no surtió su efecto, pero los cosladeños sobrevivieron ante un intratable Alejandro Martínez

Es muy difícil ganar en ciclismo. Y es complicado que lo que planificas antes de la salida se vaya a cumplir al pie de la letra. Cualquiera que no siguiera la carrera y mirara la clasificación sin más diría que fue un día histórico para un equipo de trayectoria tan joven como es el nuestro. Sin embargo, tras seguir la carrera metro a metro la sensación es agridulce, sin nada que objetar ante un Alejandro Martínez (Sanse Rotor), que no sólo fue el más fuerte, sino también el más listo. Y esto último en el ciclismo de carretera vale en muchas ocasiones más que tener más gramos de fuerza que tus rivales.

Ausente nuestro jefe de filas Fran Agea así como Víctor Ramírez, ambos convocados por sus selecciones autonómicas para la Klasika de Guipúzcoa, Jesús González y Nacho Vecino alinearon en Paracuellos a todo el equipo y con una consigna clara: Hacer la carrera dura desde el principio, buscando desgastar al Sanse y que Gabriel Ochando y Alejandro Martínez, líder del Trofeo Federación, se quedaran sin compañeros y tuvieran que trabajar. Además, volvía a insistir en darle prioridad absoluta a la clasificación por equipos, objetivo que por primera vez se consiguió en nuestro corto periplo de vida.

Mario Díaz, Juanfran Fernández y Pablo Martínez debían endurecer la carrera desde el primer repecho de Ajalvir. Los tres tiraron, pero no hicieron daño. El propio Juanfran se encontraba enfermo y el pecho empezó a dolerle mucho en el kilómetro 8, viéndose obligado al abandono. Luego fue el turno de Alejandro Brendler, pero no se conseguía forzar a todo el paquete a ir al límite, con muchas unidades del Sanse manteniéndose aún en el grupo principal y arropando bien a Alejandro y a Gabriel. Se cubría así el primer bucle de los pasos a Daganzo y Cobeña y no habíamos cumplido con la premisa, pero es que encima se fugaban por delante Guillermo Barrado (Fundación Víctor Sastre) y Joel Domenech (Recambios Callejo) y no habíamos logrado meter a nadie.

Al inicio del segundo bucle se buscó de nuevo romper la carrera desde atrás. Jesús Tejero (Fundación Víctor Sastre) era ahora cabeza de carrera con casi un minuto de renta y Diego López y Sergio González trataron de contraatacar, sobre todo el primero, que llegó a ir fugado unos metros, pero los de Jaro Marquina seguían trabajando para evitar que se rompiera la carrera y lo neutralizaron en Cobeña.

Valiente y decidido Javi Fernández

No estaban saliendo las cosas como esperábamos. Así que Raúl Bustillo fue el siguiente en buscar la fuga en Cobeña y tratar de alcanzar a Tejero. Hizo de puente junto con Barrado y luego en solitario, pero no pudo prosperar debido al ritmo machacón de los sanseros, que le neutralizaban pasado Belvis. La primera escalada a Paracuellos iba a aclarar aún más las cosas. Jesús mandó a Sergio González imponer un ritmo muy fuerte en la subida, pero pronto cedía en cabeza, momento que aprovechó Alejandro Martínez para abrir gas y llevarse a su rueda a Jorge Galindo (Fundación Víctor Sastre) y a su compañero Gabriel Ochando. Con Tejero aún por delante los dos perseguidores levantaban el pie cuando veían que llegaba Sergio Otero.

Más unidades se unían al cuarteto, entre ellos nuestros chicos Mario Sampedro, Javi Fernández y Javi Rodríguez. El propio Mario pinchaba en la transición posterior a coronar Paracuellos y Jesús aprovechaba que Aitor Rodríguez, Alejandro Brendler y Raúl Bustillo venían algo cortados para mandar pararles y que tiraran de su compañero para cazar delante. Tras Ajalvir y antes de empezar Daganzo se produjo un movimiento extraño con el propio Alejandro Martínez y nuestro Javi Fernández. Cuando este último se dio cuenta rodaba fugado en solitario y alcanzaba a un Tejero que ya notaba algo el cansancio de rodar mucho en solitario. Cogían una renta de 20″ que lograban mantener cuando ya llevaban 50 kilómetros y subían por penúltima vez Cobeña.

Ahí se dio el momento clave de la carrera, cuando Javier Rodríguez tensó subiendo Cobeña, y a él se pegaron Ochando y Galindo, pero con el agravante de ver cómo Alejandro Martínez saltaba desde atrás y los remachaba. Directo a Ajalvir, el de Sanse Rotor veía que sólo Galindo podía aguantar su rueda y abrían hueco, logrando alcanzar a Tejero y a Javi Fernández en el último paso por Daganzo. Por detrás se producía la confusión entre nuestros chicos y el cuerpo técnico, cuando Jesús le decía a Aitor que no tirara porque Javi Rodríguez iba delante, pero desconocía que Alejandro Martínez iba en punta y que por eso Sergio Otero le había ordenado que tirase a tope…

En fin, sin comerlo ni beberlo se nos había ido la carrera. Los cuatro de delante abrían hueco en el llano previo a Paracuellos, con los dos del Sastre atacando al líder del Tº Federación y con Javi Fernández cumpliendo la orden de no pasar en ningún caso al relevo. En todo momento Alejandro hizo valer su fortaleza, neutralizando una y otra vez los intentos de los abulenses, y con la tranquilidad de que la ventaja con respecto al grupo perseguidor rondaba el minuto. En la subida final no hubo sorpresa con el de Sanse ganando en solitario, y con la alegría en el rostro de un Javi Fernández que llegaba segundo, premio justo a un carrerón, a su trabajo diario y a las ganas de querer ser ciclista.

A 54″ arribaba quinto Mario Sampedro y octavo Javier Rodríguez a 1:11. Tras el de La Elipa entraba Raúl Bustillo a 1:14, mientras que Sergio Otero se clasificaba decimotercero a 1:29 en una carrera en la que había ganado el año anterior siendo cadete. Los otros dos corredores nuestros que lograrban terminar fueron Aitor Rodríguez 15º, a 1;32, y Alejandro Brendler 16º, a 1:41. En el podio nos emocionábamos viendo a Javi Fernández disfrutar de su hito y a todo el equipo subiendo por primera vez en su historia como ganador de la clasificación por equipos. No se había ganado, se había perdido una gran oportunidad, pero se subía al cajón cumpliendo el objetivo inicial. Comportamiento intachable de todos los chicos que lo dieron todo.

Agea y Ramírez rindieron a buen nivel en la Klasika Gipuzkoa

Tanto el abulense como el vallecano compitieron ese mismo día en la última puntuable del Trofeo Federación celebrada en Zegama (Guipúzcoa), con los colores de sus respectivas selecciones, Castilla y León y Madrid. Fran estuvo siempre en puestos cabeceros y se metió en una escapada en la parte final de la carrera, subiendo Aztiria, pero los calambres le impidieron disputar el podio. En meta el de Navaluenga todavía tuvo fuerzas para esprintar y acabar en el puesto 17º. Por su parte Víctor se metió en la escapada inicial del kilómetro 20, pero en el descenso de Liernia se iba al suelo en una curva y se veía obligado a abandonar la prueba, afortunadamente sin males mayores.

DECLARACIONES

Javier Fernández: “Hoy he tenido esa suerte, ese puntito de intensidad más que los demás, he entrado en el corte bueno, he sabido sufrir hasta el final y he conseguido mi objetivo y el del equipo también. Así que muy contento con los resultados obtenidos y a seguir luchando. Este podio para mi ha sido una sorpresa, no me lo esperaba para nada. Esto me llena de alegría y satisfacción para seguir luchando. Estoy supercontento. En la subida a Paracuellos me he quedado un poquito rezagado, pero he visto que podía ir a más, he metido plato y he ido a fuego hasta el final entrando en meta segundo. Una alegría enorme”.

Mario Díaz: “Empezamos con una táctica de menos a más, tirando poco a poco en las subidas, uno a uno a fuego, pero luego, a pesar de no haber ganado tampoco nos ha ido tan mal. La carrera ha sido dura pero bueno, se ha hecho lo que se ha podido. Aún es pronto para hacer balance de mi rendimiento, pero yo esperaba estar mejor. Seguiremos trabajando”.

Francisco Javier Agea: “La Klasika de Gipuzkoa ha sido para mi una carrera con un nivel muy alto y un recorrido muy duro. En los últimos 15 kilómetros, cuando iba escapado con otros dos corredores, me entraron calambres e intenté llegar a meta lo mejor posible”.

Víctor Ramírez: “Me encontré muy bien, metiéndome en la escapada casi de salida con algunos de los más fuertes, durando unos 70 kilómetros. Subiendo el primer puerto se fueron dos de ellos y por intentar yo cogerles en la bajada, en una de las curvas me patinó la rueda de atrás y me fui recto contra una valla de alambre. Me fue imposible continuar por las heridas y el golpe. Pero me quedo con las buenas sensaciones y el carrerón que ha hecho la Selección”.

Jesús González (Director): “Los corredores cumplieron las instrucciones que les dije, pero la verdad es que no se logró el objetivo de romper la carrera desde el principio como yo esperaba. No hicimos el daño suficiente como para hacer trabajar a Alejandro Martínez y a Gabriel Ochando. Sin embargo tengo que felicitar a todo el equipo, especialmente a Javi Fernández por la carrera que hizo, y por la clasificación por equipos que, no olvidemos, era el objetivo principal que debíamos lograr en esta carrera. Así lo dejé claro en la reunión y por fin lo cumplimos, así que contento con todos ellos”.

Nacho Vecino (Director): “La carrera de Paracuellos la tenía señalada particularmente en mi agenda, ya que yo siendo junior realicé varios podios en ella durante mi carrera deportiva. La planteamos con las bajas importantes de Fran y Víctor, optando por salir a romper la carrera de salida. Se realizó un buen trabajo, pero no con la continuidad que queríamos los directores. Trabajaron bien todos, en especial Raúl y Aitor. Conseguimos meter en la escapada a Javi Fernández, del cual me siento muy orgulloso porque realiza todos los entrenos muy en serio y se cuida bien en su vida particular. Ahora está viendo los resultados con este segundo puesto, aunque espero más de él”.

“Destacar también el quinto puesto de Mario Sampedro, que estuvo fenomenal y eso que pinchó. Pero gracias al trabajo de equipo logró meterse de nuevo en el pelotón. De Javi Rodriguez lo mismo. Buen octavo puesto, y espero que vaya cogiendo confianza, ya que espero mucho de él. Y buen noveno puesto de Raúl Bustillo, que estuvo espectacular metiéndose en varias escapadas y trabajando mucho en equipo. Así que felicitar a todo el equipo por la victoria en la general por escuadras y por el trabajo durante toda la carrera”.

Fotos: Brenda Rodríguez, Chus Escribano, Luis Díaz, Unai Demi, José F. Cascajo y Germán Rodríguez

Vídeos: Luis Díaz, Isabel Saavedra y Carlos Fernández





SALCHI-UC COSLADA: ENTRENO OFICIAL EN LA SIERRA CON VISTAS A LA COPA DE ESPAÑA DE TARRAGONA

Ayer domingo los juniors del Salchi-UC Coslada realizaron el quinto entrenamiento oficial de este ejercicio 2017. El cuerpo técnico diseñó un recorrido de 105 kilómetros con salida y llegada en la localidad de Soto del Real, ideal para testar estados de forma y aprovechar el clima soleado que estamos teniendo en la Comunidad de Madrid estos días. Al ser fechas de Semana Santa se ausentaron varios corredores de la plantilla, lógico por temas familiares y de viajes.

Al entreno acudieron Javier Fernández, Javier Rodríguez, Sergio Otero, Sergio González, Víctor Ramírez, Juan Francisco Fernández, Alejandro Brendler, Raúl Bustillo y Pablo Martínez. Además, contaron con la compañía de dos de los cadetes de la UC Coslada como son Gabriel Rodas y Carlos Daniel Cevayos (sic).

El recorrido programado era duro, con la ascensión inicial al puerto de Canencia por la vertiente de Miraflores, para luego rodar sobre un terreno rompepiernas en el que La Cabrera y Bustarviejo planteaban también ascensiones para darse un buen calentón. Finalmente se hicieron unos 100 kilómetros, rodando a una media de 31 kms/h.

Recordar que esta misma semana, por muy festiva que sea, no será para nada de descanso. Doble cita para los cosladeños, con Mario Sampedro y Sergio Otero yendo convocados al Campeonato de España de pista que se disputará del jueves al domingo en el velódromo Miguel Indurain de Tafalla (Navarra). Asimismo, seis del equipo irán a la Copa de España de La Canonja (Tarragona), en la segunda puntuable del torneo, que tendrá lugar este sábado a partir de las tres de la tarde.

Fotos Jesús González

SALCHI-UC COSLADA: ACIAGA JORNADA EN COLMENAR DEL ARROYO, LEJOS DE LA VICTORIA INDIVIDUAL Y POR EQUIPOS

Ya lo había advertido el director Jesús González, en la previa a sus corredores. Había que estar delante, dándose prioridad a la victoria por equipos y a que se pudiera acceder al liderato que ostentaba de forma provisional el sansero Alejandro Martínez (UC SS Reyes) en el Trofeo FMC. La ausencia de nuestro jefe de filas Fran Agea, convocado por su selección autonómica de Castilla y León para el Trofeo Federación, se presentaba como una oportunidad de oro para sus compañeros de poder brillar en una prueba dura y exigente, pero apetitosa donde poder lograr el segundo podio del ejercicio en curso.

Pero no salieron las cosas de ninguna de las maneras y no se logró cumplir con los objetivos a priori. Ni nos vestimos del maillot Sural del Trofeo FMC y ni siquiera entramos entre los tres mejores equipos de la prueba. La decepción en el cuerpo técnico tras acabar era palpable y hubo toque muy serio de atención a todos en conjunto, de cara a no cometer errores similares en el futuro. Los 70 kilómetros de esta segunda cita de la Challenge FMC en Colmenar del Arroyo fueron idénticos a los de 2016, con las ascensiones de El Mojón y de Almenara, ambas en dos ocasiones. El tiempo, soleado, acompañó, pero el viento sopló fuerte, sobre todo de cara, lo que hizo que los ataques apenas se produjeran en la primera vuelta.

Nadie tomó el mando de la carrera, y eso que el terreno era duro desde el kilómetro uno, con el peloton de 59 unidades empezando a desgajarse como un goteo en cola. A la altura de Fresnedillas (km 8) ya veíamos a Mario Díaz sufrir y perder contacto, y en plena ascensión a El Mojón, el colombiano Calle (Plataforma Central Iberum) movía la higuera en la parte final y estiraba al grupo. Tras el descenso y posterior tránsito por Robledo de Chavela ya veíamos que Pablo Martínez y Javier Fernández no iban bien y camino de La Almenara Aitor Rodríguez,  Sergio González y Diego López lograban empalmar de nuevo con el paquete tras trabajar a fondo a relevos. Uno de los que sufría y volvía a enlazar era el ganador de 2016, Antonio Pereñíguez (UC SS Reyes).

La subida a La Almenara, puntuable de tercera categoría, se iba a convertir en el juez de paz, creando la selección cuasi definitiva. En sus rampas los chicos de Navalcarnero encendían la mecha y Fundación Contador con Carlos García y Sanse Rotor con Fernando Navas, respondían en persona a los chicos de Bañeros. Sergio González, tras realizar un buen trabajo de equipo se cortaba finalmente, lo mismo que Juan Francisco Fernández, Diego López, Aitor Rodríguez y un Alejandro Brendler que no sabía que iba con la rueda frenada tras haberla colocado mal antes de la salida. Tampoco pudo meterse delante Javi Rodríguez, aunque su aportación se tornaría fundamental kilómetros después.

Errores tácticos graves

El paso por la Almenara, con Hugo Sampedro (Polartec-Fundación Contador) el primero, dejaba a un grupo cabecero de cinco con él y su compañero Carlos García, Juan Fernando Calle (Plataforma Central Iberum) y Alejandro Martínez y Fernando Navas (Sanse Rotor). A unos pocos segundos circulaba nuestro Mario Sampedro, acompañado de Gabriel Ochando (Sanse Rotor) y Sergio García (Polartec-Fund. Contador), y a menos de medio minuto, nuestros corredores Sergio Otero, Víctor Ramírez y Raúl Bustillo junto con Nicolás Sánchez (Plataforma Central Iberum) cuando pasaban por primera vez por la línea de meta.

El segundo grupo lograba empalmar arriba y así teníamos a Mario delante. Atrás Otero, Ramírez y Bustillo trabajaban a muerte para enlazar, con Nicolás no entrando a los relevos. Y aquí empezamos a tumbar nuestras opciones. Mario empezó a tirar delante de forma incomprensible mientras sus compañeros hacían lo propio por detrás. Asimismo, los otros tres no encunetaban a Nicolás, que iba en carroza sin relevar, y luego acabaría enlanzando delante, quedándose nuestros corredores con un palmo de narices. Llegaron a estar a ocho segundos de la cabeza, pero la descoordinación fue fatal. Cuando Javier Rodríguez llegaba al grupo perseguidor se ponía tirar como un cosaco, pero Víctor iba reventado, mientras que Sergio y Raúl entraban en reserva. El desgaste incomprensible de Mario y sus problemas de estómago encima le pasaron factura en las dos subidas de El Mojón y La Almenara, cediendo de vanguardia junto con Nicolás Sánchez.

Cuando parecía que los siete restantes se iban a jugar el triunfo al sprint en Colmenar del Arroyo, un corte dejaba a menos de tres kilómetros en cabeza a Calle, Carlos García y Navas, con el colombiano llevándose al sprint la victoria final. Mario entraba octavo a 2:06 mientras que a 4:05 hacían lo propio Otero (10º), Bustillo (11º) y el Espartano Javi (12º). Juanfran Fernández finalizaba 23º a 12:06 y Víctor Ramírez 26º, con ese mismo retraso. Por equipos se obtenía un amargo cuarto puesto, con Polartec-Fundación Contador en lo más alto.

La mala jornada se completaba con la crono por equipos del Trofeo Federación de la RFEC disputada esa misma tarde en Valladolid. Castilla y León ganaba la carrera pero en el sexteto era Fran Agea el que se quedaba cortado y sufría para llegar solo a meta.

DECLARACIONES

Mario Sampedro: “Ayer la carrera fue dura, había mucho aire y el recorrido era pestoso. Me encontré mal del estómago y no me permitió ir al máximo. Pero en general estoy contento con las sensaciones que he tenido”.

Alejandro Brendler: “Fue muy dura, no sólo por el desnivel sin apenas llano, sino más por el viento, sobre todo porque la mayor parte del tiempo pegaba de cara. Yo tuve problemas de inicio, ya que al cambiar la rueda del rodillo a la de carrera la puse mal y cuando pillé un bache se descolocó, haciendo que toda la carrera fuera frenado. A pesar de notar buenas sensaciones, el desgaste de ir así hizo que me quedase cortado del primer grupo a un kilómetro de coronar el segundo puerto. A partir de ahí me tocó remar por ambos inconvenientes, el viento y el problema mecánico. La segunda vuelta se me hizo muy dura, ya que lo del frenado sólo me di cuenta en meta. En general, me quedo con las buenas sensaciones, porque pude responder bien a los cambios de ritmo de los rivales a pesar de ir frenado. A la vez, me voy con un sabor amargo por este fallo mecánico. También quiero agradecer a los compañeros que se quedaron conmigo y me esperaron para llegar a meta”.

Jesús González (Director): Ver vídeo abajo

Nacho Vecino (Director): “Afrontamos la segunda carrera del calendario madrileño con la baja de nuestro líder, Fran Agea, al estar con su selección de Castilla y León. La prueba se hizo con frío y con un paquete reducido de 60 corredores. Se hizo un corte de nueve en el que sólo conseguimos meter a un corredor de los nuestros. El resto del equipo se nos quedó cortado a pocos segundos, pero sin poder entrar delante. Eso nos hizo trabajar en equipo pero sin éxito de organización”.

Fotos Germán Rodríguez, José Fernando Cascajo y Chus Escribano

Vídeos Carlos Fernández Sánchez y Germán Rodríguez


SALCHI-UC COSLADA: EL EQUIPO SE FORTALECE Y CONSOLIDA BAJO EL TEMPORAL DE LLUVIA Y FRÍO OVETENSE

No entraba esta carrera de La Tenderina dentro de la planificación del equipo cosladeño. Pero había que aprovechar la inercia positiva de tener a un Fran Agea dentro los mejores del ránking nacional de la RFEC y no se podía dejar de acudir a una prueba en la que iban a estar la mayoría de los mejores conjuntos a nivel estatal, todo ello bajo la atenta supervisión de Ángel Serrano, actual seleccionador de juveniles de la FMC. No iba a ser fácil el día de todas maneras, con previsiones climatológicas que presagiaban lluvia y frío, y que convirtieron este Trofeo Pablo Laguna en un infierno en el que había que sobrevivir.

Fueron 79 kilómetros con salida y llegada en el emblemático y muy ciclista barrio de la Tenderina, con dos puertos de montaña, La Campa y Muncó, que endurecían un trazado en el que además, los corredores iban a hacerlo mucho más drámatico con las inclemencias del tiempo aportando un plus de épica y sufrimiento. Jesús González, director del equipo, llevó a Asturias a Fran Agea, Víctor Ramírez, Sergio Otero, Mario Sampedro, Juan Francisco Fernández, Javier Rodríguez, Javier Fernández, Raúl Bustillo y Aitor Rodríguez, siendo baja de última hora Alejandro Brendler.

En la salida los chicos ya estaban prácticamente calados, con la lluvia sin parar de caer y con 7ºC de temperatura engañosos, ya que la sensación térmica era aún más fría. La participación era de lujo, con 150 corredores de 22 equipos y salida a mil. La cosa no comenzó bien, con Raúl Bustillo yéndose al suelo tras embestirle por detrás en la neutralizada. Muchos nervios, el director con el coche en la posición 4 y Javier Rodríguez sufriendo su enésima avería en el kilómetro 11 y viendo cómo tardaban en llegar para cambiarle la rueda, ya que la fila de vehículos estaba muy atrás.

Después de ir entre coches y con ayuda de Jesús, Javi lograba entrar en el grupo poco antes de iniciarse la ascensión al alto de la Campa. Allí los primeros en ceder eran Juanfran y Javi Fernández bajo el zafarrancho de combate desatado bajo la lluvia. Poco después se quedaba el ´Espartano´ debido al desgaste de la caza y a que el frío y la lluvia no son lo que mejor le sientan. Lo mismo le pasaba a Bustillo, que rodaba cortado ya en el tramo llano que había entre los dos puertos. Por delante y sin apenas información de radio vuelta, Fran Agea rodaba con los mejores, y eso que le habían tirado al suelo en el primer puerto y se dolía de una de sus caderas.

Un Agea soberbio en los puertos

Pero el de Navaluenga se levantaba rápido y tenía fuerzas para ser el primero en pasar por el segundo puerto, el de Muncó, sin embargo, no contaría para esta clasificación secundaria al no llevar el dorsal visible. Desde ese momento la carrera ya era un rosario de grupos, con Aitor Rodríguez y Sergio Otero rodando en pelotones intermedios, Víctor Ramírez en el tercer grupo, Mario Sampedro en el segundo, pero muy cerquita del primero, donde circulaba Fran Agea junto con otras catorce unidades, demostrando su gran estado de forma y su enorme regularidad.

La pena fue que no pudo coger el corte bueno de tres corredores que se produjo a apenas cinco kilómetros de meta, y que acabó dándole el triunfo a Sinué Fernández, por delante de Endika Lázaro y de Alvaro Arozamena. Fran, afectado por la caída y el frío, tuvo un pequeño despiste y vio como la meta estaba más cerca de lo que esperaba, finalizando en el undécimo lugar sin apenas haber podido preparar el sprint. Mario llegaba en el segundo grupo, a menos de un minuto del ganador en el puesto 23º, corroborando que va a más en su estado de forma.

Víctor Ramírez hacía también su entrada poco después, pero al no verse su dorsal no aparecía finalmente clasificado. Sergio Otero hacía el 37º a 5:56 y Aitor Rodríguez el 50º a 11:06. El resto no acababa, pero no impedía que el equipo clasificara sexto en la general por escuadras, excelente resultado que aún pudo haber sido mejor si no es por el affaire del dorsal de Víctor. No se ganó, pero los cosladeños salen fortalecidos de Oviedo, con una buena imagen, una buena preparación para los siguientes compromisos y la confirmación de que Fran Agea está a un nivel muy alto, sobre todo cuando la carretera se empina. Asimismo, el resto del equipo no le va a la zaga, y pelea ante las adversidades con solvencia. La general final por equipos es fiel reflejo de ello. Próxima estación, Colmenar del Arroyo en nuestro calendario doméstico.

DECLARACIONES

Mario Sampedro: “La carrera ha sido rápida, dura y con mucho frío. Mis sensaciones han sido mejores de lo esperado para la semana de ´soltar´ que he hecho. Mi rendimiento individual lo considero bueno, a pesar del percance en la bajada del segundo puerto que, además, era decisiva. Respecto al equipo el rendimiento general es que se ha hecho lo que se ha podido. Además, el recorrido, era muy irregular, con subidas y bajadas que a mi me venía bien”.

Javier Rodríguez: “Las primeras sensaciones fueron buenas a pesar del diluvio universal. Íbamos casi todo los salchis delante, yo entre los veinte primeros. Pero en el kilómetro 12 sufrí un pinchazo y tuve que esperar muchísimo porque la fila de coches venía muy lejos. Tras cambiarme la rueda me he tirado como unos 15 kilómetros entre los coches intentando volver al grupo, cosa que conseguí, justo cuando empezaba el primer puerto. Por eso no me ha dado tiempo a colocarme delante cuando se ha hecho la escabechina. Iba calado, me he quedado frío y ya no me respondían las piernas ni nada. En el 40, medio hipotérmico, nos pasó la fila de coches y poco más. Soy optimista, porque antes del pinchazo iba muy fácil delante en el grupo, pero el frío me mata y la lluvia más. Ha sido una mala carrera, pero ha sido una buena experiencia”.

Jesús González (Director): “Tengo que hacer una valoración positiva de nuestro paso por Asturias. Fran Agea está muy fuerte y lo ha demostrado. Es muy regular. Coronó primero el segundo puerto tras haberse ido al suelo. Y pudo haber quedado mejor en meta si no es por un despiste. El resto estuvo bien, y a algunos como Mario o Víctor les falta ese puntito para poder acompañar a Fran cuando se hace la selección de los más fuertes. A Otero le falta todavía, pero va mejorando. Otro que he visto con buena progresión ha sido a Aitor. A pesar del palizón ir a Oviedo ha venido muy bien. Era importante ya que no iban a faltar casi ninguno de los equipos más fuertes y porque Ángel Serrano iba a estar muy pendiente de lo que hicieran nuestros chicos allí. Además, con Fran metido en el ránking nacional entre los diez primeros no podíamos desaprovechar la oportunidad de sumar más puntos en su favor”.

Fotos Alberto Brevers y Chus Escribano

Vídeo Carlos Fernández Sánchez