Archivo del sitio

BOBRUC OIL: CARLOS PACIOS Y JAVIER GARCÍA, ENTRE LOS MÁS FUERTES EN LA MARCHA PEDRO DELGADO

La XXV Marcha Ciclodeportiva Pedro Delgado, de carácter internacional y más conocida por ´La Perico´, volvió a ser cita ineludible para el equipo Bobruc Oil. Cinco de ellos fueron de la partida este domingo pasado en Segovia, para afrontar un duro recorrido de 164 kilómetros y más de 3.000 metros de desnivel. Los altos (por este orden) de Navacerrada, Morcuera, Canencia y Navafría fueron terreno abonado para los más fuertes del verano, entre ellos un Carlos Pacios que se encuentra ahora mismo en un momento dulce.

El escalador castellano rodó siempre en el grupo de cabeza, incluso llegó a marchar en solitario en punta de carrera, finalizando en meta 4º absoluto y 1º en su categoría de 45 a 54 años. Sólo le superaron el ganador, Rosendo Márquez, José Pardo y Miguel Ángel Andrés, entrando todos ellos en apenas 4″ de margen. Así nos lo cuenta Pacios: “Me tomé la marcha como un entreno de calidad, ya que no puedo asistir a muchas carreras y no me queda otra. Tras llegar a La Granja se acabó el recorrido neutralizado y se subió a ritmo vivo Navacerrada, donde se hizo la primera selección. Se apretó luego más en Morcuera y notando que mis sensaciones son geniales, por ello me propuse hacer a tope Canencia. Así conseguí rodar solo desde la mitad del puerto hasta coronar, donde me cogen varios corredores, entre ellos Pispajo. Pero desde aquí hasta Navafría hubo un reagrupamiento grande y un parón importante -detalla-. Navafría se subió a tope desde abajo y coronamos delante cuatro que perseguíamos a uno que iba fugado. A partir de ahí los cinco a tope hasta Segovia, aunque a mitad de camino nos cogió Pispajo. Estoy muy contento”. Carlos realizó el recorrido en 4:21.04.

También buenas prestaciones de Javier García, que finalizó 22º absoluto y 14º en su franja de edad entre 35 y 44 años, con una marca de 4:31.00. Llegó a rodar en el grupo de cabeza hasta las primeras estribaciones del último puerto: “Abajo de Navafría ya me vi sin piernas -reconoce Javier- y subí regulando porque veía claro que no estaba para rodar en el grupo de cabeza, pero acabé contento”. En el puesto 77º hizo su entrada David Cerdeño con un tiempo de 4:39.49; Fran Fernández el 135º en 4:53.05 (“La Perico siempre se me atraganta”, afirmaba horas después), y Joaquín Rodríguez el 326º en 5:09.09.

En la tarde del sábado 18 de Agosto Raúl Madrigal tomó parte en el Cinturón Ciclista de Tejina, en la isla de Tenerife. Prueba corta (30 kilómetros), pero muy exigente desde el punto de vista orográfico, en la que Raúl terminó 16º en su manga a 3:27 del ganador, siendo asimismo 5º en su categoría de máster 50. “Nada más darse la salida comenzaba un puerto de 8 kilómetros con rampas del 12%. He subido a tope pero no veía el final. Tuve en general buenas sensaciones y la carrera me vino bien para hacer un buen entreno de cara al futuro”, resume.

Finalmente ese mismo día por la mañana en la localidad manchega de Membrilla tuvo lugar el XXIV Trofeo Desposorios sobre 116 kilómetros y con tres altos de montaña por el camino. Allí fueron de la partida Carlos Segovia y Marcos Moral, que vivieron una carrera marcada por una fuga inicial que se hizo muy pronto y que duró hasta la llegada de los puertos en el ecuador de la misma. Tras ser cazados nadie logró romper la armonía del paquete ni en las subidas ni el llano posterior hasta meta.

El grupo se rompió en los kilómetros finales en tres partes, llegando metido en el primero Carlos Segovia, 57º en el mismo tiempo del ganador, Miguel Ángel Alcaide (Escribano Sports Team). Por su parte Marcos Moral era 68º, arribando a Membrilla en la vanguardia del segundo paquete que lo hacía a apenas 20″ del primero. Éste último evaluaba su paso por esta carrera así: “Se me dio bien. En las tres subidas me encontré con buenas piernas, yendo con el grupo de delante. Fue en la tercera cuando se estiró el grupo y se quedó gente, pero aún así quedamos más de 70 en cabeza. En los 30 últimos kilómetros que eran planos hubo muchos intentos, pero sin que evitaran el sprint. Decidí no arriesgar porque hace dos años hubo una caída chunga y llegué con un poco de miedo. Pero en general me sentí bien”. 

Anuncios