Archivo del sitio

SALCHI-UC COSLADA: SERGIO OTERO MOSTRÓ SU MEJOR VERSIÓN EN LA VUELTA A VALLADOLID

Luces y sombras para el equipo en la ronda castellana, con mucha pelea, pero sin suerte y por debajo de lo esperado en la crono

La Vuelta a Valladolid mostró una radiografía fiel de lo que está siendo el Salchi-UC Coslada durante este 2017. No hubo triunfos parciales ni victorias de etapa ni subimos a lo más alto en las clasificaciones secundarias. Pero hubo lucha, el equipo se entregó al máximo y la mala suerte volvió a perjudicarnos en momentos clave. Hay que sacar lo positivo, y lo que más este fin de semana fue ver la mejor versión en todo lo que va de año de Sergio Otero, que a punto estuvo de darnos una alegría en la primera etapa y acabó siendo el mejor y el más regular de los nuestros en Valladolid.

A esta Vuelta acudía Nacho Vecino como director principal, con Jesús González de segundo, alineando a Fran Agea, Sergio Otero, Mario Sampedro, Raúl Bustillo, Aitor Rodríguez y Sergio González. La primera etapa de 96 kilómetros, con salida y llegada en la capital castellana trajo fortuna dispar para nuestros chicos. Dos caídas, sobre todo la masiva de la segunda, en la que se vieron inmersos una treintena de ciclistas hacia el kilómetro 18 vio como se paraba la carrera por falta de ambulancias. Agea y Bustillo entre los afectados, con rasponazos, nos daban el primer revés.

La cosa fue a peor cuando nada más reanudarse la carrera la Fundación Víctor Sastre, aprovechando el viento, encunetó al pelotón y éste empezó a cortarse. Fran, al que se le había aflojado el sillín en la caída, tenía que bajar de nuevo al coche para que se lo apretaran, y con él acudía Sergio González. Ese fue el momento del zafarrancho, lo que le obligó a darse un calentón, reventando a Sergio (éste debió esperarle más adelante) y viendo cómo se le escapaba la general de la vuelta a las primeras de cambio… Ni siquiera Raúl Bustillo, que venía con los Disgarsa perseguiendo, pudo lograr el objetivo de reincorporar al de Navaluenga. Además Sergio, totalmente fundido, acabó siendo apartado de carrera.

La buena noticia era que delante teníamos a tres y que Sergio Otero iba a rozar la victoria de etapa. El alcalaíno estaba teniendo buenas piernas y no dudó en jugársela arrancando el sprint, aunque termnaría siendo superado por cuatro corredores, con Marc Brustenga (Polartec) como ganador. Brillante quinto puesto, que confirma su lenta pero progresiva mejoría en este 2017. Dentro del grupo cabecero llegaban también Mario Sampedro (25º) y Aitor Rodríguez (35º). Bustillo (86º) cedía 10:43 y Agea (96º), 10:47.

Segundo día aciago con una mala crono

Al día siguiente esperaba doble sector, con una crono matutina de 8,6 kilómetros con salida en Mojados y llegada en el duro y empedrado alto del Portillo. En ella los chicos no tuvieron su día, realizaron tiempos discretos, unos explotando en la subida, otros entrando en ella atrancados. La victoria correspondió a Joan Marc Bennassar (Polartec), siendo el mejor de los nuestros Fran Agea, 28º a 1:15. Otero, que había renunciado a la cabra quince minutos antes por salir con la de carretera añadiendo acoples, era 32º a 1:19. Mario Sampedro era 57º, a 1:51; Aitor Rodríguez 70º, a 2:08; y Raúl Bustillo, aún convaleciente de las heridas del día anterior, 81º a 2:41.

Sin solución de continuidad tocaba correr el segundo sector por la tarde sobre 65 kilómetros, con salida en Aldeamayor de San Martín y llegada en Arroyo de la Encomienda. Con la mala suerte de que tres de nuestros corredores que consumieron sandía en la sobremesa: Agea, Otero y Aitor, sufrieron retortijones en la tripa durante toda la carrera, mermando las opciones del equipo. Un corte de ocho corredores a poco más de 10 kilómetros de meta acabó llegando a buen puerto, levantando los brazos Miquel López (Tinlohi). Nuestros cinco chicos llegaron dentro del paquete a 15″, siendo el primero de los chicos Otero, en 43ª posición. Aitor terminaba 45º, Bustillo 51º, Agea 52º y Mario 68º.

La última etapa era la reina, con cuatro puertos y 94,6 kilómetros con salida y llegada en Valladolid. El objetivo que plantearon los cosladeños era ganar la montaña con Fran y buscar meter en el corte definitivo a Mario y a Sergio. Todo comenzó bien, con el abulense logrando coronar primero el alto de Renedo en el kilómetro 8 y Bustillo tratando de meterse en las fugas al igual que en los dos días anteriores (chapeau para él). Pero camino del segundo alto, el de la Parrilla (km 29) la cosa se empezó a torcer. Antes de llegar a sus estribaciones Mario optó por retirarse, con malas sensaciones. Además, en plena ascensión se cortaban Aitor y luego Bustillo.

El de Mocejón iba fundido y acabó bajándose en el siguiente puerto cuando iba quedado y rodando en solitario. Por delante circulaba metido en el grupo principal Otero, mientras que Fran renunciaba a luchar por la montaña y se metía en un corte antes del tercer alto puntuable en el que se colaron varios corredores del MMR, de la Fundación Sastre y del Polartec. En el último hito montañoso, el mentado Portillo, el pelotón se rompía, cediendo Otero, mientras que los más fuertes neutralizaban la fuga del grupo de Fran a diez de meta con los Polartec y los Bathco llevando la labor de caza.

No hubo más. Fran intentó sorprender al pelotón en el último kilómetro, pero fue rápidamente neutralizado. Ganaba Guillermo García (Bathco), entrando el abulense 24º con el mismo tiempo. Otero arribaba en el segundo grupo en 48ª posición a 2:52, mientras que Bustillo finalizaba en el tercero a 7:35 en el puesto 80º. La general final era un copo para el Polartec, con Bennassar en los más alto acompañado por Sergio García y Carlos García. Sergio Otero era el mejor de nuestros chicos en 35ª posición a 4:11; Fran Agea 67º, a 12:02; y Raúl Bustillo 76ª a 20:59. En la general por equipos el Salchi-UC Coslada era 14º.

Por otra parte, desde este viernes hasta el domingo Fran Agea competirá cedido con el Arte en Tránsfer en la Vuelta a Portugal junior.

DECLARACIONES

  • Sergio Otero: “El primer día se fue muy rápido, las subidas no eran muy duras y con el aire de culo se produjeron muchos cortes. Estuve siempre delante todo lo que pude, sintiéndome bien. Llegué bien al sprint bien, con fuerza y cuando vi el arco de meta arranqué, pero me pasaron varios entre ellos Brustenga que ganó. En la crono, iba a salir con la cabra, pero estuve indeciso y 15 minutos antes opté por la bici de carretera con acoples por el tema de la subida y así no jugármela. Me fue como esperaba, ni bien ni mal.

    Por la tarde ya en los últimos kilómetros, en un paso por varias rotondas traté de atajar junto con un Sastre pero fuimos por la izquierda y acabamos más cerca de atrás que de delante, así que tocó remontar lo que pude. Y ya el último día la etapa fue durísima. Estuve toda la carrera delante pero había cuatro puertos. Perdidas las metas volantes traté de hacer puesto y ayudar a Fran en la montaña. Me corté en el alto del Portillo y llegué a meta en el segundo pelotón a menos de tres minutos”.

  • Raúl Bustillo: “La suerte no me acompañó en esta vuelta. El primer día me encontré bien. Hizo mucho aire pero fui bien colocado, hasta que me pilló una caída masiva. Todo se paró y cuando se reanudó me encontré muy mal y perdí mucho tiempo. En la crono sólo pensaba en probarme para ver cómo estaba de la caída y por la tarde me encontré mucho mejor, acabando en el paquete. El domingo estuve muy activo los primeros kilómetros, pero pagué el esfuerzo en el primer puerto, quedándome cortado en un grupo trasero grande. Fuimos persiguiendo pero no pudimos cazar. Me quedo con las buenas sensaciones y viendo que todavía tengo más que dar en lo que resta de temporada”.

  • Aitor Rodríguez: “Esta Vuelta a Valladolid era un objetivo en mi calendario. El primer día entré en el grupo del ganador y al día siguiente perdí 2 minutos en la crono. Ya por la tarde entré de nuevo en el pelotón principal sin perder tiempo. El domingo cometí un fallo de comer algo que me sentó mal, empezándome a doler la tripa entre el kilómetro 30 y el 40, pudiendo aguantar sólo hasta el último puerto. En general, tuve muy buenas piernas en estos tres días. Pensando ya en el Campeonato de Castilla-La Mancha”.

  • Nacho Vecino (Director): “En la 1ª etapa el equipo trabajó bien y eso que hubo muchos nervios. En la crono ninguno estuvo a la altura y explotaron en la subida al último kilómetro. Esperaba más de Mario, Fran y Otero. Por la tarde no tuvimos nada destacado porque los chicos estuvieron desanimados por la crono de la mañana. El balance final de esta Vuelta para mí es que se ha trabajado bien, pero ha faltado cumplir en aspectos esenciales como no despistarse en momentos precisos en los cuales se lanza la carrera, así como el terminar sufriendo el último día para lograr acabar todos la ronda y realizando una buena clasificación por equipos. Esperemos que saquen el lado positivo los chicos y sigan mejorando para las próximas vueltas”.

  • Jesús González (Director): “Estoy decepcionado por la caída de la primera etapa, que nos perjudicó mucho con Fran quedando fuera de la lucha por la general, y muy sorprendido por el rendimiento de Otero. Terminamos la mitad del equipo y nos falló no haber ganado la montaña o haber llegado con Otero delante en la última etapa. También destacar el trabajo de Busti, buscando la fuga todos los días. Aitor y Mario lo dieron todo y Sergio fue generoso pero debió esperar más adelante a Fran cuando éste bajó a arreglar su sillín”.

Álbum de fotos aquí

Fotos: Nacho Vecino, Yolanda Rodríguez, Brenda Rodríguez, José Luis Bustillo, Manuel Otero y Jesús González

SALCHI-UC COSLADA: UN FRAN AGEA IMPERIAL RECURRE A LA ÉPICA Y GANA A LO GRANDE EN TORRE DEL BIERZO

El abulense atacó en el último puerto, yéndose en solitario y logrando para el equipo cosladeño su mejor victoria de siempre

Este chico nos está malacostumbrando. Si ya la victoria en Buitrago del Lozoya fue poner fin a muchos fantasmas, lo del sábado en Torre del Bierzo es la confirmación de que Fran Agea es ahora mismo uno de los mejores juveniles del panorama nacional. Ya no sólo por lo metódico que es en su preparación, sino por tener la cabeza bien amueblada y no subírsele a la cabeza ese primer triunfo en la Copa de Madrid. En Torre del Bierzo puso fin a una serie de infortunios que le han impedido estar delante en la Copa de España y le permite afrontar la llegada de las rondas por etapas con moral y confianza.

La lluvia y el frío parece que le van bien al de Navaluenga, que ha logrado sus dos triunfos de forma épica y con el líquido elemento en el escenario de la batalla. Apenas una hora antes los diez jinetes de Jesús González se cubrían con chubasqueros ante el diluvio que caía en esta localidad berciana. Acudieron todos a tierras leonesas a excepción de Mario Díaz, Diego López (ambos recuperándose de sus golpes en La Castellana madrileña), Mario Sampedro y Pablo Martínez. Las consignas del director en la salida eran claras: Nada de arriesgar salvo que nos estemos jugando la carrera o estuviéramos metidos en la fuga.

Las cosas, como casi siempre, no empezaron bien. Bajo la lluvia Juanfran Fernández rompió el cable del cambio, viéndose obligado a subirse a una de las bicis de repuesto. Las medidas no le venían bien y a pesar de que Jesús trató de llevarle hacia adelante fue imposible, viéndose obligado a la retirada durante la primera vuelta al circuito inicial. También Sergio González se las veía para aguantar delante, quedándose cortado en el kilómetro 12, reintegrándose en el 18 y cediendo definitivamente en el 23. Y es que delante estaba Fran Agea con muchas ganas de guerra y en la subida del circuito tensaba y ponía al pelotón con un punto más de sufrimiento.

Un par de corredores se iban por delante en la segunda vuelta, mientras que Alejandro Brendler era el siguiente de los nuestros en ceder. Dado lo que estaba cayendo, nuestro director mandó a Juanfran a que se bajara al final de la primera vuelta y a Alex y Sergio al final de la segunda. En el tercer giro, ante los comentados acelerones de Fran era Aitor Rodríguez quien sufría detrás. Una vez finalizada las tres vueltas al circuito se iniciaba la parte final, con otros 40 kilómetros con lo mejor del día. Nada más comenzarse esa parte los corredores se encontraron con un repecho muy duro que acabó por descolgar a Aitor. A partir de ahí las comunicaciones de radio-vuelta empezaron a ser casi inexistentes, con la carrera rompiéndose cada vez más.

En la parte final de esa subida Javi Rodríguez se cortaba, pero “El Espartano” no arrojaba la toalla y se lanzaba en la bajada como un poseso, alcanzando a un grupo en el que iban sus compañeros Raúl Bustillo y Sergio Otero junto con otros corredores de enjundia como Rodrigo Cascajo. No contento con ello, acabó por soltarlos y tirarse hacia adelante llegando a la altura de Víctor Ramírez que también iba cortado en el inicio del puerto decisivo. Al mismo tiempo, Jesús se vio imposibilitado de ayudar a Otero y a Bustillo por advertencias de los jueces, y debía tirar hacia adelante.

Fran Agea volando hacia la gloria

Lo que no sabía el técnico madrileño es que su jefe de filas estaba destrozando la carrera en la parte más dura de la ascensión, un camino de cabras con pendientes muy duras que el abulense ya conocía de años atrás. Agea se iba en solitario y gente como Carlos García (Polartec) no podía seguir su estela. Mientras, Javi Rodriguez culminaba su remontada alcanzando a un segundo grupo numeroso en el que circulaba Javier Fernández. Agea se tiraba en el descenso y varios corredores que trataron de alcanzarlo, entre ellos Endika Lázaro (Artepref), se iban al suelo y allanaban la victoria para nuestro jefe de filas.

Con casi un minuto de ventaja se presentaba Fran en la meta de Torre del Bierzo, demostrando su casi inmunidad hacia el mal tiempo y confirmándose como uno de los corredores de moda del pelotón junior español. Tras él llegaban Rodrigo Álvarez y Adrián Fernández, ambos del Artepref, completando un podio que estuvo muy caro. Javier Rodríguez (25º) y Javier Fernández (26º) terminaban a 2:38; Raúl Bustillo (31º) y Sergio Otero (32º) a 3:08; y Víctor Ramírez (35º) a 4:21. Por equipos, el Salchi-UC Coslada finalizaba quinto. Además, la general de la montaña se la embolsaba un Agea que tuvo en Torre del Bierzo un nuevo día de gloria. Esperemos que el segundo de muchos…

Clasificaciones completas aquí

DECLARACIONES

Francisco Javier Agea: “¡Estoy muy contento con la victoria! A pesar del frío y la lluvia, me he encontrado muy bien y en el puerto he lanzado un ataque. Me he ido solo y en la bajada sabía que tenía que tener cuidado. En los últimos kilómetros llanos vi que podía ganar al verme solo. Y además, me llevé la montaña. La semana que viene empieza comienza la Vuelta a Álava, donde intentaré hacerlo lo mejor posible”.

Sergio González: “Ha sido una carrera muy rápida, con mucha lluvia y frío. Con ataques desde el kilómetro 2. Después de pasar la primera subida, la carretera estaba encharcada y había alguna curva peligrosa en el pueblo. En los túneles casi no se veía nada. El director nos dijo que no arriesgáramos, que no nos jugábamos nada a no ser que fuéramos escapados o a disputar la carrera. Con el paso de las vueltas el pelotón se fue destrozando con la lluvia y el frío, hasta que terminó de romperse del todo en el último puerto. Dar al enhorabuena a Fran por el carrerón y a todos mis compañeros que llegaron sanos y salvos a meta por el esfuerzo realizado”.

Jesús González (Director): “Ha sido una carrera dura por la lluvia, pero sobre todo por el último puerto, que fue una auténtica emboscada. Hay que dar gracias a que fuimos a inspeccionar el terreno antes y ese puerto en particular. La táctica que adoptamos fue la acertada y Fran cumplió a lo grande. Me hubiera gustado haber metido a alguien en alguna fuga antes del puerto para que pudiera haber hecho una mano a Fran, pero al final no fue así. Estoy muy contento con la victoria, y por Fran, porque las cosas no le estaban saliendo bien últimamente, sobre todo en la Copa de España. Ahora lleva dos victorias y a estas alturas haber ganado dos veces es harto complicado. Felicitar a todo los chicos porque lo han dado todo en unas condiciones muy duras y épicas”.

Fotos: Chus Escribano y Brenda Rodríguez

Vídeos: Brenda Rodríguez y Sergio González


SALCHI-UC COSLADA: APRENDIENDO Y SALVANDO EL TIPO EN EL TROFEO VÍCTOR CABEDO

Francisco J. Agea confirmó su gran estado físico con un 13º puesto en el inicio de la Copa de España

Tras el subidón vivido por la gesta de Fran Agea el fin de semana anterior en Buitrago del Lozoya, los cosladeños retomaron la competición con la doble cita que supone siempre el prestigioso Trofeo Víctor Cabedo por tierras castellonenses. Los chicos, dirigidos en esta ocasión sólo por Jesús González, aunque asistido por Manuel Otero y Paco Ramírez, debían confirmar su buen estado de forma en semejante escaparate, con una crono por escuadras el sábado y el arranque selectivo de la Copa de España al día siguiente.

El balance puede considerarse moderadamente positivo. Era el primer fin de semana en el que les tocaba doblar, y eso siempre se nota, y más en una plantilla como la de esta temporada con mayoría de corredores de primer año. En la crono por equipos vespertina del sábado el destino quiso que el Salchi Bicicletas-UC Coslada fuera el primero de los 24 equipos en liza en tomar la salida. Ahí estaban Víctor Ramírez, Mario Sampedro, Sergio Otero, Alejandro Brendler, Javier Rodríguez, Raúl Bustillo, Aitor Rodríguez y el mencionado Fran Agea arrancando y saliendo a por todas en los 9,7 kilómetros de los que constaba la etapa.

El no llevar cabras ad hoc y el caso de no haber tenido ocasión de poder preparar lo mejor posible una especialidad tan técnica como este tipo de cronometradas se pudo acusar en las prestaciones del equipo, que marcó un tiempo de doce minutos clavados. Sin embargo, a diferencia del año pasado en el que se llegó a meta con los justos para puntuar y que a las primeras de cambio se vio con gente cortada, en esta ocasión fue distinto. Llegaron seis de los ocho prácticamente juntos (Ramírez, Otero, Agea, Sampedro y los Rodríguez) y sólo Bustillo y Brendler perdieron la estela del resto del equipo durante la crono.

Habían llegado a meta diez equipos y los nuestros ocupaban un esperanzador segundo puesto, sólo superados por el Infinobras Momparler. Sin embargo, cuando ya salieron las escuadras más potentes nos vimos desplazados hasta a la 16ª posición final, a 57″ del vencedor, el Polartec-Fundación Contador. Se habían mejorado, por tanto, hasta siete posiciones con respecto a 2016. Aceptable inicio en nuestro periplo castellonense bajo una climatología ideal para practicar ciclismo.

DECLARACIONES

  • Víctor Ramírez: “Me he visto muy bien, con mucha fuerza pasando a los relevos fácilmente y acabando con buenas sensaciones. El equipo ha estado genial, pero el no haber practicado la contrarreloj por equipos ha penalizado mucho, ya que no nos conocemos en este aspecto y se ha notado que ha faltado coordinación. Pero aún así equipo lo ha hecho de maravilla y lo ha dado todo”.

  • Jesús González (Director): “La crono por equipos nos ha servido para valorar el grupo que tenemos, midiéndonos a los mejores conjuntos nacionales. Mi valoración es positiva, válida como aprendizaje y mejora para las siguientes cronos que realicemos. Cometimos algunos errores y también un percance con el equipo de Navalcarnero, que se pasaron de frenada en una curva y se cruzaron a nuestro carril, obligándonos a frenar. Veremos en la Copa de España de mañana, pero veo a los chavales motivados y a ver si realizamos una buena carrera”.

Excepcional Agea; el resto acusó distancia y dureza

Al día siguiente esperaba la última etapa y el inicio de la Copa de España de la especialidad sobre un recorrido exigente y complicado. Iban a ser 117 kilómetros con salida y llegada en Villarreal y las ascensiones duras del Salto del Caballo y de Les Corenetes, ambas de primera y situadas a mitad de recorrido. La cosa empezó bien, con todos los chicos rodando siempre dentro del pelotón, sin descolgarse, sobre un terreno que hasta los puertos no era para nada plano y con el debe de que la general estaba en juego y se salió a mil por hora…

Circunstancia que acabó por acusarse en el largo y duro primer puerto de primera. El colombiano Calle se lió la manta a la cabeza y puso en jaque al pelotón y Pol Hernández contraatacó por detrás, seleccionando cada vez más a un pelotón mermado físicamente. Ya en plena ascensión Alejandro Brendler fue el primero en ceder, víctima de un tirón en las rampas más duras. Los siguientes en quedarse fueron Aitor Rodríguez y Raúl Bustillo. Javier Rodríguez (había sufrido kilómetros antes una caída sin consecuencias), Sergio Otero y Víctor Ramírez circulaban más arriba mientras que Fran Agea demostraba ir como un tiro yendo con el grupo de cabeza sin apenas pasar dificultades.

La pena fue Mario Sampedro, que durante gran parte de la subida estuvo en la cola del grupo de los mejores hasta que tuvo que ceder, con el agravante de quedarse solo. Jesús acudió con el coche a auxiliarle y a ayudarle para coger al grupo inmediatamente siguiente, pero llegó el descenso y fue neutralizado por gente que venía de atrás y sin opciones de enlazar con los mejores, ya que se empalmaba de seguido con las primeras rampas de Corenetes.

Por delante Agea estuvo en su sitio, en un grupo que se vio engordado por gente que logró conectar en el descenso del segundo puerto. A partir de ahí fueron todo ataques, con el abulense sintiéndose bien y metiéndose en todos los cortes… hasta que se produjo el definitivo en el que se colaron el a la postre ganador, el brasileño Leonardo Finkler (Cartagena Esetec), el madrileño Carlos García (Polartec-Fundación Contador), y Guillem García (GE Esteve). Fran entraba en meta 13º a 35″ del ganador e incrustado entre los mejores. Por detrás lograban terminar dentro del control Raúl Bustillo (89º, a 13:15) y Víctor Ramírez (105º, a 13:54), mientras que llegaban fuera de control Sergio Otero (113º, a 16:12) y Mario Sampedro (115º, a 16:12). No acababan la prueba Aitor Rodríguez, Javier Rodríguez y Alejandro Brendler. En la general por equipos nos clasificábamos 19º, a casi 27 minutos del Cartagena Esetec.

Esperan ahora dos semanas sin carreras, retomando la competición el 1 y el 2 de abril con la Challenge FMC de Colmenar del Arroyo y el Trofeo Federación de Valladolid.

DECLARACIONES

  • Francisco Javier Agea: “Ha sido una carrera con mucho control, pero en los puertos me he encontrado muy bien, he subido muy a gusto y lo he intentado un par de veces. De cara a meta, en los últimos kilómetros buscaba meterme en un corte, pero al final se fueron unos corredores por delante y entré en meta el 13º”.

  • Jesús González (Director): “Estoy muy contento con Fran, porque está a un nivel muy alto y me sigue sorprendiendo. Está claro que la etapa para el resto de los chicos se ha hecho muy dura, ya que la mayoría son de primer año. Se salió además muy fuerte y el terreno antes de los puertos ya estaba plagado de repechos. Aguantaron muy bien los ataques hasta el puerto, pero luego era lógico que lo pagaran. Estoy contento porque estuvieron siempre delante, aunque reconozco que me hubiera gustado estar más arriba en la clasificación por equipos y que alguno de los chicos se hubiera metido en grupos más delanteros”.

Fotos Brenda Rodríguez, Paco Ramírez, Jesús González y Manuel Otero

Vídeo Fundación Sastre