Archivo del sitio

SALCHI-UC COSLADA: LOS CAMPEONATOS DE ESPAÑA DE VALLADOLID DIERON LA ESPALDA A NUESTROS CORREDORES

Las cronos fueron discretas y en la de fondo se trabajó, pero las caídas y averías cortaron de raíz nuestras opciones

Acabaron ayer en Valladolid unos Campeonatos de España junior para olvidar. Fue un fin de semana en la capital castellano-leonesa en el que acudieron nada menos que siete de nuestros corredores, pero en el que por unas circunstancias u otras no hubo suerte en algunos casos ni piernas en otros. Pero a los siete no se les puede achacar nada porque dieron el 110% y fueron ejemplares durante su estancia en sus respectivas selecciones.

Francisco Javier Agea acudió con Castilla y León; Aitor Rodríguez lo hizo con Castilla-La Mancha; y Víctor Ramírez, Sergio Otero, Javier Fernández, Mario Sampedro y Raúl Bustillo representaron a la Comunidad de Madrid, con Sergio y Mario doblando en crono y fondo. Las medallas estuvieron muy caras, incluso los top ten, pero las pocas opciones de acceder a los puestos de honor acabaron siendo anuladas por las dichosas caídas y averías, que fueron el denominador común en la prueba de fondo de ayer domingo.

El sábado fue el turno para la prueba cronometrada sobre la distancia de 15,8 kilómetros. Recorrido plano que se endureció con la lluvia intermitente y el fuerte viento de costado que sufrieron los corredores. El primero que entró en liza fue Sergio Otero, que se defendió bien, como suele hacer siempre en las cronos, pero con un resultado por debajo de lo que él mismo esperaba. Puesto final 27º, a 2:01 del nuevo campeón de España, Guillermo García (Galicia).

Luego fue el turno de Mario Sampedro, que hizo una salida muy explosiva, pero con el viento haciendo mucho daño en un organismo en el que quizá acusó la falta de ritmo de competición de las últimas semanas. Decimonoveno puesto final, a 1:44 del gallego, esfumándose así las esperanzas de que alguno de los dos se metiera en el top-15.

DECLARACIONES

–          Sergio Otero: “Había mucho aire de salida y sobre todo cuando se giraba a la derecha, que había un repecho. Y a la vuelta pegaba de culo por la izquierda, y también fuerte. La verdad que me he encontrado bien, con buenas sensaciones, pero esperaba haber ido mejor, la verdad. Espero que mañana me vaya bastante mejor que hoy”.

–          Mario Sampedro: “Era una crono muy rápida, con mucho aire, con una subida  que engañaba bastante. A lo mejor me han podido faltar piernas, pero el aire ha tenido mucho que ver, y también llovió. No sé, es mejorable. Iba bien acoplado, pero esperaba más de mí. De todas maneras, soy de primer año y estamos  aprendiendo”.

Francisco J. Agea y Aitor Rodriguez, los mejores en un día aciago para los chicos

Las opciones para los nuestros aumentaban de cara la carrera en línea. Los 120 kilómetros con salida y llegada en Valladolid se presentaban muy complicados, con las subidas a La Parrilla, La Garganta, el Portillo y Robladillo, entre otras, así como el viento fuerte siempre reinante en los páramos. Encima, la lluvia azotando ya desde primera hora de la mañana, augurando una jornada dantesca. Y así fue, pero con la suerte dándonos la espalda desde incluso la salida neutralizada.

Con un trayecto antes de la salida real a 40 por hora y con el suelo mojado sólo podía ocurrir lo que sucedió: Una enorme montonera que obligó a parar la carrera en una gasolinera, con Bustillo llevándose la peor parte, con dolores en cadera, costillas y piernas, Mario Sampedro yéndose también al suelo como su hermano, mientras que las averías afectaban a Aitor Rodríguez, salvando el resto de los chicos la tremenda caída por los pelos.

Pero la carrera en sí ya fue el no va más. Nuestros madrileños estuvieron en su sitio, trabajando para sus líderes, en este caso Hugo Sampedro y Carlos García, que recibieron una auténtica paliza en forma de castañazos y averías, quedando las opciones personales de nuestros chicos en segundo plano. Raúl y Mario acabaron abandonando doloridos, mientras que Sergio, Víctor y Javi finalizaban a 18:14 fuera de control,  pero tras darlo todo durante una jornada infernal los cinco.

Y nuestros ´foráneos´ Fran y Aitor más de lo mismo. Salieron más o menos bien de la montonera inicial, pero la sorpresa les iba a llegar más adelante. Eso sí, ambos llevaban muy buenas piernas como demostraron en la ascensión al siempre decisivo Portillo. Allí el abulense lo coronó entre los cinco mejores y el toledano cerró con arrojo el pelotón cabecero en la misma cima. Parecía que al menos íbamos a tener a dos de ellos en la pelea…

Pero todo se fue al carajo en apenas unos minutos. Fran se iba al suelo en una bajada, viéndose rematado por un cambio de bicicleta cuando estaba jugándose el  todo por el todo. El de Navaluenga llegaba 65º a meta, a 12:17, sin poder luchar siquiera por el top ten. En ese mismo grupo entraba un Aitor Rodríguez que esta temporada está acabando como un tiro. Muy contento por recibir la convocatoria con Castilla-La Mancha, tuvo buenas sensaciones durante toda la jornada el de Mocejón, estando siempre en el grupo de cabeza.

El revés le vino poco antes de iniciarse el último puerto, cuando peleaba la posición para entrar en la ascensión entre los primeros. Una avería en la rueda delantera le dejaba fuera del grupo de los mejores, finalizando en el puesto 71º a esos 12:17 y con la rabia de no saber hasta dónde podía haber llegado. Así pues, toca pasar página a unos Campeonatos en los que hay que sacar lo positivo, y es que tuvimos hasta siete corredores seleccionados para correr en Valladolid. Algo impensable hace apenas ocho meses. Lo hubiéramos firmado con los ojos cerrados.

DECLARACIONES

  • Francisco Javier Agea: “Ha sido una carrera de mucho nivel, pero he rodado delante toda la carrera, hasta que en una bajada la rueda se me fue y caí. Unos kilómetros más tarde tuve que cambiar de bici inmediatamente en un páramo. Luché por entrar delante pero no lo conseguí”.
  • Aitor Rodríguez: “He tenido sensaciones buenísimas, pero otra vez la mala suerte me dio un golpe. En la caída masiva de la neutralizada se me descentraron las dos ruedas, pero opté por seguir con la delante que era la que mejor estaba. Fui pasando bien, todos los puertos delante y entrando en todos los abanicos intentados por los vascos. El Portillo lo conseguí subir el último del grupo de cabeza y antes del último puerto, en una rotonda con carretera muy estrecha y peligrosa, decidí arriesgar para entrar entre los cinco primeros, lo mismo con un gallego. Ambos no cedimos y salí perdiendo yo, enganchándome con la rueda de delante, partiendo dos radios y perdiendo la cabeza de carrera. Al final puesto 71º a doce minutos. Me voy de mis primeros Campeonatos muy cabreado, ya que tenía piernas y no he podido sacar el 100% por causas de carrera”.
  • Mario Sampedro: “Más que malas sensaciones he tenido mala suerte porque la caída ha estado lastrada por las caídas, los pinchazos, todo en general. He tenido la mala suerte de caerme, pinchar las dos ruedas y no poder ayudar mucho al equipo. Pero bueno, se ha hecho lo que se ha podido hasta el último momento de carrera”.

–          Raúl Bustillo: “Lo único que puedo contar es que en la neutralizada me he caído, me he llevado un golpe muy fuerte en la cadera, otro en las costillas y en el brazo y ya he hecho lo que he podido. He llegado delante, la misión era llegar a La Parrilla e intentar reventar el grupo, pero Hugo me dijo que Carlos se había caído y me ha tocado esperarle. Junto con Alberto (que es el que más ha ayudado) y Javi le hemos llevado delante”.

–          Sergio Otero: “Ha sido una carrera pasada por agua, con muchos frenazos y tirones y caídas. Me ha tocado bajar a ayudar a Carlitos, que se ha caído a los diez kilómetros de la salida real. Hemos logrado enganchar y en el primer puerto he tratado de subirlo lo más delante posible. En el páramo de arriba logré enganchar de nuevo con el pelotón y ya en La Garganta pinchó Hugo. Paré para darle la rueda, y luego, junto con Víctor nos pusimos a tirar hasta el Portillo y ya de ahí a meta, no pudiendo hacer más. He ayudado lo que he podido y en general he tenido buenas sensaciones”.

–          Víctor Ramírez: “La carrera ha salido muy rápido ya en la neutralizada, lo que ha provocado un caída masiva. Tras la real todo ha sido un caos y cuando he llegado a las primeras posiciones, se acababa de formar una escapada y me puse a tirar hasta que la cogí. Luego, aguanté hasta la segunda subida donde me quedé y pude ayudar a Sergio a llevar a Hugo para adelante tras tener él un pinchazo. Ya en el Portillo reventé, cogí un grupo bajando que más tarde se uniría al de Sergio y a acabar la carrera”.

–          Javi Fernández: “Una carrera que empezó con una caída masiva que la salvé por los pelos. A partir de ahí la lluvia y el aire hicieron que la carrera fuera muy dura. Muy contento por las sensaciones, por terminar la carrera y por ayudar a mis compañeros todo lo que ha sido posible”.

Album de fotos aquí

Vídeo: Cortesía Fran Agea

Fotos FMC, Nacho Vecino, Paco Ramirez, Víctor Sampedro, Belén Esteban, Luis Díaz, Andrea Hurtado e Ismael Castro

Anuncios

SALCHI-UC COSLADA: SERGIO OTERO MOSTRÓ SU MEJOR VERSIÓN EN LA VUELTA A VALLADOLID

Luces y sombras para el equipo en la ronda castellana, con mucha pelea, pero sin suerte y por debajo de lo esperado en la crono

La Vuelta a Valladolid mostró una radiografía fiel de lo que está siendo el Salchi-UC Coslada durante este 2017. No hubo triunfos parciales ni victorias de etapa ni subimos a lo más alto en las clasificaciones secundarias. Pero hubo lucha, el equipo se entregó al máximo y la mala suerte volvió a perjudicarnos en momentos clave. Hay que sacar lo positivo, y lo que más este fin de semana fue ver la mejor versión en todo lo que va de año de Sergio Otero, que a punto estuvo de darnos una alegría en la primera etapa y acabó siendo el mejor y el más regular de los nuestros en Valladolid.

A esta Vuelta acudía Nacho Vecino como director principal, con Jesús González de segundo, alineando a Fran Agea, Sergio Otero, Mario Sampedro, Raúl Bustillo, Aitor Rodríguez y Sergio González. La primera etapa de 96 kilómetros, con salida y llegada en la capital castellana trajo fortuna dispar para nuestros chicos. Dos caídas, sobre todo la masiva de la segunda, en la que se vieron inmersos una treintena de ciclistas hacia el kilómetro 18 vio como se paraba la carrera por falta de ambulancias. Agea y Bustillo entre los afectados, con rasponazos, nos daban el primer revés.

La cosa fue a peor cuando nada más reanudarse la carrera la Fundación Víctor Sastre, aprovechando el viento, encunetó al pelotón y éste empezó a cortarse. Fran, al que se le había aflojado el sillín en la caída, tenía que bajar de nuevo al coche para que se lo apretaran, y con él acudía Sergio González. Ese fue el momento del zafarrancho, lo que le obligó a darse un calentón, reventando a Sergio (éste debió esperarle más adelante) y viendo cómo se le escapaba la general de la vuelta a las primeras de cambio… Ni siquiera Raúl Bustillo, que venía con los Disgarsa perseguiendo, pudo lograr el objetivo de reincorporar al de Navaluenga. Además Sergio, totalmente fundido, acabó siendo apartado de carrera.

La buena noticia era que delante teníamos a tres y que Sergio Otero iba a rozar la victoria de etapa. El alcalaíno estaba teniendo buenas piernas y no dudó en jugársela arrancando el sprint, aunque termnaría siendo superado por cuatro corredores, con Marc Brustenga (Polartec) como ganador. Brillante quinto puesto, que confirma su lenta pero progresiva mejoría en este 2017. Dentro del grupo cabecero llegaban también Mario Sampedro (25º) y Aitor Rodríguez (35º). Bustillo (86º) cedía 10:43 y Agea (96º), 10:47.

Segundo día aciago con una mala crono

Al día siguiente esperaba doble sector, con una crono matutina de 8,6 kilómetros con salida en Mojados y llegada en el duro y empedrado alto del Portillo. En ella los chicos no tuvieron su día, realizaron tiempos discretos, unos explotando en la subida, otros entrando en ella atrancados. La victoria correspondió a Joan Marc Bennassar (Polartec), siendo el mejor de los nuestros Fran Agea, 28º a 1:15. Otero, que había renunciado a la cabra quince minutos antes por salir con la de carretera añadiendo acoples, era 32º a 1:19. Mario Sampedro era 57º, a 1:51; Aitor Rodríguez 70º, a 2:08; y Raúl Bustillo, aún convaleciente de las heridas del día anterior, 81º a 2:41.

Sin solución de continuidad tocaba correr el segundo sector por la tarde sobre 65 kilómetros, con salida en Aldeamayor de San Martín y llegada en Arroyo de la Encomienda. Con la mala suerte de que tres de nuestros corredores que consumieron sandía en la sobremesa: Agea, Otero y Aitor, sufrieron retortijones en la tripa durante toda la carrera, mermando las opciones del equipo. Un corte de ocho corredores a poco más de 10 kilómetros de meta acabó llegando a buen puerto, levantando los brazos Miquel López (Tinlohi). Nuestros cinco chicos llegaron dentro del paquete a 15″, siendo el primero de los chicos Otero, en 43ª posición. Aitor terminaba 45º, Bustillo 51º, Agea 52º y Mario 68º.

La última etapa era la reina, con cuatro puertos y 94,6 kilómetros con salida y llegada en Valladolid. El objetivo que plantearon los cosladeños era ganar la montaña con Fran y buscar meter en el corte definitivo a Mario y a Sergio. Todo comenzó bien, con el abulense logrando coronar primero el alto de Renedo en el kilómetro 8 y Bustillo tratando de meterse en las fugas al igual que en los dos días anteriores (chapeau para él). Pero camino del segundo alto, el de la Parrilla (km 29) la cosa se empezó a torcer. Antes de llegar a sus estribaciones Mario optó por retirarse, con malas sensaciones. Además, en plena ascensión se cortaban Aitor y luego Bustillo.

El de Mocejón iba fundido y acabó bajándose en el siguiente puerto cuando iba quedado y rodando en solitario. Por delante circulaba metido en el grupo principal Otero, mientras que Fran renunciaba a luchar por la montaña y se metía en un corte antes del tercer alto puntuable en el que se colaron varios corredores del MMR, de la Fundación Sastre y del Polartec. En el último hito montañoso, el mentado Portillo, el pelotón se rompía, cediendo Otero, mientras que los más fuertes neutralizaban la fuga del grupo de Fran a diez de meta con los Polartec y los Bathco llevando la labor de caza.

No hubo más. Fran intentó sorprender al pelotón en el último kilómetro, pero fue rápidamente neutralizado. Ganaba Guillermo García (Bathco), entrando el abulense 24º con el mismo tiempo. Otero arribaba en el segundo grupo en 48ª posición a 2:52, mientras que Bustillo finalizaba en el tercero a 7:35 en el puesto 80º. La general final era un copo para el Polartec, con Bennassar en los más alto acompañado por Sergio García y Carlos García. Sergio Otero era el mejor de nuestros chicos en 35ª posición a 4:11; Fran Agea 67º, a 12:02; y Raúl Bustillo 76ª a 20:59. En la general por equipos el Salchi-UC Coslada era 14º.

Por otra parte, desde este viernes hasta el domingo Fran Agea competirá cedido con el Arte en Tránsfer en la Vuelta a Portugal junior.

DECLARACIONES

  • Sergio Otero: “El primer día se fue muy rápido, las subidas no eran muy duras y con el aire de culo se produjeron muchos cortes. Estuve siempre delante todo lo que pude, sintiéndome bien. Llegué bien al sprint bien, con fuerza y cuando vi el arco de meta arranqué, pero me pasaron varios entre ellos Brustenga que ganó. En la crono, iba a salir con la cabra, pero estuve indeciso y 15 minutos antes opté por la bici de carretera con acoples por el tema de la subida y así no jugármela. Me fue como esperaba, ni bien ni mal.

    Por la tarde ya en los últimos kilómetros, en un paso por varias rotondas traté de atajar junto con un Sastre pero fuimos por la izquierda y acabamos más cerca de atrás que de delante, así que tocó remontar lo que pude. Y ya el último día la etapa fue durísima. Estuve toda la carrera delante pero había cuatro puertos. Perdidas las metas volantes traté de hacer puesto y ayudar a Fran en la montaña. Me corté en el alto del Portillo y llegué a meta en el segundo pelotón a menos de tres minutos”.

  • Raúl Bustillo: “La suerte no me acompañó en esta vuelta. El primer día me encontré bien. Hizo mucho aire pero fui bien colocado, hasta que me pilló una caída masiva. Todo se paró y cuando se reanudó me encontré muy mal y perdí mucho tiempo. En la crono sólo pensaba en probarme para ver cómo estaba de la caída y por la tarde me encontré mucho mejor, acabando en el paquete. El domingo estuve muy activo los primeros kilómetros, pero pagué el esfuerzo en el primer puerto, quedándome cortado en un grupo trasero grande. Fuimos persiguiendo pero no pudimos cazar. Me quedo con las buenas sensaciones y viendo que todavía tengo más que dar en lo que resta de temporada”.

  • Aitor Rodríguez: “Esta Vuelta a Valladolid era un objetivo en mi calendario. El primer día entré en el grupo del ganador y al día siguiente perdí 2 minutos en la crono. Ya por la tarde entré de nuevo en el pelotón principal sin perder tiempo. El domingo cometí un fallo de comer algo que me sentó mal, empezándome a doler la tripa entre el kilómetro 30 y el 40, pudiendo aguantar sólo hasta el último puerto. En general, tuve muy buenas piernas en estos tres días. Pensando ya en el Campeonato de Castilla-La Mancha”.

  • Nacho Vecino (Director): “En la 1ª etapa el equipo trabajó bien y eso que hubo muchos nervios. En la crono ninguno estuvo a la altura y explotaron en la subida al último kilómetro. Esperaba más de Mario, Fran y Otero. Por la tarde no tuvimos nada destacado porque los chicos estuvieron desanimados por la crono de la mañana. El balance final de esta Vuelta para mí es que se ha trabajado bien, pero ha faltado cumplir en aspectos esenciales como no despistarse en momentos precisos en los cuales se lanza la carrera, así como el terminar sufriendo el último día para lograr acabar todos la ronda y realizando una buena clasificación por equipos. Esperemos que saquen el lado positivo los chicos y sigan mejorando para las próximas vueltas”.

  • Jesús González (Director): “Estoy decepcionado por la caída de la primera etapa, que nos perjudicó mucho con Fran quedando fuera de la lucha por la general, y muy sorprendido por el rendimiento de Otero. Terminamos la mitad del equipo y nos falló no haber ganado la montaña o haber llegado con Otero delante en la última etapa. También destacar el trabajo de Busti, buscando la fuga todos los días. Aitor y Mario lo dieron todo y Sergio fue generoso pero debió esperar más adelante a Fran cuando éste bajó a arreglar su sillín”.

Álbum de fotos aquí

Fotos: Nacho Vecino, Yolanda Rodríguez, Brenda Rodríguez, José Luis Bustillo, Manuel Otero y Jesús González

SALCHI-UC COSLADA: EL EQUIPO LAVA SU IMAGEN Y DEMUESTRA SU NIVEL EN VALLADOLID

El día anterior en Colmenar del Arroyo no fueron muy bien las cosas para los chicos de Jesús González y Nacho Vecino. Hubo un toque de atención serio y la plantilla al copo tomó buena nota. No había tiempo para reflexionar porque el Trofeo Federación de Valladolid se disputaba al día siguiente y había que medir nuestras fuerzas con lo mejorcito del pelotón nacional. La Cúpula de Milenio y los 116 kilómetros por los páramos castellanos iban a ser una buena piedra de toque, tras la buena imagen que mostraron los madrileños en el Circuito del Guadiana celebrado en febrero.

Jesús González convocó para esta prueba con sello RFEC a Aitor Rodríguez, Sergio Otero, Víctor Ramírez, Javier Rodríguez, Alejandro Brendler y Raúl Bustillo. Asimismo Fran Agea competía con la Selección de Castilla y León y Mario Sampedro hacía lo propio con la Madrileña de Ángel Serrano. Había ganas de resarcirse tras lo de Colmenar, pero la cosa no comenzó bien cuando recibíamos el requerimiento por radio vuelta de que Otero tenía problemas con la zapatilla izquierda y necesitaba cambiarla.

La tensión era palpable ya que se había salido rápido y el juez no dejaba que nuestro Sagan pudiera cambiársela yendo encima de la bici. Encima, al mismo tiempo, Aitor Rodríguez sufría un pinchazo en la rueda delantera y reparábamos con mucha rapidez, y es que se acercaba la ascensión al primer alto puntuable de La Parrilla (km 12). Todo solucionado a tiempo y con la suerte de que se pudo hacer con la radio vuelta funcionando, ya que no disponíamos de ella ni aún en la larga neutralizada hasta Cistiérniga…

Tras el paso por el puerto el pelotón no paró y ahí ya se vio a gente quedándose, entre ellos a Mario Sampedro, que acusaba el esfuerzo del día anterior y acabaría fuera de carrera. Los abanicos hacían acto de presencia, el pelotón rodaba estirado y se producían los intentos de fuga, uno con Joan Martí Bennassar, Eugenio Sánchez, Carlos Blanco y Fernando Navas que acabaría siendo neutralizado. Estábamos en el kilómetro 30 y veíamos a Alejandro Brendler ya cortado, yendo solo y atendido por el equipo. Le dábamos agua y le indicábamos que se esperara al grupo de Mario Sampedro para incorporarse a él y tratara de acabar.

Una nueva fuga con Miguel Briz, Marcos Alejos, Raúl Granados, Xabier Azparren, Adrián González y Rubén Blanco y Luken Carbayeda lograba los 40″ al pie del alto de la Garganta (km 49). Le dábamos agua y geles a Aitor y veíamos que el pelotón tampoco dejaba que los siete escapados pudieran llegar lejos. Manteníamos a cinco en el grupo y se maquillaba al menos la imagen del día anterior. La llegada del punto culminante de la dura ascensión empedrada al alto del Portillo la pasaban los chicos con nota, mientras Ibón Ruiz y Paul Miquel atacaban por delante. Coronoban un grupo de unos treinta en el que teníamos a todos menos a Víctor Ramírez, víctima de una avería. Luego se caería más adelante, pero sin consecuencias.

Nos sobró el último puerto

Tras el paso por el Portillo empezamos a pensar que no sería descabellado meter a Sergio Otero en el sprint y que pudiera en el mejor de los casos hacer top ten. Una nueva escapada de ocho corredores hacía camino en el kilómetro 79, mientras que atrás veíamos a Víctor cortado en un grupo en el que también iba el madrileño Nicolás Sánchez. Vacío por la paliza del día anterior, ´Gladiator´ tendrá más oportunidades en las siguientes carreras. El alto de Miravete y su posterior paso sirvieron para acabar con la fuga de ocho y empezar de nuevo. Al mismo tiempo divisábamos a Carlos García descolgado tras sufrir una nueva avería y tratábamos de ayudarle a meterle delante.

Sólo quedaba el paso por el alto de Robladillo y con las ganas de que nuestros cuatro componentes pudieran llegar y que el ´Espartano´ Javi Rodríguez pudiera colocar bien en la llegada a Otero. Enrique Gandía, Luken Carbayeda y Denis Vulcan eran ahora los que intentaban marcharse por delante, pero eran engullidos por un paquete inmisericorde, que iniciaba Robladillo a toda velocidad. El paso por su cima fue fatal para nosotros, ya que Aitor y Sergio perdían contacto y se nos iban las esperanzas de poder optar con el alcalaíno por un puesto en un sprint que estaba cantado y que casi no se produce. El vasco Oier Lazkano (Selección Alavesa) puso en un brete al pelótón, yéndose sólo y gozando de una renta de 20″a menos de 5 kilómetros de meta.

No pudo ser porque el combinado de Gipuzkoa puso el tren a muerte para colocar delante a Unai Iríbar. El rápido pistard no decepcionó y batió en el embalaje final al colombiano Juan Fernando Calle (Plataforma Central Iberum) y a Raúl Rota (Turismo Villanua). La Selección de Illes Balears ganaba por equipos y se convertía en líder del Trofeo Federación. Dentro del grupo de 68 unidades veíamos llegar a dos de los nuestros, ambos sonrientes, Javier Rodríguez en el puesto 56º y Raúl Bustillo en el 64º. A 6:04 arribaban Sergio Otero (93º) y Aitor Rodríguez (94º), mientras que nuestro jefe de filas Fran Agea, con los colores de Castilla y León, entraba también con los mejores en el puesto 22º y eso que tuvo durante buena parte de la carrera problemas con la cadena y el cambio. Por escuadras los cosladeños finalizaban 17º de 31 en liza, resultado muy esperanzador.

El balance es que se cumplió con lo fijado por el cuadro técnico, que era coger fondo, hacer kilómetros y tratar de acabar. Terminaron cuatro de los seis, y dos de ellos en el grupo principal. Hubiera sido bonito ver a Sergio Otero metiéndose en la pelea, pero el punto que le falta lo irá cogiendo en sucesivas pruebas.

DECLARACIONES

  • Aitor Rodríguez, Raúl Bustillo y Jesús González (Director): Ver vídeos abajo

  • Nacho Vecino (Director): “Para Valladolid planteamos la carrera de forma diferente que en Colmenar del Arroyo. Y pienso que el equipo ha estado a muy buena altura, dejando un buen sabor de boca tanto a nivel general como individual. Varios de ellos van ganando confianza al verse delante en el pelotón”.

Fotos Germán Rodríguez



SALCHI BICICLETAS-UC COSLADA: EL EQUIPO SALE REFORZADO TRAS DOBLEGAR A LA MALA SUERTE EN LA VUELTA A VALLADOLID

No fue para nada fácil la ronda castellana para el equipo madrileño. La Vuelta a Valladolid se caracteriza, sobre todo, por el viento, a veces, mucho más selectivo que las dificultades orográficas que presenta la meseta peninsular. Contra él tuvieron que luchar los chicos, pero también contra el mal fario y la inicial falta de coordinación para trabajar en comandita. No había buenas caras en el hotel a la hora de cenar la noche del viernes, tras una primera etapa aciaga, pero en la que se consiguió salvar los muebles.

El aire pegó de lo lindo en una primera etapa con salida y llegada en la urbe vallisoletana, con dos puertos de montaña de cuarta por delante para crear las primeras diferencias en la general. Y, como otras veces, comienzo malo para los muchachos de Jesús González, con Mario López y José Javier Sánchez quedándose cortados en el primer alto puntuable, para luego tocarle el turno a Iñaki Gómez y a Carlos Vargas en el segundo. Encima, pinchazo del jefe de filas Víctor Lorriaux, y dificultades del equipo para reorganizarse al tratar de reincorporar al de Seseña en el grupo principal.

Victoria de la etapa para Sergio Jiménez (Ciclos Cabello) que llevaba a buen puerto una fuga de cuatro que aventajó al pelotón en casi minuto y medio. En él lograban entrar Lorri (21º) y un Arturo Hernangómez (44º) que demostraba llegar en buena forma a la cita pucelana. Los otros cuatro salvaban el fuera de control de milagro, aunque no ocultaba el enfado latente de Jesús en las horas posteriores a acabar la primera etapa.

DECLARACIONES 1ª ETAPA

Carlos Vargas: “Ha sido muy duro. El viento ha roto la carrera y me he visto cortado. Tocó remar para poder llegar a meta dentro del control. A pesar de verme bien, me he acabado cortando. Sin embargo, Lorri ha estado bien situado y todo el equipo sigue en carrera. Mañana espero estar mejor ya que aún queda mucho guerra que dar”.

Pasando página y a resarcirse

Sin tiempo para darle vueltas al asunto, el equipo afrontaba el sábado un terrible doble sector, con una crono por la mañana y otro trayecto rompiernas por la tarde. En la contrarreloj individual de 11 kilómetros en Castroverde del Cerrato, el viento volvió a tener incidencia, lo que afectó a las prestaciones de los nuestros, que tuvieron resultados dispares. La etapa se la adjudicaba Tomeu Gelabert (RH+ Polartec), que pasaba también a encabezar la general, y discreta crono de Víctor Lorriaux (43º), que cedía casi dos minutos con respecto al ganador.

Arturo (47º) confirmaba lo apuntado el día anterior siendo el mejor del equipo, a 2:04 de Gelabert. Carlos (57º) se resarcía de la decepción inicial, cediendo 2:25 mientras que Mario (68º), Iñaki (73º) y Joseja (78º) cumplían la orden de su director de no forzar mucho en la crono y reservar fuerzas para el sector vespertino.

DECLARACIONES 2ª ETAPA SECTOR 1

Mario López (1er sector): “Ha sido una crono bastante dura, con repechos, y en la que el aire la ha hecho aún más selectiva. Por mi parte, he hecho un tiempo dentro de lo esperado, tratando de guardar fuerzas para lo que queda de vuelta”.

Por la tarde los corredores debían afrontar 62 kilómetros con dos puertos puntuables y un final en cuesta en el Portillo. Los chicos se defendieron bien, con Mario López escapado y neutralizado en el último puerto, Lorri llegando con los mejores en un excelente séptimo puesto, con Arturo metiéndose de nuevo en el grupo cabecero, con Iñaki cerca de haber llegado con él, y con Carlos y Joseja cediendo sólo en el último alto puntuable, en una imagen radicalmente distinta a la del viernes. Bernardo Entrialgo (Ciudad de Oviedo-Tartiere) se llevaba la victoria, con Tomeu Gelabert reteniendo el liderato y Lorri ubicándose ya 28º en la general, a 3:38 de la cabeza.

DECLARACIONES 2ª ETAPA SECTOR 2

Arturo Hernangómez (2 sector): “Tras la crono de por la mañana se ha hecho duro el segundo sector. Sin embargo, me he encontrado bastante bien, coronando los puertos, hasta la de La Garganta, donde se me han subido los músculos un poco. Luego, ya en el Portillo, tirando de clase, he conseguido mantenerme con el primer grupo”.

Así es como se trabaja en equipo

El domingo ponía punto y final una Vuelta a Valladolid que estaba ayudando a madurar más que nunca al Salchi Bicicletas-UC Coslada. La tercera etapa no iba a ser un paseo, con 100 kilómetros y cinco altos de montaña por el camino, antes de arribar a la capital vallisoletana. Fue todo lo contrario, un infierno, pero con el equipo poniendo en marcha una máquina perfectamente engrasada para darle la vuelta a la tortilla cuando las cosas peor podían ir.

El mal fario sacudió de nuevo a Víctor Lorriaux. Bajando el primer puerto sufría una rotura de la patilla del cambio, y veía cómo le sucedía en el peor momento para recibir la asistencia mecánica del coche. Pero la etapa del viernes dejó huella en los chicos, que se coordinaron como nunca para reintegrar al “Diablo Francés” en el pelotón principal. Exhibición técnica en una crono por equipos, logrando el objetivo. Ganaba la etapa Pablo Velázquez (Fundación Víctor Sastre) pero Tomeu Gelabert se adjudicaba la general de la ronda castellana.

Lorri entraba 19º en meta, mientras que el resto del equipo lograba acabar la vuelta, a excepción de un Iñaki que por muy poco no conseguía llegar dentro del control. En la clasificación general, los nuestros terminaba así: Víctor Lorriaux (26º), Arturo Hernangómez (45º), José Javier Sánchez (69º), Mario López (70º) y Carlos Vargas (72º). Por equipos ganaba el RH+ Polartec con el Salchi Bicicletas-UC Coslada finalizando en 14º lugar.

DECLARACIONES 3ª ETAPA

Víctor Lorriaux: “Ha sido una etapa muy dura, rodándose desde el principio muy rápido. Hay muchos puertos puntuables y la gente quería rodar todo el rato delante. Tras pasar los dos primeros en cabeza se volvió a cebar la mala suerte conmigo, ya que me rompieron la patilla y me doblaron el cambio, tocando cambiar de bici y remar. Antes del cuarto puerto puntuable logré coger al pelotón gracias a todo el equipo, que me ayudó mucho. A partir de ahí tocó sufrir para llegar a la cabeza y poco se podía hacer con una bici que no era la mía, acabando el 19 tras ajustado sprint. De todas maneras, el balance es positivo de cara a las siguientes citas, donde espero que la suerte acompañe más”.

Jesús González (Director): “Hay que hacer una valoración positiva del aprendizaje que hemos vivido en la Vuelta a Valladolid y poder seguir sumando. La suerte no nos acompañó desde el primer día y mermó las aspiraciones de realizar un buen papel de nuestro jefe de filas. En la primera etapa un pinchazo justo antes de empezar el segundo puerto obligó a remar y, a pesar de lograr reintegrarse, ya no pudo disputar el sprint. Tras una modesta crono el sábado por la mañana y un meritorio séptimo puesto en el sector de la tarde, la mala suerte se volvió a cebar en nosotros, cuando bajando el Portillo le rompen el cambio a Lorri, encima en el peor momento para asistirle y cambiarle la bici. Excepcional labor del grupo, realizando prácticamente una crono por equipos para poder meterle de nuevo en el paquete. Asimismo, destacar el gran trabajo realizado por Lorri para lograr una buena clasificación y del equipo, que ha ido de menos a más. Por otra parte, quiero mencionar la gran ronda realizada por Arturo; el gran esfuerzo de Carlos por terminar con problemas físicos; las cabalgadas de Mario; el trabajo de José Javier; y mucha, mucha lástima por Iñaki, que después del gran esfuerzo realizado, no salvó por muy poco el fuera de control y no pudo acabar la Vuelta”.

Clasificaciones completas aquí






Fotos: Isabel Martín, Asunción Arenas, Yolanda Rodríguez y Javier López

Vídeos: David Hernangómez, Carlos Vargas y Yolanda Rodríguez