SALCHI-UC COSLADA: PROTAGONISMO EN MORAL DE CALATRAVA PARA AITOR RODRÍGUEZ Y FRANCISCO J. AGEA

El toledano terminó tercero en el Campeonato de Castilla-La Mancha y el abulense se hizo con las metas volantes y la montaña, en un gran trabajo del equipo en su conjunto

De notable puede calificarse el paso de nuestros chicos por Moral de Calatrava en la mañana de ayer. Con las bajas a última hora de Javier Rodríguez y de Pablo Martínez, Jesús González contó para este Campeonato de Castilla-La Mancha con Francisco Javier Agea, Javier Fernández, Víctor Ramírez, Alejandro Brendler, Sergio Otero, Raúl Bustillo, Aitor Rodriguez, Mario Díaz y Jorge Galindo. Las dos novedades en esta alineación eran que se partía con Aitor como jefe de filas para pelear por el título regional, mientras que hacía su debut con nuestros colores el abulense Jorge Galindo.

El recorrido preparado por el CC Moraleño fue similar a años ediciones anteriores, con 94,8 kilómetros y los altos puntuables de Siles (en dos ocasiones), de Chozo (en otras dos, pero sólo puntuando en una) y La Garganta, en cuya cima estaba instalada la línea de meta. Además, todo ello endurecido por el calor que ya apretó desde las nueve de la mañana para los 71 corredores (dos chicas) que tomaron finalmente la salida en Moral de Calatrava.

La consigna de inicio era clara para los cosladeños: Trabajar para que Aitor Rodríguez pudiera hacerse con el título regional, así como pelear por las metas volantes con Sergio Otero y la montaña con Fran Agea y Galindo, sin descartar la victoria parcial para el de Navaluenga, ya que el final le venía como anillo al dedo. Los intentos iniciales de escapada protagonizados por Eduardo Dávila (Fenavin) y por Jesús Sáez (Ofertbikes) no prosperaron. En el primer alto de montaña del día, Siles, ya veíamos a Fran pasar primero por delante de Fernando Navas (Sanse Rotor) y de Roque Lloret (Castillo de Onda).

Tras transitar por él veíamos pasar dificultades a Mario Díaz junto con varias unidades del pelotón. De inmediato se subía Chozo, con Fran cruzando de nuevo primero por delante de Navas y de Juan Gutiérrez (Bolsamanía.com), y en su descenso conformar junto con el mencionado Lloret la fuga buena del día con los cuatro abriendo medio minuto de renta. Por detrás se mantenían nuestros chicos atentos pero tranquilos, ya que las cosas nos iban bien con Fran delante. En el primer paso por Moral de Calatrava, que ponia en juego la única meta volante del día, Agea era primero, lo mismo que en el Alto de La Garganta, superando una vez más a Navas y a Gutiérrez, mientras que en el pelotón se movía valiente Aitor, que buscaba seleccionar al grupo y así eliminar rivales en su pelea por el cetro autonómico. También Bustillo movió ´la higuera´ en algunos momentos de la dura carrera ciudadrealeña, entre ellos en este hito.

Hasta ese momento no habíamos podido asistir a Fran con el coche, así que acudimos raudo a la cabeza de carrera, con la sorpresa de ver que Navas se había ido por delante (km 62) y ninguno de sus tres acompañantes había podido seguirle. Dábamos agua al abulense, que nos comentaba que no había podido seguir la estela del extremeño. Corría peligro la general de la montaña, ya que si Navas coronaba primero Siles y Fran no puntuaba, todo se iba a acabar jugando por el puestómetro. Afortunadamente, a pesar de que el de Sanse Rotor lo coronó en solitario, Fran tuvo fuerzas para hacer tercero en la cima, a pesar de ser neutralizado poco antes por el paquete.

Aitor Rodríguez, tercero del Campeonato Castellano-Manchego

Mientras Navas seguía intratable, atrás apenas parecía haber motivación para reducir una renta que ya ascendía al minuto y medio. Los equipos detrás se desentendieron de él y prepararon sus arsenales para luchar por el título regional. El Salchi-UC Coslada puso toda la carne en el asador en favor del toledano de Mocejón, en un duro final en el que Navas levantaba los brazos y con los más fuertes llegando a medio minuto encabezados por Jesús Sáez (Ofertbikes Metal Lube) y Rubén Soriano (Fenavin). Aitor finalizaba octavo, pero tercer castellano-manchego, tras llegar dentro del grupo de siete que se jugó los puestos de honor. Soriano se hacía con el campeonato autonómico por delante de su compañero de equipo Fernando Meléndez y de nuestro Aitor.

Rozando el top ten (11º) finalizaba un buen Sergio Otero, a 49″; Raúl Bustillo era 17º, a 1:24; a esa misma distancia llegaban Jorge Galindo (21º) y Alex Brendler (24º). Finalmente, a 2:10 hacían su entrada Javier Fernández (36º), Fran Agea (39º) y Víctor Ramírez (40º). Los árbitros no dejaron terminar a Mario Díaz, a pesar del gran trabajo realizado por el de Parla. Por equipos se impuso el Fenavin, pero el equipo conseguía subirse al cajón con los triunfos en las clasificaciones secundarias de montaña y metas volantes. Buen botín y ahora a pensar en la Vuelta a la Ribera del Duero, antesala de los Campeonatos de España.

Álbum de fotos aquí

Clasificaciones completas aquí

DECLARACIONES

  • Aitor Rodríguez: Ver vídeo aquí

  • Francisco Javier Agea: “En la primera subida arrancamos, pasé yo primero por la montaña y los dos siguientes puertos los pasé yo también primero. Pero acabé reventando y nada más se ha ido Navas, pues los otros tres que íbamos fugados nos ha cogido el pelotón. Aún así estoy contento. No hay ninguna excusa a que se me haya ido Navas. El calor nos pega igual a todos y el recorrido lo mismo. Simplemente no he podido seguirle y así ha llegado”.

  • Jorge Galindo: “El debut con el equipo Salchi ha salido bastante bien, estoy muy contento. Al principio se ha ido bastante tranquilo, hemos conseguido meter a Fran en la escapada y sólo hemos tenido que controlar. Luego, le han cazado; iba un corredor por delante la que hemos intentado coger, hemos tirado un rato. Luego ha habido ataques, pero iba muy lejos ya y no ha sido posible. En la última subida hemos tenido que lanzar a Aitor para que luchara por el Campeonato de Castilla-La Mancha y ha hecho un buen puesto, creo que tercero. Físicamente me he encontrado bien y con ilusión en luchar para las siguientes vueltas”.

  • Jesús González (Director): “Salgo muy satisfecho de la carrera, ya que hemos luchado por conseguir el Campeonato regional con Aitor y hemos estado cerca de lograrlo. También planeamos luchar por el premio de montaña con Fran o Jorge y las metas volantes con Otero. Al final fue Fran quien se metió en la escapadas y logró ambas, sobre todo la montaña muy luchada con Navas, que se lo puso difícil. En general, muy contento con los chicos, que arroparon perfectamente a Aitor y le llevaron lo más adelante posible”.

Vídeo: Germán Rodríguez

Fotos: Brenda Rodríguez, Luiz Brendler, Luis Díaz y Germán Rodríguez

SALCHI-UC COSLADA: ENTREVISTA A SERGIO GONZÁLEZ. DEL BESAYA AL TÍTULO DE DIRECTOR DEPORTIVO

Retomamos nuestro apartado de entrevistas con los corredores de nuestra plantilla, ahora que las fechas veraniegas nos invitan a descansar y el calendario de carreras está más desahogado. Nos faltaba hablar con el único ciclista del equipo de segundo año con el que aún no habíamos conversado largo y tendido. Por fin Sergio González nos ha dado motivos para que nos contara cómo ha ido 2017 para él, distinto al “calvario” que vivió el año pasado en su primer año. Tanto que encima se ganó plaza, contra todo pronóstico, para acudir al Besaya en el pasado mes de Junio. Así fue nuestra conversación con este madrileño del barrio de Las Rosas.

  1. De casi dejar la bici este invierno a acabar corriendo en la Vuelta al Besaya. ¿Cuál ha sido el punto de inflexión Sergio? ¿Por qué?

Al principio estaba desmoralizado y los meses de alergia siempre me suelen afectar. Cuando pasó esa fase vi que iba bastante mejor en cada carrera y decidí currármelo, buscando hacer un buen papel en el equipo.

  1. Esta temporada la comenzaste muy similar a la de tu primer año como juvenil. ¿Tenías alguna motivación especial o te planteaste ir carrera a carrera, sin objetivos?

Como te decía antes, los primeros meses de la temporada no son buenos para mí. Pero cuando vi que iba mejor decidí esperar a ver cómo evolucionaba mi estado de forma carrera a carrera e intentar ir a la Vuelta al Besaya.

  1. Volviendo a lo de dejar la bici. Este invierno llegaste a pedirme la máquina de ciclocross pero al final no llegaste a tomar parte en ninguna carrera. ¿Cómo resumes tu primer año como junior en las filas de Salchi? ¿Qué sacas de positivo en ella?

Era mi primer año de junior y del equipo Salchi. Los primeros años de categoría son siempre de aprendizaje de cara a los siguientes. Fue un gran año de trabajo para todos de cara al equipo y obtuvimos resultados que no esperábamos como bloque y que, en principio nos resultaban muy difíciles.

  1. De tus carreras en 2016, ¿quizá la prueba de Coslada fue en la que te encontraste mejor? ¿En cuál lo pasaste mal o en la que veías que no ibas?

Sí, fue la carrera en la que mejor me fue, era la de “casa” y había que sufrir lo máximo para hacerlo lo mejor posible. La peor fue sin duda la de Sanse, en la que vi que no iba y donde decidí terminar ahí mi temporada de competición.

  1. Retomamos 2017. ¿En qué carrera o carreras viste que tenías opciones de entrar entre los convocados para Besaya? ¿En la de la PC Monje o en las de Asturias?

En la del Monje hice un gran papel, pero no era suficiente, ya que por un par de carreras haciéndolo bien no se puede tomar una decisión clara para ir a la vuelta juvenil más importante. Así que tuve que esperar a Asturias, donde lo hice bastante bien para entrar en la lista de convocados.

  1. Cuéntamos tu experiencia en Besaya. ¿Crees que pudiste acabarla o ya ibas reventado?

Fueron tres días muy muy duros y toco sufrir mucho por el gran nivel que había. El tercer día en Brenes coroné con Marc Brustenga, pero debido a que la bajada era muy técnica, se me acabó yendo, hasta que me echaron de carrera a falta de sólo 20 kilómetros a meta. Una pena.

  1. ¿Metas en lo que queda de temporada?

Lo principal es no caerme en lo que queda de carreras, desarrollar un buen papel y ayudar a mis compañeros en lo que sea.

  1. Tema equipo. ¿Qué diferencias encuentras entre la plantilla de 2016 y la de este año? ¿Más calidad individual quizá?

Sí, este año tenemos a mejores corredores de forma individual. También es una ventaja el que todos nos conocemos mejor y somos grandes amigos aparte de compañeros de equipo.

  1. ¿Qué ha aportado, según tu opinión, Nacho Vecino con su entrada como director en el Salchi-UC Coslada?

Nacho ha aportado bastantes cosas a la estructura, consiguiendo que Jesús haya podido respirar un poco más debido al jaleo que supone llevar todo el equipo, poniéndoselo un poquito más fácil. También ha hecho un gran trabajo en la Vuelta a Valladolid, yendo como director principal.

  1. Volviendo a ti, siempre has manifestado que te gusta la posibilidad de sacarte el carnet de entrenador. ¿Por qué y para cuando?

En este próximo mes de Noviembre estaré sacándome el título de director de nivel 1 para ayudar a la UC Coslada. Y si hago falta en Salchi que cuenten conmigo sin problema. Lo que no quiero es dejar de montar en bici nunca.

  1. ¿El tema de los estudios cómo lo has llevado? ¿Lo has podido compaginar bien con los entrenos?

Solía salir a las 5 de la tarde de clase y en invierno, al anochecer muy pronto, no he podido entrenar como quería. Un vez que se produjo el cambio de hora ya pude entrenar más y ahí se vio una mejora en mis resultados.

  1. Por cierto, ¿Cómo has llevado durante este tiempo que tu padre sea el director del Salchi-UC Coslada? Ya has visto que no ha habido ni un milímetro de favoritismo hacia ti de su parte…

En la UC Coslada nos entrenaba él así que ya estoy acostumbrado a estar con él cada vez que iba a entrenar o a las carreras. Ser director de Salchi ha sido un gran paso para él, invierte mucho, mucho tiempo en el equipo y se sacrifica un montón en casa (de vez en cuando me toca ayudarle), pero yo creo que lo ha hecho genial estos dos años que ha dirigido al equipo. Y espero que siga así y que tenga en cuenta que el año que viene me tendrá disponible al 100%.

  1. Para acabar, que tú tienes buena vista. ¿A quiénes ves ganando el Campeonato de España de crono y de fondo junior en Valladolid el 26 y 27 de agosto? Motivos.

Es muy difícil decantarse por uno, ya que hay mucho nivel y cualquiera puede ser ganador. Los principales favoritos son los que han sido seleccionados para los Europeos de Dinamarca. De Madrid Hugo Sampedro y Carlos García están muy fuertes, mientras que de nuestro equipo, Fran Agea ha demostrado que tiene nivel para estar con los mejores.

Gracias Sergio.

Agradecer a todos los patrocinadores; a los directores por todo el esfuerzo; a Iván Martínez por la ropa; a mis compañeros por todas las risas y nervios compartidos en carreras; a ti Germán por las mil fotos de cada uno y todas las entrevistas. Sin vosotros no sería posible. Y decir que me llevo prácticamente el mejor año compitiendo. GRACIAS DE CORAZÓN.

SALCHI-UC COSLADA: AITOR RODRÍGUEZ, EL MEJOR DEL EQUIPO EN EL CIERRE DE UNA COPA DE ESPAÑA GAFADA PARA NOSOTROS

Las caídas, las averías y el viento condenaron las aspiraciones de nuestros chicos en Peñafiel, que pelearon una vez más al máximo

Finalizó ayer en la histórica localidad vallisoletana de Peñafiel una nueva Copa de España junior que, a decir verdad, nunca nos quiso abrazar. Terminó como no podía ser de otra manera en este ejercicio 2017: Caídas, averías, contratiempos y mala suerte, que no impidieron que nuestros corredores dieran el máximo mientras estuvieran encima de la bici. Ya en la parte final de la temporada, los ocho convocados por Jesús González y Nacho Vecino volvían a la competición tras un paréntesis de descanso desde la Vuelta a Valladolid.

Alineamos a Francisco Javier Agea, Alejandro Brendler, Mario Sampedro, Raúl Bustillo, Sergio Otero, Javier Fernández, Víctor Ramírez y Aitor Rodríguez, para afrontar una carrera de 123 kilómetros con los altos de montaña de Corredera del Palacio, Castrillo Tejeriego, La Yesera y Convento de Armedilla para poner sal y pimienta a una Copa de España esquiva para los cosladeños. Pero lo que no hicieron los puertos si lo provocaron el fuerte viento y las consabidas caídas. Y a nuestro equipo le volvió a tocar la “china” una vez más.

Ya en la neutralizada se iba al suelo Bustillo y se hacía daño en un mano, pero podía reemprender la marcha. Y en el kilómetro 6 primera montonera, con Mario Sampedro y Víctor Ramírez implicados. El “ruso” se golpeaba la clavícula y debía cambiar de bici, subiéndose a la de repuesto, mientras que el pradeño tenía que cambiar de rueda y se lesionaba en un tobillo. Pero es que, además, mientras se le regulaba a Víctor el sillín, ya que no estaba a la altura correpondiente, ¡sufría un pinchazo en esa bici de repuesto! Más infortunio, imposible.

Una vez que Mario se subió de nuevo a la bici, ya vio que no tenía buenas sensaciones y acabó en el coche del equipo. Por su parte, Víctor reanudó la marcha, logró pasar el primer puerto, pero acabó dejando la carrera hacia el kilómetro 43 con fuertes dolores en la clavícula. Encima, Busti bajaba al coche del médico, no le hacían ni caso y acudía a nuestro vehículo para que le atendieran nuestros directores. Pero no todo finalizó ahí. En un repecho posterior al paso por el primer alto puntuable un corredor tiró al suelo a Otero, provocándose un corte en el que se veían metidos los tocados Busti y Víctor. Tanto el de Majadahonda como el alcalaíno (con dolores en el pie derecho) no iban a poder acabar la carrera, viéndose fuera hacia el kilómetro 80.

Por delante circulaba una fuga formada por 9 corredores desde antes de la primera meta volante en Pesquera de Duero (km 47), con otro de 8 persiguiendo que acabarían cogiendo y de la que algunos llegarían a jugarse la victoria final en el Castillo de Peñafiel. El siguiente de los nuestros en ceder fue Javier Fernández, que se cortó con media docena de unidades antes de arribar al segundo puerto. En el pelotón tiraba a muerte la Fundación Víctor Sastre, que no había logrado meter delante a Adrián González. El viento y el ritmo rompieron el pelotón en mil pedazos, y en un momento en el que Fran bajaba a pedir agua al coche se produjo ese segundo corte de ocho mencionado antes que acabaría por unirse a los nueve de cabeza antes de afrontar los dos últimos altos de montaña.

Un Aitor Rodríguez en alza ya mira al Campeonato de Castilla-La Mancha

Tampoco Alejandro Brendler pudo evitar cortarse en los kilómetros siguientes por los abanicos y manteníamos ya sólo en el pelotón principal a Agea y a Aitor. Por la meta volante de Campaspero, a menos de 15 para el final el viento volvió a hacer de las suyas, con Fran agotado y cortado definitivamente del pelotón y sólo Aitor ya aguantando delante y demostrando que se encuentra en el mejor estado de forma de toda la temporada. En el duro kilómetro final del castillo veíamos ganar a Raúl Rota (Turismo Villanúa) y a Miquel López (Ginestar) proclamarse campeón de la Copa de España.

Aitor entraba en un excelente 19º lugar a 1:55 del vencedor, mientras que Fran Agea era 33º a 5:17. Buen trabajo de Alejandro Brendler, que conseguía finalizar el 53º, a 8:58, y Javier Fernández hacía lo propio, pero fuera de control. Por equipos se conseguía un meritorio 10º puesto, y más en una carrera donde hubo un centenar de abandonos y los chicos se espolearon a pesar de navegar siempre a contracorriente. Nada que objetar al gran esfuerzo realizado en la clausura de una Copa de España que nos dio siempre la espalda.

DECLARACIONES

Aitor Rodríguez: “Ha sido una carrera muy larga y peligrosa por el aire y los abanicos. He aguantado muy bien en todos los puertos y en los páramos, sufriendo mucho porque metían cuneta. Los últimos 25 kilómetros han sido durísimos porque pegaba el aire de costado y la Fundación Sastre ha querido romper el pequeño pelotón en el que iba. Me he aliado con ellos para guardar mientras pasaba en el relevo y no ir encunetado hasta llegar la castillo. Al final un 19º puesto que sabe muy bien y me da mucha confianza para afrontar este domingo el Campeonato de Castilla-La Mancha”.

Francisco Javier Agea: “Lo he pasado mal durante toda la carrera por no ir bien colocado en el pelotón. Hasta que a 15 kilómetros de meta la carrera ya iba muy rota y me encontraba muy cansado y sin fuerzas por el aire, quedándome cortado. Esto es algo que tengo que mejorar para próximas carreras”.

Jesús González (Director): “Tenemos la ´negra´ en Copa de España; sólo en el Trofeo Cabedo estuvimos con la suerte algo más de cara. Estoy contento con el trabajo de los chicos. Muy bien Aitor, que me sorprendió la carrera que hizo. A Fran le faltó fondo para poder llegar delante. Lógico al acudir a Portugal y apenas correr y luego entrenar con la mano aún renqueante tras la caída sufrida allí. Buen trabajo de Alex, ya que gracias a ello pudimos puntuar por equipos. Lo mismo que Javi Fernández, que a pesar de no ser clasificado por llegar fuera de control, peleó por acabar la carrera. Y al resto del equipo felicitarles también por su entrega cuando la suerte les ha dado la espalda en todo momento”.

Nacho Vecino (Director): “En general, el equipo no ha tenido nada de suerte en la Copa de España, ya que nos han afectado mucho las caídas. Hoy hemos luchado a tope, bien y nos ha faltado un poco de fortuna, ya que terminaron cuatro y pienso que tenemos nivel para que terminen todos. De todas formas, es una buena experiencia que los chicos corran estas carreras con ritmos muy altos y con aire. Así aprenden a moverse dentro del paquete de cara a futuras carreras”.

Fotos Luiz Brendler, Belén Esteban y Nacho Vecino

SALCHI-UC COSLADA: SERGIO OTERO MOSTRÓ SU MEJOR VERSIÓN EN LA VUELTA A VALLADOLID

Luces y sombras para el equipo en la ronda castellana, con mucha pelea, pero sin suerte y por debajo de lo esperado en la crono

La Vuelta a Valladolid mostró una radiografía fiel de lo que está siendo el Salchi-UC Coslada durante este 2017. No hubo triunfos parciales ni victorias de etapa ni subimos a lo más alto en las clasificaciones secundarias. Pero hubo lucha, el equipo se entregó al máximo y la mala suerte volvió a perjudicarnos en momentos clave. Hay que sacar lo positivo, y lo que más este fin de semana fue ver la mejor versión en todo lo que va de año de Sergio Otero, que a punto estuvo de darnos una alegría en la primera etapa y acabó siendo el mejor y el más regular de los nuestros en Valladolid.

A esta Vuelta acudía Nacho Vecino como director principal, con Jesús González de segundo, alineando a Fran Agea, Sergio Otero, Mario Sampedro, Raúl Bustillo, Aitor Rodríguez y Sergio González. La primera etapa de 96 kilómetros, con salida y llegada en la capital castellana trajo fortuna dispar para nuestros chicos. Dos caídas, sobre todo la masiva de la segunda, en la que se vieron inmersos una treintena de ciclistas hacia el kilómetro 18 vio como se paraba la carrera por falta de ambulancias. Agea y Bustillo entre los afectados, con rasponazos, nos daban el primer revés.

La cosa fue a peor cuando nada más reanudarse la carrera la Fundación Víctor Sastre, aprovechando el viento, encunetó al pelotón y éste empezó a cortarse. Fran, al que se le había aflojado el sillín en la caída, tenía que bajar de nuevo al coche para que se lo apretaran, y con él acudía Sergio González. Ese fue el momento del zafarrancho, lo que le obligó a darse un calentón, reventando a Sergio (éste debió esperarle más adelante) y viendo cómo se le escapaba la general de la vuelta a las primeras de cambio… Ni siquiera Raúl Bustillo, que venía con los Disgarsa perseguiendo, pudo lograr el objetivo de reincorporar al de Navaluenga. Además Sergio, totalmente fundido, acabó siendo apartado de carrera.

La buena noticia era que delante teníamos a tres y que Sergio Otero iba a rozar la victoria de etapa. El alcalaíno estaba teniendo buenas piernas y no dudó en jugársela arrancando el sprint, aunque termnaría siendo superado por cuatro corredores, con Marc Brustenga (Polartec) como ganador. Brillante quinto puesto, que confirma su lenta pero progresiva mejoría en este 2017. Dentro del grupo cabecero llegaban también Mario Sampedro (25º) y Aitor Rodríguez (35º). Bustillo (86º) cedía 10:43 y Agea (96º), 10:47.

Segundo día aciago con una mala crono

Al día siguiente esperaba doble sector, con una crono matutina de 8,6 kilómetros con salida en Mojados y llegada en el duro y empedrado alto del Portillo. En ella los chicos no tuvieron su día, realizaron tiempos discretos, unos explotando en la subida, otros entrando en ella atrancados. La victoria correspondió a Joan Marc Bennassar (Polartec), siendo el mejor de los nuestros Fran Agea, 28º a 1:15. Otero, que había renunciado a la cabra quince minutos antes por salir con la de carretera añadiendo acoples, era 32º a 1:19. Mario Sampedro era 57º, a 1:51; Aitor Rodríguez 70º, a 2:08; y Raúl Bustillo, aún convaleciente de las heridas del día anterior, 81º a 2:41.

Sin solución de continuidad tocaba correr el segundo sector por la tarde sobre 65 kilómetros, con salida en Aldeamayor de San Martín y llegada en Arroyo de la Encomienda. Con la mala suerte de que tres de nuestros corredores que consumieron sandía en la sobremesa: Agea, Otero y Aitor, sufrieron retortijones en la tripa durante toda la carrera, mermando las opciones del equipo. Un corte de ocho corredores a poco más de 10 kilómetros de meta acabó llegando a buen puerto, levantando los brazos Miquel López (Tinlohi). Nuestros cinco chicos llegaron dentro del paquete a 15″, siendo el primero de los chicos Otero, en 43ª posición. Aitor terminaba 45º, Bustillo 51º, Agea 52º y Mario 68º.

La última etapa era la reina, con cuatro puertos y 94,6 kilómetros con salida y llegada en Valladolid. El objetivo que plantearon los cosladeños era ganar la montaña con Fran y buscar meter en el corte definitivo a Mario y a Sergio. Todo comenzó bien, con el abulense logrando coronar primero el alto de Renedo en el kilómetro 8 y Bustillo tratando de meterse en las fugas al igual que en los dos días anteriores (chapeau para él). Pero camino del segundo alto, el de la Parrilla (km 29) la cosa se empezó a torcer. Antes de llegar a sus estribaciones Mario optó por retirarse, con malas sensaciones. Además, en plena ascensión se cortaban Aitor y luego Bustillo.

El de Mocejón iba fundido y acabó bajándose en el siguiente puerto cuando iba quedado y rodando en solitario. Por delante circulaba metido en el grupo principal Otero, mientras que Fran renunciaba a luchar por la montaña y se metía en un corte antes del tercer alto puntuable en el que se colaron varios corredores del MMR, de la Fundación Sastre y del Polartec. En el último hito montañoso, el mentado Portillo, el pelotón se rompía, cediendo Otero, mientras que los más fuertes neutralizaban la fuga del grupo de Fran a diez de meta con los Polartec y los Bathco llevando la labor de caza.

No hubo más. Fran intentó sorprender al pelotón en el último kilómetro, pero fue rápidamente neutralizado. Ganaba Guillermo García (Bathco), entrando el abulense 24º con el mismo tiempo. Otero arribaba en el segundo grupo en 48ª posición a 2:52, mientras que Bustillo finalizaba en el tercero a 7:35 en el puesto 80º. La general final era un copo para el Polartec, con Bennassar en los más alto acompañado por Sergio García y Carlos García. Sergio Otero era el mejor de nuestros chicos en 35ª posición a 4:11; Fran Agea 67º, a 12:02; y Raúl Bustillo 76ª a 20:59. En la general por equipos el Salchi-UC Coslada era 14º.

Por otra parte, desde este viernes hasta el domingo Fran Agea competirá cedido con el Arte en Tránsfer en la Vuelta a Portugal junior.

DECLARACIONES

  • Sergio Otero: “El primer día se fue muy rápido, las subidas no eran muy duras y con el aire de culo se produjeron muchos cortes. Estuve siempre delante todo lo que pude, sintiéndome bien. Llegué bien al sprint bien, con fuerza y cuando vi el arco de meta arranqué, pero me pasaron varios entre ellos Brustenga que ganó. En la crono, iba a salir con la cabra, pero estuve indeciso y 15 minutos antes opté por la bici de carretera con acoples por el tema de la subida y así no jugármela. Me fue como esperaba, ni bien ni mal.

    Por la tarde ya en los últimos kilómetros, en un paso por varias rotondas traté de atajar junto con un Sastre pero fuimos por la izquierda y acabamos más cerca de atrás que de delante, así que tocó remontar lo que pude. Y ya el último día la etapa fue durísima. Estuve toda la carrera delante pero había cuatro puertos. Perdidas las metas volantes traté de hacer puesto y ayudar a Fran en la montaña. Me corté en el alto del Portillo y llegué a meta en el segundo pelotón a menos de tres minutos”.

  • Raúl Bustillo: “La suerte no me acompañó en esta vuelta. El primer día me encontré bien. Hizo mucho aire pero fui bien colocado, hasta que me pilló una caída masiva. Todo se paró y cuando se reanudó me encontré muy mal y perdí mucho tiempo. En la crono sólo pensaba en probarme para ver cómo estaba de la caída y por la tarde me encontré mucho mejor, acabando en el paquete. El domingo estuve muy activo los primeros kilómetros, pero pagué el esfuerzo en el primer puerto, quedándome cortado en un grupo trasero grande. Fuimos persiguiendo pero no pudimos cazar. Me quedo con las buenas sensaciones y viendo que todavía tengo más que dar en lo que resta de temporada”.

  • Aitor Rodríguez: “Esta Vuelta a Valladolid era un objetivo en mi calendario. El primer día entré en el grupo del ganador y al día siguiente perdí 2 minutos en la crono. Ya por la tarde entré de nuevo en el pelotón principal sin perder tiempo. El domingo cometí un fallo de comer algo que me sentó mal, empezándome a doler la tripa entre el kilómetro 30 y el 40, pudiendo aguantar sólo hasta el último puerto. En general, tuve muy buenas piernas en estos tres días. Pensando ya en el Campeonato de Castilla-La Mancha”.

  • Nacho Vecino (Director): “En la 1ª etapa el equipo trabajó bien y eso que hubo muchos nervios. En la crono ninguno estuvo a la altura y explotaron en la subida al último kilómetro. Esperaba más de Mario, Fran y Otero. Por la tarde no tuvimos nada destacado porque los chicos estuvieron desanimados por la crono de la mañana. El balance final de esta Vuelta para mí es que se ha trabajado bien, pero ha faltado cumplir en aspectos esenciales como no despistarse en momentos precisos en los cuales se lanza la carrera, así como el terminar sufriendo el último día para lograr acabar todos la ronda y realizando una buena clasificación por equipos. Esperemos que saquen el lado positivo los chicos y sigan mejorando para las próximas vueltas”.

  • Jesús González (Director): “Estoy decepcionado por la caída de la primera etapa, que nos perjudicó mucho con Fran quedando fuera de la lucha por la general, y muy sorprendido por el rendimiento de Otero. Terminamos la mitad del equipo y nos falló no haber ganado la montaña o haber llegado con Otero delante en la última etapa. También destacar el trabajo de Busti, buscando la fuga todos los días. Aitor y Mario lo dieron todo y Sergio fue generoso pero debió esperar más adelante a Fran cuando éste bajó a arreglar su sillín”.

Álbum de fotos aquí

Fotos: Nacho Vecino, Yolanda Rodríguez, Brenda Rodríguez, José Luis Bustillo, Manuel Otero y Jesús González

SALCHI-UC COSLADA: EL MAL FARIO DE LA COPA DE ESPAÑA CONDENÓ A FRAN AGEA DE NUEVO EN SANSE

El equipo se mostró versátil, con Sergio Gonzalez, Sergio Otero y Alejandro Brendler dejándose ver en un pelotón de muchos kilates

No podemos quejarnos de la actuación del Salchi-UC Coslada este pasado domingo en San Sebastián de los Reyes. La quinta cita de la Copa de España reunió una participación de lujo, con los mejores juveniles de España y con el calor sofocante amainando apenas un par de grados con respecto al día anterior en ese mismo escenario. Los ocho corredores elegidos por Jesús González y Nacho Vecino rindieron a buen nivel, y sólo el mal fario en forma de caídas, averías y ataques alérgicos impidieron unos mejores resultados.

Los casi 200 corredores que tomaron parte sobre el mismo recorrido que el del Campeonato de Madrid tuvieron un corte de cinta animado, con la iniciativa de Luis Pasamontes en la que todo el pelotón recitó a coro respeto mutuo en carretera. Y ahí estaba en primera línea Alejandro Brendler como nuestro vocalista más avezado. También veíamos incorporarse a la salida de forma urgente a Raúl Bustillo. Menuda odisea la que pasó el de Majadahonda. El día anterior tuvo que acabar la carrera con la bici de su compañero Sergio González y a primera hora de la mañana los de Decatlon eran incapaces de arreglarle el cable del cambio, teniendo que salir con la bici de su padre a ultimísima hora.

Una vez comenzada la carrera arrancó el ´baile´de ataques, con caída masiva incluida en el kilómetro 5 que, milagrosamente no afectó de forma grave a ninguno de los nuestros, aunque Aitor Rodríguez, Javier Fernández y Sergio González sí quedaron cortados. Calentón correspondiente e incorporación al paquete de los tres antes de llegar a pie del alto de Paracuellos. En plena ascensión Muñoz (Giménez Ganga) y Cantarero (Gsport) fueron neutralizados con Denis Vulcan (Cartagena Esetec) cruzando primero el premio de la montaña y situados delante Fran Agea y Sergio Otero.

En Paracuellos veíamos sufrir a Aitor y a Javi, que se unieron en su cima y circularon cortados toda la prueba, hasta que los árbitros los eliminaron de carrera cuando se acercaban a las estribaciones del puerto en su segundo tránsito. En la ascensión a Ajalvir perdíamos la baza de Mario Sampedro, al que unas picaduras de insecto en la frente y en un muslo generaron una reacción alérgica que le obligaron al abandono y posterior paso por el ambulancia para que le inyectaran el correspondiente Urbason.

Por delante circulaban Fran, Otero, Sergio, Alex y Busti en el grupo principal cuando iniciaban el segundo bucle de la carrera. Habíamos llegado al ecuador y teníamos a gente delante, todo lo contrario a lo que pasó en 2016. La segunda ascensión a Paracuellos rompió definitivamente la carrera, con un trío de corredores en fuga: Sánchez (Castillo de Onda), Navas (Sanse Rotor) y Cobo (Aseguras Indupyme). Por allí pasó en el grupo delantero Fran, algo más atrás Otero, Sergio y Busti, y cortado (no definitivamente) Alex.

El gafe de Fran, pero puntuando por equipos

La escabechina continuó en los repechos posteriores. Busti, con la espalda machacada por correr con una bicicleta que no estaba a su medida, dijo basta en Daganzo, mientras que camino de Cobeña los dos ´Sergios´ terminaban de ceder del grupo cabecero, quedando solo delante el escalador de Navaluenga. En la fuga del día Navas se iba al suelo, mientras que Sánchez y Cobo eran neutralizados en el último kilómetro. Unos últimos mil metros que sacaron a colación el gafe que está viviendo este año Fran en Copa de España. Chocó con un corredor del Castillo de Onda y se fue al suelo, perdiendo todas las opciones de lograr un buen puesto en Sanse.

Finalmente, triunfo al sprint de Jorge Gómez (Bathco), que batía en los últimos metros a Raúl Rota (Turismo Villanúa) y su coequipier Rafael Pineda (Bathco). Agea entraba como el mejor de los cosladeños en el puesto 59º, a 52″. En un segundo grupo a 4:02 finalizaban Sergio González (71º) y Sergio Otero (76º), mientras que Alejandro Brendler arribaba el 84º, a 8:08. Se habían mejorado por tanto las prestaciones con respecto a otras Copas de España, clasificando por equipos en el puesto 18º. La pena fue que Fran y Otero no pudieran disputar los puestos de honor dentro del grupo de los más fuertes.

DECLARACIONES

  • Francisco Javier Agea: “Me he encontrado bien, en las subidas a Paracuellos y en los repechos de Daganzo y Cobeña me he sentido a gusto subiendo. También rodando en el grupo muy bien, yendo delante y muy atento. Pero a un kilómetro de meta me he comido a un corredor del Castillo de Onda en una rotonda, me he caído y ahí quedó todo. Pero me he encontrado muy a gusto y con mucha motivación para Valladolid. Aún me quedan tres vueltas por hacer y espero que salgan bien”.

  • Alejandro Brendler: “Fue una carrera muy rápida y complicada, debido a las caídas y al fuerte ritmo que se impuso en los dos pasos por Paracuellos. En el segundo se estiró el pelotón y se cortó la carrera y luego, debido al viento, ya fue imposible volver a enlazar con el grupo de cabeza. A pesar de esto, todo el equipo hizo un gran trabajo, ya que el ritmo fue mucho más alto que el día anterior en el Campeonato de Madrid”.

  • Javier Fernández:La carrera se presentó un poco más dura todavía que el día anterior, debido al número de corredores y su mayor calidad. Se empezó a un ritmo muy fuerte y en los primeros kilómetros se produjo una caída masiva en la que me vi afectado junto con Aitor, pero sin daños para ambos. Nos tocó remar un par de kilómetros para coger al pelotón. Como era de esperar, en Paracuellos se rompió la carrera y yo aguanté en un segundo grupo en el que cada vez había menos efectivos. Aguanté en carrera hasta casi llegar al segundo paso por Paracuellos. En conclusión, fue un día muy duro en el que mis sensaciones no fueron del todo buenas”.

  • Jesús González (Director): “El balance es positivo, ya que seguimos sumando y aprendiendo. Las expectativas eran mayores que en 2016 y las cumplimos. De hecho, acabaron cuatro y clasificamos por equipos. La mala noticia fue que Fran Agea sigue gafado en Copa de España. Bien Otero y Sergio por llegar en el segundo grupo, lo mismo que Alejandro, que consiguió acabar una carrera muy dura. En general, estoy contento”.

  • Nacho Vecino (Director): “De salida se fue a un ritmo muy alto. La caída masiva no nos afectó y todos pasaron bien el primer tránsito por Paracuellos. Fue a partir del ecuador de la carrera cuando se hicieron los cortes por la velocidad y el calor. En el grupo de cabeza llegó Fran, que no pudo rematar tras caerse a poco de meta sin consecuencias graves. En el siguiente grupo llegaron Sergio y Otero, que realizaron una gran carrera. Alex entró a continuación en otro grupo, también con una buena actuación. Busti se retiró por tirones en la espalda al no llevar su bici. A Mario le atendieron en el ambulancia tras sufrir picaduras de avispa. Y Javi y Aitor quedaron cortados tras acusar el esfuerzo del día anterior y el calor. En general, me quedo con buen sabor de boca del equipo, pero faltó rematar”.

Fotos Germán Rodríguez

SALCHI MÁSTER: PODIOS DE GONZALO ZAMBRANO Y JULIO MARTÍNEZ EN EL TROFEO VIRGEN DEL CARMEN DE VALLECAS

Carrerón de Zambrano, que protegió con éxito el liderato de Zamorano y fue capaz de acabar 2º en su categoría de máster 30

El retorno al calendario doméstico por parte de los máster de Salchi fue satisfactorio. Las fechas vacacionales mermaron la presencia en número, pero la imagen y los resultados para nada, con un balance que se resume en una victoria, un podio y el mantenimiento del liderato del Trofeo FMC en el haber de Alberto Zamorano y de Julio Martínez. Si hay un nombre propio que sale una vez más reforzado de Vallecas es Gonzalo Zambrano. El del barrio de Hortaleza, ex-pro, volvió a darnos una lección de saber estar, trabajo en equipo y fiabilidad.

El objetivo era que Alberto Zamorano mantuviera una carrera más on el maillot Sural de líder, y Zambrano estuvo ahí, junto con sus compañeros, logrando que el de Aranjuez tuviera los menos sobresaltos posibles. A eso de las 11 de la mañana se celebró la segunda manga del Trofeo Virgen del Carmen en el barrio madrileño de Vallecas. Doce vueltas al circuito debían completar los participantes para acabar cubriendo 38 kilómetros, para nada planos, con el repecho tradicional de un trazado renovado pero harto conocido por todos.

Muchos ataques, pero con los nuestros siempre atentos. Diego ´Gallu´, Poveda, Tutor y Forníes buscaban colarse en los cortes, e incluso uno importante producido a mitad de carrera y que pudo haber prosperado si hay colaboración, tuvo en su seno a nuestros dos ´miuras´ Zamorano y Zambrano. Pero, lo que son las cosas, el corte definitivo a dos giros para el final pilló a todos ´en bragas´, con Javier Gutiérrez (Esteve) y Joaquín Calderón (ULB Sport Fluiters-PC Paloma) yéndose por delante y jugándose un triunfo que sonrió al primero.

Poco antes de sonar la campana de última vuelta Álvaro Tutor se fue al suelo (afortunadamente sin consecuencias) y Zambrano, que iba con él, logró esquivarlo, pero obligado a darse un calentón para volver a la cabeza del pelotón y disputar el sprint. En él Zamorano salió mal colocado de la última curva, perdiendo unos metros con respecto a su máximo rival en la lucha por el liderato, Fernando García-Abad (Ciclos Corredor). Sin embargo, Gonzalo logró superarle y quitarle unos puntos importantes para que nuestro corredor siguiera liderando la general.

Finalmente, Zambrano terminaba cuarto global y segundo máster 30 y Zamorano octavo y cuarto máster 30. Alfredo Poveda fue 39º (19º máster 30); Diego Sánchez 40º (9º sub 23) y Javier Forníes 44º (21º máster 30).

Julio Martínez Lorente, más líder en 60

En la primera manga, disputada sobre 10 vueltas para las categorías máster 40, 50 y 60, nuestros chicos estuvieron a la altura. La pena fue no pillar el corte tempranero que acabó decidiendo la carrera. Se marcharon por delante Javier García (Bobruc Oil) y Francisco Blázquez (CC Getafe) a las primeras de cambio y se jugaron la carrera (venció Javier) tras lograr rentas que llegaron a acercarse al minuto. A David ´El Vallecano´ le pilló justo en el momento en el que era neutralizado de un anterior ataque y no fue posible ya entrar. Javi López también lo intentó en los primeros compases, pero sin fortuna.

En el grupo principal que arribó a meta a 41″ de los fugados entraron Carlos Cubillo 13º (10º máster 40) y David García 19º (13º máster 40). Un poquito cortado en entró José D. Moreno, 27º (20º máster 40) a 1:05. En lo que se refiere a máster 50 la victoria estuvo una vez muy cara, con Jorge Casillas (Esteve) llevándose el ´gato al agua´. Un peleón Ignacio Pascual finalizó en un buen 7º puesto. Finalmente la mayor alegría la trajo Julio Martínez Lorente, que logró la victoria en su categoría de máster 60, batiendo al sprint a su máximo rival, Carlos Blázquez (CC Raví) y eso que llegó éste último a descolgarse, pero empalmó y no se lo puso fácil al de San Martín de la Vega.

DECLARACIONES

  • Gonzalo Zambrano: “Pudimos haber ganado, ya que Zamorano y yo íbamos muy bien, pero es difícil controlar una carrera como esta. Los dos estuvimos siempre atentos a los cortes e incluso nos metimos en uno a mitad de carrera que finalmente no cuajó. La clave fue cuando a dos vueltas arrancaron Gutiérrez y Calderón y nadie colaboró para anularles. Álvaro Tutor se fue al suelo a poco de entrar en la última vuelta. Menos mal que no fue grave. Logré esquivarlo y tuve que remontar posiciones desde mitad de paquete más o menos. Al final me faltó poco para ganar el sprint del paquete. Todo salió bien porque Zamo logró mantener el liderato”.

  • Julio Martínez Lorente: “Sigo de líder tras esta victoria. De salida se salió a fuego. Las dos primeras vueltas fueron terribles. Una caída en la segunda me afectó y, a pesar de volver a contactar con el grupo en la parte más dura, acabé por descolgarme. Estuve pendiente de mi rival, Carlos Blázquez. Lo que me llamó la atención es que se quedó antes que yo pero me alcanzó apenas en media vuelta y en muy poco tiempo. Ya en el sprint sabía que era más rápido que él y así fue. Respecto al nuevo circuito de Vallecas, tengo que decir que es más duro ahora que el anterior”.

  • Alberto Zamorano: “Fue una carrera en la que presumíamos que los elites iban a romper la armonía arrancando en el repecho y así fue. Hubo cuatro vueltas en las que trataron de provocar el corte ahí y yo me metí en ellos, pero luego no había colaboración. Yo estuve siguiendo la estela de Fernando, el de Ciclos Corredor que es el que más cerca tenía en la general de Madrid y chapeau para Zambrano, que estuvo a mi lado toda la carrera, preocupándose de mí y saliendo a los cortes que pudieran ser importantes. Al final se fueron los dos que llegaron a vuelta y media del final. En el sprint del grupo, como era una llegada un poco peligrosa, me puse en un sitio que no debí haberme colocado y entré en la curva primero, pero trazándola fatal. Salí algo clavado y me pasaron dos o tres. La suerte que Zambrano hizo segundo en máster 30 y le quitó puntos a Fernando que le hubieran servido para acercarse más a mí. Al final, pues cuarto”.

  • Miguel Ángel Fernández (Director): “En la primera manga, sobre los 40 decir que Javi López y David García estuvieron atentos a los ataques. El vallecano dio la casualidad de que cuando se hizo la fuga buena él salía de la anterior y no pudo cogerla y eso que tenía mucho gas. Javi lo intentó de salida y Cubillo estuvo muy bien, al igual que los demás. Respecto a los 50 Ignacio Pascual estuvo siempre luchador e hizo un carrerón. Y en los 60 Julito exhibiendo como siempre una visión de carrera como nadie, esperó al sprint para hacerse con el triunfo”.

    “Respecto a la carrera de los 30, Zambrano es un crack, un profesional como nadie, se deja la vida cuando le dices que hay que echar una mano. Es humilde y es un corredor de equipo. En la carrera estuvo pendiente siempre de Zamorano y en ningún momento dudó en decir que venía a ayudarle y a que su compañero saliera líder de esta carrera sí o sí, haciendo incluso al final segundo. Respecto a los demás, Zamorano hizo un carrerón, aunque de cara a meta yo hubiera actuado de otra manera. Pero no es fácil decidir ahora o nunca y le faltó algo de chispa en los últimos metros de cara al sprint. De todas maneras afianza el liderato y demuestra una vez más que tiene mucho gas. Alfredo Poveda estuvo muy luchador, Diego Sánchez también, estando delante metido en una fuga, y Álvaro Tutor en la última vuelta se fue al suelo. Una pena porque tenía mucho gas y podía haber lanzado de maravilla a Zamorano”.

Fotos Miguel A. Fernández y Carlos Cubillo

SALCHI-UC COSLADA: MARIO SAMPEDRO Y SERGIO OTERO LUCHARON SIN FORTUNA EL PODIO EN EL CAMPEONATO DE MADRID DE SANSE

El pradeño no pudo aguantar el ataque decisivo de su hermano Hugo y el de Alcalá terminó cuarto en la general de los madrileños

Al contrario que en 2016, el Campeonato de Madrid junior no tuvo final feliz para el Salchi-UC Coslada. Partíamos con la defensa del título autonómico logrado por Víctor Lorriaux hace un año y a pesar del trabajo y la lucha exhibida por el equipo cosladeño, no se pudo revalidar el logro y tampoco subir al podio. A este Gran Premio Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes se acudió con toda la artillería salvo las consabidas bajas de Juan Francisco Fernández y de Diego López.

Por el camino esperaban 80 kilómetros con un tremendo calor (siempre en torno a los 40ºC) y las dos ascensiones al consabido alto de Paracuellos que, una vez más, sería decisivo como juez de paz de la prueba. Los foráneos, esto es, Fran Agea y Aitor Rodríguez, partían con las instrucciones de Jesús González y Nacho Vecino de ayudar a sus compañeros en la consecución del título, orden que cumplieron ambos a rajatabla.

El equipo comenzó valiente y batallador, con Pablo Martínez saltando de buenas a primeras y marchándose en solitario durante varios kilómetros. Sin embargo, su aventura feneció a pie de Paracuellos, donde los nuestros aguantaban en el grupo principal, a excepción de Mario Díaz y del mencionado Pablo que cedían en sus rampas. Tampoco notaban buenas piernas Javi Rodríguez y Javi Fernández, que camino de Ajalvir y de Daganzo perdían el tren. El calor estaba haciendo de las suyas y Sergio González tambíén se descolgaba en una jornada que se estaba tornando realmente dura.

Por delante prosperó una fuga impulsada por Alberto Pérez (Plataforma Central), y en la que se metieron de forma progresiva Maties Gornals (Polartec), Bogdan Truscal (Giménez Ganga) y Fernando Navas (Sanse Rotor). Su renta rondó el minuto, pero en la segunda ascensión a Paracuellos se produjo el contraataque por detrás de otras cinco unidades con Hugo Sampedro (Polartec), Lorenzo Pardo (Giménez Ganga), Antonio Pereñíguez (Sanse Rotor) y nuestros chicos Mario Sampedro y Fran Agea. Habíamos conseguido meter a dos de los nuestros y las cosas pintaban bien cuando estos cinco se juntaban con los cuatro de cabeza.

Por detrás, veíamos a Rául Bustillo pasar un calvario por culpa de las averías, a Aitor Rodríguez, Alejandro Brendler y a Víctor Ramírez tener dificultades, mientras que Sergio Otero se mantenía en el grupo principal protegiendo las opciones de sus dos compañeros metidos en la fuga. Todo estaba saliendo bien, pero Hugo Sampedro tenía el día bueno y no iba a dejar escapar la oportunidad. Arrancó de nuevo en la subida posterior a Daganzo y su hermano Mario no pudo seguir la estela. Fran Agea, de buen grado, se quedó con él para echarle una mano y buscar enlazar en el descenso, pero fue imposible.

Peleando hasta el final nuestra suerte

La falta de agua la acusaron ambos, que veían como el pelotón principal les engullía tras transitar por Cobeña, mientras que delante Hugo Sampedro secundado por Gornals, controlaban a los otros fugados Pérez, Navas, Truscal y Pardo. Y ahí se acabó la historia, con Hugo llevándose la victoria en la línea de meta del recinto Ferial sansero. Por detrás, aún quedaba en juego el último puesto de podio del Campeonato de Madrid, con Gabriel Ochando (Sanse Rotor) adelantándose por muy poco a nuestro Sergio Otero.

En meta, el mejor de los nuestros era Fran Agea (12º) a 1:29 dentro del grupo principal. Otero hacía el 15º, Raúl Bustillo el 18º, Víctor Ramírez el 26º, Mario Sampedro el 32º, Aitor Rodríguez el 33º y Alejandro Brendler el 35º, todos ellos a ese 1:29 comentado. Por escuadras se sumó un discreto quinto puesto final. Así pues, no pudo ser, pero contentos porque se trabajó en equipo y se estuvo atentos siempre a los cortes.

Por otra parte y como dato curioso, por la mañana se corrió este pasado sábado una prueba de carácter social en Sanse, con el director del equipo Nacho Vecino logrando un meritorio segundo puesto.

DECLARACIONES

  • Mario Sampedro: Ver vídeo aquí

  • Sergio Otero: Ver vídeo aquí

  • Jesús González (Director): “Nos tocaba revalidar el título del año pasado conseguido por Lorriaux pero, siendo sensatos y con los resultados obtenidos hasta ahora, se veía difícil que pudiéramos obtener este resultado. Para ello íbamos a disponer de dos corredores foráneos del equipo para ayudar a conseguir este preciado título a cualquiera de nuestros ciclistas madrileños. Pero era necesario aguantar el fuerte ritmo de pondrían los equipos de fuera. Y así fue. Cuando el gran favorito a vigilar, Hugo Sampedro, atacó en Paracuellos, el equipo respondió perfectamente metiendo en ese corte a Mario y a Fran. Una lástima que Mario no pudiera aguantar ese fuerte ritmo poco después, quedándose con él Fran para ayudarle. Pero acabaron siendo absorbidos por el pelotón, sabiendo que en la fuga de delante marchaban dos corredores madrileños que se disputarían el Campeonato. Hay que decir que los chicos corrieron con muchísimo calor y luchando al máximo. Lo más positivo fue que terminaron siete corredores y que en el momento que se hizo la escapada buen estuvieron atentos”.

  • Nacho Vecino (Director): “Planteamos la carrera para ganar con Mario Sampedro y Sergio Otero. El equipo trabajó bastante bien, entrando en el corte bueno Mario y Fran, con el abulense trabajando para el pradeño. Pero Mario cedió ante el ritmo de su hermano que acabó ganando la carrera. Estoy contento por la labor del equipo, ya que trabajaron muy bien todos y aguantaron las altas temperaturas durante toda la carrera”.

Fotos Brenda Rodríguez, Yolanda Rodríguez, Luis Díaz, Manuel Otero, Nacho Vecino y Germán Rodríguez

Vídeos: Germán Rodríguez y Luis Díaz



MIS MOMENTOS CICLISTAS DEL AÑO: LA BRUTAL MEDALLA DE ALMUDENA MORALES EN ÁVILA

Ya dije en las redes sociales que pase lo que pase en 2017 el mejor momento e insuperable había sido la histórica plata lograda por el alicantino Felipe Orts en los Mundiales de ciclocross disputados en Luxemburgo el pasado mes de Enero. Pero la tarde del sábado 8 de Julio pasará también a formar parte de mis momentos ciclistas del año, gracias a un grupo de corredoras campeonas, madrileñas en edad aún infantil, que realizaron una carrera para enmarcar y que valió para que una de ellas se colgara la medalla de bronce en los Campeonatos de España de Escuelas disputados el pasado fin de semana en Ávila.

Almudena Morales, Noelia Ortiz, Elisabeth Hurtado y Laura Caballero fueron las cuatro ciclistas elegidas por el técnico de Escuelas de la FMC, Juan Ángel Martínez, para representar a Madrid en estos Campeonatos. Se hablaba en los corrillos que iba a ser difícil que fueran a lograr los hitos de sus predecesoras (Anguela, Horcajada, Parajón, San Román, etc), que el nivel no era tan alto como el de estas últimas mencionadas. Además, en las gymkanas disputadas ese sábado por la mañana, sus compañeros infantiles había logrado un fantástico doblete con el oro de Rubén Sánchez aderezado con el de por equipos.

Ellas, por el contrario, habían realizado una gymkana para olvidar. De 57 participantes, la mejor había sido Noelia, la 39ª; Almudena la 42ª; Laura la 49ª; y Elisabeth la 56ª. En la comida, que compartieron con sus compañeros sonrientes con el trofeo y con un Rubén felizmente vestido de rojigualda (puto crack), las chicas no parecían estar desilusionadas. Pero tampoco es que estuvieran para fiestas. “Están picadas”, me dice en petit comité Juan Ángel. Por la tarde tocaba ´revancha´ y no era cuestión de marcharse de Ávila con la cabeza gacha.

Cuando el reloj caminaba hacia las 6 y media de la tarde, el calor castellano amainaba y el cielo amenazaba con nublarse. La parrilla de salida de la categoría infantil se estaba configurando, con las catalanas colocadas en primera línea y las nuestras inmediatamente después. Últimas instrucciones de Juan Ángel hacia las cuatro. Pero no en plan marcial, sino en su estilo, arropando y dándoles ánimos (es un tío al que no me imagino echándole la bronca a nadie). Me sitúo con la cámara perpendicular a ellas. Mientras les hago fotos sonríen, pero una vez que termino el rictus en sus rostros cambia.

Tensión y mala hostia, sobre todo en la cara de Noelia Ortiz. Los ojos más bonitos del ciclismo femenino madrileño piden guerra. Las gafas ocultan la mirada de Elisabeth y de Laura, mientras que Almudena, siempre seria, parece que no quiere saber nada de nadie. Lógico. Un padre de una corredora de otra selección no hace más que calentarle la oreja a su hija. La contestación de ella no tarda en llegar: “Cállate un mes”. Señor@s. ¡Que son niñ@s, y aquí vienen a divertirse. Esto no es el Tour de Francia ni el Real Madrid!

Un sprint que vale una medalla, el orgullo de todo un equipo

Cuando dan la salida nos ponemos nerviosos en el cuerpo técnico, como en cualquier carrera, sea de la categoría que sea. Siete vueltas deben dar las corredoras al circuito y desde el primer momento las madrileñas se sitúan en la parte delantera. Impresiona el desparpajo de Noelia, controlando en todo momento los movimientos de las rivales. Está con ganas, se mueve con rabia y se nota a mil leguas. Almudena siempre agazapada, procura no bajar de la décima posición y gastos, los justos. No quiere que le dé el aire en el ´gepeto´ ni en pintura. Elisabeth trabaja siempre tratando de no perder posiciones, y Laura no quiere andar a la zaga de sus compañeras y pelea en vanguardia.

El ritmo aumenta en cada giro, sobre todo a tres del final, cuando Elisabeth trata de mover la carrera pero la rematan la catalana Sara Méndez y la valenciana Ainara Albert. Ambas protagonizan el corte bueno y Eli no puede seguir la estela de ambas. Noelia ve el peligro y trabaja delante. Pero se les ha escapado el tren del oro… ¡Maldita sea! Ainara, que es un portento físico y apunta a ser una de las dominadoras del ciclismo nacional en el futuro, y Sara abren un hueco y acaban jugándose un rojigualda que abraza finalmente a la catalana. Por detrás el pelotón busca el bronce a un ritmo endiablado, con Laura y Elisabeth teniendo problemas para mantenerse en el grupo de cabeza cada vez más selecto.

Noelia hace un último esfuerzo en la recta de contrameta. Había que buscar que Almudena estuviera situada lo mejor posible. Está tan fuerte que incluso tras la paliza que se da, lograr entrar en el primer grupo de las elegidas. Su esfuerzo no va a ser inútil. En la recta final y por la derecha, Almudena Morales lanza un brutal sprint que saca de rueda a todas sus rivales y logra un fantástico e inesperado bronce cuando todo estaba perdido. Cuando nadie daba un duro por ellas. A lo Óscar Freire, con autoridad y con sus rivales exhibiendo caras de agonía tras poner el corazón a mil por hora.

Salto de alegría y grito “síiiii, ¡joder qué grande!”, al mismo tiempo que su familia y la gente de su equipo, la UC Fuenlabrada. Es la quinta medalla para la Comunidad de Madrid. Juan Ángel abraza a su corredora pero no tarda en acudir hacia las otras tres. Noelia entra delante también y sabe que su trabajo no ha sido en vano. En el segundo grupo llega Elisabeth que ha hecho un carrerón, atacando y desgastando a las rivales. Pero la emoción es mayor cuando entra Laura. Los tirones en los gemelos la hacen llegar cortada, y las lágrimas se le saltan una vez que cruza la meta. Su seleccionador acude presto a consolarla y a decirle que su carrera no ha sido baldía, que Almudena es bronce y que, al igual que los infantiles chicos, han tenido premio merecido, pudiendo volver a Madrid satisfechas y con la cabeza bien alta. Sí Laura, Misión Cumplida.

Fotos FMC

SALCHI-UC COSLADA: RETORNO A LA COMPETICIÓN CON FRAN AGEA GANANDO LA MONTAÑA EN BURGOS

Aceptable actuación del equipo que ya mira hacia uno de los objetivos clave de la temporada: El Campeonato de Madrid de San Sebastián de los Reyes

Tras casi dos semanas de parón los cosladeños regresaron a la competición este domingo en Burgos. El paso por la Vuelta a Besaya ya dio señales de la necesidad de parar y tomar aire y en el XXXVII Trofeo Junior Ibercaja volvieron con ganas y, afortunadamente, pisando podio gracias a su jefe de filas Francisco Javier Agea. En la prueba burgalesa Jesús González y Nacho Vecino contaron con nueve corredores, tras la baja a última hora por motivos familiares de Diego López.

Por el camino esperaban 96,2 kilómetros con buena climatología y algo de viento, y las subidas puntuables de Iglesias y La Herradura bajo la buena organización del CDC Burgalés. A pesar de coincidir la disputa de esta carrera con la prestigiosa Vuelta a Vizcaya (Bizkaiko Itzulia), la participación fue buena y de calidad, y el recorrido perfecto para la batalla. La salida real incluso se dio en un tramo que picaba para arriba.

El equipo estuvo atento a los movimientos, a pesar de que en el kilómetro 15 ya se empezaba a quedar gente detrás, entre ellos nuestro Mario Díaz. Se formó en estos primeros compases una fuga de cinco unidades entre los que se metió un atento Raúl Bustillo. Lo curioso fue que el de Majadahonda se quedó cortado justo cuando se puso a comer. Le entró aire y se le fue la estela de los compañeros de la escapada. Al percatarse de ello Jesús mandó atacar por detrás (muy activo Aitor Rodríguez) y acabaron neutralizando a pie del primer puerto a todos.

Mientras Pablo Martínez cedía, en la cima del alto de Iglesias, subida bastante tendida, Fran Agea pasaba primero y nos daba la primera alegría del día. Tras el correspondiente descenso proliferaron los intentos de fuga, cristalizando una de diez corredores entre los que se metió Sergio Otero. Nuestros chicos permanecían atentos y la cosa iba bien hasta ese momento. Sin embargo, en el pelotón no se andaron con contemplaciones y tiraron para echarla abajo. Durante la ascensión al alto de La Herradura, Otero cedió, pero alguno de la fuga logró aún pasar primero por su cima, caso de Jorge Galindo (Fundación V. Sastre).

Y ahí vino el desajuste de los nuestros. Diez corredores se fueron por delante, Fran atrás con otro corredor hacía de puente, y luego más pelotones que se fueron reagrupando en el descenso. Cinco unidades cogieron a Fran y acabaron llegando al grupo de cabeza. Pero sólo uno de los nuestros delante y el resto de equipos importantes con dos y hasta cuatro representantes. Además, el de Navaluenga llegó muy justo de fuerzas al embalaje final tras haber trabajado en la caza desde muchos kilómetros antes. Igor Molina (Arte en Tránsfer) se imponía en la meta de Burgos y Agea terminaba octavo, asegurándose el triunfo en la general de la montaña por el puestómetro.

Por detrás, Sergio González saltaba del pelotón buscando una buena clasificación a 8 kilómetros de meta, secundado por su compañero Mario Sampedro y Alberto Pérez (Plataforma Central Iberum), pero fueron cazados a apenas 200 metros de meta. En el grupo principal, que arribaba a 47″, entraban Raúl Bustillo (17º), Aitor Rodríguez (20º), Mario Sampedro (27º) y Sergio Otero (33º). Algo cortado, a 56″ entraba Sergio González, mientras que Víctor Ramírez (64º) y Pablo Martínez (66º) lo hacían fuera de control, el primero con problemas estomacales hasta el detalle de vomitar sobre la bicicleta. Por escuadras el Salchi-UC Coslada finalizaba en un discreto cuarto puesto.

DECLARACIONES

  • Francisco Javier Agea: “Estoy contento con la carrera, ya que venía de dos semanas de descanso y simplemente quería probarme de cara a las próximas pruebas. En general, estoy satisfecho por las sensaciones que noté en Burgos”.

  • Aitor Rodríguez: “Ha sido una carrera muy rápida, en la que ha costado mucho que se hiciese la fuga. A falta de 20 kilómetros se fueron 17 por delante y ahí consiguió meterse Fran. Por mi parte me encontré genial, atacando en el primer puerto y pasando entre los diez primeros”.

  • Jesús González (director): “En principio estoy contento con el trabajo del equipo. Vi muy bien a Aitor, que atacó en el primer puerto, lo mismo que a Sergio González, que estuvo muy activo en la parte final. Fran, como siempre, el único en meterse en el corte bueno. Pero estoy un poco decepcionado porque al final se nos escapó la fuga buena y no metimos a nadie inicialmente. Sólo Fran pudo entrar luego y el esfuerzo lo pagó en el sprint. Yo esperaba que en ese grupo hubiera al menos dos de los nuestros. En resumen, contento con el trabajo, pero faltó rematar”.

  • Nacho Vecino (director): “Sobre el papel éramos el equipo más fuerte de la carrera. La controlamos metiendo a los chicos en todos los cortes y con Bustillo escapado bastantes kilómetros. El fallo vino cuando a 10 kilómetros de meta se produjo un corte bajando de unos diez corredores y no metimos a nadie. Por detrás se dio cuenta Fran y en otro corte de cinco logró empalmar delante. En el sprint final él ya estaba cansado y sólo pudo ser octavo, aunque ganó la montaña, que era uno de sus objetivos. La actitud del equipo me gustó mucho, especialmente de Aitor, Sergio, Otero, Bustillo y Sampedro, entrando en todos los cortes. Pero les ha faltado meterse en el último. Espero que de esta experiencia aprendan y en futuras carreras estén más atentos para poder rematar bien”.

Fotos Brenda Rodríguez, Nacho Vecino y Luis Diaz

Vídeos: Luis Díaz



SALCHI MÁSTER: EL EQUIPO PELEÓ HASTA EL FINAL EN CANTIMPALOS Y ARÉVALO, PERO SIN PREMIO

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A falta de carreras en nuestro calendario de la Comunidad de Madrid, los cosladeños optaron por descansar o bien competir en las pruebas de Castilla y León. Así varios de ellos tomaron parte el sábado en una de las citas más conocidas dentro del mundillo máster como es la de Cantimpalos (Segovia), mientras que ayer tuvieron otra en Arévalo (Ávila), coincidiendo con las fiestas patronales de esta localidad.

A Cantimpalos se desplazaron finalmente el patrón, Iván Martínez, acompañado de Andrés Tomás Flor, Gonzalo Zambrano, Diego Sánchez ´Gallu´ y Alfredo Poveda. Esta II Vuelta a las Pironas constó de 100 kilómetros, en el que había que dar dos giros a un circuito interurbano de 50, donde la parte más selectiva estaba a mitad de trayecto, en la zona de los puentes del río Pirón y del río Polendos. Tomaron la salida unos 60 corredores con predominio de los equipos del Cartucho.es-Magro y del Bicis Esteve.

No hubo ni victoria ni podio, pero el equipo tuvo presencia en una carrera muy dura a la vez que bonita, con Zambrano metiéndose en el corte bueno de una decena de corredores y sus compañeros detrás cubriéndole las espaldas y atentos a cualquier acción de contraataque. En esa escapada Cartucho y Esteve llevaron la voz cantante, saliéndose con la suya los segundos gracias a Víctor Castro, que se impuso a Rubén Calle (Cartucho.es-Magro) en el sprint tras romperse la armonía en la fuga. Gonzalo finalizaba noveno a 21″ de Castro y quinto en su categoría de máster 30.

El grupo principal arribaba a la meta de Cantimpalos a 2:56 encabezado por Iván Martínez, que terminaba 21º y noveno en máster 30. Dentro de ese paquete hacía su entrada también Diego Sánchez 24º (13º elite-sub 23). Por su parte, Andrés Tomás Flor era 39º (21º máster 30) a 3:07, y Alfredo Poveda 48º (27º máster 30) a 11:16. Señalar que Zambrano fue primero en el alto de montaña del km 30 y tercero en el del kilómetro 60, clasificándose segundo en esta clasificación secundaria.

El calor y la velocidad condenaron a los nuestros en Árevalo

Con la baja a última hora de Iván Martínez y de Álvaro Tutor, el equipo Salchi acudió ayer al LXVII Trofeo de Ferias y Fiestas de Arévalo con Andrés Tomás Flor y Javier Ros. Les esperaba un recorrido de 143 kilómetros engañoso y complicado, desarrollado hasta tres circuitos. La clave fue el intenso calor vivido ayer en tierras abulenses unido al ritmo infernal que se llevó desde el inicio, con una media superior a los 41,5 kms/h.

´Flower´ y Javi lo dieron todo, pelearon y se dejaron la piel, pero la carrera fue muy dura, y ambos, cuando circulaban en una grupeta de 15 unidades perseguidora de los de cabeza, fueron obligados a retirarse a falta de menos de 20 kilómetros para el final.