BOBRUC OIL: TEST POSITIVO DE MARCOS MORAL Y RAÚL MADRIGAL EN LOS BTT DE TOLEDO Y COLMENAR DEL ARROYO

La bici de montaña fue la protagonista de la actividad competitiva este pasado fin de semana para el Bobruc Oil. Por la indisposición a última hora de Borja Bergareche, fueron Raúl Madrigal y Marcos Moral los que defendieron el maillot del equipo en las pruebas de Colmenar del Arroyo y Toledo, respectivamente. Y el bagaje cosechado por ambos fue positivo, a pesar de no subir al cajón en ningún caso, pero metidos siempre dentro del top en sus respectivas categorías.

El parque Fuente del Moro de la capital imperial toledana acogió en la mañana del domingo la segunda prueba puntuable de la Supercup Uves Bikes XCO. Tradicional recorrido técnico y exigente en los casi 7 kilómetros de cuerda que vieron a Marcos Moral con mejores sensaciones físicas que siete días antes en Villa del Prado. La inactividad y el inicio de temporada aún pesan en las piernas de ´Bufalín´, pero el 5º puesto final, a 5:49 del ganador Sergio Hernández, se puede considerar bueno para él:

“De salida me he colocado bien, entrando en el primer sendero séptimo – detalla Moral-. Me ha costado mucho entrar en carrera porque no calenté bien. A partir de ahí fui de menos a más, cada vuelta mejor y marcando mejor tiempo en la tercera. Pero en la cuarta me han empezado a molestar las lumbares, eso sí, ya nada que ver al domingo pasado. Finalmente quinto en meta”.

El que retornaba a la competición en este ejercicio 2019 era Raúl Madrigal. Y lo hizo escogiendo un escenario bastante exigente para ello, como fue la tercera manga del Circuito MTB Ghost Challenge en la localidad madrileña de Colmenar del Arroyo. Nuestro protagonista afrontó los 71 kilómetros de la manga maratón con ganas, pero con la incertidumbre de no conocer su estado real de forma en los 1.200 metros de desnivel que era el principal reto.

Finalmente Raúl cubrió el recorrido en 3 horas 28 minutos y 3 segundos, en el puesto 105º de 500 inscritos, y terminando 10º en su categoría de máster 50, a 29:29 del vencedor Pedro Izquierdo. No está nada mal para ser el primer calentón del año. Horas después comentaba que “ha estado muy bien el recorrido, duro pero poco técnico. Me ha tocado sufrir (ríe), pero con buenas sensaciones. Siendo mi primera carrera de la temporada no tenía ni idea del ritmo al que debía ir, pero lo bueno es que he acabado bien”.

Estamos seguros que a ambos les irá mucho mejor en las próximas carreras.

Anuncios

BOBRUC OIL: FELIZ REGRESO AL PODIO DE BORJA BERGARECHE EN LA MARCHA DEL COCIDO

Llevaba sin competir desde que se proclamó nuevamente campeón de España de ciclocross en Pontevedra. Una vez vestido de rojigualda, Borja Bergareche se sometió a una necesaria intervención quirúrgica que le tuvo estas últimas semanas inactivo, pero con el final feliz de reaparecer este pasado domingo en la VI Marcha del Cocido de Quijorna. Además, compitiendo con la compañía de su mujer, todo un orgullo para el bilbaíno.

Regreso satisfactorio moderado, porque se clasificó 2º en la categoría de máster 50+ y 26º absoluto. Le batió Emiliano Prado en esta ocasión, entrando a poco más de cinco minutos, prueba aún de que Borja no está para nada en su mejor estado de forma, obviamente. Marcó un tiempo de 2:25:40 para completar los 50 kilómetros previstos. “Estoy muy verde y he sufrido como un cosaco -reconoce-. Siendo sincero, el recorrido era muy duro, pero no había mucho nivel y finalmente he terminado segundo en mi categoría, que era la de 50. Además, contento porque mi mujer ha corrido en la marcha corta de 30 kilómetros y ha quedado 5ª en su categoría de 50″.

La fortuna, por contra, no estuvo del lado del resto de nuestros chicos. Problemas físicos, averías y otras circunstancias impidieron brillar a Miguel Ángel González, Carlos Pacios y Marcos Moral, estos dos últimos debutando en competición en 2019.

Pacios tomó parte el sábado en la XI Klásika Máster en Llodio, primer asalto de la III Challenge Alavesa. Fueron 78 kilómetros que quedaron marcados por una fuga tempranera de una docena de corredores donde el berciano no pudo colarse. Pero también por ser la primera carrera de la temporada, con la gente con muchas ganas y los nervios a flor de piel. “No me fue muy bien. Llegó finalmente una escapada que no la vi. Había mucha gente, muchos nervios y caídas. Me tocó trabajar por la mañana y por poco no llego a la salida. No estoy contento”, comenta Carlos. Finalmente, entró en meta dentro del paquete a algo más de un minuto, clasificándose 22º en su categoría de máster 40.

Quien completó su segunda competición del presente ejercicio fue Miguel Ángel González. Fue de la partida en el Tº Ciudad de Manacor, donde en 97 kilómetros había que afrontar hasta en tres ocasiones el ascenso alto de Hospitalet de Calas. Todo se torció para Tattoo a las primeras de cambio por unos enganchones y las consecuentes incidencias mecánicas que le dejaron sin ninguna opción como nos cuenta: “A los 7 kilómetros de carrera, con muchas categorías mezcladas y los jóvenes muy nerviosos, hubo un enganchón delante de mí.Yo sufrí una salida de cadena, paré para meterla, pero luego se vio que se metió una piedra entre los eslabones y me saltaba. Me tuve que volver a parar, y el tren finalmente se me fue. Encima luego me pegué un calentón hasta casa por el viento en contra que no veas”. Puesto final, 72º a 2:43 del vencedor.

No hubo tampoco fortuna en su regreso para Marcos Moral. Tras sus nupcias del pasado mes de Octubre, ´Bufalín´ volvió a la competición en BTT, aprovechando la disputa en Villa del Prado de la primera puntuable de la Supercup Uves Bikes. Sin embargo, la inactividad y fuertes dolores en los lumbares acabaron por obligarle a la retirada cuando circulaba 6º en su categoría de máster 30. De todas maneras, esto no ha hecho más que empezar y seguro que todos ellos se resarcirán en las próximas carreras.

Fotos Marta Barberá, Tattoo y Ane Bizimartxak

BOBRUC OIL: MIGUEL ÁNGEL GONZÁLEZ ARRANCÓ SU TEMPORADA EN EL OPEN DE BTT XCO DE BALEARES

Tras los éxitos logrados por Borja Bergareche y José Simaes en los Campeonatos de España de ciclocross, la actividad ciclista del Bobruc Oil se reanudó el pasado domingo 27 de Enero. Miguel Ángel González inició su temporada debutando con la bici de ruedas gordas en la primera puntuable del Open de BTT XCO de Islas Baleares. El I XCO The Ponent Gambers se disputó en la localidad de Paguera, en Mallorca, y se preparó para la ocasión un circuito muy técnico de 4.800 metros con un desnivel positivo de 280 metros.

“Tattoo” realizó una buena carrera, chequeando sensaciones de cara a las pruebas de ruta, su principal objetivo. Tras los tres giros previstos, se clasificó en meta en 12º lugar, a poco más de ocho minutos del dominador del día, Marcello Lumina (Ciutadella).

“Para mí ha sido una carrera preparatoria para el grueso de la temporada, ya que dentro de dos semanas será cuando empiece lo bueno -aclara González-. El circuito era muy técnico y mis sensaciones han sido bastante buenas. Ha habido mucho nivel y el recorrido era bastante exigente. La verdad es que no salí a disputarla, pero disfruté como un niño pequeño. No arriesgué para evitar comprometer la temporada. El BTT es un complemento para carretera y no lo disputo a muerte, pero nunca descarto nada”.

Como decíamos antes, será dentro de dos semanas cuando arranque su participación en las pruebas de carretera del archipiélago balear.

BOBRUC OIL: BERGARECHE ORO Y SIMAES BRONCE, FINAL DE ENSUEÑO EN LOS CAMPEONATOS DE ESPAÑA DE CICLOCROSS DE PONTEVEDRA

Final feliz. La temporada de ciclocross 2018-19 echó el telón para nuestro equipo el pasado sábado en Pontevedra. Era la gran cita de los Campeonatos de España, el examen final que te da y te quita todo. Una reválida. Pero Borja Bergareche y José Simaes, pasara lo que pasara, no debían demostrar nada. Ya su palmarés es excelso y prácticamente inigualable, donde una victoria más o menos no importa. Lo que pasa es que son dos grandes campeones, con ambición sana de querer superarse y no iban a dejar pasar la oportunidad de hacerlo en tierras gallegas.

Así que los chicos, ambos asistidos por un Fernando Hernando imprescindible para allanar el camino a los dos cracks, acudieron a Pontevedra a por las medallas, y regresaron horas después con el objetivo cumplido. Quinto título de campeón de España de ciclocross para el bilbaíno; 22ª medalla global, primera de bronce para el estradense, que disputaba su última carrera de una brillante trayectoria, y encima en casa, donde empezó a competir desde muy joven.

El circuito preparado para la ocasión en la Isla de las Esculturas era bastante plano y muy rápido, ideal para un Borja Bergareche que ha sabido superar una pequeña crisis física que le mermó mucho en Diciembre. Ya en Tarancón hace quince días mostró mejoría, y en Pontevedra se marcó una carrea muy sólida, no dio opción a sus rivales, e incluso superó con solvencia a varios máster 60. Quinto entorchado nacional para Borja, que compitió con el integral de campeón continental: Lo primero que quiero es recordar a mi preparador Javier Fernández Alba y a su equipo porque han tenido mucho que ver en este éxito -señala-. Lo pasé muy mal físicamente en las últimas carreras al no poder entrenar, y necesitaba notarme de nuevo en forma. Hoy no tocaba pelear con los 60 sino ser campeón de España, aunque sinceramente si sólo hubiera categoría de 60 pienso que hubiera hecho podio porque en todo momento me he encontrado muy bien y he podido regular. Además, absoluta felicidad por haber sido campeón de Europa y lograr el mismo número de éxitos que Miguel Induráin con sus Tours.

La única espina para Bergareche sigue siendo el Campeonato del Mundo. ¿El Mundial asignatura pendiente? Sí, pero tengo que ser realista. Si el circuito sigue siendo el mismo tengo pocas posibilidades, pero si fuera diferente creo que podría conseguirlo. También quería recordar a Fernando Hernando, que es el mejor director, amigo y compañero. Es una maravilla cómo nos cuida. Y terminar hablando de Germán Rodríguez, una persona fundamental para el ciclocross en Madrid y en España”, concluye.

Simaes, un adiós por todo lo alto

El destino ha querido que una magnífica persona como José Simaes pudiera despedirse de la afición al ciclocross de este país en su tierra chica, en Galicia. En Pontevedra. Precisamente en la misma localidad donde disputó su primera competición hace ya 70 años. Allí estaba su familia para arroparle y allí vieron a un campeón colgarse su última medalla en unos Nacionales y en su última carrera. No pudo evitar emocionarse en un podio ni abrazarse a su gran amigo Borja Bergareche. Ya lo de menos era la carrera, que fue muy dura y en la que peleó con el madrileño Julio Martínez Lorente hasta el final.

Rival con el que ha tenido decenas de duelos en los últimos años, sólo al sprint pudo el de San Martín de la Vega arrebatarle la plata. Pero daba igual. Se marchaba de la competición como le gusta a él, sin bajarse del cajón: “Tengo 12 medallas de oro y 9 de plata en todas las disciplinas y no tenía aún ningún bronce. Conseguir una en mi último Campeonato de España de ciclocross en mi tierra pues es para mí una satisfacción y me he emocionado mucho, así que no puedo pedir más -se sincera-. Ha sido una carrera muy dura con Julio Martínez. Me hubiera gustado ser subcampeón de España como cuando empecé en 2002 en Durana, pero estoy satisfecho con este bronce y estoy muy agradecido a mi equipo el Bobruc Oil por el apoyo que me ha estado ofreciendo durante las temporadas que llevo en él.

Razones obvias para dejar la competición hay: Lo de retirarme es porque no reconocen aún aquí la categoría máster 70 y pelear con los 60 ya me cuesta, así prefiero dedicarme a hacer deporte pero de una manera más tranquila. Muchas gracias a mi equipo y a mi hermano pequeño Germán Rodríguez, al que aprecio mucho”.

Quítense el sombrero señores ante estos dos campeones como ciclistas, pero más como personas. Pontevedra les esperaba para la gloria y ellos, una vez más, no decepcionaron.

Álbum de fotos aquí

Fotos Marga García Revilla, Fernando Hernando y Germán Rodríguez

BOBRUC OIL: EL EQUIPO CIERRA 2018 SIN BAJARSE DEL PODIO TRAS SU PASO POR EL CICLOCROSS DE TARANCÓN

El entorno de la ermita de Riánsares, a 7 kilómetros de Tarancón (Cuenca) acogió este domingo el Campeonato de Castilla-La Mancha, última carrera del año para el Bobruc Oil. El conjunto madrileño acabó el ejercicio ciclista 2018 sin bajarse del cajón, ya que hasta en dos ocasiones los chicos de Fernando Hernando se auparon a él en una mañana fría pero con el sol por todo lo alto, y sobre un circuito espectacular de 3.400 metros, muy completo e ideal para grandes citas con el ciclocross.

Borja Bergareche se reencontró con el triunfo tras una carrera prácticamente perfecta. El bilbaíno hizo una salida tremenda, logrando una ventaja muy suculenta durante una primera vuelta que se antojó clave para superar a su principal rival y amigo Juan Antonio González-Berenguer (Valdecross Team). Bergareche fue acumulando segundos de renta que éste no pudo enjugar, para acabar venciendo en meta con 1:23 de diferencia. Mucha moral de cara a la cita clave de la temporada ciclocrossista en Pontevedra: “Siempre es bonito volver a lo má alto del podio, y además con buenas sensaciones en un circuito muy bonito y duro -comenta, satisfecho-. El recorrido era ideal si te encontrabas fuerte, como esta vez así ha sido. Sabía que mi estado de forma había mejorado y mi objetivo era ganar y lo he conseguido. Voy a seguir entrenando fuerte y a darle guerra a mis rivales en Pontevedra. Estamos en forma y preparado para los Campeonatos de España”.

En esta misma manga tomó parte José Simaes, que no tuvo nunca buenas sensaciones, posiblemente debido a un mal día físico o a la acumulación de carreras durante la temporada. El de Villaviciosa de Odón finalizó 8º global, pero con el detalle de la organización, el CD Training Zone Tarancón, de entregarle el trofeo como primer máster 70. Sobre la carrera opinaba que “el circuito de Tarancón me pareció técnico y exigente en una mañana fría, pero que con el sol se hizo más agradable. Tuve malas sensaciones, no sé si por el cansancio acumulado de competir todos los fines de semana desde Octubre, porque no le veo otra explicación. Imagino que es que con casi 70 años no se recupera uno igual que cuando se es más joven”.

Además, añadía que “quiero agradecer a la organización el detalle de incluir un trofeo para el primer máster 70. Y hablando de agradecimientos, ahora que terminó la Copa de Madrid, quiero agradecer públicamente a los organizadores que incluyeron un trofeo para el primero en esta categoría, a saber, Mejorada del Campo, Parla, Los Molinos, Boadilla del Monte, Coslada, Navalafuente y El Escorial. La verdad, es que me emociona ver lo que me aprecia la gente. Ya sólo me queda el Campeonato de España y espero recuperarme para el mismo”.

Por otro lado Fran Fernández corrió en Tarancón su última carrera de la temporada de ciclocross y la última con los colores de Bobruc Oil. El madrileño se vio claramente perjudicado por problemas en el cambio, que le obligaron a pasar por el control, cambiar de bici y finalizar más atrás de lo previsto, 13º, a 4:51 del ganador, Fernando García-Abad (Ciclos Corredor). “Mañana muy fría, en un circuito increíble, perfecto, muy ancho y que tiene de todo, de los mejores en que he corrido. Salí tranquilo, pero cuando llevaba un vuelta me volvió a fallar el cambio que había arreglado tras romper en Alalpardo -explica-. Tuve que aflojar el ritmo hasta box, cambiar de bici y hacer lo que pude luego hasta meta. Me divertí muchísimo en mi última carrera de ciclocross esta temporada. También última de una etapa de 10 años al lado de gente maravillosa con la que tengo una gran amistad y la misma pasión por la bici. Ha sido un placer coincidir en la vida con buena gente, noble y humilde, con la que he disfrutado muchos años y compartido muchos momentos inolvidables”, concluye.

La temporada de ciclocross llega a su fin los próximos días 11, 12 y 13 de Enero en Pontevedra con los Campeonatos de España, donde tanto Borja como José tratarán de reeditar el doblete conseguido en la edición anterior en Legazpi (Guipúzcoa) en su categoría de máster 65.

Fotos Marga García Revilla y Fran Fernández

BOBRUC OIL: DOS NUEVOS PODIOS DEL EQUIPO EN LA CLAUSURA DE LA COPA DE MADRID DE CICLOCROSS EN EL ESCORIAL

La Copa de Madrid de ciclocross echó el telón el pasado domingo en El Escorial y el Bobruc Oil no faltó una vez más a su cita con el podio en el torneo madrileño. El circuito del parque de La Manguilla fue prolífico para los amarillos, dirigidos por Fernando Hernando, que vieron a Borja Bergareche y José Simaes auparse al podio tras ser segundo en máster 60 el primero y mejor máster 70 el segundo. Mañana bastante fría pero con el sol en todo lo alto y un recorrido renovado por parte del CC Escurialense.

En la manga de los máster 60, Borja Bergareche hizo una de sus explosivas salidas de siempre, rodando en cabeza desde el principio, pero esta vez sin venirse abajo a pesar de que Juan Antonio González-Berenguer le acabó cogiendo, como otras veces durante esta temporada. El de Valdecross Team se marchó en solitario, pero el bilbaíno no anduvo lejos de su ex-compañero de equipo y buen amigo Juanan (a 23″ solo): “El año pasado no participé en esta carrera pero en los anteriores sí. He visto el circuito bastante mejorado, habiendo terreno para todos y gustándome bastante -detalla Borja-. Aunque aún estoy muy lejos de mi mejor forma, tras seguir los consejos de mi preparador y haber podido entrenar un poco, claramente he notado mejoría. De hecho en la última vuelta, si no me caigo por arriesgar en el banco de arena, creo que hubiera llegado a unos 10-15″ de Juan Antonio. Estoy muy motivado e ilusionado, al estar ahora más tranquilo en el trabajo, con muchas ganas de entrenar fuerte de aquí al Campeonato de España y llegar allí lo más preparado posible. Me apetece mucho darles guerra a los máster 60 y ponerles las cosas difíciles”.

Por su parte, José Simaes hizo “su” carrera, sabedor de que lo único que le queda por hacer esta campañaa ciclocrossista es buscar un nuevo podio en los Nacionales de Pontevedra en menos de tres semanas. El de Villaviciosa de Odón realizó un buen entreno competitivo, acabando 4º a 2:58 de González-Berenguer. Tras la ceremonia de podio comentaba que “el circuito de El Escorial me pareció técnico y duro. En años anteriores estaba bien, pero esta vez lo han mejorado. Tuve buenas sensaciones a pesar del frío al correr a las 9 de la mañana. Además, excelente detalle con esa placa dedicada con mi nombre. Fue muy emocionante recibirla de manos de Sergio Esteban. Muchísimas gracias por este gesto”. Bergareche acaba la Copa de Madrid en tercer lugar mientras que Simaes lo hace en cuarto puesto.

En la manga de los máster 30 Fran Fernández vivió por fin una carrera tranquila en mucho tiempo. El mal fario en forma de problemas mecánicos y caídas brilló por su ausencia y pudo finalmente terminar 14º en meta, a 3:04 del ganador, Israel Chica. “El circuito era técnico y divertido, aunque con tanto espacio que tienen podían haber puesto más zonas de pedalear. Salí tranquilo y fui regulando para acabar el 14 -cuenta-. No arriesgué ni cometí ningún fallo, tampoco me caí ni rompí nada esta vez, que últimamente siempre tenía algún percance. Así que estoy contento y con pena por el final de la Copa de Madrid. ¡Y es que el ciclocross es nuestra droga”. Fran finaliza el torneo en 15º puesto.

A toda velocidad en la dura carrera del Pavo de Colmenar Viejo

Al día siguiente de la prueba escurialense tuvo lugar la última carrera ciclista del calendario de la Comunidad de Madrid 2018. La Carrera del Pavo de Colmenar Viejo vio en liza a dos corredores del Bobruc Oil que lo dieron todo y fueron protagonistas a lo largo de la mañana. El tradicional circuito de tres kilómetros con un final exigente en el repecho de la plaza de Toros hizo vivir dos mangas selectivas con victorias en solitario en ambas.

En la primera de ellas, con los máster 40, 50 y 60 y féminas elites en acción, se vio a un Stéphane Mateos muy activo a lo largo de las diez vueltas que había que dar al circuito. El abulense estuvo metido en la pelea por el podio en su categoría de 40, obteniendo un meritorio 5º puesto a 1:23 del vencedor, Carlos Alberto Sendín. Horas después resumía su paso por esta exigente carrera: “La de Colmenar es una de las carreras más duras y bonitas que conozco. Salimos como siempre, a tope, pero todo controlado por los favoritos desde la primera vuelta. En la tercera Sendín decidió arrancar en el repecho de la plaza de toros, llevándose con él a cinco, pero yo opté por no salir y continuar a mi ritmo -prosigue-. De delante logré alcanzar a dos, pero al poco rato llegaron otros tres por detrás y así hasta meta. Esprintamos en el repecho final de la plaza, entrando segundo de mi grupo, 5º de la manga y ese mismo puesto en máster 40. Estoy muy contento de mi papel y ese quinto puesto, ya que rendir en esta carrera me cuesta mucho cada año, y es un logro para mí”.

En la segunda manga, con Fran Fernández en liza, se vivió un carrera similar, disputada a toda velocidad y con la dureza del repecho de la plaza haciendo mella en los participantes, en este caso elites, sub 23 y máster 30. Nuestro protagonista realizó una carrera digna tras verse cortado a las primeras de cambio junto con otros corredores en la parte delantera. El esfuerzo de todos por empalmar fue infructuoso y finalizó 25º a 4:27 de Víctor Castro, ganador de la manga: “Ha sido una carrera muy explosiva, saliendo muy rápido. En una bajada, durante la segunda vuelta, se cortó uno que iba por delante y nos quedamos cinco corredores persiguiendo en un segundo grupo. Al final fue quedándose gente de vanguardia y llegamos como pudimos”, resume.

Este próximo fin de semana el ciclocross de Tarancón será la última gran cita del calendario de Bobruc en este 2018.

Álbum de fotos aquí

Fotos Marga García Revilla, Miguel A. Díaz, José Simaes, Fran Fernández y Luis Ibáñez

BOBRUC OIL: SE DIO TODO, PERO SIN SUERTE NI PIERNAS EN XÁTIVA Y FUENLABRADA

Después de varias semanas dando alegrías, el Bobruc Oil se topó con el primer fin de semana adverso en mucho tiempo. Las carreras de Xátiva y Fuenlabrada fueron desfavorables en cuanto a resultados para nuestros chicos. No faltó la pelea, la lucha y la garra, pero en unos casos la suerte, y en otros las piernas, no estuvieron del lado de ellos, y esto se tradujo en la falta de puestos de honor en ambas carreras.

Ayer sábado en Xátiva (Valencia) Borja Bergareche y José Simaes, asistidos por el omnipresente Fernando Hernando, compitieron por primera vez esta temporada en el calendario valenciano de ciclocross. Una dia espléndido de climatología, pero un circuito duro y exigente fue a lo que se enfrentaron nuestros dos campeones. Buena salida de Borja, que rodó en los primeros momentos con el vigente campeón de la Copa de España en máster 60, Abelardo Martínez, para luego ir perdiendo fuelle hasta verse superado por varios rivales y finalizar en un inesperado 7º puesto, a más de cinco minutos del ganador, el mencionado Martínez.

“Por la noche dormí de maravilla y tenía hoy ilusión en Xátiva de ver cómo estaba tras una semana sin hacer nada, y así ver si los últimos resultados se debían al cansancio. Lo he dado todo, pero no estoy bien -se sincera el bilbaíno-. No tengo ninguna queja, y simplemente lo he dado todo y no he podido… He salido bien, regulando, y yéndome con Abelardo y con otro corredor. Les íbamos sacando bastante, pero por detrás me han ido cogiendo y así ha sido al final”.

Con otra mentalidad salió en carrera Simaes, que busca preparar su organismo de cara a los Nacionales de Pontevedra, su última carrera competitiva dentro de su longeva trayectoria ciclista. El de Villaviciosa de Odón finalizó en 10º lugar, resultado dentro de lo previsto dado el objetivo previo con el que partía en su viaje al Levante: “Me he encontrado bastante bien porque me lo he tomado con calma desde el principio, yendo luego a más -argumenta-. El circuito era durísimo y muy técnico, con bajadas complicadas en las que como no hilaras fino podías irte al suelo y hacerte daño. Éramos muchos máster 60, una veintena y no sé qué puesto habré hecho, pero era una carrera que debía ser un entrenamiento, por venir a Valencia y cambiar un poco de aires. Estoy satisfecho de mi rendimiento y el resultado me da un poco lo mismo”.

La próxima cita para ambos será este domingo en la última prueba puntuable de la Copa Comunidad de Madrid de ciclocross en El Escorial.

Asimismo, hoy Fuenlabrada fue escenario de la segunda carrera del Pavo del calendario de la Comunidad de Madrid. La lluvia y, por ende, un circuito mojado, hizo que muchos optaran por quedarse en casa. Así Fran Fernández, que tenía previsto acudir allí, no fue finalmente de la partida. Sí lo hizo Stéphane Mateos, que fue protagonista en la manga en la que tomó parte, metiéndose en varias fugas sin suerte, para terminar 16º global a casi dos minutos del ganador, Alberto Serrano (Escribano) y 6º en su categoría máster 40, a poco más de un minuto del vencedor, Carlos Alberto Sendín (Bicicletas Maroto).

“El circuito estaba mojado y resbaladizo. Durante las dos primeras vueltas estuve muy activo, metiéndome en dos cortes que no cuajaron. En la tercera bajé a la ´sala de recuperación´ y en ese momento fue cuando se hizo una fuga de tres corredores -explica-. A partir de ahí no paramos de de intentar salir y buscar otro grupo o intentar coger la cabeza, pero no hubo suerte. Después se fueron formando más grupitos y yo entré en el principal, metiéndome en el sprint y siendo tercero del mismo. Pero los dos que me ganaron eran máster 40 y aparte de los que estaban delante, pues terminé 6º, quedándome fuera del podio. Lo bueno es que voy a más y pude disfrutar de la carrera”.

Álbum de fotos aquí

Fotos Germán Rodríguez y Fernando Hernando

BOBRUC OIL: EL EQUIPO VUELVE UNA VEZ MÁS AL CAJÓN, ESTA VEZ EN NAVALAFUENTE Y CIEMPOZUELOS

El clásico puente festivo de Diciembre volvió a ver al Bobruc Oil peleando en varios frentes y dando ´el callo´ de forma productiva. Acudió a dos citas tan dispares como son el ciclocross de Navalafuente y la Carrera del Pavo de Ciempozuelos, y en ambas sacaron tajada, como no podía ser de otra manera. Una victoria y dos puestos de honor para ellos, demostrando que son capaces de rendir a gran altura sea cual sea el momento del año.

En Navalafuente vivimos la penúltima prueba puntuable de la Copa Comunidad de Madrid de ciclocross. Recorrido de 3.000 metros duro, selectivo y con una larga ascensión que acabó marcando el devenir de las distintas mangas. En la primera de máster 50 y 60 los dos componentes en liza del equipo, dirigidos por Fernando Hernando, no defraudaron, ya que ambos subieron al cajón. Borja Bergareche lideró la categoría de 60 durante la primera mitad de carrera, defendiéndose de maravilla sobre un trazado ideal para sus características, pero el físico volvió a darle la espalda en la segunda parte de la misma cediendo ante el ganador, Juan Antonio González-Berenguer (Valdecross Team), y poco después ante Juan Carlos García (Salchi-Iberauto). Arribó finalmente tercero a poco más de un minuto del ganador.

“Noté un circuito muy mejorado con respecto a años anteriores, con una subida que ha sido el punto fuerte y que acabó marcando la diferencia. Hice una salida muy buena, pudiendo sacar pronto una diferencia razonable sobre los demás, y porque también era un recorrido de fuerza que me iba bien a mis características -detalla el bilbaíno-. Debería haber sido suficiente para haber ganado, pero la realidad es que estoy pasando un bache físico ya desde el Campeonato de Europa y sabía perfectamente de que a pesar de la renta cogida no iba a vencer, como así fue. Habrá que analizar bien lo que me pasa y ver si podemos mejorar la forma, porque la verdad es que me encuentro muy fatigado muscularmente y no rindo ni al 50% de lo habitual en mí”.

Por su parte José Simaes notó aún el palizón del fin de semana anterior, defendiéndose lo mejor posible sobre un recorrido muy duro, para terminar 7º a 5:13 de González-Berenguer. A pesar de todo, el de Villaviciosa de Odón subió al podio como el primero en máster 70: “Circuito muy duro y técnico en el que he notado la acumulación de cansancio después de un fin de semana pasado intenso por el viaje al Mundial y la carrera de Coslada. Quiero agradecer a Antonio Araque el detalle de incluir en su carrera un trofeo para el primer máster 70. Ahora toca recuperar para las próximas carreras”, resume el estradense.

A quien la fortuna no acompañó una vez más fue a Fran Fernández en la manga de los máster 30. Y eso que el circuito era de su agrado, pero la mecánica y una caída acabaron hipotecando sus opciones para finalizar 24º a más de seis minutos del vencedor, el vasco Jon Urteaga: “Hemos tenido una mañana con un tiempo increíble y con un circuito que me ha gustado mucho, muy compensado con zonas técnicas y otras de dar pedales -analiza-. La subida larga era muy dura y puede ser una referencia y signo distintivo para próximas ediciones (ríe). En la segunda vuelta se me averió el cambio y tuve que aflojar hasta llegar al box. Después, en el tercer giro me caí y torcí la patilla, teniendo que enderezarla e ir despacio otra vez para coger la otra bici que no iba bien. He llegado a meta como he podido. Una pena los fallos que cometí, pero el ciclocross es así”.

Premio para Stéphane Mateos en Ciempozuelos

Ese mismo día arrancó en Ciempozuelos el calendario de pruebas navideñas en la Comunidad de Madrid, las tradicionales pruebas del Pavo. Y en ella también sonrió la suerte para los chicos de Bobruc Oil. En esta ocasión fue de la partida Stéphane Mateos, que rindió a buen nivel sobre el circuito de todos los años con el duro repecho que se encarga de marcar la diferencia. El abulense no pudo llegar en el grupo de cabeza, pero se las ingenió en la última vuelta para contraatacar y llegar a meta en solitario, con el premio posterior de ser tercero en su categoría de máster 40 y auparse a un cajón inesperado.

“Como siempre, esta carrera fue durísima desde la salida por el alto ritmo -reconoce Stéphane-. Desde la segunda vuelta ya vi que no iban bien las piernas, así que me agarré como pude y conseguí enganchar con la cabeza en la cuarta. Pero en la siguiente nos quedamos cortados, llegando a meta en un segundo grupo. Yo fui haciendo mis cálculos sobre mi categoría ya que, al ser poca gente, nos sacaron a todos juntos sobre un circuito, que según mi parecer, era demasiado estrecho y peligroso. Durante la última, al ver que no cogíamos, opté por arrancar a menos de 500 metros para meta y así evitar el sprint. Entré primero de mi grupo y tercero en máster 40, lo cual fue una sorpresa para mí cuando me llamaron a podio, porque ya me había cambiado y tuve que subir con el chándal del equipo”, concluye.

Esto no para, y el próximo fin de semana nuestros chicos serán de la partida en el ciclocross internacional de Xátiva y en la Carrera del Pavo de Fuenlabrada.

Álbum de fotos aquí

Fotos Marga García Revilla, Silvia Günther y Fernando Hernando

BOBRUC OIL: EL MUNDIAL DE MOL NO TRAE MEDALLAS PERO SE SUBE AL CAJÓN EN COSLADA

Cuando se dice que los ciclistas están hechos de otra pasta es porque hay argumentos para ello. Y un ejemplo de ello es lo que ha sido capaz de hacer el Bobruc Oil durante esta intensa semana vivida en lo referente al ciclocross. Borja Bergareche y José Simaes eran conscientes de la importancia de su objetivo principal de la temporada. Los Campeonatos del Mundo máster en Mol (Bélgica) estaban entre ceja y ceja y fueron allí a dar el 120%  como así fue.

Una paliza en furgoneta de viaje, con la mejor asistencia posible en las figuras de Fernando Hernando y Stéphane Mateos, y un circuito muy desfavorable para dos señores que tienen más de 60 años (casi 70 uno de ellos), formaron un caldo de cultivo donde el sobresaliente hubiera sido subir al podio y la matrícula de honor traerse el maillot arco iris. Pero no pudo ser. Un sexto puesto para el bilbaíno y un cuarto para el estradense que no hacen justicia a lo que potencialmente pueden conseguir a nivel mundial en este deporte.

Mucha arena y mucho pateo acabaron por dejarles fuera del cajón. En otras circunstancias hubieran podido cantar victoria, pero en este caso no fue así, y cuando afrontaron el reto sabían a lo que se enfrentaban. No pudo Borja lucir su vitola de campeón continental en el podio del lago Zilvermeer. Nunca se rinde, pero Mol volvió a ser desfavorable, cediendo en meta 2:35 con respecto a su gran rival, el británico David McMullen: “Tengo una desilusión grande y frustración por haber petado en la segunda vuelta –lamenta Bergareche-. Así es el deporte y hay que aceptarlo. Seguiremos luchando por un título que sé que puedo conseguirlo. Pero está claro que si fuera en otro tipo de circuito tendría más posibilidades. Por otra parte, quiero darle las gracias tanto a Fernando Hernando como a Stéphane Mateos por la ayuda sensacional que nos dieron en Mol. Ha sido increíble lo bien que nos han cuidado y tratado. Hasta el más mínimo detalle. Ejemplar. Muchas Gracias”.

Bastante doloroso fue ver que José se quedaba a segundos de un podio en el que desde hace años ha peleado de forma infructuosa. Con el francés Galissaire inalcanzable una vez más, el vigente bronce continental volvió a medirse con su viejo amigo, el británico Victor Barnett. Pero no contaba con la llegada por detrás de otro galo, Christian Labrousse, que se metió en una pugna que se resolvió en los últimos metros, siendo nuestro protagonista el que se iba a quedar sin parte del pastel por apenas seis exiguos segundos.

“Desde la primera vuelta me coloqué segundo y tercero peleando otra vez con Victor Barnett. El circuito no daba ningún respiro ya que había que patear en un 40% sobre arena –explica Simaes-. Al final se unió a nosotros un francés y llegamos los tres juntos a meta, con Barnett cogiendo unos metros por delante y el francés ganándome al sprint el tercer puesto. El cuarto lugar me deja mal sabor de boca. Además, toda la semana estuve con un fuerte catarro, pero no es una excusa”.

A gran altura en Coslada

A pesar de que regresaron a España con el ceño fruncido, ambos titanes volvieron a demostrar que son gente con otro gen. Lo fácil hubiera sido quedarse en casa y descansar (merecidamente) de semejante paliza. Pero está claro que les va la marcha, y dos días después tomaban parte en nueva puntuable de la Copa de Madrid en Coslada, en la carrera de su buen amigo Iván Martínez. Bobruc Oil era patrocinador oficial de la carrera y no podía faltar a la cita.

Y con el refuerzo de Fran Fernández, los tres volvieron a dar su mejor versión, a pesar del agotamiento físico para dos de ellos y el mal fario mecánico para éste último. Borja llegó a liderar en su categoría de máster 60 hasta pasada la mitad de la carrera. Pero el cansancio acabó haciendo mella en él y cedió ante un pujante Juan Antonio González-Berenguer, que le acabó aventajando en 42”. Pero era un nuevo podio para él como consuelo al trabajo realizado durante los días previos. “Circuito muy bonito, con dureza y tramos técnicos. Me noté agotado desde la primera vuelta tras el largo viaje y la paliza de los tres últimos días en el Mundial –matiza Bergareche-. Aunque rodé primero dos vueltas con bastante ventaja, sabía que no ganaría por lo comentado antes, pero no podía fallarle a un amigo como Iván y estoy contento de haber cumplido. Me gustaría darle las gracias por el circuitazo, por reconocer el mérito del “marqués de Villaviciosa” y por haber dado trofeos a las 11:30 horas como nos había prometido y, de esta forma, poder disfrutar también con la familia”.

En esa misma manga Simaes terminaba 6º, a 3:21 del ganador, tras una buena actuación,  y con el detalle de la organización de reconocer la categoría de máster 70 y verle otro fin de semana más en el podio: “Me encontré un circuito mejorado con respecto al año pasado. Técnico y duro que con la humedad  había que hilar muy fino para no caerse. Tuve buenas sensaciones después de llevar toda la semana con un fuerte catarro y de estar el viernes disputando el Mundial. Agradezco a la organización y en especial a Iván Martínez por reconocer la categoría de máster 70. Bonito detalle entregado por Carlos Gómez Feito”, resume José.

Por otro lado, la suerte le fue esquiva a Fran Fernández. Ni siquiera había comenzado a competir cuando una avería calentando le obligó a cambiar de bici. Salió ya el madrileño condicionado por la falta de repuesto en la zona de control y con el debe de afrontar un recorrido poco propicio para sus cualidades. Un 17º puesto, a 4:01 del vencedor, Javier Encinas, que le sabe a poco dadas las circunstancias: “Mañana fría y húmeda con un circuito divertido por la variedad de curvas rápidas, muchas zonas técnicas y contraperaltadas y, para mi gusto, con falta de rectas para pedalear y darlo todo –aclara Fran-. En la vuelta de reconocimiento partí la patilla del cambio y tuve que ir a casa corriendo (literalmente), ya que vivo a 3 kilómetros a por la otra bici. Salí sabiendo que no se podía arriesgar por no tener repuesto en el box. Durante la carrera no me encontré cómodo, se hizo tapón en la salida y me quedé cortado. Había muchas zonas que exigían estar muy concentrado y no estuve lo suficientemente centrado”, concluye.

El próximo fin de semana el Bobruc Oil tendrá, aún pendiente de confirmarse, doble cita con el barro. El sábado el Campeonato de Castilla y León en Tordesillas, y el domingo una nueva puntuable de la Copa de Madrid en Navalafuente.

Álbum de fotos aquí

Fotos Fernando Hernando, Stéphane Mateos, Marga García Revilla, Fran Fernández y Borja Bergareche

BOBRUC OIL: DOS PODIOS EN EL CAMPEONATO DE MADRID DE BOADILLA DEL MONTE PENSANDO EN EL MUNDIAL DE MOL

Este domingo Boadilla del Monte acogió la octava prueba puntuable de la Copa Comunidad de Madrid de ciclocross, también valedera para poner el liza los Campeonatos autonómicos de la especialidad. Buenas prestaciones de los chicos del Bobruc Oil, que lograron subirse hasta en dos ocasiones al cajón, en este caso en máster 60 y 70. De todas maneras, dos de ellos, Borja Bergareche y José Simaes, con la menta únicamente puesta en los Campeonatos del Mundo del próximo fin de semana en Mol (Bélgica).

El recorrido preparado por la PC Lute Anguita fue, hasta el momento, el más duro y embarrado de lo que llevamos de calendario madrileño, con la lluvia y la niebla azotando a los máster 50 y 60 desde los primeros compases. Bergareche aprovechó su terrible salida para ponerse primero, pero Juan Antonio González-Berenguer (Valdecross Team) no dio lugar a la sorpresa, y le cazó antes de cumplirse la primera vuelta. Finalmente acabó llevándose la victoria, con el bilbaíno resistiendo en el segundo peldaño del podio, a algo menos de dos minutos. Así analizaba Borja su carrera:

“Me pareció un circuito muy duro, pero a la vez muy bueno y muy divertido. Ha supuesto un buen entrenamiento para el Campeonato del Mundo, que está a sólo 5 días vista y es el objetivo que tengo entre ceja y ceja. He notado fatiga muscular por los duros entrenamientos que estoy haciendo en la carrera a pie, pero según mi preparador teminaré de hacerlos el martes y llegaré a Mol perfecto. Tengo la misma ilusión y ganas de un cadete, aunque soy consciente que el circuito no me va. Por último, dar las gracias y la enhorabuena a la familia Anguita por el trabajo realizado en este circuito”.

En esta misma manga asistimos a una de las mejores prestaciones de José Simaes en lo que llevamos de temporada ciclocrossista. El de Villaviciosa de Odón se encontró como pez en el agua en un recorrido embarrado y exigente, para acabar quinto a cuatro minutos de González-Berenguer y a poco más de un minuto del cajón. Encima, con el detalle de la organización que le entregó el trofeo como primer máster 70. “El circuito de Boadilla ha sido muy muy duro, muy técnico y con mucho barro, como a mí me gustan. He tenido muy buenas sensaciones de cara al Mundial de Bélgica. Muchas gracias a la PC Lute Anguita por el trofeo al primer máster 70, detalle muy bonito y encima entregado por el propio Lute. Muchas gracias”, resumía el estradense en meta.

Cuando los máster 30 y los elites-sub 23 entraban en liza la lluvia había cesado y el recorrido se hizo más pastoso y complicado. Circunstancias que perjudicaron notablemente las opciones de Fran Fernández, con el hándicap de llegar cansado a Boadilla tras haber competido en la tarde del día anterior en el Memorial Isabel Clavero de Las Rozas. Un 18º puesto a 7:52 del ganador, Óscar Vázquez, que no hace justicia a la trayectoria que ha llevado hasta ahora en la Copa: “Hoy salí cansado tras correr el Memorial Isabel Clavero, ya que allí se fue rapidísimo y donde la salida era fundamental -reconoce Fran-. Pero el circuito me gustó mucho, con un terreno arcilloso que hacía que fuera imposible pilotar bien la bici. Además, zapatillas que no enganchaban bien en el pedal, el cambio que saltaba… Después de la semana pasada que reventé un tubular, salí con más aire del debido y lo noté, pero hoy ha sido un gran día en el que sufrimos todos”.

Fran Fernández, Stéphane Mateos y Javier García en el Memorial Isabel Clavero

Bajo la batuta una vez más de Fernando Hernando, tres corredores del Bobruc Oil tomaron parte el pasado sábado en Las Rozas en la XXVII edición del Memorial Isabel Clavero. Sobre un circuito de 1.200 metros, el critérium que cierra la temporada de carretera profesional en España puso en la primera manga en liza a los máster 30 y 40. Fran Fernández, Stéphane Mateos y Javier García tuvieron una actuación digna, dieron la cara y pelearon sin fortuna sobre un recorrido en el que la salida y la colocacíón se tornaban fundamentales para conseguir algo. Ritmo infernal desde el principio de las 20 vueltas que había que dar y pronto sin posibilidades para ellos ya que se rompió el paquete muy pronto y no pudieron colarse en el corte bueno que coronó a Víctor Castro (CC Getafe) en máster 30 y a José María Madrid (GD Orquín) en máster 40. Hay que tener en cuenta que a estas alturas de la temporada tanto Javi como Stéphane no están en su mejor forma, mientras que Fran tiene su preparación enfocada ahora mismo en el ciclocross.

Álbum de fotos aquí

Fotos Marga García Revilla, FMC, Fran Fernández, Fernando Hernando y Marcos Moral